Categorías
Futuro Opinión Tecnología

Futuro tecnológico

La vida nos ha cambiado muy rápido, y para mi que todo lo que está sucediendo es una aceleración de ese futuro con sus consecuencias buenas y malas.

La vida está cambiando por suerte o por desgracia, según se vea, pero hay que ser optimistas y sacar siempre lo mejor de todo. Vivimos una etapa muy complicada en la que está muriendo mucha gente y en realidad no sabemos porqué, ni quien será el culpable. Yo soy de la opinión de que al final todo es un conjunto de circunstancias que nos llevan a donde estamos, y que debemos de aprender todos la lección. Y basándome en la situación actual solo puedo llegar a una conclusión: que todo esto solo está acelerando una realidad que sabíamos llegaría en algún momento, una realidad que lo cambia todo y a la que muchos tendrán que acostumbrarse ya, no les quedará otra. El cambio climático, la masificación de las grandes ciudades, el abandono del mundo rural, los viajes entre continentes, la falta de alimentos, la basura que inunda nuestros océanos, etc. Todo esto estaba tocando fondo en nuestro mundo, un mundo que no se puede parar porque hay muchos intereses económicos en juego y repercuten muchísimo en todo. Y llegó el Coronavirus, de China, que ha sesgado la vida de millones de personas, y no solo con la muerte, sino también con la pérdida de familiares y de empleo y negocios. Luego, vendrán los políticos, que los hay a patadas, intentando sacar tajada del asunto, porque el honor, el patriotismo y el mirar por demás se perdió por el camino en este oficio. Por eso, para bien o para mal esto cambiará muchas cosas, y la población mundial deberá despertar y reaccionar de una manera u otra.

En el tema económico, claro está, vamos a perder un gran poder adquisitivo a nivel mundial y en algunos países como españa mas aún, por vivir del turismo y por no andar, precisamente, bien respaldados por los políticos de turno. Esto conlleva un cambio en los mercados y si este y otros virus en un futuro próximo volverán, deberemos acostumbrarnos, a por ejemplo comprar online o pedir comida a domicilio. Las tapas y el shoping pasarán a la historia en cuestión de poco. Las oficinas desaparecerán, las sucursales bancarias, de seguros y agencias también. Saldremos a pasear, para el trabajo y comprar en el barrio o pueblo. Realizaremos cenas en casa con los amigos y los bares quedarán para unos pocos sin muchas cosas que hacer, se transformaran quizás en licorerías, salas de juego, estancos o tiendas de alimentación.

Y en lo tecnológico nos espera un mundo mas conectado, las videollamadas por fin se utilizarán a diario, como ya ocurre, crearemos auténticas oficinas en casa y atenderemos a clientes en nuestra habitación habilitada o por videollamada. La oferta de ocio en casa aumentará con mas servicios de televisión, compra online y los videojuegos tomaran bastante protagonismo. A corto plazo nos espera la desaparición del ordenador personal y el reemplazo de estos por tabletas, cada vez mas delgadas y con pantallas mas realistas que conseguirán convertir estas en auténticos lienzos sobre los que escribir o dibujar. Los led estarán por todos lados y transformarán las cosas según convenga, una señal de tráfico podrá cambiarse desde una central con un programa informático, será una pantalla de alta resolución con forma de disco que ajustará el brillo y los colores en función de la luz que haya en cada momento. La realidad aumentada está a las puertas, quizás en apenas un par de años podamos hacerlo todo superponiendo imágenes a nuestra realidad con unas gafas no muy pesadas que irán adelgazando con el tiempo hasta desaparecer y que nos permitirán leer, ver vídeos y movernos por menús con nuestras manos. Y la realidad virtual llegará también como un producto de masas, y se meterá de lleno en nuestros salones copando sobre todo la industria del ocio: teatro, cine, televisión, conciertos, videojuegos y viajes. La realidad virtual nos sumergirá en escenas increíbles y nos hará vivir experiencias inolvidables en casa, es el futuro pero ya está a la vuelta de la esquina. Estos nuevos artilugios: las tabletas ultra delgadas, las gafas de realidad aumentada y los cascos de realidad virtual será con el tiempo mucho mas baratos de fabricar, comparándolo con los televisores de ahora, los altavoces, los móviles, etc y por tanto serás mucho mas asequibles y se amoldarán a la realidad económica que viviremos. Proliferarán mas granjas de servidores porque todo se ejecutará en remoto, no hará falta tener un super ordenador en casa, solo una buena conexión a internet, de gran velocidad, y la experiencia que vivamos ocurrirá en un super ordenador que se ubicará en cualquier rincón del mundo. Es decir, el hardware y el software se abaratará y aumentará el precio por los servicios, que podrán ser mas o menos asequibles.

Los vuelos tendrán precios desorbitados y habrá que justificarlos, no todo el mundo podrá volar, por lo que se acabarán los viajes para la clase media y baja. También acabará desapareciendo el vehículo propio, podremos alquilar alquilarlos, y viajaremos mas en tren. Veremos mas bicis y la agricultura de auto consumo, preferiremos vivir en el campo antes que en la ciudad y aumentará la soledad porque seremos mas ermitaños, ya que mantendremos mas las distancias y nos costará relacionarnos, preferiremos las redes. Lo bueno es que cultivaremos mas la mente y tendremos mas tiempo para la familia y para aprender cosas nuevas. Espero que todo esto, si sucede así, sea para bien de todos, que volvamos a respirar un aire de calidad, que llueva y renazcan los grandes bosques, que volvamos a aprender el cultivo de hortalizas, los oficios antiguos, que vuelva el reciclaje real, y que la vida en familia sea posible con un trabajo mas flexible, combinando todo esto con los avances tecnológicos que ya tenemos mas los que nos esperan.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *