Ya tengo el Apple Watch

Ayer llegó por mensajería y ya lo he probado a tope, lo he metido hasta en la ducha y no tengo mas que buenas impresiones, lejos de las numerosas críticas que ya había leído antes y que a priori habían conseguido amainar mis ansias por comprarlo.

El reloj viene en una caja enorme que pesa mucho, un peso y dimensiones desproporcionados con respecto al dispositovo en si. Aquí, aunque me parece un verdadero lujo, hubiera recortado un poco el presupuesto ya que el Apple Watch es caro y si se puede reducir un poco su precio haciendo una caja mas austera en el modelo sport, tampoco hubiera pasado nada. No obstante abrir la caja de cartón con el vacío que hace la misma y después desprecintar la de plástico con una manzana grabada es una experiencia increíble muy lejos de lo que nunca ninguna otra compañía ha hecho ni hará jamás. Esto solo lo hace Apple y por eso es la mejor compañía del mundo, poniendo al calcance de cualquiera un lujo auténtico que en otros tiempos sólo hubiera estado al alcance de muy pocos.

El reloj a priori tiene un peso y dimensiones perfectos yo diría, el modelo de 42 mm pese a que tengo una muñeca un poco delgada viene que ni pintado y a mí me encaja bien la correa grande, pero la pequeña tampoco me queda mal la verdad. Será que tengo la media en tamaños de muñeca. El tacto es super suave y no molesta para nada, no deja marcas ni roza por ningún lado.

La impresión al encenderlo es que tiene una pantalla excesivamente brillante y que las lineas y letras son tan finos que pese a la pantalla retina que tiene el reloj se entrelanzan con los pixeles. Al contrario de lo que ya había leído por ahí es francamente facil configurarlo, no me ha hecho falta en ningún momento consultar las instrucciones y no he dado ningún paso en falso, todo ha ido como la seda, perfecto. Ha tardado poco en encenderse, tampoco tarda tanto, y en sincronizarse igualmente, al menos a mi se me ha pasado el tiempo súper rápido la verdad. Y lo mismo digo sobre su funcionamiento, la corona es súper intuitiva en la pantalla tampoco molestan demasiado los dedos. El Forcetouch funciona como debe y es una nueva forma de acceder a menús, cosa que viene bien al ser la pantalla tan pequeña.

Cuando pruebas todas aplicaciones nativas alucinas con lo bien hechas que están pero donde relamente uno disfruta es viendo el abanico de posibilidades que se abre con las aplicaciones de terceros, esto no ha hecho más que empezar y pronto veremos funciones impensables para un reloj hace pocos años atrás. La verdad que salvo Musixmatch que tampoco funcionaba bien en el iPhone, todas has funcionado a la primera y de forma rápida también, estoy muy contento.

Pero donde realmente ves el potencial del Apple Watch es cuando sales a la calle a hacer ejercicio, la pantalla se ve perfectamente con gran luminosidad y es una maravilla ver en tu muñeca los kilometros completados, el pulso o el tiempo empleado, mucho mas cómodo que el iPhone con un brazalete en el brazo sin lugar a dudas. También lo he probado en la ducha, he cambiado un par de canciones y he incluso usado Siri. Este último a la primera no me entendió, pero es que hay que tener en cuenta que tenía la musica súper alta, estaban cayendo el agua de la ducha sin parar y el orificio del micrófono estaba mojado, así que todavía no logro entender como me entendió a la segunda. Siri funciona demasiado bien para lo que estamos acostumbrados en iOS, lo entiende absolutamente todo sin excepeción y si no es porque no tiene conexión a internet o no te has experesado bien. Si este es el Siri que nos espera en el iPhone y el iPad con iOS 9 estamos de enhorabuena sin lugar a dudas, aunque viendo lo visto no se si volveré a usarlos en estos teniendo un Apple Watch, Siri tiene ya tan poco sentido en un iPhone o iPad como en un Mac, realmente el asistente de voz tiene que ir contigo y en el reloj viene que ni pintado.

Ahora todo el poder está en tu muñeca, puedes controlar el Apple TV sin lags, verte el cogote con el iPhone en tiempo real, calcular el cambio al dolar, comprar en el Alcampo con la tarjeta descuento, añadir un pensamiento a golpe de muñeca a tu diario personal, leer tendencias en Twitter, ver el tiempo que hace en Honolulu, comprar una carcaza en Amazón, hacer Karaoke con la canción que esté sonando, buscar bares de tapas o saber el saldo y megas que te quedan con tu operadora de móvil.

A mí me ha llamado especialmente la atención la sincronización tan limpia que existe entre el Apple Watch y resto de dispositivos, por ejemplo mi iPhone ha dejado de sonar y vibrar cuando llega un mensaje, ahora siento un pequeño toque en la muñeca que a veces parece una alucinación casi de lo sutil que es, tienes que mirar el reloj para cerciorarte de que es real, y efectivamente es un mensaje de fulanito o un correo de menganito, no falla. Otro ejemplo, cuando me voy a dormir y pongo a cargar el Apple Watch automáticamente se pone en modo no molestar, pero es que también lo hace el iPhone, así que una cosa menos que hacer todas las noches. El Apple Watch lo que hace es ayudarte en el día a día aun mas de lo que hace un iPhone, es tu asistente personal que está siempre a tu lado y te ayuda con las tareas diarias.

No puedes comprarte un Apple Watch para juguetear todo el rato con él porque a parte de que te fundiras la batería en un rato acabarás aburriendote y desesperandote. El Apple Watch no es una herramienta de trabajo, no puedes usarlo para retocar una imagen o escribir un libro. Tampoco es una consola de videojuegos, creo que hay ya algun juego pero olvidate de disfrutar con él, el Apple Watch es lento y solo sirve para ayudarte en cualquier momento con el día a día. Olvidate de estar todo el rato chateando o twitteando, olvidate de usarlo para llevar todas tus fotos o escuchar todas tus canciones. El Apple Watch es un complemento es donde reside Siri, el mayordomo de tu iPhone y iPad, no se si me explico bien. Con esto no quiero decir que es una chapuza a medio gas y que es mejor esperar al siguiente modelo, nada de eso, es justo lo que tiene que ser y claro que podrá mejorar con los años, hasta convertirse en un telefono u ordenador de muñeca, pero hoy por hoy es perfecto, en dos años probablemente quedará obsoleto, aunque seguramente seguirá funcionando como debe.

Llegados a este punto tienes dos opciones: la primera opción es no comprarlo y esperar a que los frikis, ricachones de turno, famosos, etc lo disfruten por ti y comprarlo ya cuando se convierta en algo muy común y se popularice, es decir… cuando más de un hijo de vecino lo lleve puesto encima y te de envidia “sana” no tenerlo. La segunda opción es comprarlo ahora y pasar la vergüenza de haber malgastado 450€ en Francia ó 470€ en España para nada, para fardar y que te miren como un tonto lavas, egoísta, fanático enfermizo, pijo capullo, etc… Lo que si os digo amigos mios es que yo he llevado un teléfono movil con antena desplegable cuando era de capullos llevar uno encima, yo he hecho cola en una tienda Movistar para comprar el iPhone 3G y me han tratado como a un imbécil con dinero, también reserve en un APR el iPad 1 cuando todo el mundo decía que era un iPhone grande,… y os aseguro que el Apple Watch se va vender como churros, como rosquillas, van a triunfar como el Cacaolat o como el Avecrem, vamos a tener relojes hasta en la sopa, si ya disponemos en este maravilloso mundo de un teléfono móvil por cabeza ahora vamos a disponer de tres relojes por barba. Esto no ha hecho mas que empezar, WatchOS 2 está a la vuelta de la esquina, ya hay miles de aplicaciones disponibles y esto funciona francamente bien, solo falta que realmente se popularice, le falta el empujoncito, es un producto nuevo y necesita su tiempo, hay que rodarlo un poco, esperar a que se madure la fruta, con el tiempo ya veréis…

Si, ahora tengo un iPhone, un iPad, un Mac y un Apple Watch. No soy rico, simplemente me gustan los cacharros y vendo a tiempo para comprarme el próximo, por el precio de un iPad nuevo renuevo todos mis dispositivos cada año vendiendo y comprando en eBay, Segundamano, Wallapop, Le Bon Coin, etc. No es difícil vender, solo hay que echarle huevos y pensar en tu nuevo cacharro, paso de coleccionar, eso se hacía en el siglo XX, ahora todo está en la nube 😉

Publicado por

Jorge Mingorance Sánchez

Usuario Mac desde 2001, apasionado a la tecnología y auténtico fanboy de Apple.