Sonos HiFi

Llevaba tiempo dándole vueltas al tema, ya escribí sobre ello por aquí, estaba buscando un altavoz de calidad para el hogar y la compañía californiana Sonos me llamó bastante la atención. A la espera de una solución por parte de Apple, me contuve durante algún tiempo, pero tras la Keynote de la WWDC me decidí a dar el paso, el HomePod será mejor pero hay que esperar un año y Sonos ofrece algo que a corto plazo Apple no lo tendrá, un completo sistema de Home Cinema.

Modelos y soluciones

El modelo que me he comprado es el más básico, el Play 1. Sonos no te agobia con números y decibelios, al igual que ocurre con Apple sólo te venden la solución. En este caso el modelo básico de Sonos está enfocado a una habitación pequeña o mediana, aunque no especifican el tamaño exacto, por lo que al final todo es relativo, así como el oído que tengamos. Este modelo puede ir bien en un baño, en la cocina, en un dormitorio , un despacho, un patio o jardín, todo vale. Si queremos más potencia podremos optar por el Play 3 o incluso por el Play 5, de mayor tamaño y por lo tanto más potentes. Todos estos pueden juntarse y formar un equipo estéreo o incluso un Home Cinema: dos de estos para la parte trasera, una base o barra bajo la tele y una caja para los bajos.

¿Como funcionan?

El ecosistema de Sonos es otro mundo, la realidad es que son unos altavoces para el hogar sin batería y constantemente conectados a la corriente eléctrica. Esto pese a ser una desventaja, no lo es si lo que buscamos en realidad es la mejor calidad de sonido, y el mayor confort y aislamiento posible. Los altavoces Sonos funcionan a través de una App que los conecta a la red WiFi de casa y a su vez a los servicios de música en streaming que tengamos contratados como Apple Music, Spotify, Deezer, Amazon, etc. Una vez conectados podemos acceder a listas, álbumes, emisoras de radio, etc y guardar incluso favoritos en la misma App ¿Que ocurre entonces? Y aquí llega la magia de Sonos… una vez seleccionemos la lista o lo que sea el mismo altavoz se conectará al servicio para reproducirlo, es decir, si apagamos el iPhone iPad, Mac o PC, Android, etc la música seguirá sonando y podremos pausar, reanudar o cambiar de canción desde el mismo altavoz, y por su puesto ajustar el volumen. Es auténtica magia, ya que si nos quedamos sin batería, recibimos una llamada o una notificación de un mensaje no se interrumpirá la música. Además cualquiera en casa que tenga la App y esté autorizado podrá controlar la música desde su dispositivo, es como tener un varios mandos a distancia repartidos por toda la casa: los móviles, las tabletas, los Apple Watch, los ordenadores,… cualquier dispositivo puede ser un mando a distancia. Además no puedes apagarlo, el altavoz no tiene botón on-off solo un botón play-pause que se puede accionar desde cualquier dispositivo: imagínate que estás tumbado en el sofá y te apetece poner música, no te levantes a encender el altavoz que está en la estantería, solo tienes que coger el dispositivo (móvil, tableta, etc) y poner la música, sin duda el mejor invento.

Crea un hilo musical

Aquí no acaba la cosa, ya que si compras varios altavoces no sólo podrás crear un equipo estéreo con dos de ellos, también podrás crear un hilo musical en casa sincronizando 2, 3, 4 y todos los que quieras en diferentes habitaciones. El sonido sonara sin retardo ni eco, perfectamente sincronizado y podrás controlarlo desde la App de tu dispositivo. Incluso podrás crear varios ambientes musicales: por ejemplo un ambiente en la cocina y salón y otro ambiente en el baño y dormitorios. Puede que a priori resulten caros estos altavoces, pero con la tecnología y calidad que tienen, lo sencillo que resulta configurarlos y usarlos, y las posibilidades que ofrecen se me antojan baratos.

El secreto de su calidad

Los altavoces pese a estar conectados a la corriente permanentemente y resultar pesados, son bastante pequeños para calidad que ofrecen ¿Como es esto posible? Gracias al sonido tridimensional y a un software que optimiza los bajos y agudos en función de la habitación y su ubicación. Cuando conectamos un altavoz Sonos se nos ofrece la posibilidad de sintonizarlos con una tecnología propia llamada TruePlay que emite unos sonidos que son escuchados por el micro de nuestro iPhone, por ejemplo, detectando la acústica de la misma y por tanto creando un sonido óptimo que nos permite escuchar unos bajos y agudos más reales y nítidos evitando distorsiones al subir el volumen. Cuando los escuchas por primera vez se te pone el bello de punta, incluso después de un mes todavía me impresiona como caen los bajos, y la nitidez de los agudos.

En definitiva

Unos altavoces para los amantes 2.0 de la música, sea cual sea el gusto musical. Tendrás a tu disposición los mejores servicios de streaming, con toda la música, podcast y emisoras de radio del mundo en todos los altavoces de tu casa con la mejor calidad de audio. En la web oficial de Sonos podrás pedirlos y si en 30 días no estás satisfecho podrás devolverlos ¿Que más se puede pedir?

WD My Cloud

Acabo de comprar un disco duro wifi Western Digital My Cloud de 2TB, que está especialmente pensado para hacer copias de seguridad de todos nuestros dispositivos (iPhone, iPad, etc) incluso el Mac, a través de Time Machine. El objetivo, mío personal, de comprar este disco duro era otro, ya que quería usarlo como NAS, siendo consciente de que este no es realmente un NAS, aunque se acerca bastante.

El resultado de esta compra ha sido bastante positivo ya que no esperaba gran cosa de este dispositivo y me ha sorprendido gratamente. Para empezar la configuración es casi nula, es como la de un Mac, enchufar y listo. Solo hay que registrase en My Cloud para subir los archivos a una nube personal y controlar nuestro disco duro remotamente cuando estemos fuera de casa. El resto de configuración es cosa nuestra, si queremos cambiar algo a nuestro antojo. Otra cosa que me ha sorprendido mucho es la seguridad que tiene el sistema con una carpeta pública y la posibilidad de crear usuarios a voluntad con mas o menos privilegios. Y por último me ha sorprendido también que WD ha optado por hacer las copias de seguridad con Time Machine, que como bien sabemos es el mejor sistema de copia de seguridad que existe, o al menos el mas popular y fácil de configurar; un detalle a tener en cuenta es que podemos ajustar el porcentaje de disco duro que queremos usar para hacer las copias de seguridad, así no invadiremos el resto tampoco tendremos que realizar una partición para ello. También, se me olvidaba, tiene un puerto USB al que podremos conectar otro disco duro de cualquier tamaño y marca ampliando así el WD y con el que podremos también gestionar la seguridad y privilegios, algo sin duda bueno ya que así no nos veremos limitados solo a los 2TB.

Lo bueno de este disco duro es que es casi como un NAS, lleva dentro un pequeño ordenador personal que se encarga de gestionar el disco duro sin tener que conectarlo al Mac, solo deberemos conectarlo por ethernet o wifi y la verdad que es una gozada ya que funciona súper rápido y te olvidas de ir cargando con discos usb todo el rato. Lo malo es que no es un NAS, es decir, viene con un sistema cerrado al que no podremos instalarle aplicaciones, solo usarlo con cosaco duro y ya estás, si queremos usar aplicaciones, como por ejemplo Transmission para descargar torrent, deberemos usar el Mac. No obstante, por el hecho de no ir cargando por la casa con discos duros conectados, ya merece la pena su compra.

En cuanto a precios será cuestión de gustos, ya que por 150€ que cuesta este WD My Cloud de 2TB te puedes comprar un NAS Synology con disco de 2TB si lo pillas de oferta en Amazon, por ejemplo. También puedes comprar una Raspberry Pi con un disco duro externo de 2TB, pero en estos dos últimos casos deberás instalar un sistema Linux y configurarlo usando el terminal de OSX, así que si no entendéis del tema mejor no arriesgarse, aunque siempre podremos aprender con los miles de tutoriales que hay por internet o preguntándole a alguien. En mi caso he optado por este disco duro por 2 razones, la primera por no complicarme la vida configurando, y la segunda porque lo he pillado de oferta a 99€ en Auchan.

En cuanto a estética él dispositivo en si es bonito y no demasiado grande, yo lo he puesto junto al router conectado por ethernet y queda bien, la verdad. Las aplicaciones para Mac y iOS son decentes, pero podrían mejorar. Yo con el Mac uso Finder para gestionar los archivos y lo configuró a través de la web que va bastante bien.

Las copias de seguridad con Time Machine son lo mejor, ya que sin conectar nada a nuestro Mac tendremos una copia cada hora de todos nuestros archivos, configuraciones y sistema del Mac, y podremos acceder a él con la sencillez y facilidad de Time Machine. Hay una carpeta habilitada para ello dentro de disco duro que podremos configurar para que ocupe más o menos espacio y nombrarla como queramos. El resto lo hace OSX, simplemente seleccionando la carpeta compartida en red, montándola automáticamente y copiando los archivos en ella como si de un disco duro externo se tratase, o como si tuviéramos un Time Capsule. Realmente este WD My Cloud es casi como un Time Capsule de Apple, pero sin la parte del AirPort, no podemos confirmar en el una red inalámbrica.

Yo lo estoy usando a parte de para hacer copias de seguridad de mi Mac, para guardar mis pelis y acceder a ellas a través de Infuse Pro instalado en iPhone, iPad y Apple TV, y va francamente rápido, la configuración es tan sencilla que apenas tardo un minuto en hacerlo. La carpeta compartida en forma de disco wifi aparece sobre la marcha, la selecciono y listo, ya puedo ver todas las pelis y series. También he probado bajar torrent directamente en el desde el Mac y no hay corte alguno y la velocidad es impresionante, me ha sorprendido. Por contra no podremos sustituir un disco duro defectuoso o ampliarlo por otro de mayor capacidad, es un disco duro “de usar y tirar”.

En definitiva un buen producto calidad-precio que casi sin hacer nada nos permitirá acceder en la red de casa o en plena calle a cualquiera de nuestros archivos. Merece la pena por precio y configuración cero. Si no, puedes optar por Synology o Raspberry Pi que aportan mucho más pero en detrimento de sencillez y configuración.