El 7 tendremos el 7

Apple ha confirmado que la semana que viene, el 7 de septiembre habrá un Keynote de presentación de productos Apple, y claro está que como viene siendo tradición por estas fechas será el nuevo iPhone. Al parecer finalmente se llamara iPhone 7, a pesar de ser su diseño muy parecido al de su antecesor, el iPhone 6s. Esté nuevo modelo incorporará un nuevo procesador A10 + M10, nueva cámara de doble objetivo en modelo Plus y 3GB de memoria RAM también en este último modelo. Se ha hablado también de un SmartConnector como el del iPad Pro destinado a batería externa, cargador inalámbrico, etc.

Además del iPhone 7 es más que probable que veamos también un Apple Watch 2 con GPS, pantalla algo más delgada y un procesador más rápido junto con una batería de mayor duración. Se esperan también nuevos auriculares Beats y por su puesto una fecha definitiva para el lanzamiento de iOS 10 y MacOS Sierra, sino se hace el mismo día de la Keynote.

¿Que podemos esperar más? Pues quizás algún nuevo producto que desconozcamos, alguna novedad extra en iOS o algún nuevo servicio como por ejemplo un canal de TV con series de producción propia.

¿Qué no esperamos? No esperamos los nuevos MacBook Pro ni actualización de la gama Mac, que probablemente será en Octubre, en otra presentación que anuncien pronto.

Yo personalmente estoy ansioso por conocer al nuevo iPhone, pues estoy barajando comprarlo si no en un mes, para Navidad. Quiero descargar el nuevo iOS, WatchOS y MacOS para probarlo y conocer las nuevas características en primera persona. Veremos también la actualización de las mejores aplicaciones para estos nuevos sistemas que harán uso de Siri y Widgets, etc. Quiero probar también en primera persona la velocidad y nuevas características de WatchOS, que conseguirá que haga más uso, aún si cabe, del reloj de Apple.

Yo personalmente no podré seguir la Keynote en directo, por motivos de trabajo, pero seguiré las noticias de los mejores blogs del gremio y luego veré tranquilamente la Keynote desde mi Apple TV.

Emocionado de nuevo 

A vueltas con la Keynote pasada de la WWDC, si…, reconozco que Tim Cook apenas dio la cara, que algunos presentadores no dieron la talla, que el nuevo tvOS apenas trajo novedades, y si… reconozco también que me aburrí bastante cuando se detuvieron tanto tiempo en el nuevo iMessage. Todos esperábamos algo más de Apple, siempre ocurre igual, pero cierto es que la presentación duró más de 2 horas y más productos e información no fue posible presentar, ya de por sí, para digerir lo que nos mostraron a costado más de 2 días, entonces imaginaos si la keynote se hubiera prolongado una hora más, por ejemplo, hubiera sido insufrible.

Cuando finalizó la Keynote, esta fue mi impresión, pero conforme comencé a recordar todo lo expuesto comencé a emocionarme más y más hasta el punto de reconocer que ha sido una de las mejores Keynotes en mucho tiempo. Craig Federgi es un crack, sinceramente lo veo como al próximo CEO de Apple porque es una persona que ha aprendido a comunicarse muy bien y lleva el espíritu de Apple muy en serio, o al menos eso es lo que aparenta. Todo el mundo lo quiere y el sale de todas estupendamente, a nivel de carisma es el mejor. 

Comenzando por watchOS quede súmamente satisfecho por la velocidad al abrir ahora las Apps, menos mal, porque era un punto muy flaco del Apple Watch. La multitarea, ahora parecida a la de iOS y accesible desde el botón home, es una mejora notable que facilitará mucho mejor las cosas que los vistazos. Las nuevas esferas están bien aunque sigo echando menos una mayor configuración y personalización de las mismas, cosa que no tardará mucho ya que desde la app del Apple Watch en el iPhone hay un apartado nuevo con una galería de las esferas del reloj, lo cual me lleva a pensar que pronto podremos comprar esferas y personalizarlas desde el mismo iPhone. Por fin tenemos una app para ver y editar los recordatorios, ya era hora, no sé cómo no la incluyeron en watchOS 2. Hubo también muchas más novedades, pero estas que he citado son las que más me llamarían la atención. 

tvOS apenas tuvo mejoras, aunque el modo oscuro y el login personalizado me parecieron muy buenas ideas. Habrá que ver también la nueva App Remote e incluso yo apostaría por el servicio de tv en streaming en septiembre y un nuevo Apple TV con reconocimiento facial y altavoz para escuchar a Siri, o no, quién sabe porque ya han salido los primeros altavoces de Logitech compatibles con “Oye Siri”. Así que tan mala no puede ser la evolución de este dispositivo que tanto éxito está cosechando y seguro que no acabará defraudando su actualización. 

macOS Sierra aunque a muchos no les ha gustado, dio su golpe de efecto trayendo a Siri a nuestros escritorios. El desbloqueo por proximidad con iPhone o Apple Watch es una maravilla y el pago con Apple Pay vía web también. Aquí ocurre igual que con el Apple TV, las mejoras llegarán en septiembre con un nuevo MacBook Pro con teclado oled y alguna que otra sorpresa más, estoy seguro. 

iOS 10, por último, fue el rey de la Keynote, al margen del nuevo iMessage que a mí me ha encantado, nos trajo grandes novedades de interface como los widgets, un Apple Music muy mejorada y una app de fotos con reconocimiento de caras y una nueva opción para hacer pases de fotos a modo de recuerdos, que viene a hacer lo mismo que la app Quik. Pequeños detalles como una app para avisarnos cuando tenemos que acostarnos o que siga sonando la Música mientras tiramos una foto contrastan con los grandes cambios de la aplicación Mapas que ahora nos permite saber dónde hemos aparcado el coche o indicarnos el cambio evitando autopistas de peaje. Y como no, Siri ahora está abierto a terceros, así que muy pronto podremos enviar un What’sApp mediante el asistente de voz, pedir un Uber o incluso iniciar Periscope o buscar en Reeder noticas sobre el Apple Watch por ejemplo. 

A priori nos quedamos fríos, pero al ver las betas y pensar en la cantidad de cambios que se nos avecinan no puedo más que pensar lo mismo de siempre. Apple lo ha vuelto a hacer y seguirá siendo la mejor, pese a que Jobs ya no esté con nosotros, los accionistas lo controlen todo y Android venga pisando fuerte… Apple seguirá siendo diferente, por una sencilla razón, simplemente porque vende hardware, software y servicios; y porque su espiruto se sigue transmitiendo de generación en generación, un espíritu libre e inconformista que lucha por la igualdad, la diversidad y un mundo mejor, que se reinventa una y otra vez para conseguir que desde los más jóvenes a las usuarios más profesionales sigan encantados con sus productos. A la vista está en esta Keynote repleta de novedades para el gran público, con nuevas caras y cada vez más mujeres y niños de todo el mundo. Todavía tenemos Apple para rato, para muchos años, esto no ha hecho más que empezar. 

WWDC 2016

Queda exactamente una semana para la Keynote de la conferencia de desarrolladores de este año y la verdad no tengo las ideas tan claras como en otros años. Al final va a ser cierto, este año se han filtrado muchas menos cosas que en años anteriores, prácticamente no sabemos nada. 

Según se habla no veremos nada de hardware en la Keynote, y es lógico ya que se trata de una conferencia sobre software en la que se presentan los nuevos sistemas operativos. Aunque yo tengo mis dudas ya que se ha filtrado el chasis de un nuevo y espectacular MacBook Pro con puertos USB-C y teclas de función táctiles sobre una superficie oled, y parece muy real. Así que ahí queda la duda. También se barajó hace tiempo que veríamos también  un MacBook de 15 pulgadas, aunque esto no lo tengo tan claro. 

Y ya sumergiéndonos de lleno en la WWDC podríamos especular casi con cualquier cosa, lo único que sabemos seguro es que habrá pequeñas mejoras en Apple Music, y alguna cosilla más por ahí, pero no mucho más. 

Apple deberia mejorar la estabilidad de OSX que en esta ultima versión a dado mucho que hablar, y también de iOS, TvOS y WatchOS, y no dudo que lo hará, con o sin éxito. Hay que mejorar mucho el software del Apple Watch, añadirle mejoras y muchas más funciones de las que flaquea, ya me dan igual las Apps de terceros, son malas y ralentizan mucho el reloj, y también consumen mucho la batería. Yo mejoraría las aplicaciones nativas que están mucho mejor optimizadas y al final son las que más se usan. En TvOS no sé qué más podría mejorarse, quizás incentivar más y de algún modo a los desarrolladores para que porten más aplicaciones y juegos del iPhone, que se ha estancado mucho la cosa últimamente. En iOS me gustaría ver un Siri muy mejorado que nos dejara boquiabiertos y pudiéramos usar casi para todo. 

Atrás han quedado mis ideas imposibles sobre la fusión de OSX y iOS o la independencia del Apple Watch convirtiendo al iPhone en una especie de iPad Mini, creo que esto no lo veremos nunca o quizás si, pero seguro que dentro de muchos años. Apple ahora piensa en vender y no quiere arriesgar tanto como cuando renació tras la vuelta de Steve Jobs, esta Apple es bien distinta y tendremos que acostumbrarnos a ello, aunque nos pese. 

Más de un mes con reloj

Ya ha pasado más de un mes con el Apple Watch y os voy a contar la experiencia de tener un dispositivo tan diferente a lo que estamos acostumbrados y sacarle provecho, porque mas de 400€ es mucho dinero por una pantalla tan pequeña.

En general la sensación que tengo es positiva aunque no es un dispositivo, como ya he dicho en repetidas veces, para usando todo el rato. Hay que saber apreciarlo y valorar realmente lo bien hecho que está, de momento, es un accesorio de moda, la publicidad en su primer lanzamiento que ha hecho Apple ha sido la correcta. En realidad es una especie de accesorio de lujo que se vincula a tu iPhone y con el que podemos ver las notificaciones y hacer un seguimiento de la actividad física. Al contrario que ocurre con el iPhone o el Mac, no sientes la necesidad de tener uno, no es algo imprescindible de momento. La sensación al llevarlo es como la de llevar un reloj bueno, el cual admiras cada vez que consultas la hora, no deja de ser un reloj pero está muy bien hecho, lo cual tiene sentido aunque puede despistar a más de uno pensando que es muy útil o necesario, es más un artículo de moda que una navaja suiza, no se si me entendéis. Yo lo que mas admiro es el tacto que tiene, al cogerlo da una sensación muy agradable, aunque tengas el modelo Sport, la sensación al tacto es la de un artículo de lujo, tanto la caja de aluminio como la correa que es increíblemente suave, y no deja para nada marcas en la piel, ni da pellizcos ni molestias al llevarlo.

El cristal que lleva es la mejor funda protectora, lo digo por experiencia, ya que numerosas veces sin querer he pasado el reloj por superficies que pueden rayar el cristal y al mirar si había algún arañazo he podido comprobar que no, increíble. En cambio hay que tener especial atención a la caja de aluminio que si se puede abollar o rallar con facilidad, la mía está bien aunque ya presenta una minúscula muesca por uno de los lados, era irremediable. No obstante al tener un cristal curvo que envuelve gran parte del reloj es difícil arañar la caja, el cristal hace como de carcaza protectora.

Y en cuanto a la utilidad real del dispositivo hay que tener muy en cuenta que WatchOS 2 aún no ha llegado y que cuando lo haga multiplicará por mil su utilidad, eso está claro. Por ahora es magnífico llevarlo, mirar la hora, cronometrar, poner el temporizador, controlar la música, mirar el tiempo y sobre todo recibir las notificaciones de una manera mucho más discreta, pudiendo controlar en todo momento cualquier cosa con tan solo levantar la muñeca. El sonido que emite el reloj es super discreto, se oye, pero no mucho, lo justo para que los demás apenas lo perciban, e incluso podemos ponerlo en silencio y seguiremos enterándonos con una sutil vibración en la muñeca. Atrás quedan los molestos sonidos del móvil con el volumen demasiado alto o demasiado bajo, las vibraciones de este sobre la mesa que molestan a cualquiera que esté a nuestro alrededor y la mirada indiscreta en centro de notificaciones del mismo. Ahora todo está en nuestra muñeca, y en cualquier caso nos enteraremos de una llamada o un mensaje, ya no hay excusa si te dejas el iPhone en otra habitación.

Si estás con el iPhone las notificaciones te seguirán llegando a este y no al reloj ya que el foco de atención está en el iPhone. Igual ocurre con el iPad, si estás en el iPad los mensajes y cualquier notificación que use Handoff llegarán al iPad antes que al Apple Watch. En caso de no tener Handoff la aplicación la notificación llegará al Apple Watch si la aplicación está en el iPhone.

En cuanto a la autonomía de la batería no puedo estar mas contento, no me he visto nunca en el aprieto de tener que cargarlo a media tarde, a no ser que haga un uso anormal de él como instalar muchas aplicaciones, trastear y configurar demasiado el reloj. Por uso normal me refiero a realizar cualquier uso del mismo, usar cualquier aplicación ya sea de actividad física, música o Siri. Si nuestro trabajo requiere realizar mucho ejercicio físico y nos movemos con mucha frecuencia si que es necesario apagar el encendido automático de la pantalla al levantar la muñeca ya que al movernos continuamente podemos agotar la batería más rápido ya que la pantalla se enciende continuamente.

A la hora de realizar una actividad física es más cómodo para mi gusto usar la aplicación de actividad en el Apple Watch ya que la de Nike o Runtastic necesitan al iPhone para adquirir las coordenadas del GPS y trazar el recorrido en el mapa, cosa que apenas echo de menos y me libera de llevar otro trasto encima. Además ahora me he hecho con unos auriculares bluetooth para escuchar la música directamente del reloj y que ya os contaré que tal me va mas adelante en el siguiente artículo.

También me gustaría comentar la usabilidad del sistema operativo que para mi gusto tiene algunas lagunas que deben resolverse cuanto antes como es el acceso a las aplicaciones. La disposición de las aplicaciones en el menú principal con el tiempo se me sigue haciendo lioso, es difícil encontrar cualquier aplicación a la primera en una pantalla tan pequeña por lo que tenemos que recurrir a los vistazos, que son ilimitados ya que si ponemos muchos también se hace muy pesado navegar entre todos los vistazos hasta llegar al último.

Lo mejor sin duda es lo poco que molesta llevarlo encima, apenas lo notas de lo suave que es la correa deportiva y lo ligera que es la caja de aluminio. Solo te acuerdas cuando recibes alguna notificación y es súper cómodo verlas a golpe de muñeca.