El 7 tendremos el 7

Apple ha confirmado que la semana que viene, el 7 de septiembre habrá un Keynote de presentación de productos Apple, y claro está que como viene siendo tradición por estas fechas será el nuevo iPhone. Al parecer finalmente se llamara iPhone 7, a pesar de ser su diseño muy parecido al de su antecesor, el iPhone 6s. Esté nuevo modelo incorporará un nuevo procesador A10 + M10, nueva cámara de doble objetivo en modelo Plus y 3GB de memoria RAM también en este último modelo. Se ha hablado también de un SmartConnector como el del iPad Pro destinado a batería externa, cargador inalámbrico, etc.

Además del iPhone 7 es más que probable que veamos también un Apple Watch 2 con GPS, pantalla algo más delgada y un procesador más rápido junto con una batería de mayor duración. Se esperan también nuevos auriculares Beats y por su puesto una fecha definitiva para el lanzamiento de iOS 10 y MacOS Sierra, sino se hace el mismo día de la Keynote.

¿Que podemos esperar más? Pues quizás algún nuevo producto que desconozcamos, alguna novedad extra en iOS o algún nuevo servicio como por ejemplo un canal de TV con series de producción propia.

¿Qué no esperamos? No esperamos los nuevos MacBook Pro ni actualización de la gama Mac, que probablemente será en Octubre, en otra presentación que anuncien pronto.

Yo personalmente estoy ansioso por conocer al nuevo iPhone, pues estoy barajando comprarlo si no en un mes, para Navidad. Quiero descargar el nuevo iOS, WatchOS y MacOS para probarlo y conocer las nuevas características en primera persona. Veremos también la actualización de las mejores aplicaciones para estos nuevos sistemas que harán uso de Siri y Widgets, etc. Quiero probar también en primera persona la velocidad y nuevas características de WatchOS, que conseguirá que haga más uso, aún si cabe, del reloj de Apple.

Yo personalmente no podré seguir la Keynote en directo, por motivos de trabajo, pero seguiré las noticias de los mejores blogs del gremio y luego veré tranquilamente la Keynote desde mi Apple TV.

Emocionado de nuevo 

A vueltas con la Keynote pasada de la WWDC, si…, reconozco que Tim Cook apenas dio la cara, que algunos presentadores no dieron la talla, que el nuevo tvOS apenas trajo novedades, y si… reconozco también que me aburrí bastante cuando se detuvieron tanto tiempo en el nuevo iMessage. Todos esperábamos algo más de Apple, siempre ocurre igual, pero cierto es que la presentación duró más de 2 horas y más productos e información no fue posible presentar, ya de por sí, para digerir lo que nos mostraron a costado más de 2 días, entonces imaginaos si la keynote se hubiera prolongado una hora más, por ejemplo, hubiera sido insufrible.

Cuando finalizó la Keynote, esta fue mi impresión, pero conforme comencé a recordar todo lo expuesto comencé a emocionarme más y más hasta el punto de reconocer que ha sido una de las mejores Keynotes en mucho tiempo. Craig Federgi es un crack, sinceramente lo veo como al próximo CEO de Apple porque es una persona que ha aprendido a comunicarse muy bien y lleva el espíritu de Apple muy en serio, o al menos eso es lo que aparenta. Todo el mundo lo quiere y el sale de todas estupendamente, a nivel de carisma es el mejor. 

Comenzando por watchOS quede súmamente satisfecho por la velocidad al abrir ahora las Apps, menos mal, porque era un punto muy flaco del Apple Watch. La multitarea, ahora parecida a la de iOS y accesible desde el botón home, es una mejora notable que facilitará mucho mejor las cosas que los vistazos. Las nuevas esferas están bien aunque sigo echando menos una mayor configuración y personalización de las mismas, cosa que no tardará mucho ya que desde la app del Apple Watch en el iPhone hay un apartado nuevo con una galería de las esferas del reloj, lo cual me lleva a pensar que pronto podremos comprar esferas y personalizarlas desde el mismo iPhone. Por fin tenemos una app para ver y editar los recordatorios, ya era hora, no sé cómo no la incluyeron en watchOS 2. Hubo también muchas más novedades, pero estas que he citado son las que más me llamarían la atención. 

tvOS apenas tuvo mejoras, aunque el modo oscuro y el login personalizado me parecieron muy buenas ideas. Habrá que ver también la nueva App Remote e incluso yo apostaría por el servicio de tv en streaming en septiembre y un nuevo Apple TV con reconocimiento facial y altavoz para escuchar a Siri, o no, quién sabe porque ya han salido los primeros altavoces de Logitech compatibles con “Oye Siri”. Así que tan mala no puede ser la evolución de este dispositivo que tanto éxito está cosechando y seguro que no acabará defraudando su actualización. 

macOS Sierra aunque a muchos no les ha gustado, dio su golpe de efecto trayendo a Siri a nuestros escritorios. El desbloqueo por proximidad con iPhone o Apple Watch es una maravilla y el pago con Apple Pay vía web también. Aquí ocurre igual que con el Apple TV, las mejoras llegarán en septiembre con un nuevo MacBook Pro con teclado oled y alguna que otra sorpresa más, estoy seguro. 

iOS 10, por último, fue el rey de la Keynote, al margen del nuevo iMessage que a mí me ha encantado, nos trajo grandes novedades de interface como los widgets, un Apple Music muy mejorada y una app de fotos con reconocimiento de caras y una nueva opción para hacer pases de fotos a modo de recuerdos, que viene a hacer lo mismo que la app Quik. Pequeños detalles como una app para avisarnos cuando tenemos que acostarnos o que siga sonando la Música mientras tiramos una foto contrastan con los grandes cambios de la aplicación Mapas que ahora nos permite saber dónde hemos aparcado el coche o indicarnos el cambio evitando autopistas de peaje. Y como no, Siri ahora está abierto a terceros, así que muy pronto podremos enviar un What’sApp mediante el asistente de voz, pedir un Uber o incluso iniciar Periscope o buscar en Reeder noticas sobre el Apple Watch por ejemplo. 

A priori nos quedamos fríos, pero al ver las betas y pensar en la cantidad de cambios que se nos avecinan no puedo más que pensar lo mismo de siempre. Apple lo ha vuelto a hacer y seguirá siendo la mejor, pese a que Jobs ya no esté con nosotros, los accionistas lo controlen todo y Android venga pisando fuerte… Apple seguirá siendo diferente, por una sencilla razón, simplemente porque vende hardware, software y servicios; y porque su espiruto se sigue transmitiendo de generación en generación, un espíritu libre e inconformista que lucha por la igualdad, la diversidad y un mundo mejor, que se reinventa una y otra vez para conseguir que desde los más jóvenes a las usuarios más profesionales sigan encantados con sus productos. A la vista está en esta Keynote repleta de novedades para el gran público, con nuevas caras y cada vez más mujeres y niños de todo el mundo. Todavía tenemos Apple para rato, para muchos años, esto no ha hecho más que empezar. 

WWDC 2016

Queda exactamente una semana para la Keynote de la conferencia de desarrolladores de este año y la verdad no tengo las ideas tan claras como en otros años. Al final va a ser cierto, este año se han filtrado muchas menos cosas que en años anteriores, prácticamente no sabemos nada. 

Según se habla no veremos nada de hardware en la Keynote, y es lógico ya que se trata de una conferencia sobre software en la que se presentan los nuevos sistemas operativos. Aunque yo tengo mis dudas ya que se ha filtrado el chasis de un nuevo y espectacular MacBook Pro con puertos USB-C y teclas de función táctiles sobre una superficie oled, y parece muy real. Así que ahí queda la duda. También se barajó hace tiempo que veríamos también  un MacBook de 15 pulgadas, aunque esto no lo tengo tan claro. 

Y ya sumergiéndonos de lleno en la WWDC podríamos especular casi con cualquier cosa, lo único que sabemos seguro es que habrá pequeñas mejoras en Apple Music, y alguna cosilla más por ahí, pero no mucho más. 

Apple deberia mejorar la estabilidad de OSX que en esta ultima versión a dado mucho que hablar, y también de iOS, TvOS y WatchOS, y no dudo que lo hará, con o sin éxito. Hay que mejorar mucho el software del Apple Watch, añadirle mejoras y muchas más funciones de las que flaquea, ya me dan igual las Apps de terceros, son malas y ralentizan mucho el reloj, y también consumen mucho la batería. Yo mejoraría las aplicaciones nativas que están mucho mejor optimizadas y al final son las que más se usan. En TvOS no sé qué más podría mejorarse, quizás incentivar más y de algún modo a los desarrolladores para que porten más aplicaciones y juegos del iPhone, que se ha estancado mucho la cosa últimamente. En iOS me gustaría ver un Siri muy mejorado que nos dejara boquiabiertos y pudiéramos usar casi para todo. 

Atrás han quedado mis ideas imposibles sobre la fusión de OSX y iOS o la independencia del Apple Watch convirtiendo al iPhone en una especie de iPad Mini, creo que esto no lo veremos nunca o quizás si, pero seguro que dentro de muchos años. Apple ahora piensa en vender y no quiere arriesgar tanto como cuando renació tras la vuelta de Steve Jobs, esta Apple es bien distinta y tendremos que acostumbrarnos a ello, aunque nos pese. 

Se avecinan cambios

Cuando me decidí a comprar el nuevo Apple TV tenía una gran duda, si elegir el modelo de 32 ó el de 64GB. La verdad que aún sigo teniendo esa duda porque por más que busco y rebusco no encuentro la manera de saber cuanta memoria he consumido en juegos y aplicaciones. Esta es la diferencia con el resto, la despreocupación a la hora de organizar y mantener el Apple TV. La verdad que pese a tener grandes juegos el Apple TV, todavía miramos con recelo a la PS4 o XBOX ONE y sus increíbles juegos hiper realistas. Pienso que algún día el Apple TV tendrá estos juegos también y mejores ¿Y porque no ahora?

Son varias razones por las Apple aún no ha dado el paso. En primer lugar el Apple TV no tiene ni un año de vida, hay que comenzar desde abajo y luego ir subiendo, si no te das el batacazo. Segundo, Apple quiere plena compatibilidad entre dispositivos: me encanta jugar en mi Apple TV y seguir haciéndolo en mi iPhone, si no fuera así el Apple TV acabaría canibalizando las ventas del iPhone y iPad en cuando a juegos se refiere. Tercero, el procesador A9 actual no da más de sí y dudo que Apple quiera volver a Intel, más bien, a mi entender, los planes de Apple son justo lo contrario, no depender de Intel y fabricar sus propios chips para todo. Cuarto, para ponerse al nivel de las consolas Apple debería cambiar por completo su modelo de negocio de la App Store y negocio con los desarrolladores, sería un paso atrás que podría acabar con la App Store.

La solución la dará el tiempo, así que no esperéis grandes avances hasta por lo menos dentro de un par de generaciones más de Apple TV (Apple TV 7 más o menos). Para el 2018 aproximadamente ya tendremos el A12 que irá como un tiro y podrá competir con las grandes o ponerse al menos a su nivel. Por otro lado Apple ha comenzado a formar a desarrolladores en Italia y parece que acabara haciéndolo por todo el mundo, su misión a mi parecer será la de reclutar a desarrolladores para crear aplicaciones y juegos propios a otro nivel, es decir, aplicaciones profesionales para iOS y juegos de gran envergadura. Y partir de aquí lanzar una especie de servicio por suscripción de videojuegos que por un módico precio (10€ por ejemplo) nos ofrecería toda una amalgama de videojuegos de calidad, por ahí acabaría Apple matando al resto de competidores en este campo.

Y ya de camino esto pondría el broche de oro con esas aplicaciones Pro que encajarían perfectamente con la era post pc en la que Apple aún no ha despegado, aunque Tim Cook diga lo contrario. Me refiero a que por fin de crearían aplicaciones realmente profesionales a la altura de un Mac o un PC sobre iOS acabando definitivamente con OSX y claro que está también con la era Intel.

Pero ya os digo, que no esperéis esto para septiembre ni para el año que viene, hay que echarle muchas horas a esto y Apple hace las cosas despacio, ya sabéis, pero con buena letra. Además de que hoy por hoy no interesa ya que mataría mercados muy fructíferos que en un par de años acabarán siendo moribundos. Apple se mueve con el mercado porque es realmente quien lo maneja, los demás lanzan castillos al aire y nos anteponen el futuro pero no lanzan productos sólidos realmente, el resto de marcas realmente compiten en otra liga, la liga para venderle a Apple su materia prima, los usuarios son el mercado de Apple.

La tele de Apple

Antes de que Steve Jobs nos dejara, en su biografía dejó caer que habría un proyecto de televisión, es decir, un producto de hardware con el software del Apple TV súper bitaminado. Los rumores llevaban años dando vueltas al mismo tema una y otra vez pero no llegaba el momento de que Apple lanzase dicha televisión. Mientras tanto la competencia ha lanzado gran multitud de productos pero el éxito no ha llegado a ninguno de ellos, no deja de ser un producto que apenas genera beneficios, y es por este motivo por lo que Apple no lo había diseñado aún. No es que Apple fabrique productos sólo para conseguir un gran beneficio, es además de sentido común hacerlo para que su futuro esté asegurado y la inversión que un cliente haga no caiga en saco roto, cosa que ocurre con enorme frecuencia en gran cantidad de compañías, haciendo sentir al cliente como estafado o engañado, ya que este invierte una cantidad de dinero en un producto y el mismo deja de tener soporte y de actualizarse al año de vida, debido al escaso éxito que ha tenido y a la poca dedicación de los desarrolladores sobre este.

Apple ha anunciado que a finales de octubre pondrá a la venta en gran cantidad de países su nuevo Apple TV, un producto que no ha cambiado su diseño e incluso a engordado, siendo incluso más pesado. Ahora no incorpora salida óptica de audio pero si una salida HDMI compatible con sonido 7.1. Al mismo le acompaña un nuevo control remoto que si que ha sufrido una renovación total en su diseño, conservando la esencia del mismo que radica en la sencillez y facilidad de uso. El mando a distancia es el gran cambio de este nuevo Apple TV junto con el software que también ha dando un salto a lo grande. Este nuevo mando trae consigo una nueva distribución de sus botones, uno de ellos nuevo para invocar a Siri. El control ahora está en una superficie plana desde la cual podemos arrastrar nuestros dedos y desplazarnos por los menús de este nuevo Apple TV. Además este nuevo control remoto incorpora un micrófono para pedirle a Siri cualquier cosa y un acelerómetro y giroscopio para usar en juegos y otras aplicaciones que se presten.

El software también ha cambiado con nuevo sistema operativo llamado TvOS que dispone de tienda de aplicaciones y es capaz de moverse con más ligereza que su antecesor, ya que además dispone de un procesador A8, más memoria RAM y un disco duro de 32 GB ó 64 GB, según modelo. Este nuevo sistema además incluye Siri a la que podremos pedir con nuestra voz cualquier película o serie de televisión indexada en iTunes o cualquier otro servicio dentro del Apple TV. También gracias a ese nuevo hardware y software será posible jugar a esos juegos que ya tenemos en nuestro iPhone y iPad, y descargar aplicaciones para acceder a redes sociales, el tiempo, noticias, fotografía, tiendas, etc.

Los motivos de este nuevo lanzamiento han sido muchos bajo mi punto de vista: Apple ahora es una compañía mucho más asentada en todos los ámbitos disponiendo de un servicio de fotografía en la nube bastante sólido, un servicio de streaming de música inigualable, una tienda de música, cine y televisión bastante consolidado, servicios adheridos como Netflix, HBO y otros que lo hacen aún más grande y, como no… un servicio de televisión y cine en streaming que se está cociendo aún y no llegará al menos a Estados Unidos hasta el año que viene. Ahora es el momento de lanzar este nuevo producto para que dentro de un año haya miles de aplicaciones y juegos disponibles y clientes entusiasmados, y las grandes productoras y canales de tv se lancen a la piscina y firmen para incorporar sus productos al mismo. Por otro lado Apple y está filmando sus propios vídeos musicales y se espera que para el año que viene lancen su primera serie de televisión, de producción propia.

Por otro lado este Apple TV es una especie de experimento en cuanto a hardware se refiere y tomará forma quizás en un año también en un nuevo producto que será una televisión completa, es decir, una pantalla con un Apple TV incluido al que podremos conectar un sintonizador externo para ver la TV tradicional. Es por este motivo por el que creo que Apple no se a esforzado en diseñar un nuevo Apple TV mas delgado y estilizado, al margen del aumento de precio que ello supondría y el poco sentido que tiene ya que es un producto que permanecerá siempre encima de la mesa enchufado a la corriente.

Apple se está embarcando nuevo en un nuevo mercado y con este son ya bastantes los que tiene de forma que cada vez se encuentra más omnipresente entre nosotros, lo mejor es que a pesar de abarcar muchos frentes sigue haciendo las cosas bien y sorprendiendo a todo el mundo. ¿Tendrá fin algún día esto? o ¿seguiremos así muchos años? espero que sigamos así años porque si no fuera por Apple la vida sería un poco más triste, ¿o me equivoco?