Google Cast

Si, acabo de perder la cabeza, he decidido hacerme con un juguetito de Google, en concreto la competencia del Apple TV y me ha “impresionado”. A ver… Nada tiene que ver con el Apple TV, no se puede considerar competencia, porque a penas hace lo mismo. 

Google Cast o Chrome Cast o como se llame, es un cable con un pequeño dispositivo anclado que se conecta vía HDMI a nuestra tele y aporta una especie de escritorio con fondos de pantalla, reloj, meteorología y un código para invitados con el que puede acceder cualquier persona al aparato. Este escritorio se transforma en lo que queramos cuando con otro dispositivo como un smartphone, PC o Mac le enviamos una señal de vídeo y audio al estilo AirPlay de Apple pero con matices. La diferencia radica en que además envía interfaces con las que podemos “interactuar”, es decir, si enviamos una lista de audio desde Spotify en nuestro iPhone, no sólo enviaremos la canción con la carátula y el nombre, también una interface personalizada con el logo de Spotify y una vista detallada de las canciones que ya han sonado y las que están por venir y con la que podemos interactuar a través de otra interface que aparece en la App de Spotify en el iPhone, desde la cual podemos subir y bajar el volumen y pasar o retroceder canciones, de manera que por ejemplo el control que tenemos en iOS del audio lo perdemos no pudiendo interactuar desde por ejemplo el centro de control o la pantalla de bloqueo de iOS. 

No digo que sea algo malo ni bueno, simplemente es diferente y todo hay que decirlo, otro calco del sistema AirPlay de Apple pero modificado para que no sea lo mismo, justo el modus operandi de  siempre que utiliza Google con respecto a Apple. 

A ver… No voy a cambiar este sistema, ni de coña, por el Apple TV, no tiene nada que ver y además ahora el Apple TV tiene disco duro y Apps de terceros así que con menos motivo. Pero si puede funcionar a modo de segundo dispositivo barato para por ejemplo la tele de la cocina o la tele de los niños, o para el dormitorio. Es muy barato, 39€ y por este precio merece la pena probarlo y tenerlo de “segundo plato”.

Hay multitud de aplicaciones compatibles, yo en concreto lo estoy utilizando en la habitación de la peque para hacer streaming de las pelis de dibujos que tiene guardadas en el iPad a una tele grande, muy practico y funciona perfecto. Lo recomiendo, no sin antes tener un Apple TV, por su puesto. 

La tele de Apple

Llevamos tiempo sin oír nada al respecto, y si, me refiero al hardware, y porqué no también al software y al servicio, porque cuando Apple ponga a disposición este dispositivo lo hará en todos los sentidos: como un producto de hardware (una tele en diferentes tamaños con su Siri remote), con su software (probablemente un TvOS evolucionado) y un servicio para ver películas y series en streaming, como ya lo hace Netflix o HBO.

La tele de Apple saltó como poco antes de morir Steve Jobs, y se confirmó como algo oficial en la biografía que él mismo escribió, así que es un producto real que aun no ha salido, pero que no debe de tardar demasiado en hacerlo ¿Por que digo esto? Lo digo porque hace unos meses se confirmó el rumor de que Apple estaba detrás de lanzar su servicio en Streaming llegando a un acuerdo con las distintas productoras de cine y cadena de televisión, y se estaba dando bastante prisa como para hacerlo el próximo 13 de junio en la keynote de la WWDC. Por otro lado también se confirmó el rumor de que Apple estaba buscado personal para rodar una serie propia y estrenarse en este mundo para así competir directamente con Netflix ofreciendo un abanico de series de producción propia y el resto de series de las que obtendría derechos. Si esto último es así y viendo los numerosos videoclips que ya ha rodado para Apple Music no debe de quedar mucho para que comencemos a ver algo al respecto.

En cuanto al hardware decir que con el Apple TV 4 y TvOS que tiene un año de rodaje, ya es tiempo mas que suficiente para confirmar que tanto el dispositivo como su software y la App Store son un completo éxito y que se puede dar ya el paso hacia un nuevo producto en forma de pantalla para la sala de estar. Y para terminar de hilar la cosa se confirmó también otro rumor que apunta a que Apple lanzará en breve nuevos Led Cinema Display para conectar el Nuevo MacBook Pro, el MacBook y como no, el Mac Pro a un monitor con todos los extras (altavoces, iSight, sensor de iluminación, puertos USB-C, etc.) y con calidad 5K por lo que “blanco y en botella”, tenemos todas las papeletas para que la tele de Apple sea una realidad en breve, tan pronto como la semana que viene.

Tened en cuenta que el Apple TV, como tal, no le sale rentable a Apple, en realidad es el Mac Mini de los iMac y tiene un precio tan reducido que tiene que vender muchísimos para rentabilizarlo, y claro está, la trae más a cuenta vender una tele a 999€ con todos los extras que seguro nos encantará a todos.

¡Ah! Y se olvidaba, no había incluido en esta suposición la increíble competencia que está suponiendo para Apple el Amazon Echo con el que se rumorea también que competirá directamente con una especie de Apple TV con reconocimiento facial y altavoz y micro para interacturar con un Siri mejorado. Así que más piezas no podemos unir para este puzzle que se supone será, a mi entender, el próximo nuevo producto de Apple ¡Si tenemos hasta un reloj de Apple! ¿No vamos a tener una televisión? un frigorífico no creo, pero una tele tiene que caer ya, si o si, ademas creo que lo va hacer porque yo acabo de comprarme una tele nueva y me dolería un montón, y con la suerte que tengo yo para estas cosas… imaginaos.

Mi Apple TV 4

Llevo a penas quince días con él y todavía me parece increíble la capacidad que tiene y las posibilidades para el futuro, que espero no sea muy lejano. El nuevo Apple TV es un ordenador personal súper básico, con un solo puerto HDMI y un mando de control Bluetooth. Es una cajita negra de apenas unos centímetros donde se alberga un chip A8, 2GB de RAM y en mi caso 32GB de almacenamiento. Esta máquina es capaz de hacer cualquier cosa a una velocidad alucinante, el secreto está en que es de Apple y su software está optimizado para el hardware que lleva en su interior. Como todo producto de Apple es una bestia en una pequeña jaula de la que no puede salir, es decir, el sistema es tan cerrado que apenas permite explotar sus grandes bondades. Aunque quizás debido a esto último sea esa bestia que en realidad no es, me refiero, esas limitaciones quizás son las culpables de que el sistema siempre vaya bien, como ya es costumbre en cualquier equipo de Apple.

El nuevo Apple TV tiene una tienda de aplicaciones desde la cual es posible descargar miles de ellas, completamente compatibles con las ya compradas en un iPhone o iPad, si es que el desarrollador lo ha habilitado, y por su puesto perfectamente adaptado al formato de una tele panorámica HD. Tenemos aplicaciones para ver canales de televisión, juegos, tiendas online, galerías de arte, agencias de viaje,… y todo esto no ha hecho más que empezar, quizás hasta ahora la gran limitación sea la misma Apple que no quiere convertir la tienda en un mercadillo de aplicaciones malas que desluzcan el lanzamiento de la misma.

La interface está claramente muy superada a la anterior versión de Apple TV, además de ser más bonita a simple vista, es muy limpia, moderna y rápida. Pero el secreto está en el nuevo mando de control que además de ser Bluetooth dispone de una superficie táctil, como un trackpad para el dedo gordo con el que puedes hacer clic en cualquier parte de la superficie para realizar diferentes funciones pre-asignadas por el desarrollador.

Pero su poder no sólo está en las aplicaciones, ya de por sí podemos acceder a Apple Music y ver y escuchar toda nuestra música, emisoras de radio, videoclips y listas de reproducción. También podremos acceder muy pronto a todo nuestra biblioteca de fotos y vídeos en iCloud, al instante y con una calidad sublime. Es posible comprar y alquilar películas y series con nuestra cuenta de iTunes, acceder a nuestros vídeos editados en iMovie, escuchar nuestros podcast favoritos, entrar en nuestra cuenta de Netflix o ver vídeos en YouTube. Todo esto con una calidad de interface y animaciones como nunca antes se había visto en cualquier smartTV y una calidad de imagen increíble que en mi caso a resucitado mi vieja tele LG de 32″ con una resolución de tan solo 720p. Además es posible ajustar el volumen de la tele desde el mismo control remoto y en las teles más modernas incluso encender y apagar la tele, olvidaos del aparatoso e insufrible mando de la tele. Todo esto que os estoy hablando desde tan solo 179€, quien dijo que Apple era caro.

Siri es la gran sorpresa de este nuevo Apple TV, controlado desde el mando habilitado con dos micros, uno de ellos para cancelación de ruido permite hacer búsqueda de películas, consultar el tiempo o preguntarle a Siri la hora o el resultado del último partido de fútbol. Ahora mismo solo sirve para esto y poco más, pero con el futuro Siri irá ganado protagonismo y servirá para hacer cualquier cosa, podremos controlarlo todo con la voz e incluso podremos redactar cualquier texto.

El Apple TV 4 pronto permitirá conectar un teclado Bluetooth y ya es posible conectar unos auriculares bluetooth permitiendo ver por ejemplo una película o jugar a un juego sin molestar a nadie. Esta conexión abre todo un abanico de posibilidades ya que igualmente podríamos conectar cámaras, luces, sensores o cualquier otra cosa al dispositivo, permitiendo hacer control domótico o mejorar las posibilidades para interactuar con las aplicaciones del Apple TV. Ya es posible también conectar un mando de juegos tipo PlayStation o Xbox con el que podremos disfrutar a tope de grandes juegos a la altura casi de las mejores vídeo consolas.

Se echa en falta un lector de huellas en el control remoto para comprar en la Store. También al igual que ocurre en iOS se echa en falta cuentas de usuario para filtrar servicios y accesos a los diferentes usuarios que accedan al mismo, así como un control parental con cuentas de iCloud diferentes que permitan controlar las horas de uso, contenidos, etc.

En definitiva, un gran producto con mucho futuro que acaba de despegar y que en sucesivas actualizaciones de software y hardware veremos mejorar hasta convertirse en otro líder de mercado, si no al tiempo. Ya solo falta una respuesta mayor del público, hasta ahora ha sido un dispositivo poco conocido y por tanto la respuesta de los desarrolladores tampoco es la mejor, pero el dispositivo promete mucho y cuánto pase un año veremos grandes novedades, estoy seguro.