¿MacBook o iPad?

Las comparaciones son odiosas y como no podía ser de otra manera entre el MacBook y el iPad comienza a haber una seria competencia que aún no so se sabe en qué acabará. Yo siempre he apostado por el iPad, y ahora que tenemos el iPad Pro estoy empezando a mirar hacia el MacBook.

Apple, tenemos un problema… Que un usuario de Apple como yo decida dar el salto al iPad hace 4 años y olvidarse del MacBook tiene su lógica y creo que hasta mérito, aunque no demasiado, ya que la App Store goza de un parque de aplicaciones tremendo y de la mejor calidad, y a precios de risa. Pero que en 2016 un usuario de Apple como yo siga usando el iPad y no veas mayores progresos que el doble de memoria RAM, multitarea a pantalla partida y un lápiz inteligente clama el cielo. No con esto quiero criticar al iPad, creo que sigue siendo un producto increíble, pero ya no puede decirse que sea innovador.

El iPad puede ser una solución “barata” para trabajar, por 379€ puedes adquirir un iPad Mini de última generación con el cual acceder a tu correo electrónico, navegar, procesar textos, hacer presentaciones, componer música, etc. Además de tener una potente herramienta de trabajo, tienes una tableta para consumir contenido con la mejor calidad. Mejor imposible.

El inconveniente es que no deja de ser un ordenador para el usuario común que quiere utilizarlo en casa, y a veces no eso, porque sigue habiendo miles de páginas web incompatibles con iOS, los documentos de Word siguen sin verse bien a veces, no se pueden instalar ciertas aplicaciones, ni certificados digitales, ni se pueden descargar torrent,… Al final necesitas un MacBook para imprimir cosas y usar ciertas herramientas esporádicamente que no las encuentras en iOS.

El iPhone a día de hoy es insustituible y aunque es caro, ahora que Apple nos lo ha puesto más fácil, desde 489€ tenemos toda una herramienta de trabajo, la misma que ofrece el iPad, pero en nuestra palma de la mano o bolsillo. Por lo cual me retracto en mi iniciativa de considerar el iPad como herramienta única de trabajo y comunicación. El iPad no ha evolucionado y si, lo uso todos los días, le fundo la batería casi al 100%, pero para consumir contenidos, y la gran mayoría por mi hija que es la gran usuaria. El iPad es el mejor producto para un niño, si tienes niños en casa lo sabrás. Yo tengo una hija, pero si tuviera 3 necesitaría 3 iPad. Así que viendo lo visto considero que lo mejor que puedes hacer es disponer de un iPhone SE y un MacBook Air con lo que tendrás dos grandes productos a un precio módico.

No obstante si estás decido a dar el salto a alguno de estos dos productos te aconsejo que esperes a la Keynote del 13 de junio ya que todo esto puede dar un giro de 360º porque veremos nuevas versiones de iOS y OSX que pueden evolucionar a sistemas más homogéneos y productivos en el caso de iOS, espero que así sea ya que Apple está empeñada, y con razón, en que todos demos el salto a iOS porque es un producto que se vende mejor, es más cerrado y fácil de controlar por Apple, también es más seguro y estable, y supuestamente la evolución natural.

¿iOS ó OSX?

De momento ambos sistemas porque cada uno de ellos ofrece grandes ventajas frente al otro. La pregunta que nos debemos hacer es ¿Todo en uno o varios dispositivos? El todo en uno es muy atractivo, a priori, desde el punto de vista económico, la mayoría prefiere tenerlo todo a su alcance, pero ¿esta opción es realmente la más barata? Depende, siempre a la hora de comprar un producto debemos meditar el uso que le vamos a hacer, nuestra necesidad real.

A veces nos engañamos a nosotros mismos pensando que vamos dedicarnos a editar video profesional, fotografía o a jugar a grandes juegos que requieran un procesador potente. Hay que ser objetivos y comenzar con productos básicos y conforme vayamos necesitando más, ir actualizando a productos mayores. Por eso Apple no crea sistemas híbridos, porque un sistema híbrido proporciona más de lo que realmente necesitamos y acabamos pagando más para nada. Mi consejo es comenzar con un iPad Mini, lo tienes todo para comenzar en el mundo de la informática, tiene un tamaño ideal para ser transportado con facilidad en una bandolera o bolso, su autonomía es de más de 10 horas y lo tienes a partir de 379€. iOS es un sistema estable, sencillo y controlado por Apple, así que no te calientes la cabeza, enciende tu iPad y disfruta o haz tu trabajo, y punto. Si necesitas más pantalla siempre puedes comprar un iPad Air por 100€ mas e incluso puedes optar por la opción con SIM para estar siempre conectado.

Si eres un profesional y necesitas máximo rendimiento a por el Mac, para comenzar yo te aconsejaría el MacBook Air de 11″ por poco mas de 800€ que vuela con su memoria ssd y te aguantará años, muchos años, en él podrás hacerlo todo, porque cuando hablamos de trabajo no existen barreras. Si no te mueves de la oficina será mejor que optes por un iMac que por poco mas de 1000€ tienes una pantalla de 21″ con una calidad increíble y sin la molestia de andar todo el rato cargando la batería. A partir de aquí ya son palabras mayores, si trabajas en grandes proyectos, no te la juegues y compra un MacBook Pro, un iMac de 27″ o el todo poderoso Mac Pro. La gama Pro no es para amas de casa ni para estudiantes universitarios, es para grandes profesionales que necesitan lo mejor a cualquier precio, si ganas lo suficiente no te lo pienses mas, si no perderás tu dinero absurdamente.

La nueva gama híbrida de Microsoft está llamando mucho la atención pero ni ofrece lo mejor de una tableta, ni lo mejor de un portátil, ni lo mejor de una buena estación de trabajo y tampoco son baratos, así que los desaconsejo totalmente.

¿El futuro hacia donde nos llevará? El futuro nos llevará a trabajar con gestos y la voz, trabajaremos con nuestras manos en el aire o sobre la mesa o en un papel y siempre dispondremos de un asistente al que hablaremos continuamente y nos ayudará en todo momento. Quizás el dispositivo que mas se acerque a este futuro sea el iPad. Así que aunque de momento tenemos Mac para rato, seguramente será el que antes despidamos.