¡Oye Siri!

Llevo mucho tiempo detrás de unos buenos altavoces y que sean inalámbricos. Los mejores sin duda en cuanto a calidad son los de la compañía Sonos, que además son compatibles con AirPlay y funcionan a través de la WiFi. Estos auriculares tienen por contra que son para el hogar, quiero decir, que no tienen batería y están todo el rato enchufados a la corriente. El objetivo de los altavoces de Sonos es permanecer fijos en puntos estratégicos de la casa y proporcionar sonido de calidad por todo el hogar como si de un hilo musical se tratase.

Por otro lado están los clásicos ya altavoces Bluetooth que son más pequeños y portátiles y tienen su batería propia. Pero no es mi objetivo este último, ya que resulta tedioso parearlos con cada dispositivo y solo puedes hacerlo con uno, con que con los de Sonos puedes conectar cualquier dispositivo que se encuentre dentro de la red.

La solución está al caer, pero no existe aún en el ecosistema Apple. Los usuarios de la marca necesitamos ya como el comer unos altavoces de gran calidad que se conecten por WiFi a través de AirPlay y ya de paso controle la domótica del hogar y sirva de asistente a su vez con Siri. No es que Apple se vaya a copiar de Alexa, Cortana o el Google Home, es que ha llegado el momento para este producto y después del éxito de los AirPods, la mejora de Siri y un Home Kit en auge, no cabe otra.

Dicen que iría unido al Apple TV también, pero yo no lo creo. Sería un altavoz independiente que nos permitiría escuchar música con gran calidad, invocar a Siri y su conexión seria tan sencilla como la de los AirPods. Aunque la conexión por AirPlay nunca ha sido complicada realmente. Obviamente llegará para navidades y habrá tanta demanda que hasta primavera de 2018 no podremos hacernos con uno. Así que hay tiempo para ahorrar.

La tele de Apple

Llevamos tiempo sin oír nada al respecto, y si, me refiero al hardware, y porqué no también al software y al servicio, porque cuando Apple ponga a disposición este dispositivo lo hará en todos los sentidos: como un producto de hardware (una tele en diferentes tamaños con su Siri remote), con su software (probablemente un TvOS evolucionado) y un servicio para ver películas y series en streaming, como ya lo hace Netflix o HBO.

La tele de Apple saltó como poco antes de morir Steve Jobs, y se confirmó como algo oficial en la biografía que él mismo escribió, así que es un producto real que aun no ha salido, pero que no debe de tardar demasiado en hacerlo ¿Por que digo esto? Lo digo porque hace unos meses se confirmó el rumor de que Apple estaba detrás de lanzar su servicio en Streaming llegando a un acuerdo con las distintas productoras de cine y cadena de televisión, y se estaba dando bastante prisa como para hacerlo el próximo 13 de junio en la keynote de la WWDC. Por otro lado también se confirmó el rumor de que Apple estaba buscado personal para rodar una serie propia y estrenarse en este mundo para así competir directamente con Netflix ofreciendo un abanico de series de producción propia y el resto de series de las que obtendría derechos. Si esto último es así y viendo los numerosos videoclips que ya ha rodado para Apple Music no debe de quedar mucho para que comencemos a ver algo al respecto.

En cuanto al hardware decir que con el Apple TV 4 y TvOS que tiene un año de rodaje, ya es tiempo mas que suficiente para confirmar que tanto el dispositivo como su software y la App Store son un completo éxito y que se puede dar ya el paso hacia un nuevo producto en forma de pantalla para la sala de estar. Y para terminar de hilar la cosa se confirmó también otro rumor que apunta a que Apple lanzará en breve nuevos Led Cinema Display para conectar el Nuevo MacBook Pro, el MacBook y como no, el Mac Pro a un monitor con todos los extras (altavoces, iSight, sensor de iluminación, puertos USB-C, etc.) y con calidad 5K por lo que “blanco y en botella”, tenemos todas las papeletas para que la tele de Apple sea una realidad en breve, tan pronto como la semana que viene.

Tened en cuenta que el Apple TV, como tal, no le sale rentable a Apple, en realidad es el Mac Mini de los iMac y tiene un precio tan reducido que tiene que vender muchísimos para rentabilizarlo, y claro está, la trae más a cuenta vender una tele a 999€ con todos los extras que seguro nos encantará a todos.

¡Ah! Y se olvidaba, no había incluido en esta suposición la increíble competencia que está suponiendo para Apple el Amazon Echo con el que se rumorea también que competirá directamente con una especie de Apple TV con reconocimiento facial y altavoz y micro para interacturar con un Siri mejorado. Así que más piezas no podemos unir para este puzzle que se supone será, a mi entender, el próximo nuevo producto de Apple ¡Si tenemos hasta un reloj de Apple! ¿No vamos a tener una televisión? un frigorífico no creo, pero una tele tiene que caer ya, si o si, ademas creo que lo va hacer porque yo acabo de comprarme una tele nueva y me dolería un montón, y con la suerte que tengo yo para estas cosas… imaginaos.

Adoro mi Apple TV

Si es cierto, acaba de llegar y ya lo adoro porque es un producto bastante acabado, mucho mejor que el Apple Watch, por ejemplo, o el iPad Pro.

El nuevo Apple TV es un producto definido con una tienda de aplicaciones consolidada que le aporta bastante madurez al dispositivo. Y queda mucho camino por recorrer todavía, hay miles de aplicaciones y juegos que aún no han sido adaptados y que lo serán muy pronto, es solo cuestión de tiempo.

Para empezar os pongo el ejemplo del juego de Real Racing 3, el juego gratuito de carreras por excelencia de iOS con unos gráficos impresionantes, cientos de carreras, multitud de circuitos y coches. El juego había perdido algo de fuelle en iOS por el modelo freemium con publicidad, y pago por ciertas ampliaciones, que sí son de pago. Pero la realidad es que jugar en un iPhone o iPad no es lo mismo que jugar en una pantalla de 32, 40 ó 50 pulgadas. Yo ahora estoy disfrutando de nuevo como un enano con este juego en la tele. Y todavía no me he comprado el mando Nimbus Steelseries, cuando lo haga no podré serpararme de mi Apple TV ni Real Racing. Ahora incluso podemos conectar un iPad o iPhone y usarlo de mando por lo que podremos jugar hasta 4 jugadores a la vez. Es una pasada jugar a Real Racing con un iPad Mini como volante, usar Remote en el iPhone para cambiar de canción y usar el Siri Remote para moverte por los menús del juego e invocar a Siri con él también.

Muchas de estas cosas, no todas, ya las tenemos en PlayStation, Xbox y Wii. Apple TV va más allá, no sólo te abastece por internet juegos gratuitos, a 5€ o a 10€, si no que se descarga pequeños fragmentos del juego para que no tengas que esperar mucho, lo cual se hace agradable jugar a cualquier juego por muy pesado que sea. Pero existen pequeños detalles que no los tienes en las demás vídeo consolas, y es poder escuchar tu música favorita mientras juegas activando Siri y pidiéndoselo con la voz, Siri te entenderá perfectamente, es increíble el oído que tiene. Mientras conduzco mi coche puedo decirle a Siri que pase de canción, increíble. Y todo esto no sería posible sin Apple Music, poder pedirle a Siri cualquier canción es posible gracias a este increíble servicio de Apple. La calidad del audio, la rapidez a la hora de cargar tu música y la cantidad de listas de reproducción y combinaciones posibles lo hacen imprescindible. Por ejemplo mientras compito online con Real Racing le puedo decir a Siri que me ponga música rock de los 80 ¡Lo oigo y no lo creo!

La nueva App de Vevo es sencillamente genial, puedes usarla con tu usuario activándolo en la misma red Wifi con tu iPhone o iPad, tiene un diseño impecable y puedes ver los mejores vídeos musicales con una calidad sublime en HD y por su puesto gratis, con algún que otro anuncio de vez en cuando. ¡Esta es la tele 3.0!

Netflix para mí es ya la vida, sin Netflix no sabríamos bien lo que hacer con nuestras vidas, poder ver un capítulo y otro, y otro y pasar de temporada sin darte cuenta y pulirte temporadas enteras sin darte cuenta con una calidad impresionante, que le das a la pausa y parece una fotografía ¡algunos fotógrafas son admirables sin duda! Poder escuchar las voces de los actores en versión original sobre la marcha no tiene precio. Poder darle a mi hija cientos de películas de dibujos y películas infantiles con una calidad sublime y sin anuncios, es sin duda lo que siempre habíamos soñado.

Escuchar tus podcast sincronizados, seguir canales de YouTube, ver el trailer de películas que están en cartelera, alquilar películas o comprarlas en iTunes, ver tus vídeos favoritos y películas almacenadas en el NAS o disco duro inalámbrico con Infuse o Plex, las posibilidades son casi infinitas, y serán realmente infinitas cuando pase un año y este maravilloso dispositivo haya despegado del todo ¡larga vida al Apple TV!

No quiero ni pensar lo que ocurrirá cuando Apple lance un modelo superior de Apple TV, yo haré plan renove sin lugar a dudas, por 179€ voy a cambiar de Appel TV todos los años. Tampoco me quiero ni imaginar lo que ocurrirá cuando Apple lance más servicios y accesorios. Tampoco quiero ni imaginarme lo que pasará cuando salgan mas juegos en la App Store como Need For Speed, FIFA, NBA 2K, Simcity, Angry Birds, etc. ¡Esto va a ser una locura!

Sin lugar el Apple TV tiene un defecto, y es que no hay tiempo en la vida para disfrutar al 100% de él.

Siri, tenemos un problema

Tenemos un problema y grave que debe ser solucionado pronto. Me refiero al comportamiento de Siri en prácticamente el 80% de las veces que lo uso, y es que el asistente de voz de Apple, el que le da vida al Apple Watch funciona bien en muy pocas ocasiones hasta el punto de que resulta ya un suplicio usarlo. El problema es que Siri necesita una conexión continúa a internet y buena, porque con apenas cobertura puedo enviar un SMS o un simplemente mensaje de iMessage pero si no hay una excelente cobertura 3G, una comunicación Bluetooth de primera y una conexión WiFi alta y a gran velocidad, de nada sirve el asistente de voz.

El Apple Watch no tiene teclado, la pantalla es muy pequeña y resulta imposible escribir sobre ella. La gran característica del Apple Watch es que es un reloj inteligente, que es mucho más de lo que hace una pulsera de actividad física, si hay algo que caracteriza a Apple es que todo lo que fabrica funciona. En este caso no es así, Siri no funciona, y no parece que vaya a hacerlo en mucho tiempo por lo que el Apple Watch queda reducido a un simple artículo de moda y lujo.

Esta mañana he intentado enviar un mensaje más de 10 veces sin éxito, lo he probado todo, pero al final Siri se ha rendido y ni siquiera era capaz de recoger el texto que le iba dictando. Ya no es que sea problema solo de comunicación, es ya problema de software, así que si quieren realmente vender relojes que se apliquen el cuento porque si no les puede costar un verdadero fracaso.

En mi opinión en problema quedaría resuelto si Apple guardada las respuestas en el mismo dispositivo y las actualizará cuando se actualiza el sistema, de esta manera las respuestas serían mucho más rápidas cuando se prescinde de una buena conexión a internet y no se requiere su uso. Pero Apple se empeña en que hay que tener una buena comunicación siempre, y ese problema me temo que lo tendremos siempre, a no ser que Apple monte su propia operadora con n redes propias de comunicación y solucione el problema de usan vez por todas, hasta entonces poco habrá que hacer.

La tele de Apple

Antes de que Steve Jobs nos dejara, en su biografía dejó caer que habría un proyecto de televisión, es decir, un producto de hardware con el software del Apple TV súper bitaminado. Los rumores llevaban años dando vueltas al mismo tema una y otra vez pero no llegaba el momento de que Apple lanzase dicha televisión. Mientras tanto la competencia ha lanzado gran multitud de productos pero el éxito no ha llegado a ninguno de ellos, no deja de ser un producto que apenas genera beneficios, y es por este motivo por lo que Apple no lo había diseñado aún. No es que Apple fabrique productos sólo para conseguir un gran beneficio, es además de sentido común hacerlo para que su futuro esté asegurado y la inversión que un cliente haga no caiga en saco roto, cosa que ocurre con enorme frecuencia en gran cantidad de compañías, haciendo sentir al cliente como estafado o engañado, ya que este invierte una cantidad de dinero en un producto y el mismo deja de tener soporte y de actualizarse al año de vida, debido al escaso éxito que ha tenido y a la poca dedicación de los desarrolladores sobre este.

Apple ha anunciado que a finales de octubre pondrá a la venta en gran cantidad de países su nuevo Apple TV, un producto que no ha cambiado su diseño e incluso a engordado, siendo incluso más pesado. Ahora no incorpora salida óptica de audio pero si una salida HDMI compatible con sonido 7.1. Al mismo le acompaña un nuevo control remoto que si que ha sufrido una renovación total en su diseño, conservando la esencia del mismo que radica en la sencillez y facilidad de uso. El mando a distancia es el gran cambio de este nuevo Apple TV junto con el software que también ha dando un salto a lo grande. Este nuevo mando trae consigo una nueva distribución de sus botones, uno de ellos nuevo para invocar a Siri. El control ahora está en una superficie plana desde la cual podemos arrastrar nuestros dedos y desplazarnos por los menús de este nuevo Apple TV. Además este nuevo control remoto incorpora un micrófono para pedirle a Siri cualquier cosa y un acelerómetro y giroscopio para usar en juegos y otras aplicaciones que se presten.

El software también ha cambiado con nuevo sistema operativo llamado TvOS que dispone de tienda de aplicaciones y es capaz de moverse con más ligereza que su antecesor, ya que además dispone de un procesador A8, más memoria RAM y un disco duro de 32 GB ó 64 GB, según modelo. Este nuevo sistema además incluye Siri a la que podremos pedir con nuestra voz cualquier película o serie de televisión indexada en iTunes o cualquier otro servicio dentro del Apple TV. También gracias a ese nuevo hardware y software será posible jugar a esos juegos que ya tenemos en nuestro iPhone y iPad, y descargar aplicaciones para acceder a redes sociales, el tiempo, noticias, fotografía, tiendas, etc.

Los motivos de este nuevo lanzamiento han sido muchos bajo mi punto de vista: Apple ahora es una compañía mucho más asentada en todos los ámbitos disponiendo de un servicio de fotografía en la nube bastante sólido, un servicio de streaming de música inigualable, una tienda de música, cine y televisión bastante consolidado, servicios adheridos como Netflix, HBO y otros que lo hacen aún más grande y, como no… un servicio de televisión y cine en streaming que se está cociendo aún y no llegará al menos a Estados Unidos hasta el año que viene. Ahora es el momento de lanzar este nuevo producto para que dentro de un año haya miles de aplicaciones y juegos disponibles y clientes entusiasmados, y las grandes productoras y canales de tv se lancen a la piscina y firmen para incorporar sus productos al mismo. Por otro lado Apple y está filmando sus propios vídeos musicales y se espera que para el año que viene lancen su primera serie de televisión, de producción propia.

Por otro lado este Apple TV es una especie de experimento en cuanto a hardware se refiere y tomará forma quizás en un año también en un nuevo producto que será una televisión completa, es decir, una pantalla con un Apple TV incluido al que podremos conectar un sintonizador externo para ver la TV tradicional. Es por este motivo por el que creo que Apple no se a esforzado en diseñar un nuevo Apple TV mas delgado y estilizado, al margen del aumento de precio que ello supondría y el poco sentido que tiene ya que es un producto que permanecerá siempre encima de la mesa enchufado a la corriente.

Apple se está embarcando nuevo en un nuevo mercado y con este son ya bastantes los que tiene de forma que cada vez se encuentra más omnipresente entre nosotros, lo mejor es que a pesar de abarcar muchos frentes sigue haciendo las cosas bien y sorprendiendo a todo el mundo. ¿Tendrá fin algún día esto? o ¿seguiremos así muchos años? espero que sigamos así años porque si no fuera por Apple la vida sería un poco más triste, ¿o me equivoco?