Smart Battery Case

No he podido resistirme a comprar esta funda tan fea que a mi me parece preciosa y que proporciona a mi iPhone 7 el doble de autonomía. Si, el iPhone pesa más y es más grande pero… llegar al final del día con batería no tiene precio.

Cuesta 119€ pero se adapta como un guante al iPhone, esta hecha de silicona, la misma que las fundas convencionales de Apple y su tacto es inigualable. Ha sido una funda muy criticada por la batería que sobresale por la parte de atrás, que parece una joroba. Yo realmente no lo creo, la veo muy bonita y gracias a que sólo sobre sale la batería conserva la línea de las fundas convencionales aparentando ser más delgado de lo que en realidad es. De hecho la gente de mi entorno apenas ha notado que la llevo encima, parece que llevo la de silicona convencional. Quien la nota más soy yo, que a parte de tener más autonomía, pesa considerablemente más y en la mano se nota el grosor, el peso para mal porque la mano se cansa más, y en grosor para bien porque es más fácil agarrarlo, y sinceramente a penas abulta más en mi bolsillo.

La Smart Battery Case hace una carga y descarga inteligente. Cuando se la pones al iPhone siempre se descarga primero la funda y después la batería del iPhone. Cuando la cargas ocurre al revés, carga primero el iPhone y después la funda. Y esto ocurre porque todo se carga con un solo cable lightning sin tener que usar cables USB. La prioridad al cargar tiene su sentido, es mejor descargar la funda primero y así tenemos la opción de quitarla cuando se descargue y ponerla a cargar por separado mientras seguimos usando el iPhone y no tenemos que parar a cargar el iPhone. Cuando cargamos las dos cosas a la vez, tiene prioridad la batería del iPhone que es el que queremos usar con más urgencia y la batería después que siempre podemos quitar del iPhone y seguir cargando. El sentido es tener siempre a nuestras disposición el iPhone, las 24 horas. Es como si tuviéramos baterías intercambiables, como en las viejas cámaras de vídeo o las baterías de las cámaras réflex. Siempre dispondremos de energía para estar todo el día dándole al iPhone. Y extraer la funda, así como incorporarla al iPhone es realmente sencillo, mucho más fácil que con las fundas convencionales, ya que sólo hay que plegar la parte superior e introducir el iPhone o extraerlo. 

Si quitamos la funda tenemos en la parte interior un botón con un LED que nos indica el estado de la batería con una luz roja, naranja o verde dependiendo del estado.

Una cosa que me gusta de esta funda es que protege mucho mejor el iPhone que la funda de silicona o las de piel convencionales ya que la parte inferior cubre totalmente los altavoces y el micrófono. Las fundas convencional dejan totalmente al aire esta zona que acaba dañándose por los golpes y arañandose por el roce del lightning al ponerlo a cargar. En la parte inferior contamos con dos ranuras por donde sale el audio y entra el sonido para el micrófono. Quizás en principio afea un poco la línea del iPhone, pero protege super bien esa parte, y tanto como el sonido que sale del altavoz como el que entra para el micro se oye perfecto, o incluso mejor.

Lo que no me gusta es que aumenta mucho el peso y se cansa uno cuando lo sujetas con una sola mano.

En cuando a autonomía realmente duplica la autonomía del iPhone, así que mejor imposible, sobre todo cuando sales de viaje y tiras mucho de 4G que es lo que más gasta realmente. Lo bueno es que siempre que necesites más puedes quitar la funda y cargarla a parte mientras sigues usando el iPhone, 24 horas non-stop.

Protege tu Apple Watch

Tras más de un año de uso del Applek Watch he podido saber de primera mano los puntos débiles de este dispositivo y me siento bastante afortunado de haber conseguido que mi Apple Watch siga prácticamente intacto, aunque nunca se sabe, no estamos libres de que ocurra cualquier cosa. Así que he decidido comprarme una funda de silicona, de la marca Spigen, y en color transparente.

El mayor punto débil del reloj es la pantalla, sin lugar a dudas, pero para dañarla hace falta o bien tener mala suerte, o bien ser una persona muy descuidada. Por eso hay fundas también de Spigen que protegen toda la caja, incluida la pantalla. Esto tiene también su lado malo, ya que el cristal de la funda no es tan bueno como el del Apple Watch y se acaba rayando con cualquier roce que le demos. Yo ya le he dado más de un roce a mi pantalla sin protección y no tengo ni una raya, es muy resistente. Otra cosa es que al ponértelo se te caiga de la muñeca al suelo, entonces sí la caída es desafortunada lo más probable es que se rompa.

En cambio en el caso del Apple Watch Sport, que tiene una caja de aluminio, sí que puede salir perjudicado con cualquier roce o un golpe pequeño, y más el modelo en negro, ya que es de aluminio anodizado y con nada le puedes hacer un piquete o abollarlo, y se desluce mucho.

Como yo soy un usuario cuidadoso he decidido ponerle esta funda de silicona solo para proteger la caja de aluminio, y cuando me voy a trabajar, que es cuando más descuido y más expuesto está a golpes. Y le sienta como un guante, estoy muy contento porque no lo desluce para nada, al revés, lo hace mas interesante y cambia bastante su aspecto, con lo que parece que tengo un reloj nuevo. Si a esta funda transparente le añades una correa de silicona de color, puede quedar bastante bonito, pese a ser la caja en aluminio negro.

Su material es bastante bueno, llevo dos meses usándola y la pongo y quito cada día, y todavía, he de decir, que no he notado desgaste alguno en ella ni holgura, es increíble. Es fácil de poner, primero introduces la parte de la corona y el botón de encendido y luego la parte opuesta. Entra fácilmente y sale igualmente bien, eso sí, tendrás que quitar la correa antes y ponerla luego después.

Su precio no es para nada caro, en Amazon está normalmente rebajada. Yo la recibí en un par de días y no me he arrepentido de comprarla.

Algunos clientes de Amazon se han quejado de que se pone amarillenta con el tiempo, y tienen razón. Yo personalmente la uso cuando le voy a dar guerra, así que quizás no me importe tanto si esta un poco amarillenta. El resto del tiempo lo tengo sin la funda.

También he leído quejas de que el polvo se almacena entre la funda y el armazón, cierto. Pero ya os digo, yo la pongo y la quito cada día y limpio ambas partes.

En definitiva, una funda pensada para proteger la caja de aluminio de nuestro Apple Watch de rayas y piquetes a un precio razonable, con la calidad de Spijen y para usar y quitar, no dejarla mucho tiempo puesto ya que podría ensuciar mucho la caja y acabar dañandola.