El reloj es la clave

Ya tenemos fecha para la WWDC 2016 que será el 13 de junio a las 19h en España. Y comienzan los rumores, como que tendremos un nuevo Apple Watch que será totalmente independiente del iPhone y esto me lleva a pensar muchas cosas, cosas que deberán cambiar para que esto sea real. 

En primer lugar este nuevo Apple Watch necesitará conectarse a una red WiFi y como no a una red LTE si estamos en plena calle, ya que si esto no es posible no podremos utilizar Siri que es la herramienta imprescindible del reloj. Por lo cual será necesario una tarjeta SIM, aunque sí Apple pretende crear un reloj muy altamente resistente al agua y al polvo deberán incluir una SIM soldada en placa, por lo que a la hora de elegir una operadora deberemos hacerlo vía software desde la misma pantalla del reloj. 

Por otro lado está independencia me lleva a pensar que veremos un servicio de iCloud muy mejorado ya que las copias de seguridad del reloj deberán hacerse directamente vía OTA y todos los datos sobre nuestro ejercicio y salud se subirán también a la nube. Por otro lado al no estar este nuevo Apple Watch vinculado directamente al iPhone sí que lo estará a la nube, por lo que podrá estarlo de manera indirecta a un iPad o a un Mac. Y ahora me pregunto ¿podremos ver todos los datos de salud también en el iPad y el Mac? Yo creo que si, puesto que dicha información estaria ahora en la nube. 

Las llamadas ahora se recibirían directamente en el reloj, pero si tenemos un duplicado de la SIM, también llegarían al iPhone ¿Como es esto? ¿El iPhone se vincularía al reloj? Otra gran incógnita. Por eso digo, que la clave de esta nueva WWDC 2016 estará en el reloj, porque al iPhone, iPad y Mac pocas novedades se podrán añadir, Apple necesita abrir mercado por donde sea, y no se va a rendir con el Watch que está perdiendo cuota de mercado a pasos agigantados. 

También veremos, estoy seguro, alguna gran novedad para el iPad Pro, iOS es el futuro y hay que adaptarlo de manera que trabajar con él sea todo un placer como ya ocurre con OSX y el Mac. A nivel de hardware veremos cómo el smart connector gana protagonismo con nuevos periféricos adaptados a él y software para utilizarlo con aplicaciones y gadgets de terceros. 

Y por último señalar que los nuevos iPhone subirán de precio y aumentarán sus características pasando a subir a la gama Pro como ya ha ocurrido con el iPad, y por otro lado bajando el precio de la gama básica para favorecer a ese mercado que con la crisis no se atreve a cambiar su terminal. Pero esto último ya lo veremos en septiembre. 

Se avecinan cambios

Cuando me decidí a comprar el nuevo Apple TV tenía una gran duda, si elegir el modelo de 32 ó el de 64GB. La verdad que aún sigo teniendo esa duda porque por más que busco y rebusco no encuentro la manera de saber cuanta memoria he consumido en juegos y aplicaciones. Esta es la diferencia con el resto, la despreocupación a la hora de organizar y mantener el Apple TV. La verdad que pese a tener grandes juegos el Apple TV, todavía miramos con recelo a la PS4 o XBOX ONE y sus increíbles juegos hiper realistas. Pienso que algún día el Apple TV tendrá estos juegos también y mejores ¿Y porque no ahora?

Son varias razones por las Apple aún no ha dado el paso. En primer lugar el Apple TV no tiene ni un año de vida, hay que comenzar desde abajo y luego ir subiendo, si no te das el batacazo. Segundo, Apple quiere plena compatibilidad entre dispositivos: me encanta jugar en mi Apple TV y seguir haciéndolo en mi iPhone, si no fuera así el Apple TV acabaría canibalizando las ventas del iPhone y iPad en cuando a juegos se refiere. Tercero, el procesador A9 actual no da más de sí y dudo que Apple quiera volver a Intel, más bien, a mi entender, los planes de Apple son justo lo contrario, no depender de Intel y fabricar sus propios chips para todo. Cuarto, para ponerse al nivel de las consolas Apple debería cambiar por completo su modelo de negocio de la App Store y negocio con los desarrolladores, sería un paso atrás que podría acabar con la App Store.

La solución la dará el tiempo, así que no esperéis grandes avances hasta por lo menos dentro de un par de generaciones más de Apple TV (Apple TV 7 más o menos). Para el 2018 aproximadamente ya tendremos el A12 que irá como un tiro y podrá competir con las grandes o ponerse al menos a su nivel. Por otro lado Apple ha comenzado a formar a desarrolladores en Italia y parece que acabara haciéndolo por todo el mundo, su misión a mi parecer será la de reclutar a desarrolladores para crear aplicaciones y juegos propios a otro nivel, es decir, aplicaciones profesionales para iOS y juegos de gran envergadura. Y partir de aquí lanzar una especie de servicio por suscripción de videojuegos que por un módico precio (10€ por ejemplo) nos ofrecería toda una amalgama de videojuegos de calidad, por ahí acabaría Apple matando al resto de competidores en este campo.

Y ya de camino esto pondría el broche de oro con esas aplicaciones Pro que encajarían perfectamente con la era post pc en la que Apple aún no ha despegado, aunque Tim Cook diga lo contrario. Me refiero a que por fin de crearían aplicaciones realmente profesionales a la altura de un Mac o un PC sobre iOS acabando definitivamente con OSX y claro que está también con la era Intel.

Pero ya os digo, que no esperéis esto para septiembre ni para el año que viene, hay que echarle muchas horas a esto y Apple hace las cosas despacio, ya sabéis, pero con buena letra. Además de que hoy por hoy no interesa ya que mataría mercados muy fructíferos que en un par de años acabarán siendo moribundos. Apple se mueve con el mercado porque es realmente quien lo maneja, los demás lanzan castillos al aire y nos anteponen el futuro pero no lanzan productos sólidos realmente, el resto de marcas realmente compiten en otra liga, la liga para venderle a Apple su materia prima, los usuarios son el mercado de Apple.