El negocio de las tarjetas

Cada vez hay más tarjetas y en cualquier sitio prácticamente, ahora incluso puedes recargar la cantidad de dinero que quieras. Estoy hablando de las tarjetas iTunes para comprar, en principio, en la iTunes Store pero que luego han ido permitiendo otras muchas cosas y es que la famosa tarjeta de Apple se está convirtiendo en prácticamente una tarjeta prepago.

Comenzaron con la música y vídeos musicales de la iTunes Store, luego incluyeron las películas y en países como EEUU incluyeron las series de televisión. Cuando lanzaron la App Store salieron las tarjetas para comprar aplicaciones pero realmente podías usar el crédito de iTunes para comprar en la App Store. Ahora con Apple Music puedes hacer lo mismo: compras una tarjeta de 15$ por ejemplo y puedes pagar el servicio de música con esta tarjeta. Y ya por último, y que para nada yo no me esperaba, es la posibilidad de poder pagar el almacenamiento en iCloud también. Por lo cual la tarjeta de iTunes se ha convertido en una especie de tarjeta Apple con la que puedes pagar casi todo, aún falta que pudiéramos pagar en la Apple Store online, y comprar unos Airpods por ejemplo con el crédito que tengamos en nuestra cuanta iTunes, pero al tiempo… de hecho ya existe una tarjeta para ello, una especie de tarjeta regalo que podemos comprar en la Apple Store online o las tiendas físicas, pero que no sirve para iTunes. 

El funcionamiento es bien sencillo y su existencia tiene bastante sentido ya que hay muchas personas que no tienen tarjeta de crédito por qué son menores de edad, porque no pueden permitírsela, o porque no quieren tener y/o mantener una. Apple te permite usar VISA, MasterCard o American Express y deben de ser de crédito, no sirven las de débito. Notmalmente estas tarjetas requieren pagar una cuota anual y algunas son gratuitas, aunque se cobran luego con intereses las transacciones por lo que hay que andarse con cuidado. Hay tarjetas prepago que cada que ingresas dinero se cobran un porcentaje de comisión. En definitiva, poseer una tarjeta, al menos aquí en Europa, a veces es casi un lujo. Con las tarjetas de iTunes esto queda solucionado ya que si no compramos tarjeta para recargar no nos cargan nada y nuestra cuanta bancaria queda protegida. Las tarjetas iTunes se pueden comprar ya en cualquier sitio, yo las he visto en hipermercados, tiendas de videojuegos, tiendas de música, grandes almacenes e incluso tiendas de juguetes. El proceso consiste en coger una tarjeta, las hay desde 15€, pasando por 25€, 50$€ hasta 100€; acto seguido la pagas y la persona en caja la activa, tú solo tienes que rascar una casilla y se descubrirá un código que escarbaremos desde la misma App de iTunes o App Store en el iPhone, iPad o iPod Touch. La recarga es inmediata y podremos comprar lo que queramos sobre la marcha. Ahora han salido también unas tarjetas que puede recargar desde 15€ a 150€, es decir, podremos pagarle a la persona en caja 42€ y ese será el crédito en nuestra cuenta. Si por ejemplo tenemos 8€ en nuestra cuenta y nos queremos abonar a Apple Music que cuesta 10€ al mes pues iTunes cargara automáticamente esos 8€ y cogera los 2€ restantes de nuestra tarjeta de crédito, si es que tenemos, si no tenemos ninguna tarjeta directamente no podremos contratar el servicio hasta que tengamos al menos esos 10€. 

De esta manera mucha gente puede disfrutar de servicios como Apple Music, iCloud y la App Store sin tener una VISA, sin dar cuentas a nadie y sin que figure en su cuenta bancaria, pagando directamente en efectivo. Parece una tontería, pero no lo es, de hecho cada vez veo más de estas tarjetas en más comercios y si están ahí es porque la gente las compra cada vez más. Hay incluso descuentos en las tarjetas, en Fnac, Game Center u otros podemos encontrar a veces descuentos del 5% y 10% incluso, dinero gratis, como dice nuestro amigo Emilcar.

Ahora también podréis comprar vuestras tarjetas iTunes con PayPal desde la web www.startselect.com una web desde la cual sin sobre coste alguno podremos comprar una tarjeta iTunes por casi cualquier medio de pago, incluido PayPal lo cual facilita aún más las cosas, ya que si en un momento determinado te encuentras sin saldo puedes recargar desde cualquier dispositivo, el código es instantáneo, en cuanto haces el pago puedes hacer clic en el código enlazado que te llevará a la iTunes Store y recibirás también a copia por email. Por lo que ya no tendremos excusa para aumentar la capacidad de nuestra nube de iCloud, escuchar Apple Music, comprar una aplicación o película, o incluso suscribirnos a Netflix o el nuevo canal que ha llegado HBO España. 

La tele de Apple

Llevamos tiempo sin oír nada al respecto, y si, me refiero al hardware, y porqué no también al software y al servicio, porque cuando Apple ponga a disposición este dispositivo lo hará en todos los sentidos: como un producto de hardware (una tele en diferentes tamaños con su Siri remote), con su software (probablemente un TvOS evolucionado) y un servicio para ver películas y series en streaming, como ya lo hace Netflix o HBO.

La tele de Apple saltó como poco antes de morir Steve Jobs, y se confirmó como algo oficial en la biografía que él mismo escribió, así que es un producto real que aun no ha salido, pero que no debe de tardar demasiado en hacerlo ¿Por que digo esto? Lo digo porque hace unos meses se confirmó el rumor de que Apple estaba detrás de lanzar su servicio en Streaming llegando a un acuerdo con las distintas productoras de cine y cadena de televisión, y se estaba dando bastante prisa como para hacerlo el próximo 13 de junio en la keynote de la WWDC. Por otro lado también se confirmó el rumor de que Apple estaba buscado personal para rodar una serie propia y estrenarse en este mundo para así competir directamente con Netflix ofreciendo un abanico de series de producción propia y el resto de series de las que obtendría derechos. Si esto último es así y viendo los numerosos videoclips que ya ha rodado para Apple Music no debe de quedar mucho para que comencemos a ver algo al respecto.

En cuanto al hardware decir que con el Apple TV 4 y TvOS que tiene un año de rodaje, ya es tiempo mas que suficiente para confirmar que tanto el dispositivo como su software y la App Store son un completo éxito y que se puede dar ya el paso hacia un nuevo producto en forma de pantalla para la sala de estar. Y para terminar de hilar la cosa se confirmó también otro rumor que apunta a que Apple lanzará en breve nuevos Led Cinema Display para conectar el Nuevo MacBook Pro, el MacBook y como no, el Mac Pro a un monitor con todos los extras (altavoces, iSight, sensor de iluminación, puertos USB-C, etc.) y con calidad 5K por lo que “blanco y en botella”, tenemos todas las papeletas para que la tele de Apple sea una realidad en breve, tan pronto como la semana que viene.

Tened en cuenta que el Apple TV, como tal, no le sale rentable a Apple, en realidad es el Mac Mini de los iMac y tiene un precio tan reducido que tiene que vender muchísimos para rentabilizarlo, y claro está, la trae más a cuenta vender una tele a 999€ con todos los extras que seguro nos encantará a todos.

¡Ah! Y se olvidaba, no había incluido en esta suposición la increíble competencia que está suponiendo para Apple el Amazon Echo con el que se rumorea también que competirá directamente con una especie de Apple TV con reconocimiento facial y altavoz y micro para interacturar con un Siri mejorado. Así que más piezas no podemos unir para este puzzle que se supone será, a mi entender, el próximo nuevo producto de Apple ¡Si tenemos hasta un reloj de Apple! ¿No vamos a tener una televisión? un frigorífico no creo, pero una tele tiene que caer ya, si o si, ademas creo que lo va hacer porque yo acabo de comprarme una tele nueva y me dolería un montón, y con la suerte que tengo yo para estas cosas… imaginaos.

WD My Cloud

Acabo de comprar un disco duro wifi Western Digital My Cloud de 2TB, que está especialmente pensado para hacer copias de seguridad de todos nuestros dispositivos (iPhone, iPad, etc) incluso el Mac, a través de Time Machine. El objetivo, mío personal, de comprar este disco duro era otro, ya que quería usarlo como NAS, siendo consciente de que este no es realmente un NAS, aunque se acerca bastante.

El resultado de esta compra ha sido bastante positivo ya que no esperaba gran cosa de este dispositivo y me ha sorprendido gratamente. Para empezar la configuración es casi nula, es como la de un Mac, enchufar y listo. Solo hay que registrase en My Cloud para subir los archivos a una nube personal y controlar nuestro disco duro remotamente cuando estemos fuera de casa. El resto de configuración es cosa nuestra, si queremos cambiar algo a nuestro antojo. Otra cosa que me ha sorprendido mucho es la seguridad que tiene el sistema con una carpeta pública y la posibilidad de crear usuarios a voluntad con mas o menos privilegios. Y por último me ha sorprendido también que WD ha optado por hacer las copias de seguridad con Time Machine, que como bien sabemos es el mejor sistema de copia de seguridad que existe, o al menos el mas popular y fácil de configurar; un detalle a tener en cuenta es que podemos ajustar el porcentaje de disco duro que queremos usar para hacer las copias de seguridad, así no invadiremos el resto tampoco tendremos que realizar una partición para ello. También, se me olvidaba, tiene un puerto USB al que podremos conectar otro disco duro de cualquier tamaño y marca ampliando así el WD y con el que podremos también gestionar la seguridad y privilegios, algo sin duda bueno ya que así no nos veremos limitados solo a los 2TB.

Lo bueno de este disco duro es que es casi como un NAS, lleva dentro un pequeño ordenador personal que se encarga de gestionar el disco duro sin tener que conectarlo al Mac, solo deberemos conectarlo por ethernet o wifi y la verdad que es una gozada ya que funciona súper rápido y te olvidas de ir cargando con discos usb todo el rato. Lo malo es que no es un NAS, es decir, viene con un sistema cerrado al que no podremos instalarle aplicaciones, solo usarlo con cosaco duro y ya estás, si queremos usar aplicaciones, como por ejemplo Transmission para descargar torrent, deberemos usar el Mac. No obstante, por el hecho de no ir cargando por la casa con discos duros conectados, ya merece la pena su compra.

En cuanto a precios será cuestión de gustos, ya que por 150€ que cuesta este WD My Cloud de 2TB te puedes comprar un NAS Synology con disco de 2TB si lo pillas de oferta en Amazon, por ejemplo. También puedes comprar una Raspberry Pi con un disco duro externo de 2TB, pero en estos dos últimos casos deberás instalar un sistema Linux y configurarlo usando el terminal de OSX, así que si no entendéis del tema mejor no arriesgarse, aunque siempre podremos aprender con los miles de tutoriales que hay por internet o preguntándole a alguien. En mi caso he optado por este disco duro por 2 razones, la primera por no complicarme la vida configurando, y la segunda porque lo he pillado de oferta a 99€ en Auchan.

En cuanto a estética él dispositivo en si es bonito y no demasiado grande, yo lo he puesto junto al router conectado por ethernet y queda bien, la verdad. Las aplicaciones para Mac y iOS son decentes, pero podrían mejorar. Yo con el Mac uso Finder para gestionar los archivos y lo configuró a través de la web que va bastante bien.

Las copias de seguridad con Time Machine son lo mejor, ya que sin conectar nada a nuestro Mac tendremos una copia cada hora de todos nuestros archivos, configuraciones y sistema del Mac, y podremos acceder a él con la sencillez y facilidad de Time Machine. Hay una carpeta habilitada para ello dentro de disco duro que podremos configurar para que ocupe más o menos espacio y nombrarla como queramos. El resto lo hace OSX, simplemente seleccionando la carpeta compartida en red, montándola automáticamente y copiando los archivos en ella como si de un disco duro externo se tratase, o como si tuviéramos un Time Capsule. Realmente este WD My Cloud es casi como un Time Capsule de Apple, pero sin la parte del AirPort, no podemos confirmar en el una red inalámbrica.

Yo lo estoy usando a parte de para hacer copias de seguridad de mi Mac, para guardar mis pelis y acceder a ellas a través de Infuse Pro instalado en iPhone, iPad y Apple TV, y va francamente rápido, la configuración es tan sencilla que apenas tardo un minuto en hacerlo. La carpeta compartida en forma de disco wifi aparece sobre la marcha, la selecciono y listo, ya puedo ver todas las pelis y series. También he probado bajar torrent directamente en el desde el Mac y no hay corte alguno y la velocidad es impresionante, me ha sorprendido. Por contra no podremos sustituir un disco duro defectuoso o ampliarlo por otro de mayor capacidad, es un disco duro “de usar y tirar”.

En definitiva un buen producto calidad-precio que casi sin hacer nada nos permitirá acceder en la red de casa o en plena calle a cualquiera de nuestros archivos. Merece la pena por precio y configuración cero. Si no, puedes optar por Synology o Raspberry Pi que aportan mucho más pero en detrimento de sencillez y configuración.

Adoro mi Apple TV

Si es cierto, acaba de llegar y ya lo adoro porque es un producto bastante acabado, mucho mejor que el Apple Watch, por ejemplo, o el iPad Pro.

El nuevo Apple TV es un producto definido con una tienda de aplicaciones consolidada que le aporta bastante madurez al dispositivo. Y queda mucho camino por recorrer todavía, hay miles de aplicaciones y juegos que aún no han sido adaptados y que lo serán muy pronto, es solo cuestión de tiempo.

Para empezar os pongo el ejemplo del juego de Real Racing 3, el juego gratuito de carreras por excelencia de iOS con unos gráficos impresionantes, cientos de carreras, multitud de circuitos y coches. El juego había perdido algo de fuelle en iOS por el modelo freemium con publicidad, y pago por ciertas ampliaciones, que sí son de pago. Pero la realidad es que jugar en un iPhone o iPad no es lo mismo que jugar en una pantalla de 32, 40 ó 50 pulgadas. Yo ahora estoy disfrutando de nuevo como un enano con este juego en la tele. Y todavía no me he comprado el mando Nimbus Steelseries, cuando lo haga no podré serpararme de mi Apple TV ni Real Racing. Ahora incluso podemos conectar un iPad o iPhone y usarlo de mando por lo que podremos jugar hasta 4 jugadores a la vez. Es una pasada jugar a Real Racing con un iPad Mini como volante, usar Remote en el iPhone para cambiar de canción y usar el Siri Remote para moverte por los menús del juego e invocar a Siri con él también.

Muchas de estas cosas, no todas, ya las tenemos en PlayStation, Xbox y Wii. Apple TV va más allá, no sólo te abastece por internet juegos gratuitos, a 5€ o a 10€, si no que se descarga pequeños fragmentos del juego para que no tengas que esperar mucho, lo cual se hace agradable jugar a cualquier juego por muy pesado que sea. Pero existen pequeños detalles que no los tienes en las demás vídeo consolas, y es poder escuchar tu música favorita mientras juegas activando Siri y pidiéndoselo con la voz, Siri te entenderá perfectamente, es increíble el oído que tiene. Mientras conduzco mi coche puedo decirle a Siri que pase de canción, increíble. Y todo esto no sería posible sin Apple Music, poder pedirle a Siri cualquier canción es posible gracias a este increíble servicio de Apple. La calidad del audio, la rapidez a la hora de cargar tu música y la cantidad de listas de reproducción y combinaciones posibles lo hacen imprescindible. Por ejemplo mientras compito online con Real Racing le puedo decir a Siri que me ponga música rock de los 80 ¡Lo oigo y no lo creo!

La nueva App de Vevo es sencillamente genial, puedes usarla con tu usuario activándolo en la misma red Wifi con tu iPhone o iPad, tiene un diseño impecable y puedes ver los mejores vídeos musicales con una calidad sublime en HD y por su puesto gratis, con algún que otro anuncio de vez en cuando. ¡Esta es la tele 3.0!

Netflix para mí es ya la vida, sin Netflix no sabríamos bien lo que hacer con nuestras vidas, poder ver un capítulo y otro, y otro y pasar de temporada sin darte cuenta y pulirte temporadas enteras sin darte cuenta con una calidad impresionante, que le das a la pausa y parece una fotografía ¡algunos fotógrafas son admirables sin duda! Poder escuchar las voces de los actores en versión original sobre la marcha no tiene precio. Poder darle a mi hija cientos de películas de dibujos y películas infantiles con una calidad sublime y sin anuncios, es sin duda lo que siempre habíamos soñado.

Escuchar tus podcast sincronizados, seguir canales de YouTube, ver el trailer de películas que están en cartelera, alquilar películas o comprarlas en iTunes, ver tus vídeos favoritos y películas almacenadas en el NAS o disco duro inalámbrico con Infuse o Plex, las posibilidades son casi infinitas, y serán realmente infinitas cuando pase un año y este maravilloso dispositivo haya despegado del todo ¡larga vida al Apple TV!

No quiero ni pensar lo que ocurrirá cuando Apple lance un modelo superior de Apple TV, yo haré plan renove sin lugar a dudas, por 179€ voy a cambiar de Appel TV todos los años. Tampoco me quiero ni imaginar lo que ocurrirá cuando Apple lance más servicios y accesorios. Tampoco quiero ni imaginarme lo que pasará cuando salgan mas juegos en la App Store como Need For Speed, FIFA, NBA 2K, Simcity, Angry Birds, etc. ¡Esto va a ser una locura!

Sin lugar el Apple TV tiene un defecto, y es que no hay tiempo en la vida para disfrutar al 100% de él.

Mi Apple TV 4

Llevo a penas quince días con él y todavía me parece increíble la capacidad que tiene y las posibilidades para el futuro, que espero no sea muy lejano. El nuevo Apple TV es un ordenador personal súper básico, con un solo puerto HDMI y un mando de control Bluetooth. Es una cajita negra de apenas unos centímetros donde se alberga un chip A8, 2GB de RAM y en mi caso 32GB de almacenamiento. Esta máquina es capaz de hacer cualquier cosa a una velocidad alucinante, el secreto está en que es de Apple y su software está optimizado para el hardware que lleva en su interior. Como todo producto de Apple es una bestia en una pequeña jaula de la que no puede salir, es decir, el sistema es tan cerrado que apenas permite explotar sus grandes bondades. Aunque quizás debido a esto último sea esa bestia que en realidad no es, me refiero, esas limitaciones quizás son las culpables de que el sistema siempre vaya bien, como ya es costumbre en cualquier equipo de Apple.

El nuevo Apple TV tiene una tienda de aplicaciones desde la cual es posible descargar miles de ellas, completamente compatibles con las ya compradas en un iPhone o iPad, si es que el desarrollador lo ha habilitado, y por su puesto perfectamente adaptado al formato de una tele panorámica HD. Tenemos aplicaciones para ver canales de televisión, juegos, tiendas online, galerías de arte, agencias de viaje,… y todo esto no ha hecho más que empezar, quizás hasta ahora la gran limitación sea la misma Apple que no quiere convertir la tienda en un mercadillo de aplicaciones malas que desluzcan el lanzamiento de la misma.

La interface está claramente muy superada a la anterior versión de Apple TV, además de ser más bonita a simple vista, es muy limpia, moderna y rápida. Pero el secreto está en el nuevo mando de control que además de ser Bluetooth dispone de una superficie táctil, como un trackpad para el dedo gordo con el que puedes hacer clic en cualquier parte de la superficie para realizar diferentes funciones pre-asignadas por el desarrollador.

Pero su poder no sólo está en las aplicaciones, ya de por sí podemos acceder a Apple Music y ver y escuchar toda nuestra música, emisoras de radio, videoclips y listas de reproducción. También podremos acceder muy pronto a todo nuestra biblioteca de fotos y vídeos en iCloud, al instante y con una calidad sublime. Es posible comprar y alquilar películas y series con nuestra cuenta de iTunes, acceder a nuestros vídeos editados en iMovie, escuchar nuestros podcast favoritos, entrar en nuestra cuenta de Netflix o ver vídeos en YouTube. Todo esto con una calidad de interface y animaciones como nunca antes se había visto en cualquier smartTV y una calidad de imagen increíble que en mi caso a resucitado mi vieja tele LG de 32″ con una resolución de tan solo 720p. Además es posible ajustar el volumen de la tele desde el mismo control remoto y en las teles más modernas incluso encender y apagar la tele, olvidaos del aparatoso e insufrible mando de la tele. Todo esto que os estoy hablando desde tan solo 179€, quien dijo que Apple era caro.

Siri es la gran sorpresa de este nuevo Apple TV, controlado desde el mando habilitado con dos micros, uno de ellos para cancelación de ruido permite hacer búsqueda de películas, consultar el tiempo o preguntarle a Siri la hora o el resultado del último partido de fútbol. Ahora mismo solo sirve para esto y poco más, pero con el futuro Siri irá ganado protagonismo y servirá para hacer cualquier cosa, podremos controlarlo todo con la voz e incluso podremos redactar cualquier texto.

El Apple TV 4 pronto permitirá conectar un teclado Bluetooth y ya es posible conectar unos auriculares bluetooth permitiendo ver por ejemplo una película o jugar a un juego sin molestar a nadie. Esta conexión abre todo un abanico de posibilidades ya que igualmente podríamos conectar cámaras, luces, sensores o cualquier otra cosa al dispositivo, permitiendo hacer control domótico o mejorar las posibilidades para interactuar con las aplicaciones del Apple TV. Ya es posible también conectar un mando de juegos tipo PlayStation o Xbox con el que podremos disfrutar a tope de grandes juegos a la altura casi de las mejores vídeo consolas.

Se echa en falta un lector de huellas en el control remoto para comprar en la Store. También al igual que ocurre en iOS se echa en falta cuentas de usuario para filtrar servicios y accesos a los diferentes usuarios que accedan al mismo, así como un control parental con cuentas de iCloud diferentes que permitan controlar las horas de uso, contenidos, etc.

En definitiva, un gran producto con mucho futuro que acaba de despegar y que en sucesivas actualizaciones de software y hardware veremos mejorar hasta convertirse en otro líder de mercado, si no al tiempo. Ya solo falta una respuesta mayor del público, hasta ahora ha sido un dispositivo poco conocido y por tanto la respuesta de los desarrolladores tampoco es la mejor, pero el dispositivo promete mucho y cuánto pase un año veremos grandes novedades, estoy seguro.

La tele de Apple

Antes de que Steve Jobs nos dejara, en su biografía dejó caer que habría un proyecto de televisión, es decir, un producto de hardware con el software del Apple TV súper bitaminado. Los rumores llevaban años dando vueltas al mismo tema una y otra vez pero no llegaba el momento de que Apple lanzase dicha televisión. Mientras tanto la competencia ha lanzado gran multitud de productos pero el éxito no ha llegado a ninguno de ellos, no deja de ser un producto que apenas genera beneficios, y es por este motivo por lo que Apple no lo había diseñado aún. No es que Apple fabrique productos sólo para conseguir un gran beneficio, es además de sentido común hacerlo para que su futuro esté asegurado y la inversión que un cliente haga no caiga en saco roto, cosa que ocurre con enorme frecuencia en gran cantidad de compañías, haciendo sentir al cliente como estafado o engañado, ya que este invierte una cantidad de dinero en un producto y el mismo deja de tener soporte y de actualizarse al año de vida, debido al escaso éxito que ha tenido y a la poca dedicación de los desarrolladores sobre este.

Apple ha anunciado que a finales de octubre pondrá a la venta en gran cantidad de países su nuevo Apple TV, un producto que no ha cambiado su diseño e incluso a engordado, siendo incluso más pesado. Ahora no incorpora salida óptica de audio pero si una salida HDMI compatible con sonido 7.1. Al mismo le acompaña un nuevo control remoto que si que ha sufrido una renovación total en su diseño, conservando la esencia del mismo que radica en la sencillez y facilidad de uso. El mando a distancia es el gran cambio de este nuevo Apple TV junto con el software que también ha dando un salto a lo grande. Este nuevo mando trae consigo una nueva distribución de sus botones, uno de ellos nuevo para invocar a Siri. El control ahora está en una superficie plana desde la cual podemos arrastrar nuestros dedos y desplazarnos por los menús de este nuevo Apple TV. Además este nuevo control remoto incorpora un micrófono para pedirle a Siri cualquier cosa y un acelerómetro y giroscopio para usar en juegos y otras aplicaciones que se presten.

El software también ha cambiado con nuevo sistema operativo llamado TvOS que dispone de tienda de aplicaciones y es capaz de moverse con más ligereza que su antecesor, ya que además dispone de un procesador A8, más memoria RAM y un disco duro de 32 GB ó 64 GB, según modelo. Este nuevo sistema además incluye Siri a la que podremos pedir con nuestra voz cualquier película o serie de televisión indexada en iTunes o cualquier otro servicio dentro del Apple TV. También gracias a ese nuevo hardware y software será posible jugar a esos juegos que ya tenemos en nuestro iPhone y iPad, y descargar aplicaciones para acceder a redes sociales, el tiempo, noticias, fotografía, tiendas, etc.

Los motivos de este nuevo lanzamiento han sido muchos bajo mi punto de vista: Apple ahora es una compañía mucho más asentada en todos los ámbitos disponiendo de un servicio de fotografía en la nube bastante sólido, un servicio de streaming de música inigualable, una tienda de música, cine y televisión bastante consolidado, servicios adheridos como Netflix, HBO y otros que lo hacen aún más grande y, como no… un servicio de televisión y cine en streaming que se está cociendo aún y no llegará al menos a Estados Unidos hasta el año que viene. Ahora es el momento de lanzar este nuevo producto para que dentro de un año haya miles de aplicaciones y juegos disponibles y clientes entusiasmados, y las grandes productoras y canales de tv se lancen a la piscina y firmen para incorporar sus productos al mismo. Por otro lado Apple y está filmando sus propios vídeos musicales y se espera que para el año que viene lancen su primera serie de televisión, de producción propia.

Por otro lado este Apple TV es una especie de experimento en cuanto a hardware se refiere y tomará forma quizás en un año también en un nuevo producto que será una televisión completa, es decir, una pantalla con un Apple TV incluido al que podremos conectar un sintonizador externo para ver la TV tradicional. Es por este motivo por el que creo que Apple no se a esforzado en diseñar un nuevo Apple TV mas delgado y estilizado, al margen del aumento de precio que ello supondría y el poco sentido que tiene ya que es un producto que permanecerá siempre encima de la mesa enchufado a la corriente.

Apple se está embarcando nuevo en un nuevo mercado y con este son ya bastantes los que tiene de forma que cada vez se encuentra más omnipresente entre nosotros, lo mejor es que a pesar de abarcar muchos frentes sigue haciendo las cosas bien y sorprendiendo a todo el mundo. ¿Tendrá fin algún día esto? o ¿seguiremos así muchos años? espero que sigamos así años porque si no fuera por Apple la vida sería un poco más triste, ¿o me equivoco?