El negocio de las tarjetas

Cada vez hay más tarjetas y en cualquier sitio prácticamente, ahora incluso puedes recargar la cantidad de dinero que quieras. Estoy hablando de las tarjetas iTunes para comprar, en principio, en la iTunes Store pero que luego han ido permitiendo otras muchas cosas y es que la famosa tarjeta de Apple se está convirtiendo en prácticamente una tarjeta prepago.

Comenzaron con la música y vídeos musicales de la iTunes Store, luego incluyeron las películas y en países como EEUU incluyeron las series de televisión. Cuando lanzaron la App Store salieron las tarjetas para comprar aplicaciones pero realmente podías usar el crédito de iTunes para comprar en la App Store. Ahora con Apple Music puedes hacer lo mismo: compras una tarjeta de 15$ por ejemplo y puedes pagar el servicio de música con esta tarjeta. Y ya por último, y que para nada yo no me esperaba, es la posibilidad de poder pagar el almacenamiento en iCloud también. Por lo cual la tarjeta de iTunes se ha convertido en una especie de tarjeta Apple con la que puedes pagar casi todo, aún falta que pudiéramos pagar en la Apple Store online, y comprar unos Airpods por ejemplo con el crédito que tengamos en nuestra cuanta iTunes, pero al tiempo… de hecho ya existe una tarjeta para ello, una especie de tarjeta regalo que podemos comprar en la Apple Store online o las tiendas físicas, pero que no sirve para iTunes. 

El funcionamiento es bien sencillo y su existencia tiene bastante sentido ya que hay muchas personas que no tienen tarjeta de crédito por qué son menores de edad, porque no pueden permitírsela, o porque no quieren tener y/o mantener una. Apple te permite usar VISA, MasterCard o American Express y deben de ser de crédito, no sirven las de débito. Notmalmente estas tarjetas requieren pagar una cuota anual y algunas son gratuitas, aunque se cobran luego con intereses las transacciones por lo que hay que andarse con cuidado. Hay tarjetas prepago que cada que ingresas dinero se cobran un porcentaje de comisión. En definitiva, poseer una tarjeta, al menos aquí en Europa, a veces es casi un lujo. Con las tarjetas de iTunes esto queda solucionado ya que si no compramos tarjeta para recargar no nos cargan nada y nuestra cuanta bancaria queda protegida. Las tarjetas iTunes se pueden comprar ya en cualquier sitio, yo las he visto en hipermercados, tiendas de videojuegos, tiendas de música, grandes almacenes e incluso tiendas de juguetes. El proceso consiste en coger una tarjeta, las hay desde 15€, pasando por 25€, 50$€ hasta 100€; acto seguido la pagas y la persona en caja la activa, tú solo tienes que rascar una casilla y se descubrirá un código que escarbaremos desde la misma App de iTunes o App Store en el iPhone, iPad o iPod Touch. La recarga es inmediata y podremos comprar lo que queramos sobre la marcha. Ahora han salido también unas tarjetas que puede recargar desde 15€ a 150€, es decir, podremos pagarle a la persona en caja 42€ y ese será el crédito en nuestra cuenta. Si por ejemplo tenemos 8€ en nuestra cuenta y nos queremos abonar a Apple Music que cuesta 10€ al mes pues iTunes cargara automáticamente esos 8€ y cogera los 2€ restantes de nuestra tarjeta de crédito, si es que tenemos, si no tenemos ninguna tarjeta directamente no podremos contratar el servicio hasta que tengamos al menos esos 10€. 

De esta manera mucha gente puede disfrutar de servicios como Apple Music, iCloud y la App Store sin tener una VISA, sin dar cuentas a nadie y sin que figure en su cuenta bancaria, pagando directamente en efectivo. Parece una tontería, pero no lo es, de hecho cada vez veo más de estas tarjetas en más comercios y si están ahí es porque la gente las compra cada vez más. Hay incluso descuentos en las tarjetas, en Fnac, Game Center u otros podemos encontrar a veces descuentos del 5% y 10% incluso, dinero gratis, como dice nuestro amigo Emilcar.

Ahora también podréis comprar vuestras tarjetas iTunes con PayPal desde la web www.startselect.com una web desde la cual sin sobre coste alguno podremos comprar una tarjeta iTunes por casi cualquier medio de pago, incluido PayPal lo cual facilita aún más las cosas, ya que si en un momento determinado te encuentras sin saldo puedes recargar desde cualquier dispositivo, el código es instantáneo, en cuanto haces el pago puedes hacer clic en el código enlazado que te llevará a la iTunes Store y recibirás también a copia por email. Por lo que ya no tendremos excusa para aumentar la capacidad de nuestra nube de iCloud, escuchar Apple Music, comprar una aplicación o película, o incluso suscribirnos a Netflix o el nuevo canal que ha llegado HBO España. 

Mi Apple TV 4

Llevo a penas quince días con él y todavía me parece increíble la capacidad que tiene y las posibilidades para el futuro, que espero no sea muy lejano. El nuevo Apple TV es un ordenador personal súper básico, con un solo puerto HDMI y un mando de control Bluetooth. Es una cajita negra de apenas unos centímetros donde se alberga un chip A8, 2GB de RAM y en mi caso 32GB de almacenamiento. Esta máquina es capaz de hacer cualquier cosa a una velocidad alucinante, el secreto está en que es de Apple y su software está optimizado para el hardware que lleva en su interior. Como todo producto de Apple es una bestia en una pequeña jaula de la que no puede salir, es decir, el sistema es tan cerrado que apenas permite explotar sus grandes bondades. Aunque quizás debido a esto último sea esa bestia que en realidad no es, me refiero, esas limitaciones quizás son las culpables de que el sistema siempre vaya bien, como ya es costumbre en cualquier equipo de Apple.

El nuevo Apple TV tiene una tienda de aplicaciones desde la cual es posible descargar miles de ellas, completamente compatibles con las ya compradas en un iPhone o iPad, si es que el desarrollador lo ha habilitado, y por su puesto perfectamente adaptado al formato de una tele panorámica HD. Tenemos aplicaciones para ver canales de televisión, juegos, tiendas online, galerías de arte, agencias de viaje,… y todo esto no ha hecho más que empezar, quizás hasta ahora la gran limitación sea la misma Apple que no quiere convertir la tienda en un mercadillo de aplicaciones malas que desluzcan el lanzamiento de la misma.

La interface está claramente muy superada a la anterior versión de Apple TV, además de ser más bonita a simple vista, es muy limpia, moderna y rápida. Pero el secreto está en el nuevo mando de control que además de ser Bluetooth dispone de una superficie táctil, como un trackpad para el dedo gordo con el que puedes hacer clic en cualquier parte de la superficie para realizar diferentes funciones pre-asignadas por el desarrollador.

Pero su poder no sólo está en las aplicaciones, ya de por sí podemos acceder a Apple Music y ver y escuchar toda nuestra música, emisoras de radio, videoclips y listas de reproducción. También podremos acceder muy pronto a todo nuestra biblioteca de fotos y vídeos en iCloud, al instante y con una calidad sublime. Es posible comprar y alquilar películas y series con nuestra cuenta de iTunes, acceder a nuestros vídeos editados en iMovie, escuchar nuestros podcast favoritos, entrar en nuestra cuenta de Netflix o ver vídeos en YouTube. Todo esto con una calidad de interface y animaciones como nunca antes se había visto en cualquier smartTV y una calidad de imagen increíble que en mi caso a resucitado mi vieja tele LG de 32″ con una resolución de tan solo 720p. Además es posible ajustar el volumen de la tele desde el mismo control remoto y en las teles más modernas incluso encender y apagar la tele, olvidaos del aparatoso e insufrible mando de la tele. Todo esto que os estoy hablando desde tan solo 179€, quien dijo que Apple era caro.

Siri es la gran sorpresa de este nuevo Apple TV, controlado desde el mando habilitado con dos micros, uno de ellos para cancelación de ruido permite hacer búsqueda de películas, consultar el tiempo o preguntarle a Siri la hora o el resultado del último partido de fútbol. Ahora mismo solo sirve para esto y poco más, pero con el futuro Siri irá ganado protagonismo y servirá para hacer cualquier cosa, podremos controlarlo todo con la voz e incluso podremos redactar cualquier texto.

El Apple TV 4 pronto permitirá conectar un teclado Bluetooth y ya es posible conectar unos auriculares bluetooth permitiendo ver por ejemplo una película o jugar a un juego sin molestar a nadie. Esta conexión abre todo un abanico de posibilidades ya que igualmente podríamos conectar cámaras, luces, sensores o cualquier otra cosa al dispositivo, permitiendo hacer control domótico o mejorar las posibilidades para interactuar con las aplicaciones del Apple TV. Ya es posible también conectar un mando de juegos tipo PlayStation o Xbox con el que podremos disfrutar a tope de grandes juegos a la altura casi de las mejores vídeo consolas.

Se echa en falta un lector de huellas en el control remoto para comprar en la Store. También al igual que ocurre en iOS se echa en falta cuentas de usuario para filtrar servicios y accesos a los diferentes usuarios que accedan al mismo, así como un control parental con cuentas de iCloud diferentes que permitan controlar las horas de uso, contenidos, etc.

En definitiva, un gran producto con mucho futuro que acaba de despegar y que en sucesivas actualizaciones de software y hardware veremos mejorar hasta convertirse en otro líder de mercado, si no al tiempo. Ya solo falta una respuesta mayor del público, hasta ahora ha sido un dispositivo poco conocido y por tanto la respuesta de los desarrolladores tampoco es la mejor, pero el dispositivo promete mucho y cuánto pase un año veremos grandes novedades, estoy seguro.

¡Pasada de Festival!

Un año más Apple ha puesto a disposición de cualquiera y de forma gratuita una serie de conciertos de artistas hiper conocidos y otros no tanto que han asistido como teloneros y nos han dejado como no podría ser de otra manera un muy buen sabor de boca. Desde Londres, la cuna de los mejores músicos y artistas del mundo, Apple Music Festival se retransmite cada año por estas fechas y no deja indiferente a nadie. De hecho cada año sigo preguntándome porque Apple no cobra por verlos, ya que la calidad tanto del evento como de la retransmisión es impecable.

Ver un concierto de en directo pese a los fallos o defectos que pueda presentar la actuación es todo un deleite para los sentidos, y más aún cuando asistes en cuerpo y alma. Pero si lo ves en casa ya es otro cantar, en Apple Music Festival si dispones de una buena tele en HD, una conexión decente a internet y unos buenos altavoces estéreo podrás sentirte casi como si estuvieras allí. La realización y el espectáculo en general es impresionante, el despliegue es digno de Apple y la calidad rezuma en cualquiera de sus espectáculos.

Ver un concierto en directo es la mejor forma de descubrir a un artista, verlo tocar un instrumento, cantar, bailar y hablar con el público lo dice todo de un artista y cada año con Apple Music Festival yo personalmente descubro una gran cantidad de ellos que luego escucho durante todo el año. Da igual el género que más te guste, puedes incluso descubrir géneros que desconocías, si te gusta la música, no dudes en ver estos conciertos, es gratis y altamente recomendable.

Los artistas ya ganan dinero con los conciertos, vender música para ellos ya es secundario por la piratería a consecuencia como no del salto tan grande que estamos viviendo. Hay que cambiar la forma de pensar, nuestros hábitos u la forma en la que gastar nuestro dinero. Parece que el negocio del streaming va viento en popa pero por poco tiempo, la competencia es feroz y pronto la música se distribuirá gratuitamente. Estos conciertos son ahora mismo un gran impulso y motivo para que muchos de nosotros decidamos pagar por la música y también decidamos asistir en directo a un concierto.

Si estáis leyendo esto daos prisa para ver los conciertos de Apple Music Festival ya que están disponibles por tiempo limitado en iTunes, la App Música en iOS, la web de Apple y el Apple TV.

Llega Apple Music

Gracias a la oferta de Spotify Premium por 0,99€ durante 3 meses he conseguido ver lo que antes no veía. El streaming es el presente, lo acepto, andaba anclado en el pasado con iTunes Match y la verdad he llegado a la conclusión de que Apple está realmente perdiendo el tiempo, tiene que lanzar un servicio igual o mejor que el de Spotify porque si no será tarde.

Ya probé Spotify hace mucho, pero no tenía nada que ver con el Spotify actual, el servicio ha mejorado mucho y ahora está altura de ser el mejor en su categoría. Apple en cambio se ha mantenido reacia al streaming y ya le está pasando factura. Si, hay mucha gente que sigue comprando álbumes en la iTunes Store, es una minoría que hasta ahora a aportado lo suficiente como para hacer oídos sordos al streaming, pero ya os digo, el servicio ha mejorado tanto, es tal la calidad que tiene ya Spotify que hasta las clases pudientes y los melamos mas acérrimos están dando su brazo a torcer también, es por ello que Apple compró Beats y quiere lanzar su propio servicio de streaming.

¿Qué tiene que hacer Apple entonces? Tiene que eliminar la barrera de comprar para escuchar, ahora tendremos que pagar cada mes como pasa ya con Spotify, pero a cambio tendremos toda la música del mundo en nuestro bolsillo. De hecho ya pagamos cada mes por iCloud Drive, y cada año por iTunes Match. Y aquí es a donde quiero llegar: Google ha lanzado un nuevo servicio de fotografía en la nube a precio cero e ilimitado, así que Apple tiene que mover ahora ficha y puede aprovechar este movimiento para matar dos pájaros de un tiro. Yo si fuera Apple lanzaría un nuevo servicio en la nube a 10€ por ejemplo al mes e incluiría en este precio almacenamiento ilimitado para fotografías y vídeos, así, de esta manera ofrecería mas que Spotify y mas que Google, seria un buen contraataque para que muchos al menos le brindáramos una oportunidad.

Y en cuanto al servicio deberían de hacer algo tan bueno como Spotify, rápido y de calidad. Innovar, se puede innovar bien poco la verdad, lo único que pueden y deben hacer es integrarlo con el sistema e incorporar continuity, así como widgets, extensiones, aplicaciones de control remoto, compatibilidad con el Apple Watch, etc.

Spotify es un servicio que ofrece casi toda la música del mercado para escuchar desde cualquier dispositivo portátil o de sobremesa de forma online o sin conexión descargando previamente la música previo pago mensual de 9,99€ sin compromiso de permanencia. El servicio es capaz de reproducir la música con gran calidad siempre y cuando paguemos por ello, si no se oirá algo peor, con anuncios publicitarios, sin modo online y de forma aleatoria en smartphones. Goza también de un navegador para encontrar artistas, álbumes y canciones. Puedes descubrir también nueva música reproduciendo la radio o las listas de tu artista favorito. Hay multitud de listas increíbles creadas por Spotify y artistas que cubrirán todas tus necesidades según la actividad que estés realizando. También puedes crear tu propia lista y compartirla con otros usuarios de Spotify, y además se conecta a Facebook compartiendo con todos tus contactos tus reproducciones y listas. Otra característica es losa posibilidad de recibir notificaciones cuando se añadan canciones nuevas a una lista. Si activas el modo offline de una lista, las canciones nuevas se descargaran. En definitiva, un servicio muy completo, que escucha a sus clientes con mucha calidad y rápido, muy rápido.

Apple ha comprado Beats también y es probable que saquen algo nuevo y revolucionario que provenga de ellos y marque la diferencia con Spotify, como por ejemplo las rumoreadas listas diseñadas por personas nooo por máquinas. En fin, ya veremos como lo hacen para ganarse al público, al de Apple, porque el usuario de Android dudo que pueda usar el servicio de Apple y como ya adelantan algunos no habrá servicio gratuito, sólo 3 meses de prueba.