iPhone SE

Vuelve la fiebre amigos míos, la fiebre por las 4 pulgadas, si si… Como lo estáis leyendo. Al final resulta que tanta pantalla no sirve para nada con todo el respeto para esos millones de usuarios felices poseedores de un iPhone 6 en adelante. 

Pues eso, que después del lanzamiento del nuevo iPhone SE, ese que nadie iba a comprar, todos… Incluidos los mismo de Apple se han quedado boquiabiertos al ver la enorme aceptación que está teniendo el nuevo Benjamín de la familia. Y es que las 4,7 y 5,5 pulgadas vinieron por la enorme competencia procedente de Apple cuyo lema era “la mía es más grande”. Ahora el nuevo lema de Apple es “la tengo pequeña pero funciona”. O eso es lo que al menos todo el mundo dice y repite una y otra vez. El iPhone SE es una máquina que funciona a una velocidad endiablada, es como si le metes a un Seat Seiscientos el motor de un Volskwagen Golf, el resultado es una bestia parda.

Si a esta bestia le añadimos una cámara de 12 megapixels capaz de grabar vídeo en 4K y un precio de salida de 489€ en España, 399$ en USA, obtienes unos resultados espectaculares no sin la respectiva falta de stock y largos periodos de envío. 

No me extraña nada entonces que los resultados económicos de Apple para este último trimestre hayan sido un lastre, y son estas cosas realmente las que pueden pasar factura a Apple, me explico: Apple no puede permitirse disparar sus ventas de una manera tan espectacular como lo hizo cuando lanzaron el iPhone 6 y 6 Plus porque después llegan las vacas flacas, había tanto Androide y no androide sediento de un iPhone con 4,7 y 5,5 pulgadas que Apple consiguió vender más iPhone de la cuenta y superó en demasía las expectativas, unas expectativas que ahora son muy difícil de superar y que están fastidiando la economía de Apple. 

Simplemente hubiera bastado con que Apple hubiera mantenido las 4 pulgadas y hubiera lanzado además un modelo de 4,7 pulgadas. Y al siguiente año con el iPhone 6s lanzar el de 5,5 pulgadas junto con los otros dos modelos. Es decir, un lanzamiento escalonado. Lo que no puedes hacer es dejar el 5s sin actualizar y lanzar dos modelos nuevos con pantalla más grande de golpe. 

Al final ha lanzado este nuevo iPhone SE para paliar el desastre, un poco tarde pero bueno, hay dinero y éxito de sobra para amortiguar este traspiés. 

Conclusiones keynote

El pasado lunes hubo Keynote de Apple y ya va siendo hora de hablar sobre ella por aquí. Realmente no tengo mucho que decir puesto que fue muy sencilla, pero bueno. Mi opinión es que ha traído dos productos bastante importantes, por un lado el iPad Pro de 9,7 pulgadas y por otro el iPhone SE.

El nuevo iPad Proes un iPad que marcará el antes y el después de los iPad como ya ocurrió en su momento con el Air y el modelo de la pantalla retina. Y lo hará este modelo y no el anterior porque trae grandes avances que el Pro de mayor tamaño no trae, como una cámara a la altura: 12 megapixels, flash led y mayor resolución a la hora de grabar vídeo. También incorpora la función oye Siri, mejor conectividad LTE y Wifi, Apple SIM integrada y la opción en color oro rosa. El precio para mi gusto es 100€ más caro de lo que debería, pero quiero comprarlo cuando pueda porque es un buen producto, tiene un tamaño ideal y en gris espacial con el teclado de Apple queda de miedo, me está empezando a gustar más que incluso el MacBook gris. Es un buen cacharro salvo por los 2GB de RAM de menos que incorpora con respecto a su hermano mayor y el Touch ID de primera generación, y como antes he dicho, por el precio que me parece excesivo pese a que el modelo de partida tenga 32GB.

El iPhone SE es precioso, como ya lo era el iPhone 5S, pero ahora incorpora unos cantos biselados en mate que le dan un toque diferente y en oro rosa queda precioso. Este nuevo teléfono además de ser atractivo por su diseño es atractivo por su tamaño, sobre todo para aquellas personas que odian la pantalla grande del iPhone 6 y 6S, es atractivo por su precio partiendo de los 489€ para el modelo de 16GB y por su interior que alberga toda la maquinaria del iPhone 6S salvo el Touch ID, que es de primera generación, la cámara iSight y la pantalla con 3D Touch. Sinceramente no me lo voy a comprar porque ya tengo un iPhone 5S que me va de lujo y si alguna vez cambio será a mayor tamaño de pantalla, probablemente a 4,7 pulgadas, la pantalla de 4 pulgadas se me hace ya demasiado pequeña, sinceramente.

El Apple Watch es el nuevo hobby de Apple y ahora ha bajado de precio unos 50€. Se ha vendido bien y se seguirá vendiendo, pero no va a ser de momento un producto de masas ni vamos a ver actualizaciones anuales. Seguirá ahí avanzando lentamente hasta que algún día asome la cabeza como ha ocurrido con el Apple TV. Ahora tenemos nuevas correas de Nylon a 59€ que a mí personalmente me gustan, creo que me voy a hacer con negra a juego con mi Sport gris espacial. También hay una nueva Milanese en negro por 169€.

A parte de estos productos vimos una mejora en el tema de salud para la prevención y tratamiento de enfermedades en hospitales estadounidenses y la forma en la que recicla y ahorra energía la compañía. Lo que más llamó la atención fue Liam el robot que desmonta un iPhone y poco más de un minuto y señora sus piezas sin dañarlas, increíble. No me extrañaría nada que los nuevos iPhone SE hubiesen pasado por las manos de Liam.

Además de todo esto hemos teniendo actualizaciones de iOS, TvOS, WatchOS y OSX. Como novedad destacada la protección con contraseña y huya de las notas, nuevas opciones en la aplicación mapas del Apple Watch, Night Shift para iOS y las carpetas, teclados bluetooth, dictado con Siri y nuevo diseño en la multitarea del Apple TV. También hemos visto tras la Keynote la aparición de nuevos modelos de iMac con mejores procesadores y nuevos adaptadores USB y SD para el iPad Pro junto con un nuevo cable de Lightning a USB-C para cargar el iPad Pro en el MacBook con este puerto.

En junio nos espera una nueva Keynote en la WWDC donde veremos los nuevos sistemas operativos de Apple y según rumores nuevos MacBook de 13 y 15 pulgadas y seguramente un refresco de los MacBook Pro. Hasta entonces toca esperar y disfrutar de lo que ya tenemos.

Tenemos Keynote

Será el lunes que viene, el día 21 de marzo, y traerá por fin un soplo de aire fresco a los que seguimos la marca con tanto ímpetu y a veces fanatismo ya que la última Keynote fue la del iPhone en septiembre del año pasado y desde entonces no hemos sabido más salvo pequeñas actualizaciones y accesorios que han ido saliendo con cuenta gotas.

Para el lunes se espera un nuevo iPad que será Pro pero con el tamaño de un Air, no se sabe aún si se llamara iPad Air, Pro o simplemente iPad. Yo personalmente apuesto por esto último y la diferencia radicará en los tamaños de pantalla. Por otro lado dicen que se llamara Pro ya que el Air seguirá existiendo y seguirá apostando por la delgadez, cosa que no va a ocurrir con el iPad Pro.

También se espera el iPhone SE, un iPhone 5S mejorado con pantalla de 4 pulgadas, chip A9 y la misma cámara del actual iPhone 6S. Hay quien dice que no veremos este a septiembre y otros que el 21 se anunciará. Yo pienso que son mercados diferentes y que podríamos ver este la semana que viene para amortiguar el bajón de ventas en invierno y primavera. Por otro lado podría verse perfectamente en septiembre junto con los dos otros modelos como una opción más, pero entonces no tendría sentido el nombre SE, Special Edition.

También se esperan nuevos MacBook y bajada de precios, que falta va haciendo ya. Puede que el MacBook Air desaparezca, actualmente es el único modelo sin pantalla retina y no me parece lógico prolongar más su existencia, pese a ser un gran modelo que funciona francamente bien y todos echaríamos de menos. En cuanto a los modelos Pro puede que veamos alguna que otra actualización pero nada importante bajo mi punto de vista.

Veremos también un adelanto de los nuevos OSX, iOS, WatchOS y TvOS. Aún no se sabe nada al respecto, puede que haya mejoras estéticas o que simplemente Apple decida hacer pequeñas actualizaciones y dejarse de sacar un sistema nuevo cada año. Quizás así podríamos ver novedades más pulidas y sin fallos. Eso sí, el hecho de no lanzar algo nuevo cada año podría afectar a las ventas de hardware. Yo pienso y opino que Apple tiene un mercado muy diversificado y debería olvidarse de tanto nombre y número, y llamar a todos por el mismo nombre diferenciándolos por el tamaño de la pantalla como ya ocurre por ejemplo con los Mac. En cuanto al sistema operativo yo si fuera Apple dejaría de lanzar versiones cada año y haría actualizaciones menores.

En cuanto al Apple Watch todo indica a que no veremos nada nuevo, salvo algún modelo nuevo Sport y correas nuevas, alguna incluso súper vitaminada. La verdad que el reloj de Apple es una maravilla pero necesitas grandes mejoras para hacerse un hueco real en el usuario medio. Habría que mejorar batería, rendimiento y funcionalidades. Espero que Apple nos sorprenda gratamente con alguna gran novedad para el Apple Watch o incluso con un modelo nuevo o versión renovada.

El Apple TV traerá novedades en esta Keynote y puede que sea en forma de nuevo servicio de Apple relacionado con las series de televisión, el hardware permanecerá un intacto y no veremos novedades menores hasta septiembre, aunque siendo un mercado tan emergente me atrevería a decir que veremos nuevos periféricos para el pequeño de Apple e incluso un servicio en forma de juegos a la carta, quién sabe, soñar es gratis.

En definitiva, una Keynote que llega después de un largo tiempo sin novedades y plagada de incógnitas. Apple debería de impresionarnos a todos el lunes porque si no tendremos que esperar a septiembre y para eso queda mucho todavía. Seguiremos el evento y comentaré por aquí mi opinión y las buenas nuevas.