La gran Apple

Si es cierto, si hace no mucho decía que Google acojonaba con su infraestructura de búsqueda a través de la red, toda la información del mundo es suya y puede hacer con ella lo que quiera. 

Ahora me atrevo a decir que Apple acojona, y más a un que Google. Pero empecemos por el principio: seguramente habréis oído hablar de los Samsung Galaxy Note 7 que explotan, que la marca coreana a devuelto terminales nuevos que han vuelto a explotar y que finalmente han decidido dejar de vender el terminal perdiendo 17.000.000.000€ directos sin tener en cuenta las pérdidas indirectas por desconfianza del usuario. Y que casualidad que justo cuando todo esto ocurre aparece el Google Pixel, un terminal de alta gama que compite directamente con los terminales del mismo nivel de Samsung. 

¿Y si le huera ocurrido esto mismo a Apple? Pues os aseguro que no hubiera sido para nada parecido a lo que le ha ocurrido a Samsung. Para empezar Apple tiene tal infraestructura de tiendas por todo el mundo, de soporte postventa, de ingenieros cualificados, de abogados, etc que todo habría quedado en agua de borrajas. Esto que le ha ocurrido a Samsung para empezar no le habría pasado a Apple pero en el caso de que hubiera ocurrido se habría investigado como dios manda el asunto y se hubieran tomado cartas en el asunto devolviendo terminales en condiciones o simplemente devolviendo el dinero, pero nunca enviando de nuevo terminales en las mismas condiciones. 

El trámite en la devolución hubiera sido una balsa de aceite comparado  con lo que le ha ocurrido a Samsung gracias a las Apple Store, ya que el trato al ser directo con el cliente se hubiera arreglando antes y de mejor manera. 

Por otro lado ha salido el Google Pixel que promete ser la gran amenaza de Samsung y Apple, de Samsung estoy seguro de que si pero nunca de Apple, ya que el nivel de la marca de Cupertino es tal en cuanto a infraestructura, logística, distribución, tiendas, etc que para alcanzar a Apple no sólo se necesita dinero, también tiempo, eso no se puede comprar. 

Y todo esto coincide también con las recién inauguradas tiendas en Londres que han sido reformadas,  con la noticia de que van a quitar las alarmas a los iPhone y Apple Watch en las tiendas y que se va a construir y tercer campus en Cupertino y que se han comprado un par de edificios en Londres e Italia para formar a programadores.

Apple crece y crece y no sólo en número de clientes, accionistas y beneficios, también en inversiones, I+D, distribución y logística. De hecho ya tiene fábricas en EEUU, Suramérica y la India, y ha invertido en la mayor compañía de taxis en China. Tim Cook ya no sólo trata con los empresarios, también lo hace directamente con los presidentes de los paises. Ya estamos acostumbrados a todo esto, pero pensadlo, es muy grande Apple, demasiado. Tanto que asusta un poco ¿No creéis?

Apple no tendrá unas gafas VR, ni un coche que compita con Tesla, ni una consola de videojuegos, ni una tele, ni un iPad con ratón, ni una Siri en el cuarto de estar, ni… muchas cosas, pero tiene otras mucho más importantes, y a los que dicen que Apple está acabada, pensando en todo esto, creo que no tienen ni idea de lo que dicen, solo mucha envidia.