I Love AirPods

Ya tengo los Airpods y son increíbles. Tras dos meses de espera por fin he podido conseguirlos. En concreto los reservé en el APR Rossellimac, aquí en Granada, y casi con todas mis esperanzas pérdidas el sábado me llamaron para confirmarme que podía ir a recogerlos el lunes. Así que sin más dilación fui corriendo a por ellos.

No son unos simples auriculares, ocurre igual que con el Apple Watch. El secreto está en lo fáciles que son de usar y lo cómodos que son. ¿Pero con estas bondades se puede realmente superar a cualquier otro auricular bluetooth? Una cosa lleva a la otra: al ser fáciles de utilizar los usas con todos tus dispositivos Apple y al ser tan cómodos no te los quitas nunca. No os voy a hablar de la tecnología que llevan porque ya lo sabréis de sobra, pero si os puedo contar que suenan impecables, los graves y los agudos están muy equilibrados y con Apple Music se escuchan de miedo.

Todavía no me puedo creer que mi iPhone envíe todo el sonido a los dos auriculares a la vez y se sincronicen a la perfección, escuchando un perfecto estéreo, que asusta a veces incluso. Sin ir más lejos está misma mañana pensaba que alguien venía con una radio encendida por mi casa ya que no aíslan del exterior y como no pesan nada te olvidas de que los llevas puestos.

Al margen de que cada persona tenemos las orejas diferentes, si tienes suerte de que no se te caigan o te hagan daño al usarlos durante un tiempo prolongado, cuesta acostumbrarse a llevarlos porque no los sientes, y al principio tienes una sensación continua de que se van a caer y los vas a perder. Luego te acostumbras y te das cuesta de que no se caen con tanta facilidad. Tienes que darle un golpe o hacer el pino para que se caigan. Pero si que resulta incómoda esa sensación al principio.

El sonido no deja de sonar mal en ningún momento, hagas lo que hagas siguen sonando perfectamente. Recuerdo que con los EarPods con el cable al darle tirones se acababan despegando de los oídos y dejaban de oírse bien los graves. Ahora como no hay cables los auriculares permanecen en su sitio todo el rato y se oye igual siempre, con sus graves correspondientes.

Siempre están cargados porque siempre se guardan en su caja para que no se pierdan o se estropeen y como tienes 24 horas de batería es francamente complicado que te quedes sin batería. A no ser que te olvides de cargar la caja de vez en cuando. Apple de nuevo lo ha vuelto a hacer, ha reinvéntalo los auriculares bluetooth. Los AirPods son pequeños, igual que los EarPods con cable, se oyen muy bien y siempre están cargados. Encima son tan fáciles de usar que me atrevo a a decir que son prácticamente insuperables. Para conectarlos solo hay que abrir la caja cerca del iPhone y aceptar cuando salga una ventana con ellos. A partir de ahí se conectaran solos al dispositivo que esté sonando en ese momento y tenga nuestra cuenta de iCloud, es magia. También al ser Bluetooth podremos sincronizarlos con cualquier otro dispositivo.

Cuando te los pones suena un sonido que me recuerda al sonido de inicio de los Mac y la caja lleva un pequeño botón para desconectarlos de nuestro iPhone y conectarlos en otro que queramos u otro dispositivo. Los AirPods no pueden caerse de la caja porque están imantados y aunque volquemos la caja no se salen. El cierre de la caja también es magnético. Se cargan con cable lighting que además se incluye en la caja para poder cargarlos en un ordenador o con un cargador usb. Son muchos los detalles que al final justifican un precio que a priori se antoja elevado pero a la larga se agradecen. Puede que más adelante os cuente como me sigue llenado con ellos, y para dentro de unas semanas se espera una actualización de firmware para localizarlos por la App buscar de Apple al igual que ahora mismo podemos localizar nuestro iPhone, Apple Watch, iPad, iPod y Mac.

Quiero unos SmartPods

Año 2018, Apple lanza el Apple Watch 4, la segunda generación del reloj de Apple con conexión LTE, el primero realmente autónomo, ya no necesitaremos un iPhone para usarlo al 100%, con el Apple Watch todo es posible. Todo el mundo se está acostumbrado a usarlo y cada vez más usuarios hacen llamadas con él, así que tenemos “one more thing”, si… Apple lanza por fin unos nuevos EarPods y no son Beats, ahora son inalámbricos y están especialmente pensados para ser usados con el nuevo Apple Watch dotado con el nuevo Bluetooth más veloz, energético y estable. 

Estos nuevos EarPods suponen un nuevo concepto de auriculares que entran en la categoría “wearable” ya que se llevan colgados en el cuello a modo de colgante o collar y son tan elegantes que podríamos combinarlo con cualquier prenda, bien deportiva o bien más elegante. Definitivamente Apple se está adentrando en el mundo de la moda y ahora lo hace con algo tan necesario hoy día como unos auriculares inalámbricos. Parece una locura pero ya somos muchos los que salimos sin nuestro iPhone de casa pero nos gusta escuchar música con el Watch o realizar alguna llamada que otra. Llevar encima unos auriculares inalámbricos supone un trasto más que al final dejas o te olvidas en casa.

El dispositivo en concreto consiste en unos elegantes auriculares en diferentes colores a juego con los ya existentes para el Watch que disponen de un cordón intercambiable de acero, nylon, plata e incluso oro. Dicho cordón se une por el extremo como ya es costumbre mediante un iman a modo de broche. No disponen de botón alguno, simplemente se apagan solos cuando se abrochan y se encienden en cuestión de un instante al desabrocharlos conectándose por Bluetooth sobre la marcha. 

El diseño no es sólo cuestión de elegancia, también aporta comodidad y sencillez a la hora de usarlo. Según nos cuenta Cook es tan cómodo que apenas recuerdas llevarlo puesto y se conectan tan rápido que responder una llamada desde el Watch es toda una experiencia. Además incorporan una cajita de transporte como la de los antiguos EarPods que sirven de cargador haciéndolo por inducción y en tan solo un par de horas. Desde luego este nuevo accesorio dar mucho que hablar y por tan solo 120€ convertirás tu Apple Watch en un auténtico dispositivo independiente y podrás usarlos también con tu iPhone, iPad u otro aparato con conexión bluetooth.

Esta es una idea que se me ha ocurrido usando mi Apple Watch mientras caminaba y realizaba una llamada con él hoy, no sería descabellado que en un par de años viéramos algo parecido ¿Os lo imagináis?

El gamepad definitivo

Por fin he podido hacerme con el Nimbus SteelSeries para el Apple TV 4 y estoy encantado con él. Ya sabía que iba a hacer una buena compra pero aún sabiéndolo me ha impresionado igualmente. Este gamepad está especialmente diseñado para el Apple TV 4 ya que utiliza el protocolo MFI para conectarse por bluetooth al mismo y es compatible con prácticamente todos los juegos que existen para este. El mando que trae el Apple TV 4, el Siri Remote, es una maravilla que incluye micro para invocar a Siri y acelerometro, permitiéndonos jugar con el mando como si del iPhone se tratase ya que al inclinarlo el mismo responderá como tal. No obstante las bondades del Siri Remote no son suficientes para engancharnos a los juegos del Apple TV, ya que se antoja muy complicado jugar por ejemplo a juegos como Modern Combat, se puede, pero al final cansa y no hace que quieras volver a jugar con él. 

El Nimbus SteelSeries es otro cantar, es un mando muy parecido al de grandes vidoconsolas con XBOX o PS4, su tamaño es justamente el mismo e incluye todos los botones imprescindibles para casi cualquier juego como son las palancas analógicas, la cruceta digital y los botones traseros con los que normalmente cambiamos de marcha del coche o apretamos el gatillo de una pistola. La velocidad de respuesta es inmediata, por lo que no notarás que es un mando inalámbrico y su batería dura tanto que apenas será una molestia tener que cargarlo. Es curioso, se carga con cable lightnin como el que usa el iPhone, iPad o iPod. La conexión es tan fácil como suele serlo en un dispositivo bluetooth, como una auriculares o un altavoz. Simplemente hay que buscar el mando en los ajustes Bluetooth del Apple TV 4 y conectarlo. Lo mejor de este mando es que se lleva igual de bien con el iPhone, el iPad, el iPod o el Mac. Y aunque a lo mejor no le veis sentido a jugar con un Nimbus conectado a un iPhone o un iPod por su pantalla tan pequeña, creedme que cobrará todo el sentido cuando conectéis vía AirPlay ese iPhone o iPod al Apple TV, permitiéndonos jugar a esos juegos que aún no se encuentran para el Apple TV, la experiencia es tan buena como si estuviéramos jugando directamente en el Apple TV.

Que quieres disfrutar más aún el mando, conéctalo a tu Mac y juega a los juegos que tengas conectando el Mac a un buen monitor o a la tele del salón por AirPlay, es una gozada, y no hace falta que tengas un súper Mac, con uno modesto podrás descargar cualquier emulador de la SNES o Megadrive y disfrutar como un enano de aquellos juegos de antaño
El Nimbus SteelSeries no es solo un mando de juegos de plástico con botones de colores, es toda una experiencia usarlo ya que tiene un tacto similar al que obtienes cuando agarras un volante forrado en piel de un coche recién estrenado. Se adapta tan bien a las manos que apenas lo pruebes notarás la diferencia entre este y los demás mandos. Sus botones son robustos y aunque les des caña, lo aguantan todo. Se puede decir que es un producto premium diseñado sola y exclusivamente para Apple, es por ello que si lo quieres comprar deberás acercarte a una Apple Store o comprarlo online. De momento no se encuentra ni siquiera en los Apple Premium Resseller, solo en forma de pack junto a unas figuras Disney para jugar a Disney Infitiny, pero tendrás que gastar el doble, siendo su precio original de 59€.
Si te gustan muchos los videojuegos cómprate una XBOX o una PS4, pero si te gusta echar un rato de vez en cuando y aprecias la calidad de un buen producto, no lo dudes ni un segundo, vale cada uno de los centimos que cuesta.

Logitech Keys 2 Go

Esta Navidad he podido hacerme con el nuevo teclado bluetooth de Logitech, que así, a voz de pronto viene a ser una versión del teclado de la Surface de Microssoft para el iPad. Su tacto es increíble, es lo que más me llamó la atención cuando lo vi. En realidad no deja de ser un teclado más para tabletas pero su tacto y tamaño marcan la diferencia.

Yo tengo un iPad Mini, y compré un teclado bluetooth Ultra Thing de Logitech también, pero estaba muy mal fabricado, en dos piezas de plástico que resbalaban sobre cualquier superficie y que como principal característica tenía que podía servir de funda protectora para el iPad, imantada, aunque sí querías usar el teclado había que despegarla del mismo y situar el iPad Mini en la ranura que trae al efecto. El iPad Mini quedaba muy pegado al teclado, la inclinación no era la correcta y se hacía difícil trabajar con él. Al final acaba usando el teclado por separado, pero al no tener a penas peso, resbalaba tanto que al final usarlo se hacía muy desagradable.

El nuevo teclado de Logitech está mucho mejor, para empezar tiene el tamaño de un teclado real, aunque lo uses con el iPad Mini resulta mucho más cómodo escribir on este tamaño. El teclado va por separado, no se agarra por ningún lado al iPad, cosa que aunque a priori resulte más engorroso, finalmente lo hace mucho más cómodo ya que en realidad cuando escribimos en una tableta lo queremos hacer con las comodidades de una sobremesa, y no de un portátil.

El teclado es súper delgado y al ser la parte inferior de goma se agarra a cualquier superficie y no se mueve nada, pese a lo ligero que es. La superficie del mismo tiene un tacto como de terciopelo, muy agradable que confiere una gran calidad al mismo. Al mismo tiempo es robusto y consistente dando la sensación de un buen producto de calidad y duradero. Se conecta perfectamente mediante bluetooth a cualquiera tableta, teléfono, ordenador o media center y se puede llevar cómodamente en cualquier bolsa o bandolera. Se carga mediante un cable USB convencional y la batería dura 3 meses como la de cualquier otro teclado.

Sin duda es para mi gusto el teclado definitivo que usaré cada día para escribir con mi iPad Mini, además, viene con numerosas funciones de volumen, bloqueo, botón home, etc que harán más fácil su manejo y con los comandos parecerá que estás delante un Mac. También pienso usarlo con el Apple TV cuando salga la versión 9.3 de TvOS, convirtiendo la tele en casi otro ordenador personal.

Auriculares para zurdos

Resulta que existen auriculares para zurdos y he podido comprobarlo con mis nuevos Mpow bluetooth 4.1 que solo funcionan con el Apple Watch cuando lo llevas en la muñeca derecha, es decir, si eres zurdo. Aunque si no lo eres siempre puedes llevar encima el iPhone también, me refiero a la hora de salir a correr, pero no olvides ponerte el brazalete deportivo de el brazo derecho porque si no nada de nada, y todo esto se debe a que el receptor bluetooth de dichos auriculares se encuentra en la oreja derecha y si llevas el emisor en el lado opuesto al salir a correr se corta la conexión continuamente, lo cual hace insufrible escuchar música mientras corres.

Por lo demás no puedo quejarme ya que solo me han costado 20€ en Amazon, que es quien los fabrica y comercializa. El sonido no está nada mal, aunque hay que tener los oídos bien cerrados por los tapones que incorpora, si no es así a lo mejor necesitas cambiarlos por unos mas grandes o quizás más pequeños, que la misma caja incorpora. Lo mejor es que se acoplan súper bien a la cabeza, no se mueven absolutamente nada, la música siempre se oye igual por mucho que te muevas.

Los auriculares incorporan un mando en el auricular derecho desde el cual podemos responder a una llamada, colgar la misma, ajustar el volumen y controlar la música. La batería dura 8 horas y 1 una semana en reposo lo cual hace que te olvides de estar todo el día cargando. Si estás en casa tranquilamente se oyen bien hasta una distancia de 10 metros incluso a través de pareces. Lo que no llevan muy bien es el movimiento, que es precisamente para lo que se supone que están hechos.

Los tapones aíslan mucho, pero tampoco demasiado, lo cual me gusta ya que no me escucho el pulso ni la respiración, y se agradece la verdad. Otra cosa mala es su fragilidad, están hechos de un plástico malo que los hacen frágiles y los tornillos al no ser de aluminio acaban oxidándose con el sudor a la larga, según he leído. También el mando a distancia acaba fallando al mojarse con el sudor haciéndolo definitivamente inservible.

Otra cosa buena es que puedes parear hasta dos dispositivos, una voz en off y en inglés te avisa de que se ha establecido la conexión. La conexión es rápida y limpia. Cuando te los pruebes por primera vez te resultare extraño como quedan, no los fuerces porque son muy frágiles y podrían romperse. Deja que ellos mismo se amolden a tu cabeza y tus oídos. Los uso para realizar las tareas del hogar, para hacer spinning, para cocinar, hasta me voy al cuarto de baño con ellos y son tan cómodos y ligeros que apenas los sientes y puedo hasta cambiarme de ropa con ellos puestos, increíble.

Yo de momento estoy contento, pese a tener que llevar el iPhone encima, en el lado derecho, para evitar las interferencias, y pese a que nada mas sacarlo de la caja se le cayó un tornillo, y estoy contento porque son muy cómodos, no se oyen nada mal, son hiper baratos y definitivamente no tengo que pelearme con los cables. Con el tiempo quizás me haga con unos PowerBeats, pero por ahora la hucha no da para más, 200€ me parece excesivo.

Logitech Ultrathing

No hace mucho conseguí el teclado bluetooth Ultrathing de Logitech para el iPad Mini y desde entonces no he dejado de usarlo. Se trata de un teclado completo, algo mas pequeño que el estándar con una bisagra imantada que se adhiere al extremo imantado del iPad Mini para proteger la pantalla cuando no lo estamos usando. Para usarlo basta con desmontarlo de la bisagra y situarlo justo en una ranura habilitada con el grosor del iPad Mini. Yo personalmente he descubierto otra forma de utilizarlo que consiste en utilizar como soporte la Smart Cover del iPad Mini que se adhiere también magnéticamente y en el mismo lugar donde queda la bisagra del mismo imantar la bisagra del teclado de tal forma que el iPad Mini queda imantado a ambos y su posición resulta mas alejada del teclado y con una leve inclinación que resulta mas cómoda a la hora de utilizar dicho teclado, pudiendo incluso desarmar la Smart Cover y descansar el iPad Mini sobre el extremo de la misma quedando bastante más inclinado, posición que a veces resulta mas cómoda, según el caso. En la foto podéis ver el resultado, la apariencia es similar al Surface de Microsoft o al clásico Netbook.

Su funcionamiento es bien sencillo, solo hay que encender el teclado, ir a los ajustes bluetooth del iPad Mini y seleccionar el teclado. Si queremos emparejarlo con otro dispositivo como por ejemplo el iPhone o el Apple TV debemos antes desemparejarlo con el iPad Mini pulsando un pequeño botón de Reset con el icono bluetooth justo al lado del botón encendido. La distancia viene a ser la estándar, 10 metros, la duración de la batería es de 3 meses de uso normal, tiene un pequeño puerto para cargarlo con el cargador del mismo iPad o conectándolo al puerto USB de un Mac o PC. Tiene una par de indicadores luminosos muy discretos también que nos indican el estado de la conexión pero que se apagan inmediatamente para ahorrar energía y no molestar.

Su uso al principio se hace complicado ya que aunque la disposición de las teclas es idéntica a la de los teclados normales, al ser más pequeño requiere usarlo unas cuantas veces para conseguir escribir rápido, una vez que lo uses dos o tres veces te haces rápidamente con él mejorando en comodidad y velocidad cuando hay que redactar bastante. Yo siempre he sido partidario de los teclados virtuales ya que te permiten usar varios idiomas, emojis, teclados personalizados, etc pero también restan espacio en la pantalla y no nos permiten usar comando como copiar, pegar y cortar por ejemplo y el uso de las flechas para desplazarnos más rápido por el texto.

El teclado incluye también funciones para bloquear y desbloquear el iPad Mini, el botón home, Siri, Spotlight, cambio de idioma, función para usar el teclado virtual, controles multimedia, control de volumen, tabulación y comandos “seleccionar todo el texto” cmd + A ó “salir de la ventana” cmd + W por ejemplo.

El teclado está disponible en blanco y en negro, vale unos 79€. Yo estoy francamente contento con él aunque le echo en falta la retro iluminación, aunque sea opcional y merme la autonomía de la batería ¿Que os parece mi teclado? dejad vuestros comentarios, please.