I Love AirPods

Ya tengo los Airpods y son increíbles. Tras dos meses de espera por fin he podido conseguirlos. En concreto los reservé en el APR Rossellimac, aquí en Granada, y casi con todas mis esperanzas pérdidas el sábado me llamaron para confirmarme que podía ir a recogerlos el lunes. Así que sin más dilación fui corriendo a por ellos.

No son unos simples auriculares, ocurre igual que con el Apple Watch. El secreto está en lo fáciles que son de usar y lo cómodos que son. ¿Pero con estas bondades se puede realmente superar a cualquier otro auricular bluetooth? Una cosa lleva a la otra: al ser fáciles de utilizar los usas con todos tus dispositivos Apple y al ser tan cómodos no te los quitas nunca. No os voy a hablar de la tecnología que llevan porque ya lo sabréis de sobra, pero si os puedo contar que suenan impecables, los graves y los agudos están muy equilibrados y con Apple Music se escuchan de miedo.

Todavía no me puedo creer que mi iPhone envíe todo el sonido a los dos auriculares a la vez y se sincronicen a la perfección, escuchando un perfecto estéreo, que asusta a veces incluso. Sin ir más lejos está misma mañana pensaba que alguien venía con una radio encendida por mi casa ya que no aíslan del exterior y como no pesan nada te olvidas de que los llevas puestos.

Al margen de que cada persona tenemos las orejas diferentes, si tienes suerte de que no se te caigan o te hagan daño al usarlos durante un tiempo prolongado, cuesta acostumbrarse a llevarlos porque no los sientes, y al principio tienes una sensación continua de que se van a caer y los vas a perder. Luego te acostumbras y te das cuesta de que no se caen con tanta facilidad. Tienes que darle un golpe o hacer el pino para que se caigan. Pero si que resulta incómoda esa sensación al principio.

El sonido no deja de sonar mal en ningún momento, hagas lo que hagas siguen sonando perfectamente. Recuerdo que con los EarPods con el cable al darle tirones se acababan despegando de los oídos y dejaban de oírse bien los graves. Ahora como no hay cables los auriculares permanecen en su sitio todo el rato y se oye igual siempre, con sus graves correspondientes.

Siempre están cargados porque siempre se guardan en su caja para que no se pierdan o se estropeen y como tienes 24 horas de batería es francamente complicado que te quedes sin batería. A no ser que te olvides de cargar la caja de vez en cuando. Apple de nuevo lo ha vuelto a hacer, ha reinvéntalo los auriculares bluetooth. Los AirPods son pequeños, igual que los EarPods con cable, se oyen muy bien y siempre están cargados. Encima son tan fáciles de usar que me atrevo a a decir que son prácticamente insuperables. Para conectarlos solo hay que abrir la caja cerca del iPhone y aceptar cuando salga una ventana con ellos. A partir de ahí se conectaran solos al dispositivo que esté sonando en ese momento y tenga nuestra cuenta de iCloud, es magia. También al ser Bluetooth podremos sincronizarlos con cualquier otro dispositivo.

Cuando te los pones suena un sonido que me recuerda al sonido de inicio de los Mac y la caja lleva un pequeño botón para desconectarlos de nuestro iPhone y conectarlos en otro que queramos u otro dispositivo. Los AirPods no pueden caerse de la caja porque están imantados y aunque volquemos la caja no se salen. El cierre de la caja también es magnético. Se cargan con cable lighting que además se incluye en la caja para poder cargarlos en un ordenador o con un cargador usb. Son muchos los detalles que al final justifican un precio que a priori se antoja elevado pero a la larga se agradecen. Puede que más adelante os cuente como me sigue llenado con ellos, y para dentro de unas semanas se espera una actualización de firmware para localizarlos por la App buscar de Apple al igual que ahora mismo podemos localizar nuestro iPhone, Apple Watch, iPad, iPod y Mac.

Quiero unos SmartPods

Año 2018, Apple lanza el Apple Watch 4, la segunda generación del reloj de Apple con conexión LTE, el primero realmente autónomo, ya no necesitaremos un iPhone para usarlo al 100%, con el Apple Watch todo es posible. Todo el mundo se está acostumbrado a usarlo y cada vez más usuarios hacen llamadas con él, así que tenemos “one more thing”, si… Apple lanza por fin unos nuevos EarPods y no son Beats, ahora son inalámbricos y están especialmente pensados para ser usados con el nuevo Apple Watch dotado con el nuevo Bluetooth más veloz, energético y estable. 

Estos nuevos EarPods suponen un nuevo concepto de auriculares que entran en la categoría “wearable” ya que se llevan colgados en el cuello a modo de colgante o collar y son tan elegantes que podríamos combinarlo con cualquier prenda, bien deportiva o bien más elegante. Definitivamente Apple se está adentrando en el mundo de la moda y ahora lo hace con algo tan necesario hoy día como unos auriculares inalámbricos. Parece una locura pero ya somos muchos los que salimos sin nuestro iPhone de casa pero nos gusta escuchar música con el Watch o realizar alguna llamada que otra. Llevar encima unos auriculares inalámbricos supone un trasto más que al final dejas o te olvidas en casa.

El dispositivo en concreto consiste en unos elegantes auriculares en diferentes colores a juego con los ya existentes para el Watch que disponen de un cordón intercambiable de acero, nylon, plata e incluso oro. Dicho cordón se une por el extremo como ya es costumbre mediante un iman a modo de broche. No disponen de botón alguno, simplemente se apagan solos cuando se abrochan y se encienden en cuestión de un instante al desabrocharlos conectándose por Bluetooth sobre la marcha. 

El diseño no es sólo cuestión de elegancia, también aporta comodidad y sencillez a la hora de usarlo. Según nos cuenta Cook es tan cómodo que apenas recuerdas llevarlo puesto y se conectan tan rápido que responder una llamada desde el Watch es toda una experiencia. Además incorporan una cajita de transporte como la de los antiguos EarPods que sirven de cargador haciéndolo por inducción y en tan solo un par de horas. Desde luego este nuevo accesorio dar mucho que hablar y por tan solo 120€ convertirás tu Apple Watch en un auténtico dispositivo independiente y podrás usarlos también con tu iPhone, iPad u otro aparato con conexión bluetooth.

Esta es una idea que se me ha ocurrido usando mi Apple Watch mientras caminaba y realizaba una llamada con él hoy, no sería descabellado que en un par de años viéramos algo parecido ¿Os lo imagináis?

Auriculares para zurdos

Resulta que existen auriculares para zurdos y he podido comprobarlo con mis nuevos Mpow bluetooth 4.1 que solo funcionan con el Apple Watch cuando lo llevas en la muñeca derecha, es decir, si eres zurdo. Aunque si no lo eres siempre puedes llevar encima el iPhone también, me refiero a la hora de salir a correr, pero no olvides ponerte el brazalete deportivo de el brazo derecho porque si no nada de nada, y todo esto se debe a que el receptor bluetooth de dichos auriculares se encuentra en la oreja derecha y si llevas el emisor en el lado opuesto al salir a correr se corta la conexión continuamente, lo cual hace insufrible escuchar música mientras corres.

Por lo demás no puedo quejarme ya que solo me han costado 20€ en Amazon, que es quien los fabrica y comercializa. El sonido no está nada mal, aunque hay que tener los oídos bien cerrados por los tapones que incorpora, si no es así a lo mejor necesitas cambiarlos por unos mas grandes o quizás más pequeños, que la misma caja incorpora. Lo mejor es que se acoplan súper bien a la cabeza, no se mueven absolutamente nada, la música siempre se oye igual por mucho que te muevas.

Los auriculares incorporan un mando en el auricular derecho desde el cual podemos responder a una llamada, colgar la misma, ajustar el volumen y controlar la música. La batería dura 8 horas y 1 una semana en reposo lo cual hace que te olvides de estar todo el día cargando. Si estás en casa tranquilamente se oyen bien hasta una distancia de 10 metros incluso a través de pareces. Lo que no llevan muy bien es el movimiento, que es precisamente para lo que se supone que están hechos.

Los tapones aíslan mucho, pero tampoco demasiado, lo cual me gusta ya que no me escucho el pulso ni la respiración, y se agradece la verdad. Otra cosa mala es su fragilidad, están hechos de un plástico malo que los hacen frágiles y los tornillos al no ser de aluminio acaban oxidándose con el sudor a la larga, según he leído. También el mando a distancia acaba fallando al mojarse con el sudor haciéndolo definitivamente inservible.

Otra cosa buena es que puedes parear hasta dos dispositivos, una voz en off y en inglés te avisa de que se ha establecido la conexión. La conexión es rápida y limpia. Cuando te los pruebes por primera vez te resultare extraño como quedan, no los fuerces porque son muy frágiles y podrían romperse. Deja que ellos mismo se amolden a tu cabeza y tus oídos. Los uso para realizar las tareas del hogar, para hacer spinning, para cocinar, hasta me voy al cuarto de baño con ellos y son tan cómodos y ligeros que apenas los sientes y puedo hasta cambiarme de ropa con ellos puestos, increíble.

Yo de momento estoy contento, pese a tener que llevar el iPhone encima, en el lado derecho, para evitar las interferencias, y pese a que nada mas sacarlo de la caja se le cayó un tornillo, y estoy contento porque son muy cómodos, no se oyen nada mal, son hiper baratos y definitivamente no tengo que pelearme con los cables. Con el tiempo quizás me haga con unos PowerBeats, pero por ahora la hucha no da para más, 200€ me parece excesivo.