Protege tu Apple Watch

Tras más de un año de uso del Applek Watch he podido saber de primera mano los puntos débiles de este dispositivo y me siento bastante afortunado de haber conseguido que mi Apple Watch siga prácticamente intacto, aunque nunca se sabe, no estamos libres de que ocurra cualquier cosa. Así que he decidido comprarme una funda de silicona, de la marca Spigen, y en color transparente.

El mayor punto débil del reloj es la pantalla, sin lugar a dudas, pero para dañarla hace falta o bien tener mala suerte, o bien ser una persona muy descuidada. Por eso hay fundas también de Spigen que protegen toda la caja, incluida la pantalla. Esto tiene también su lado malo, ya que el cristal de la funda no es tan bueno como el del Apple Watch y se acaba rayando con cualquier roce que le demos. Yo ya le he dado más de un roce a mi pantalla sin protección y no tengo ni una raya, es muy resistente. Otra cosa es que al ponértelo se te caiga de la muñeca al suelo, entonces sí la caída es desafortunada lo más probable es que se rompa.

En cambio en el caso del Apple Watch Sport, que tiene una caja de aluminio, sí que puede salir perjudicado con cualquier roce o un golpe pequeño, y más el modelo en negro, ya que es de aluminio anodizado y con nada le puedes hacer un piquete o abollarlo, y se desluce mucho.

Como yo soy un usuario cuidadoso he decidido ponerle esta funda de silicona solo para proteger la caja de aluminio, y cuando me voy a trabajar, que es cuando más descuido y más expuesto está a golpes. Y le sienta como un guante, estoy muy contento porque no lo desluce para nada, al revés, lo hace mas interesante y cambia bastante su aspecto, con lo que parece que tengo un reloj nuevo. Si a esta funda transparente le añades una correa de silicona de color, puede quedar bastante bonito, pese a ser la caja en aluminio negro.

Su material es bastante bueno, llevo dos meses usándola y la pongo y quito cada día, y todavía, he de decir, que no he notado desgaste alguno en ella ni holgura, es increíble. Es fácil de poner, primero introduces la parte de la corona y el botón de encendido y luego la parte opuesta. Entra fácilmente y sale igualmente bien, eso sí, tendrás que quitar la correa antes y ponerla luego después.

Su precio no es para nada caro, en Amazon está normalmente rebajada. Yo la recibí en un par de días y no me he arrepentido de comprarla.

Algunos clientes de Amazon se han quejado de que se pone amarillenta con el tiempo, y tienen razón. Yo personalmente la uso cuando le voy a dar guerra, así que quizás no me importe tanto si esta un poco amarillenta. El resto del tiempo lo tengo sin la funda.

También he leído quejas de que el polvo se almacena entre la funda y el armazón, cierto. Pero ya os digo, yo la pongo y la quito cada día y limpio ambas partes.

En definitiva, una funda pensada para proteger la caja de aluminio de nuestro Apple Watch de rayas y piquetes a un precio razonable, con la calidad de Spijen y para usar y quitar, no dejarla mucho tiempo puesto ya que podría ensuciar mucho la caja y acabar dañandola. 

Quiero unos SmartPods

Año 2018, Apple lanza el Apple Watch 4, la segunda generación del reloj de Apple con conexión LTE, el primero realmente autónomo, ya no necesitaremos un iPhone para usarlo al 100%, con el Apple Watch todo es posible. Todo el mundo se está acostumbrado a usarlo y cada vez más usuarios hacen llamadas con él, así que tenemos “one more thing”, si… Apple lanza por fin unos nuevos EarPods y no son Beats, ahora son inalámbricos y están especialmente pensados para ser usados con el nuevo Apple Watch dotado con el nuevo Bluetooth más veloz, energético y estable. 

Estos nuevos EarPods suponen un nuevo concepto de auriculares que entran en la categoría “wearable” ya que se llevan colgados en el cuello a modo de colgante o collar y son tan elegantes que podríamos combinarlo con cualquier prenda, bien deportiva o bien más elegante. Definitivamente Apple se está adentrando en el mundo de la moda y ahora lo hace con algo tan necesario hoy día como unos auriculares inalámbricos. Parece una locura pero ya somos muchos los que salimos sin nuestro iPhone de casa pero nos gusta escuchar música con el Watch o realizar alguna llamada que otra. Llevar encima unos auriculares inalámbricos supone un trasto más que al final dejas o te olvidas en casa.

El dispositivo en concreto consiste en unos elegantes auriculares en diferentes colores a juego con los ya existentes para el Watch que disponen de un cordón intercambiable de acero, nylon, plata e incluso oro. Dicho cordón se une por el extremo como ya es costumbre mediante un iman a modo de broche. No disponen de botón alguno, simplemente se apagan solos cuando se abrochan y se encienden en cuestión de un instante al desabrocharlos conectándose por Bluetooth sobre la marcha. 

El diseño no es sólo cuestión de elegancia, también aporta comodidad y sencillez a la hora de usarlo. Según nos cuenta Cook es tan cómodo que apenas recuerdas llevarlo puesto y se conectan tan rápido que responder una llamada desde el Watch es toda una experiencia. Además incorporan una cajita de transporte como la de los antiguos EarPods que sirven de cargador haciéndolo por inducción y en tan solo un par de horas. Desde luego este nuevo accesorio dar mucho que hablar y por tan solo 120€ convertirás tu Apple Watch en un auténtico dispositivo independiente y podrás usarlos también con tu iPhone, iPad u otro aparato con conexión bluetooth.

Esta es una idea que se me ha ocurrido usando mi Apple Watch mientras caminaba y realizaba una llamada con él hoy, no sería descabellado que en un par de años viéramos algo parecido ¿Os lo imagináis?

La correa de Nylon

¡Esto sí que es una pijada en toda regla! Una correa original de Apple para el reloj, valorada en nada menos que 59€ ¡Casi nada! Y muy contento que estoy con ella porque cambia bastante el reloj, ahora parece más elegante y no tan Sport. La cuestión era dejar la correa de silicona para hacer deporte y el trabajo en el que suelo sudar mucho y a veces hay mucho polvo. Cuando llego a casa me ducho y me pongo esta nueva de Nylon que pega con todo, ya que al ser negra y gris casa con todo. Al final Apple se está saliendo con la suya y ha convertido un dispositivo electrónico, en principio para frikis, en un objeto de moda y salud ¡El negocio está en las correas! Y es que la calidad de Apple es innegable. Haber, hay miles de correas de todas las formas y precios pero no duran nada, se rompen, se descascarillan, se les cae la pintura, etc. Esta correa de Nylon la puedes mojar, la puedes rozar, golpear que no le pasa nada. El otro día se me manchó de sangre con un pequeño corte que me hice afeitándome y con una toallita se quitó sin problemas. 

Es una correa mucho más ligera, da la sensación que estuviera hecha de papel y el reloj parece hasta más barato, como si fuera de plástico malo. En realidad la caja del reloj no pesa nada, todo el peso se lo lleva la correa de silicona, y no me quiero ni imaginar lo que pesará con una de acero. La hebilla es de acero pintada en negro y es mucho más fácil de colocar en la muñeca, incluso a oscuras sin ver nada no supone ningún trabajo encontrar el agujero y cerrarla. A la hora de meter la correa en el reloj he de decir que está muy duro al principio, pero a fuerza de hacerlo muchas veces se ablanda y acaba encajando a la perfección. Este enganche que tiene al reloj es de plástico y sale directamente de la correa a la que está enganchado tan fuerte que por mucha fuerza que hagamos no se resiente para nada, ni cede. 

Con la correa de silicona cuesta más acostumbrarse al cierre y a veces me he llevado más de un susto al creer que se me caía el reloj al suelo por no enganchar a la primera en el agujero correcto. No con esto quiero decir que la de silicona sea una mala correa, todo lo contrario, es súper cómoda y bonita, pero lo cierto que está más destinada al ejercicio, cosa para la que está hecha este modelo de Apple Watch Sport, y que debido a su precio más bajo a tenido más éxito que el modelo de acero. Es por ello entonces que Apple ha decidido sacar correas de Nylon para conseguir que sin dejar de ser un reloj deportivo nos lo podamos poner cuando salgamos algo más arreglados. Está claro que Apple ha dado en el clavo con estas correas y aunque muchos las critiquen por su alto precio y diseño, son de alta calidad y se ajustan perfectamente a cualquier modelito que llevemos puesto.

Apple Watch Phone

Ya me ha pasado muchas veces, salgo de casa tranquilamente y voy a echar mano al iPhone en mi bolsillo, y no está. Mi reacción inmediata es usar el Apple Watch, pero enseguida recapacito y caigo en la cuenta que poco puedo hacer con él. Aún sabiéndolo, sigo creyendo que el Apple Watch es un dispositivo más, no un accesorio del iPhone, es como sentir las piernas después de una amputación. El Apple Watch ha nacido para ser un teléfono, la nueva generación de teléfonos ya no serán inteligentes sino de pulsera.

Un iPhone se puede olvidar en casa con gran facilidad, y ahora más que tenemos el Watch, ya que en él miramos las notificaciones, la hora, alarmas, recordatorios y eventos. Al final lo quieras o no el iPhone se queda encima de la mesa y cuando sales a la calle lo olvidas fácilmente. Si el Apple Watch fuera también un teléfono, aunque tuviera que hacer las llamadas con unos auriculares inalámbricos, un manos libres o a través del mini altavoz que tiene no me importaría, porque al fin y al cabo sería un teléfono y seguiría conectado al mundo. Si a esto le añadimos conexión a internet y GPS, ya no haría falta un iPhone casi. Y aquí es donde está el problema, un problema mayor incluso que el de la batería, porque el problema de la batería tiene fácil solución…

El problema principal es que el iPhone es el producto estrella de Apple, es el que mayores beneficios reporta a la compañía, es que más expectación genera, y es el que mejor fama le da a Apple. Vamos que sin el iPhone, Apple no sería la misma, estaría perdida. Por lo tanto si Apple lanza un Apple Watch con llamadas, modem 4G y GPS, aunque cueste 800€, se come al iPhone con patatas. Entonces ocurriría una catástrofe, porque el iPhone dejaría de tener sentido en nuestros bolsillos, la gente optaría por un iPad Mini como dispositivo portátil o un iPod Touch y se partiría el mercados en dos: los que seguirían usando el iPhone y los que se pasarían al Watch. A Apple no le traería cuenta fabricar el iPhone y dejaría plantado a un mercado que sigue queriendo el iPhone.

El futuro ya está marcado, sólo falta que el mercado se abra a este nuevo concepto y para ello Apple ha decidido lanzar este primer modelo de Apple Watch capado, dependiente del iPhone y sin autonomía propia. Pero a los que ya poseemos uno ya nos está cambiando el concepto, por eso a Apple le interesa vender muchos relojes, no por ganar pasta gansa, sino por cambiar la mente de sus dueños y lanzar cuanto antes su Apple Watch Phone, la madre nodriza de nuestra vida, nuestra conexión al mundo exterior, la fuente que alimentará todos nuestros dispositivos algún día.

El tema de la batería es un asunto menor que tiene fácil solución, por ejemplo, Apple puede lanzar en cualquier momento una correa que duplique la batería del reloj, de hecho ya lo ha hecho con la Smart Case para el iPhone 6s. El Apple Watch tarda una hora en cargar su batería por lo que tampoco supone un trastorno cargar un par de veces el reloj Al día cuando ya lo hacemos con el iPhone. La batería es lo de menos, lo demás sería el precio y partir en dos el mercado del iPhone que tantos beneficios reporta a Apple.

Hace unos días salió el ultimo resultado de los beneficios de Apple y el mercado del iPhone también está cayendo ¿Por que? Muy sencillo, porque todo el mundo ya tiene un iPhone, y funcionan tan bien que cada vez menos personas quieren cambiarlo por otro, entre otras cosas por el desembolso que conlleva y por comodidad, el mercado de consumo medio no quiere innovaciones en su teléfono, quiere seguridad, estabilidad y conservar sus archivos más preciados.

Es el momento de cambiar, hoy he podido leer una noticia que hablaba sobre la poca vida que les queda a las tarjetas SIM, sobre todo porque los relojes quieren ser teléfonos y una tarjeta SIM es imposible de meter en estos pequeños dispositivos. El mercado lo está empezando a pedir, ya son muchos millones de usuarios los que han dejado su iPhone en casa sin querer y se han visto frustrados al no poder hacer una llamada a través del Apple Watch.

Es muy probable que no veamos un iPhone 8, creo que el iPhone 7s será el último de su estirpe y a continuación veremos iPads de todos los tamaños y formas. Un iPad de 4, 6, 10 y 12 pulgadas para llevar en el bolsillo, la bandolera o una carpeta o mochila. El reloj será nuestro compañero inseparable, el que se ocupará de todo, nuestro asistente personal, el que controlará todos nuestros pasos y nos guiará allá donde vallamos.

Las aplicaciones para el Apple Watch nunca despegarán ya que están muy limitadas, merman la batería del reloj y la mayoría de ellas intentan sustituir a las nativas de Apple que funcionan mucho mejor, no está aquí realmente el futuro del reloj de Apple, el futuro pasa por un teléfono, un modem, un GPS, Siri y las aplicaciones nativas de Apple. El Apple Watch no está muestro, no es un producto de nicho, es el futuro de Apple, de las telecomunicaciones y de los beneficios de Apple en un futuro a medio plazo.

Si el Apple Watch 2 incorporase un teléfono, modem y GPS con una batería cuya autonomía media fuera de un día y fuera capaz de conectarse a mi MacBook Air, mi iPad y cualquier otro dispositivo Apple a mi nombre, yo pagaría ahora mismo 800€ por él, así, al contado, sin pensármelo. Para empezar usaría mi iPad mini como sustituto del iPhone, pero si Apple lanzase un iPad WiFi de 4 ó 5 pulgadas por unos 400€ yo me lo compraría para seguir llevando en mi bolsillo mis aplicaciones y juegos favoritos.

¿Realmente le veis mas futuro al iPhone que al iPad? El iPod Touch sin duda está muerto, el iPad está pasando por un mal momento, pero en cuanto el Watch coja el mando de las operaciones, el iPad será sin duda la reina y el rey sin duda será el reloj, sino al tiempo…

Mi Apple Watch

Tras muchos meses con mi Apple Watch, n ome acuerdo cuantos, pero muchos, mi impresión ha mejorado un poco la verdad. Hubo unas primeras semanas de euforia predecible seguidas de un descenso ininterrumpido de la euforia hasta llegar realmente a plantearme vender el dispositivo por el poco uso, la escasez de aplicaciones y el rendimiento del mismo. Ahora me encuentro en una fase de incremento de satisfacción ya que los desarrolladores ya están mas desahogados con el iPhone 6S y su Touch 3D, con el nuevo iPad PRO y con el Apple TV 4, y por fin comienzan a verse apps nativas para el reloj que aportan esa dosis de usabilidad que los usuarios demandamos desde que prácticamente salió WatchOS 2, hacía falta desde luego apps para contabilizar nuestras tareas diarias, apps para reproducir podcast, apps para grabar notas con la voz, apps para responder mensajes, etc. Está claro que el Apple Watch 1 es un producto inacabado, un prototipo con una batería de escasa duración que impide sacar un rendimiento óptimo al procesador que opera en su interior, traduciéndose esto en lags continuos y tiempos de espera absurdos en un reloj de pulsera que traen como consecuencia la desesperación de tanto esperar sin resultado en el 50% de las veces y por ende salir a buscar el teléfono para completar la operación. Hay multitud de ventajas no obstante, esto y la esperanza de que alguna vez tanto Apple como los desarrolladores hagan su trabajo es lo que me hace no vender el reloj, sinceramente. Además, en cuanto salga un reloj que funcione en condiciones pienso vender el que tengo para, por un precio asequible, hacerme con el modelo nuevo. Es decir una vez que tienes ya un dispositivo es más fácil hacerte con una nueva versión vendiendo el modelo antiguo, cosa que no es lo mismo si partes de cero, el desembolso es mucho mayor.

Yo ahora estoy muy entretenido con Overcast para el Apple Watch que funciona mas bien mal, pero que cuando lo hace merece la pena ya que puedes controlar la velocidad de reproducción y que podcast quieres escuchar. También he comprado la app Fantastical que por fin me permite ver y editar mis recordatorios desde el reloj y que funciona algo mejor, aunque también falla de vez en cuando y fastidia mucho la verdad. Otra app que uso mucho es la Instapaper que hasta el momento no va mal. La App Things ha sacado hace muy poco su versión nativa para el Apple Watch y estoy francamente muy contento por lo bien que funciona y lo rápida que es, creo que es la mejor de todas las que han pasado por mi reloj. La verdad que después de WatchOS 2 la app música ha mejorado mucho y poco a poco van apareciendo complicaciones realmente útiles que sirven de vistazo rápido y acceso directo a la aplicación.

Ya os digo, no hay grandes mejoras por el momento, pero hay que ser fuerte y aguantar con él hasta futuras versiones que mejoraran a bien seguro, ya que el reloj es un dispositivo estupendo que realmente tiene una utilidad y aunque a priori parezca un capricho, se me hace cada día mas indispensable.

Siri, tenemos un problema

Tenemos un problema y grave que debe ser solucionado pronto. Me refiero al comportamiento de Siri en prácticamente el 80% de las veces que lo uso, y es que el asistente de voz de Apple, el que le da vida al Apple Watch funciona bien en muy pocas ocasiones hasta el punto de que resulta ya un suplicio usarlo. El problema es que Siri necesita una conexión continúa a internet y buena, porque con apenas cobertura puedo enviar un SMS o un simplemente mensaje de iMessage pero si no hay una excelente cobertura 3G, una comunicación Bluetooth de primera y una conexión WiFi alta y a gran velocidad, de nada sirve el asistente de voz.

El Apple Watch no tiene teclado, la pantalla es muy pequeña y resulta imposible escribir sobre ella. La gran característica del Apple Watch es que es un reloj inteligente, que es mucho más de lo que hace una pulsera de actividad física, si hay algo que caracteriza a Apple es que todo lo que fabrica funciona. En este caso no es así, Siri no funciona, y no parece que vaya a hacerlo en mucho tiempo por lo que el Apple Watch queda reducido a un simple artículo de moda y lujo.

Esta mañana he intentado enviar un mensaje más de 10 veces sin éxito, lo he probado todo, pero al final Siri se ha rendido y ni siquiera era capaz de recoger el texto que le iba dictando. Ya no es que sea problema solo de comunicación, es ya problema de software, así que si quieren realmente vender relojes que se apliquen el cuento porque si no les puede costar un verdadero fracaso.

En mi opinión en problema quedaría resuelto si Apple guardada las respuestas en el mismo dispositivo y las actualizará cuando se actualiza el sistema, de esta manera las respuestas serían mucho más rápidas cuando se prescinde de una buena conexión a internet y no se requiere su uso. Pero Apple se empeña en que hay que tener una buena comunicación siempre, y ese problema me temo que lo tendremos siempre, a no ser que Apple monte su propia operadora con n redes propias de comunicación y solucione el problema de usan vez por todas, hasta entonces poco habrá que hacer.

WatchOS 2

Después de recibir mi Apple Watch de reemplazo tras la mancha que surgió en la pantalla lo primero que he hecho ha sido instalar como no podía ser de otra manera la primera actualización de WatchOS 2 que trae algunas mejoras sobre todo en velocidad y estabilidad.

La descarga ha sido lenta, casi una hora de espera para tan sólo 512MB de peso. La actualización hay que hacerla desde la App del Apple Watch en el iPhone donde se descarga y luego es transferida al mismo por bluetooth. Para hacer dicha transferencia hay que poner a cargar el Apple Watch y además ha de estar al 50% de carga cómo mínimo para comenzar a hacer la transferencia. En ningún momento podemos desconectar el Apple Watch porque si no la transferencia se pausa y no avanza. El iPhone también es recomendable que se encuentre cerca del reloj ya que sino podría también interrumpirse la transferencia. Terminada esta, el Apple Watch comienza a instalar la actualización que tarda otra eternidad y culmina re-iniciando unas cuentas veces para rematar la faena.

Para comenzar el nuevo sistema operativo tarda lo mismo en iniciarse que la versión anterior presentando ahora una manzana completamente blanca sobre fondo negro, nada de degradados como ocurría antes, gracias a Jobs, o a Ive más bien.

Todo queda tal cual estaba y para ver los nuevos cambios hay que ponerse manos a la obra. Así de primeras notamos que el sistema en general va mas fluido, el menú de aplicaciones se mueve ahora mucho mejor y más rápido, si apretamos la corona estando en el menú de aplicaciones, la App reloj queda centrada en la esfera y ahora además se abre con la animación típica de zoom si tener que girar la corona, antes había que apretar la corona y después girar esta, ahora nos ahorramos un paso. Los vistazos ahora se cargan en el acto sin los molestos lags de antes, da igual que App abras, todas cargan rápido. En la App reloj es muy bonito girar la corona y ver la evolución del reloj en el tiempo y las complicaciones también, es una opción imprescindible que debería haber estado ahí desde el principio.

Las esferas ahora pueden colorearse no solo de manera multicolor sino en multitud de colores pastel a juego con las nuevas correas que en el caso de mi Apple Watch negro combinan todas muy bien y que además ahora puedo cambiar según el color de la camisa que lleve, estos colores son mucho mas atractivos que los chillones que venían por defecto en la anterior versión y me gustan incluso mas que la versión multicolor. Las esferas Time-lapse son muy bonitas y varían según la hora del día aunque no aportan ninguna información extra por lo que carecen de mucho sentido la verdad, ya puesto prefiero poner una foto de mi hija o un pase de diapositivas que quedan muy bien, se ven muy bonitas, sobre todo las más coloridas y con filtros.

El menú de reproducción de la música ahora ha mejorado con la opción de Beats 1 y para ti que pondrá música adecuada a tus gustos para que descubras nuevos temas. Ahora es más fácil seleccionar la fuente de audio y añadir a favoritos una canción. En el vistazo de batería ahora podemos seleccionar el dispositivo AirPlay o bluetooth que deseemos.

Cuando ponemos el reloj sobre la mesilla de noche el reloj cambia a modo horizontal sobre la pantalla y se ve más grande, visualizando también el día del mes y de la semana, la alarma que tengamos puesta, el modo avión o no molestar, y la barra circular de carga del dispositivo. Yo le he probado esta noche y con un leve toque del reloj, este lo detecta con el acelerómetro y se enciende enseguida. Lo mejor es la alarma, que 5 minutos antes hace que se encienda la pantalla aumentando el brillo al máximo hasta que suena la misma y puedes apagarla con el botón de acceso a contactos o aplazar la alarma 10 minutos con la corona. Muy bonito sin duda y efectivo, me gusta mucho esta novedad.

En cuanto a las aplicaciones nativas solo he podido probar iTranslate y StarWalk 2 puesto que las demás todavía no se han actualizado. Estas ciertamente van mucho más rápido, se nota, van como la seda, antes parecía que el Apple Watch era un modelo antiguo ya que tenía lags por todos lados, iba muy lento. iTranslate ahora detecta donde te encuentras y te traduce al idioma de la zona donde te encuentras automáticamente, además de presentar una complicación que te da acceso al micro diretamente para traducir cualquier cosa y si lo pones en la esfera modular puedes incluso ver traducciones de saludos, como bonjour o bonsoir por ejemplo en mi caso que vivo en Francia. Un detalle muy curioso que no sirve para mucho la verdad pero ahí queda, ya es más de lo que han hecho otros. StarWalk 2 tiene otra complicación con el porcentaje de visibilidad del cielo para ver las estrellas, muy práctico para los usuarios que tengan un telescopio y practiquen esta modalidad con frecuencia.

Además de todo esto ahora podemos hacer una llamada por FaceTime Audio desde el reloj, cosa que se agradece mucho la verdad. También podemos añadir más contactos en la ruleta en forma de páginas, personalizando cada una con nombres, como por ejemplo una para la familia, otra para trabajo y otra para amigos.

Poco a poco con el uso iré descubriendo alguna que otra cosa más, aunque no espero mucho más ya que se trata de un reloj, no es un teléfono ni una tableta, ni mucho menos una Mac, así que con lo visto vamos servidos este año y el que viene ya veremos.

De vuelta

Ya llegó mi Apple Watch Sport Space Grey de 42mm después de una semana para enviarlo, reemplazarlo y devolverlo. El proceso ha sido impecable, pero la semana se ha hecho eterna la verdad, sobre todo porque ha coincidido con el lanzamiento de WatchOS 2, la primera actualización del sistema operativo del reloj que aporta importantes novedades sobre todo en estabilidad y velocidad como también ha ocurrido con su hermano mayor iOS 9.

El problema como ya os comenté en el post anterior fue la aparición de una mancha negra en la pantalla, que iba creciendo por momentos y se parecía a la típica mancha que forma el des-tintado de un bolígrafo. Al principio creí que se debía a un mal uso por mi parte, quizás por meterlo en la ducha, quizás algún golpe involuntario o una excesiva presión sobre la pantalla como comentaban algunos usuarios en los foros de soporte de Apple. Me temía lo peor, aunque tengo contratado un AppleCare+ si el soporte técnico dice que el problema es por mal uso tengo que pagar 65€ que cuesta el reemplazo y agoto una de las dos posibilidades que tengo para hacerlo, es decir, si pago dos veces 65€ por un reemplazo a causa de un mal uso por mi parte o daño accidental, el siguiente reemplazo es comprar uno nuevo, así que no conviene agotar las dos oportunidades que brinda el contrato. No obstante si eso ocurriera, me plantearía no volver a comprar un Apple Watch, sinceramente.

Al final la mancha negra ha entrado dentro de la garantía de Apple y el soporte técnico me lo ha reemplazado sin coste alguno, pero eso si, a causa de vivir lejos de una Apple Store, concretamente a 2 horas y media por autopista, he tenido que prescindir de mi Apple Watch una semana completa ya que la mancha surgió el viernes pasado, solicité el reemplazo el mismo día, y vino un camión de UPS a recogerlo el mismo lunes a medio día, llegó a los cuarteles de Apple en Europa el mismo martes tarde, entró en servicio el miércoles y fue reemplazado rápidamente y enviado sobre la marcha, llegando ayer jueves a medio día de nuevo. Con esto podemos llegar a la conclusión de que el mejor día para que se averíe un dispositivo es el lunes, ya que sobre la marcha damos parte a Apple y para el viernes lo tienes de vuelta, si te pilla un fin de semana o un día de fiesta la espera se prolonga tantos días como haya de por medio.

Cuando vino el camión de UPS a recogerlo tuve que introducir el cuerpo sólo del reloj, sin la correa, en una caja pequeña y sellarla con dos adhesivos, a su vez esta caja va dentro de otra caja de cartón sellada con un adhesivo y finalmente esta se introduce en una bolsa de UPS perfectamente sellada y con la dirección de envío. Esto se hace en 2 minutos y se le entrega al caballero que lo ha traído, en mi caso le monsieur.

Luego vuelve en una caja muy bonita y muy sencilla con el logotipo del Apple Watch en relieve sobre la tapa y muy bien sellado y plastificado para que no se raye. El reloj supuestamente es un reloj usado por otra persona, perfectamente reparado y re-acondicionado, es decir, no presenta ningún arañazo, golpe, etc. ya que tanto la caja como el cristal es reemplazado siendo el interior el que permanece intacto. Así que prácticamente es un Apple Watch nuevo que, eso si, incluye un número de serie nuevo que para nada coincide con el de la caja del original. En cuanto al registro del producto se produce de manera completamente automática siendo sustituido el antiguo número de serie por el nuevo y con el AppleCare+ asignado a dicho número de serie nuevo, conservando como no podría ser de otra manera el periodo de garantía del anterior dispositivo.

Para ponerlo en marcha lo primero que hay que hacer es des-enlazar el antiguo reloj desde la App del Apple Watch en el iPhone. Encendemos el nuevo reloj y lo emparejamos con el iPhone como ya hice con el reloj original, solo que esta vez en el iPhone me pregunta si quiero restaurar una copia de seguridad del reloj original o configurar este como uno nuevo. Yo he resyaurado la copia de seguridad pero como he estado trasteando mi iPhone durante la semana de ausencia del Apple Watch había aplicaciones en el iPhone que había borrado o modificado y surgieron algunos malentendidos entre el teléfono y el reloj que culminaron con el borrado de dichas aplciaciones. Por lo que mas tarde tuve que intalar de nuevo estas para vover al estado que presnetaba cuando envié el reloj, aunque esto es completamente voluntario, puedes hacer lo que quieras, si no quieres volver a instalar dichas aplicaciones no tienes porque hacerlo. El proceso de restauraicón de copia de seguridad ha sido bastante rápido comparado con el que suele ser el de un iPhone o iPad, como es lógico, ya que estos tienen aplicaciones más pesadas y más datos que restaurar.

Así que resumiendo en menos de 5 días Apple me reemplazó el Apple Watch de manera gratuita y sin moverme de casa, lo cual dice mucho de la excelente calidad del servio post-venta de Apple, al margen del seguro AppleCare+ que he contratado, que en este caso no ha servido para nada, gracias a Dios. Pocos productos tecnológicos, por no decir ninguno, tienen un servicio como el de Apple, por eso el precio, que a veces consideramos excesivo, se me antoja incluso barato, que queréis que os diga.

Las cosas que pasan…

Anoche cuando me decidí ir a la cama pude percibir en la pantalla una mancha oscura que impedía visualizar la luna de modo no molestar en la pantalla del Apple Watch, pero no le di mucha importancia porque estaba agotado y pensaba que era un fallo de software, tampoco me paré mucho a mirarlo la verdad.

Esta mañana ya lúcido cuando he visto la mancha de nuevo me he acordado enseguida de ayer noche y de repente me ha entrado el típico sudor frío y he empezado a rebobinar y pensar que es lo que habré hecho para que haya salido esa mancha. Realmente no he hecho nada, sólo me di una ducha por la tarde con él puesto como hago cada día, tampoco le he dado golpes ni he hecho un mal uso del mismo.

Viendo lo visto he investigado un poco en el soporte de Apple y he visto que existen casos idénticos tanto en Francia como en Estados Unidos, no he encontrado ningún caso en España. En todos los casos que he visto el afectado se quejaba de que iba a tener que hacer uso del Apple Care+ porque se considera un mal uso del reloj ya que la mancha surge de hacer presión en exceso sobre la pantalla oled.

Desde la misma web de soporte de Apple francesa, puesto que me encuentro en dicho país viviendo, he seguido los pasos uno a uno y finalmente he tenido que consentir a Apple que en el caso de que el soporte técnico considere el daño producido por un mal uso me carguen en la tarjeta de crédito 65€ que cuesta la reparación con el Apple Care+ que contraté hace justo un mes.

Bien pues después de algunas horas de haber solicitado una reparación del mismo Apple me ha vuelto a enviar un correo explicando como será el procedimiento que consistirá en que ellos me enviarán en el plazo de dos días laborables una caja vacía en la que tendré que meter el Apple Watch sin correa, colocarle una pegatina con la dirección de envío y el sello, y enviarlo. Tengo un plazo de 10 días para hacerlo y a partir de que lo reciban habrá un plazo de 7 días para repararlo o reemplazarlo por uno nuevo.

Y gracias a Dios, por la descripción que les he hecho me han dicho que probablemente no sea necesario cargar los 65€ del Apple Care+ puesto que el problema se debe a un defecto de fabricación y estoy en mi derecho de solicitar una reparación o reemplazo gratuito, cubierto por la garantía de dos años.

La esencia de WatchOS 2

Estamos a menos de una semana para la keynote del 9 de septiembre y los que estamos en posesión de un Apple Watch tenemos otro motivo más para desear que termine la conferencia y poner a descargar la nueva versión del sistema operativo del reloj de Apple, llamado WatchOS 2.

Hoy he salido a correr y podido comprobar la verdadera carencia del Apple Watch ahora mismo y es el soporte real o nativo para las aplicaciones de terceros. La aplicación Running de Nike es un claro ejemplo de dicha carencia. Cuando sales a correr con la aplicación instalada por defecto, es decir la app Actividad, se activa el sensor de ritmo cardiaco y aplicación permanece siempre en primer plano, aunque dejemos de levantar la muñeca en un largo periodo de tiempo. Con la aplicación de Nike el sensor de ritmo cardiaco no se activa ya que Apple no ha permitido su acceso a las aplicaciones de terceros en esta primera versión de WatchOS. Igual ocurre con el acceso a las listas de reproducción de Apple Music, es imposible acceder a ellas desde la App de Nike, cosa que desde la App actividad si que es posible.

Nike + Running es una aplicación muy completa para hacer ejercicio corriendo y seguir entrenamientos de auténticos profesionales para aumentar tu esfuerzo diario poco a poco y poder competir con cualquier persona de cualquier rincón del mundo siempre y cuando use también esta aplicación en un iPhone u otro dispositivo compatible. Puedes saber por donde has corrido sobre el mapa, por donde le has dado más caña y por donde menos, puedes consultar las gráficas semanales y mensuales y compararlas con las de tus amigos. Lo mejor sin duda es la voz en off que te informa sobre el terreno cada vez que tu se lo pidas o configures antes de salir a correr. Estas voces son muy naturales, me atrevo a decir que mejor que Siri incluso y puedes elegir entre masculina o femenina.

Por todo ello prefiero Nike a la hora de correr, pese a que necesito llevar el móvil encima, cosa que no me importa ya que separarme del móvil tanto tiempo no me hace gracia. Supongamos que tengo una accidente corriendo en mitad del campo, llevar un móvil encima no solo es bueno para llamar a urgencias o un familiar, también para que te localicen con el GPS, cosa que el Apple Watch no tiene.

No es que la aplicación Actividad de Apple no sea buena, podemos ajustar las calorías que queremos quemar, la aplicación siempre permanece en primer plano y mide el ritmo cardiaco, además podemos obtener trofeos conforme vamos superando diferentes retos.

Cuando salga WatchOS 2 la semana que viene probablemente la aplicación de Nike incorpore estas mejoras y mejore mucho más la velocidad a la hora de mostrar los datos actualizados en carrera, ya que ahora mismo tiene que conectarse al iPhone para obtener los datos y al consultarlos tienes que permanecer un buen rato con la muñeca levantada mientras corres, para ver los datos actualizados, cosa que resulta muy molesta como es lógico.

Como esta mejora veremos muchas más en otras aplicaciones del Apple Watch y veremos otras más que aun no se han decidido a dar el paso hacia este nuevo dispositivo por estas carencias de las que os he hablado.