Soy súper

Acabo de ver el primer capítulo de la serie Súper Girl, no soy muy amigo del cine fantástico pero estaba cansado de ver series dramáticas y me apetecía ver algo que me entretuviera y de paso me alegrara un poco el día, que bastantes dramas ya tenemos en la vida. El caso es que llevo bastante sin escribir por aquí y tenía ganas de volver, y precisamente en este gran puente, que es la fiesta nacional de España quería aprovechar el tiempo libre y ponerme de nuevo. Y ha sido esta serie la que me ha iluminado para escribir este artículo, y es que tener un Apple Watch te hace súper.

Llevo 7 días sin mi Apple Watch y lo hecho mucho de menos porque el Apple Watch como cualquier producto de Apple es mágico y te hace sentir especial. La verdad que desde que no escribo aquí he puesto los pies en la tierra y me he dado cuenta de que Apple no es perfecta, falla tanto como cualquier otra. Es el espíritu de Jobs o lo que queda de él lo que nos mantiene a algunos con esa ilusión, el que nos hace sentir diferentes y ver sus productos como mágicos “Is Magic!”. Lo cierto es que algo me queda de ese espíritu y no quiero perderlo. Tras quedarme sin Apple Watch una semana me he dado cuenta de que no sólo es un dispositivo imprescindible, no es un simple reloj, es un aparato que llevas en la muñeca y te da poderes, y cuando lo pierdes te sientes como si te lo hubieran arrebatado. Cualquiera que tenga uno sabrá de lo que hablo, pero para los que no lo saben os contaré algunas de las cosas que es capaz de hacer este pequeño dispositivo de muñeca:

Para empezar te avisa de cualquier evento cercano, te notifica los mensajes que lleguen en tu iPhone, puedes hacer casi todo a base de comandos de voz con Siri, te recuerda cualquier cosa que hayas olvidado, te avisa si llueve, puedes controlar la música y la tele, encender bombillas y apagarlas, medir la frecuencia cardiaca, los pasos y la energía que gastas, si has dormido bien esta noche, te ayuda a hacer ejercicio, te mueve por la ciudad y te avisa cuando llegará el próximo tren, te pide un taxi o te busca un vuelo, incluso puede decirte a que hora es el partido de tu equipo favorito o el resultado del último partido.

El Apple Watch es ese producto mágico que te mantiene conectado continuamente y de manera discreta sin que nadie lo note. Es algo que llevas siempre encima y te facilita mucho la vida, y es tan fácil e intuitivo de utilizar que te costará aprender a utilizarlo menos, aun si cabe, que un iPhone, iPad o Mac. Hay quien dice que será el sustituto del iPhone, ese dispositivo que sustituirá a su vez al Mac. Pero la realidad es que ya lo hace, casi sin darnos cuenta acabamos haciendo casi todo con él y dejamos el resto de tareas para el viejo iPhone que ya ha cumplido sus 10 añitos.

La gran Apple

Si es cierto, si hace no mucho decía que Google acojonaba con su infraestructura de búsqueda a través de la red, toda la información del mundo es suya y puede hacer con ella lo que quiera. 

Ahora me atrevo a decir que Apple acojona, y más a un que Google. Pero empecemos por el principio: seguramente habréis oído hablar de los Samsung Galaxy Note 7 que explotan, que la marca coreana a devuelto terminales nuevos que han vuelto a explotar y que finalmente han decidido dejar de vender el terminal perdiendo 17.000.000.000€ directos sin tener en cuenta las pérdidas indirectas por desconfianza del usuario. Y que casualidad que justo cuando todo esto ocurre aparece el Google Pixel, un terminal de alta gama que compite directamente con los terminales del mismo nivel de Samsung. 

¿Y si le huera ocurrido esto mismo a Apple? Pues os aseguro que no hubiera sido para nada parecido a lo que le ha ocurrido a Samsung. Para empezar Apple tiene tal infraestructura de tiendas por todo el mundo, de soporte postventa, de ingenieros cualificados, de abogados, etc que todo habría quedado en agua de borrajas. Esto que le ha ocurrido a Samsung para empezar no le habría pasado a Apple pero en el caso de que hubiera ocurrido se habría investigado como dios manda el asunto y se hubieran tomado cartas en el asunto devolviendo terminales en condiciones o simplemente devolviendo el dinero, pero nunca enviando de nuevo terminales en las mismas condiciones. 

El trámite en la devolución hubiera sido una balsa de aceite comparado  con lo que le ha ocurrido a Samsung gracias a las Apple Store, ya que el trato al ser directo con el cliente se hubiera arreglando antes y de mejor manera. 

Por otro lado ha salido el Google Pixel que promete ser la gran amenaza de Samsung y Apple, de Samsung estoy seguro de que si pero nunca de Apple, ya que el nivel de la marca de Cupertino es tal en cuanto a infraestructura, logística, distribución, tiendas, etc que para alcanzar a Apple no sólo se necesita dinero, también tiempo, eso no se puede comprar. 

Y todo esto coincide también con las recién inauguradas tiendas en Londres que han sido reformadas,  con la noticia de que van a quitar las alarmas a los iPhone y Apple Watch en las tiendas y que se va a construir y tercer campus en Cupertino y que se han comprado un par de edificios en Londres e Italia para formar a programadores.

Apple crece y crece y no sólo en número de clientes, accionistas y beneficios, también en inversiones, I+D, distribución y logística. De hecho ya tiene fábricas en EEUU, Suramérica y la India, y ha invertido en la mayor compañía de taxis en China. Tim Cook ya no sólo trata con los empresarios, también lo hace directamente con los presidentes de los paises. Ya estamos acostumbrados a todo esto, pero pensadlo, es muy grande Apple, demasiado. Tanto que asusta un poco ¿No creéis?

Apple no tendrá unas gafas VR, ni un coche que compita con Tesla, ni una consola de videojuegos, ni una tele, ni un iPad con ratón, ni una Siri en el cuarto de estar, ni… muchas cosas, pero tiene otras mucho más importantes, y a los que dicen que Apple está acabada, pensando en todo esto, creo que no tienen ni idea de lo que dicen, solo mucha envidia.

El 7 tendremos el 7

Apple ha confirmado que la semana que viene, el 7 de septiembre habrá un Keynote de presentación de productos Apple, y claro está que como viene siendo tradición por estas fechas será el nuevo iPhone. Al parecer finalmente se llamara iPhone 7, a pesar de ser su diseño muy parecido al de su antecesor, el iPhone 6s. Esté nuevo modelo incorporará un nuevo procesador A10 + M10, nueva cámara de doble objetivo en modelo Plus y 3GB de memoria RAM también en este último modelo. Se ha hablado también de un SmartConnector como el del iPad Pro destinado a batería externa, cargador inalámbrico, etc.

Además del iPhone 7 es más que probable que veamos también un Apple Watch 2 con GPS, pantalla algo más delgada y un procesador más rápido junto con una batería de mayor duración. Se esperan también nuevos auriculares Beats y por su puesto una fecha definitiva para el lanzamiento de iOS 10 y MacOS Sierra, sino se hace el mismo día de la Keynote.

¿Que podemos esperar más? Pues quizás algún nuevo producto que desconozcamos, alguna novedad extra en iOS o algún nuevo servicio como por ejemplo un canal de TV con series de producción propia.

¿Qué no esperamos? No esperamos los nuevos MacBook Pro ni actualización de la gama Mac, que probablemente será en Octubre, en otra presentación que anuncien pronto.

Yo personalmente estoy ansioso por conocer al nuevo iPhone, pues estoy barajando comprarlo si no en un mes, para Navidad. Quiero descargar el nuevo iOS, WatchOS y MacOS para probarlo y conocer las nuevas características en primera persona. Veremos también la actualización de las mejores aplicaciones para estos nuevos sistemas que harán uso de Siri y Widgets, etc. Quiero probar también en primera persona la velocidad y nuevas características de WatchOS, que conseguirá que haga más uso, aún si cabe, del reloj de Apple.

Yo personalmente no podré seguir la Keynote en directo, por motivos de trabajo, pero seguiré las noticias de los mejores blogs del gremio y luego veré tranquilamente la Keynote desde mi Apple TV.

La tele de Apple

Llevamos tiempo sin oír nada al respecto, y si, me refiero al hardware, y porqué no también al software y al servicio, porque cuando Apple ponga a disposición este dispositivo lo hará en todos los sentidos: como un producto de hardware (una tele en diferentes tamaños con su Siri remote), con su software (probablemente un TvOS evolucionado) y un servicio para ver películas y series en streaming, como ya lo hace Netflix o HBO.

La tele de Apple saltó como poco antes de morir Steve Jobs, y se confirmó como algo oficial en la biografía que él mismo escribió, así que es un producto real que aun no ha salido, pero que no debe de tardar demasiado en hacerlo ¿Por que digo esto? Lo digo porque hace unos meses se confirmó el rumor de que Apple estaba detrás de lanzar su servicio en Streaming llegando a un acuerdo con las distintas productoras de cine y cadena de televisión, y se estaba dando bastante prisa como para hacerlo el próximo 13 de junio en la keynote de la WWDC. Por otro lado también se confirmó el rumor de que Apple estaba buscado personal para rodar una serie propia y estrenarse en este mundo para así competir directamente con Netflix ofreciendo un abanico de series de producción propia y el resto de series de las que obtendría derechos. Si esto último es así y viendo los numerosos videoclips que ya ha rodado para Apple Music no debe de quedar mucho para que comencemos a ver algo al respecto.

En cuanto al hardware decir que con el Apple TV 4 y TvOS que tiene un año de rodaje, ya es tiempo mas que suficiente para confirmar que tanto el dispositivo como su software y la App Store son un completo éxito y que se puede dar ya el paso hacia un nuevo producto en forma de pantalla para la sala de estar. Y para terminar de hilar la cosa se confirmó también otro rumor que apunta a que Apple lanzará en breve nuevos Led Cinema Display para conectar el Nuevo MacBook Pro, el MacBook y como no, el Mac Pro a un monitor con todos los extras (altavoces, iSight, sensor de iluminación, puertos USB-C, etc.) y con calidad 5K por lo que “blanco y en botella”, tenemos todas las papeletas para que la tele de Apple sea una realidad en breve, tan pronto como la semana que viene.

Tened en cuenta que el Apple TV, como tal, no le sale rentable a Apple, en realidad es el Mac Mini de los iMac y tiene un precio tan reducido que tiene que vender muchísimos para rentabilizarlo, y claro está, la trae más a cuenta vender una tele a 999€ con todos los extras que seguro nos encantará a todos.

¡Ah! Y se olvidaba, no había incluido en esta suposición la increíble competencia que está suponiendo para Apple el Amazon Echo con el que se rumorea también que competirá directamente con una especie de Apple TV con reconocimiento facial y altavoz y micro para interacturar con un Siri mejorado. Así que más piezas no podemos unir para este puzzle que se supone será, a mi entender, el próximo nuevo producto de Apple ¡Si tenemos hasta un reloj de Apple! ¿No vamos a tener una televisión? un frigorífico no creo, pero una tele tiene que caer ya, si o si, ademas creo que lo va hacer porque yo acabo de comprarme una tele nueva y me dolería un montón, y con la suerte que tengo yo para estas cosas… imaginaos.

Apple Taxi

¿A que no se os había ocurrido? Pues a mí si, y no ha sido ahora mismo, llevo con esta teoría desde hace años ya, aunque nunca la había aplicado a la marca Apple. 

El porque de esta ocurrencia, muy simple: Apple está construyendo su primer vehículo auto conducido ya que ha contratado al vicepresidente de Tesla y una empresa inmobiliaria a confirmado que Apple ha comprado no sé si un terreno o nave o espacio para construir o probar el vehículo en cuestión. Por esta y por multitud de razones más está claro que Apple quiere lanzar su primer vehículo a medio plazo, parece ser que en 2020. Tal y como está el mercado actual no me parece para nada descabellada la idea pero viendo el ritmo al que va Tesla da la impresión de que los chicos de Apple llegan tarde, sin contar con que las grandes compañías automovilísticas ya están fabricando sus propios vehículos eléctricos y Tesla está regalando sus patentes. 

Acabo de leer una noticia que me ha encendido la bombilla, y es que Apple acaba de comprar una gran compañía de “taxi” en China, la gran competencia, según dicen, de Uber. Un Uber es un vehículo independiente que presta un servicio por su cuenta, a nivel mundial, de taxi, y que está amenazando otro gran monopolio, esta vez el de los taxis ¡Los monopolios se hunden amigos míos! Estamos en una era en la que las tradiciones más ancestrales y monopolios fenecen, si si…

Yo, desde hace mucho he tenido un gran sueño, un sueño en el que nadie posee un vehículo, si no que varias compañías ofrecen un servicio tarifa plana de taxi autoconducido. Es decir, con mi móvil o mi reloj, o lo que sea… pido un taxi para 4 personas con maletero grande para ir a la playa, y en cuestión de segundos lo tengo que en la puerta de casa con las puertas abiertas y el maletero preparado para meter la nevera y la sombrilla, y sin chofer. Es decir el mismo coche solito llega a mi casa y me lleva donde le digo sin tener que coger el volante. El coche por dentro es como un habitáculo con asientos muy confortables, conexión a internet y acceso a toda la música, películas y series del mundo, pero con mi cuenta de usuario, así que podré disfrutar del viaje y tomar un refresco o una cervecita mientras llego a la playa. Luego no tendré que preocuparme de aparcar ya que el vehículo se va a prestar servicio a otro cliente o a cargar la batería. 

Entonces ahora, después de leer la noticia sobre la reciente compra de Apple, pienso… Quizás Apple haya fijado la fecha para 2020, un poco tarde, pero quizás sea porque va a dar un paso más, para situarse por delante de Tesla y las demás compañías ofreciendo un servicio a nivel mundial de vehículos autoconducidos que presten un servicio temporal y que se pueda contratar pagando una tarifa plana o con un límite de kms mensuales, por ejemplo. 

Así pues imaginaos en el año 2020 que podamos contratar al mes 500 kms por 50€ al mes y simplemente con invocar a Siri, tengamos en cuestión de minutos o segundos un vehículo de Apple listo para llevarnos a cualquier lugar y con todo el entretenimiento multimedia, comunicaciones y/o herramientas de trabajo para no perder nuestro valioso tiempo mientras nos desplazamos. Imaginaos las autovias repletas de estos vehículos circulando todos a la misma velocidad, manteniendo sus distancias de seguridad y evitando grandes a colapsos y accidentes ya que todos están conectados a Internet y sabrán cómo evitarlos solitos sin tener que tomar nosotros la decisión.

De esta manera todo el mundo tendría acceso al Apple Car sin necesidad de tener carnet de conducir, ni hacer un gran desembolso para comprar uno y mantenerlo después. Para Apple también sería mucho más sencillo crear un servicio online, transportar los vehículos a las grandes ciudades y comprar cocheras para aparcarlos y mantenerlos, que vender directamente los vehículos a los clientes y prestar un servicio post venta en todo el mundo de atención al cliente, no es lo mismo llevar un iPhone a una Genius Bar que un coche a un taller de reparación Apple. Además gracias a este servicio, que terminarían imitando todas las compañías, se evitarían colapsos en las carreteras, accidentes, contaminación y cuando todo el mundo los utilizase las calles quedarían libres de coches aparcados y se sustituirían por árboles y parques para pasear. El gran inconveniente de esto sería una vez más la gran cantidad de puestos de trabajo que desaparecerían entre taxistas, mecánicos, funcionarios, etc etc. 

Estamos a nada de presenciar un cambio radical en este ámbito, han cambiado muchas cosas en la vida pero los coches, pese a los grandes avances que incluyen ya, siguen siendo prehistóricos, y con la subida del petróleo, su escasez, el cambio climático y grandes como Elon Musk (Director ejecutivo de Tesla Motors) están ocurriendo grandes cambios, y si a esto le añadimos grandes y multitudinarias compañías que invierten cuantiosas e ingentes cantidades de dinero en I+D como Apple, Google, Samsung o Microsoft no me quiero ni imaginar lo que ocurrirá a medio plazo, yo estoy ya ansioso por verlo. 

El reloj es la clave

Ya tenemos fecha para la WWDC 2016 que será el 13 de junio a las 19h en España. Y comienzan los rumores, como que tendremos un nuevo Apple Watch que será totalmente independiente del iPhone y esto me lleva a pensar muchas cosas, cosas que deberán cambiar para que esto sea real. 

En primer lugar este nuevo Apple Watch necesitará conectarse a una red WiFi y como no a una red LTE si estamos en plena calle, ya que si esto no es posible no podremos utilizar Siri que es la herramienta imprescindible del reloj. Por lo cual será necesario una tarjeta SIM, aunque sí Apple pretende crear un reloj muy altamente resistente al agua y al polvo deberán incluir una SIM soldada en placa, por lo que a la hora de elegir una operadora deberemos hacerlo vía software desde la misma pantalla del reloj. 

Por otro lado está independencia me lleva a pensar que veremos un servicio de iCloud muy mejorado ya que las copias de seguridad del reloj deberán hacerse directamente vía OTA y todos los datos sobre nuestro ejercicio y salud se subirán también a la nube. Por otro lado al no estar este nuevo Apple Watch vinculado directamente al iPhone sí que lo estará a la nube, por lo que podrá estarlo de manera indirecta a un iPad o a un Mac. Y ahora me pregunto ¿podremos ver todos los datos de salud también en el iPad y el Mac? Yo creo que si, puesto que dicha información estaria ahora en la nube. 

Las llamadas ahora se recibirían directamente en el reloj, pero si tenemos un duplicado de la SIM, también llegarían al iPhone ¿Como es esto? ¿El iPhone se vincularía al reloj? Otra gran incógnita. Por eso digo, que la clave de esta nueva WWDC 2016 estará en el reloj, porque al iPhone, iPad y Mac pocas novedades se podrán añadir, Apple necesita abrir mercado por donde sea, y no se va a rendir con el Watch que está perdiendo cuota de mercado a pasos agigantados. 

También veremos, estoy seguro, alguna gran novedad para el iPad Pro, iOS es el futuro y hay que adaptarlo de manera que trabajar con él sea todo un placer como ya ocurre con OSX y el Mac. A nivel de hardware veremos cómo el smart connector gana protagonismo con nuevos periféricos adaptados a él y software para utilizarlo con aplicaciones y gadgets de terceros. 

Y por último señalar que los nuevos iPhone subirán de precio y aumentarán sus características pasando a subir a la gama Pro como ya ha ocurrido con el iPad, y por otro lado bajando el precio de la gama básica para favorecer a ese mercado que con la crisis no se atreve a cambiar su terminal. Pero esto último ya lo veremos en septiembre. 

Usando Apps nativas

Estoy haciendo un experimento y por ahora me gusta. Consiste en dar prioridad de uso a las aplicaciones nativas de iOS y Apple, prescindiendo de las aplicaciones de terceros que podemos encontrar en la App Store. La razón de hacer esto es principalmente por tres motivos:

1. Muchas de estas apps duplican a las nativas.
2. Ocupan espacio en nuestro dispositivo que podemos utilizar para guardar fotos, música, películas, etc.
3. La mayor parte de estas apps cuestan dinero, y algunas incluso requieren suscripción.

Actualmente tengo un iPhone 5s de 32GB en el que siempre he guardado cientos de aplicaciones pero al final siempre ocurre lo mismo: las aplicaciones que siempre funcionan y son más seguras son las de Apple, por mucho espacio que tengamos en el iPhone o iPad se acaba llenando y por último, aunque los precios de estas apps son generalmente muy ajustados, no hay dinero en el mundo para comprar tanta aplicación.

Llegado a este punto he comenzado a recordar las keynotes pasadas en las que Apple ha ido mostrando las nuevas implementaciones del sistema, que vienen a cubrir prácticamente todas las necesidades y que al final acabamos olvidando.

La aplicación de notas es la última actualización más importante que ha hecho Apple en iOS y OSX. Esta aplicación me viene a suplir perfectamente a Evernote, One Password, Paprika, Day One, etc. Y todo esto por culpa de que ahora podemos crear carpetas, dibujar, tanguear e importar casi cualquier cosa. Incluso pronto también podremos también añadir un código y usar nuestra huella para acceder a estas notas.

Otro aliado es la aplicación recordatorios que junto a calendario nos puede organizar la vida bastante bien. Además recordad que todas estas aplicaciones son compatibles con todos los dispositivos de Apple y se sincronizan a la perfección. Además siempre podemos usar Siri desde el Apple Watch o cualquier dispositivo iOS evitándonos así tener que usar el teclado.

Safari es otra gran aplicación que bien puede suplir a Reeder por ejemplo añadiendo suscripciones RSS a los favoritos para luego visualizarlos con el lector de Safari que nos permite cambiar el color de fondo, el tipo de letra y el tamaño. También podemos pasar de una articulo a otro con solo arrastrar el dedo hacia arriba al igual que podemos hacer con Reeder. Y si queremos podemos guardar un artículo para leerlo después a la lista de lectura y usar la voz de Siri para escucharlo, supliendo perfectamente a Instapaper.

Si lo que queremos es compartir fotos podemos usar iCloud y los filtros de fotos para hacer el mismo trabajo de Facebook, What’sApp o Instagram, ya que podremos compartir con cualquier persona que tenga correo electrónico nuestras fotos de forma pública o privada y tus contactos hacer comentarios y poner un me gusta. Es como una red social completamente implementada en el sistema.

Con los Mensajes y What’sApp ocurre igual, con la aplicación Podcast, Mapas, iCloud Drive, etc lo mismo. Apple tiene prácticamente resueltas todas tus necesidades para que no haya que gastar ni un céntimo más, ni ocupar ese espacio libre para tus fotos, vídeos y juegos.

Y recalco: con la seguridad estabilidad, compatibilidad y optimización que solo Apple puede ofrecer.

No obstante, y a pesar de esto podemos seguir usando algunas aplicaciones. Yo por ejemplo sigo usando Tomtom, YouTube, Shazam, Netflix, eBay, Amazon, Fnac, Tuenti, What’sApp, Twitter, iTranslate, Periscope, Scanbot, Documents, Vevo, Infuse y iShows TV.

¿Por qué Apple?

Es lo que más de una vez me han preguntado muchos y yo les acabo soltando el rollo de siempre: porque funciona, todos sus productos están bien fabricados, son bonitos,… Pero al final no se lo terminan de creer porque es extraño que te lo compres todo de la misma marca. A ver, siempre a cada marca se le ha dado bien fabricar algo, pero que una misma marca se le dé bien fabricarlo todo: el móvil, el ordenador, la tableta, el reloj, la tele, los auriculares, el coche… Y aunque fuera así ¿Porque tenemos que darle todo nuestro dinero a Apple? Hay que probar nuevas marcas, puede que Sony sea mejor o LG, es algo incomprensible que todo vaya para Apple, es como si nos hubiéramos apuntado a una secta que quiere sacarnos hasta el último céntimo de nuestra cuenta bancaria.

Todo es cierto sin duda, yo me pongo en la piel de cualquier persona y pensaría lo mismo sin duda. Las personas como yo que sómos amantes de la tecnología y nos gusta trastear con cualquier aparato, nos gusta configurar un sistema operativo y hemos jugueteado con la domótica desde antes que se inventara la palabra sabemos lo que es mejor y que es peor en este ámbito y elegimos Apple para todo, o casi todo, porque Apple es la única gran compañía que fabrica hardware y software y lo ensambla todo con un gusto exquisito y para que dure. Pero no sólo eso, también es una compañía que escucha a las personas que son como yo y como tú y que saben lo que quieren, ellos siempre se adelantan y nos sorprenden cada año renovando no solo sus productos por fuera sino también por dentro con un software de calidad, libre de virus y agujeros de seguridad, etc. Para colmo de todo cada actualización es gratuita y nos libra de tener que comprar antivirus y programas para limpiar nuestra máquina. La estabilidad y la facilidad para configurar un dispositivo de Apple son las grandes protagonistas y además tenemos gran cantidad de servicios asociados como almacenamiento en la nube, servicio de música en streaming, seguros, servicio técnico, telefónico, etc.

Apple se ha convertido en la Coca-Cola de las bebidas, el McDonald’s de los fastfood o el Sephora de las perfumerías. Y si todavía no te has dado cuenta es porque no has querido, Apple está cada vez más presente entre nosotros y cuanto pruebas cualquiera de sus productos aprecias todo lo que ya habías escuchado una y otra vez y no terminabas de creer. No es que esto vaya a ser eterno, pero hasta la fecha Apple no ha hecho más que acertar en sus decisiones y hoy por hoy se está forjando un gran futuro no sólo como una compañía innovadora y competitiva, sino también como una compañía increíblemente verde, respetuosa casi al 100% con el medio ambiente, que demuestra la mayor tolerancia con la homosexualidad que ninguna compañía ha hecho, que mima a sus empleados y contrata a personas de todas las razas, promoviendo todas estas bondades y demostrando que no sólo lo hacen bien con sus productos si no también con sus empleados y sus clientes.

Podríamos decir que visto así es casi un milagro que exista una compañía como Apple, y si que es cierto, pero esto nos viene a demostrar que nada es imposible y que gracias al increíble esfuerzo de alguien como Steve Jobs se ha conseguido no solo crear una gran compañía, sino también un espíritu y un estilo de vida que ya muchos como yo y como vosotros llevamos dentro y que hacemos simplemente por placer y con mucho gusto. Y esto es solo el comienzo ya que las demás compañías están aprendiendo de Apple y un futuro puede que la imagen que tenemos de una empresa que solo quiera hacer dinero cambie y veamos al resto como un día lo fuera Apple, sirviendo esta de gran ejemplo para los demás.

Sin ir más lejos no hay más que ver la inmensa cantidad de blogs, canales de Youtube y podcast que existen ya, donde muchas personas invierten gran parte de sus vidas sólo para compartir esta gran experiencia que es la de formar parte de la mejor época de la historia de la tecnología. Os invito a formar parte de ella sólo con que leáis blogs como este y muchos otros que existen por la red de redes ¡Bienvenidos de nuevo!

¿Para qué un Watch?

A parte de mirar la hora, mirar la temperatura, el día de la semana y el nivel de batería simplemente porque es lo que mas a mano tengo en la pantalla principal. Luego miro las notificaciones que llegan al iPhone, que asombrosamente llegan todas, aunque la App no esté preparada para el Apple Watch, como por ejemplo los mensajes de What’sApp o las elecciones de un nuevo alcalde en SimCity. Que luego pueda interactuar con estas notificaciones ya es otra cosa, por ejemplo, si puedo hacerlo con los mensajes de Telegram.

Mas cosas que hago es controlar Apple Music, ver nombre de canción y artista, carátula del álbum, pasar a la siguiente, opinar sobre la canción e incluso subir y bajar el volumen con la corona, me encanta. La música suelo escucharla en unos altavoces medianos conectados en digital al Apple TV que se oyen de miedo. Otra gran alternativa es escuchar la música con los auriculares de Apple que suenan muy bien también. He probado incluso conectar el Apple Watch por Bluetooth a unos altavoces JBL bluetooth y funciona muy bien, aunque lo mejor es hacerlo con unos auriculares bluetooth y salir a correr por ahí, y si lo haces con los nuevos Beats inhalámbricos mejor que mejor.

También suelo usar con mucha frecuencia Siri en el Apple Watch para poner recordatorios, añadir cosas para comprar a la lista de la compra, controlar la música mientras me ducho o poner la alarma para despertarme al día siguiente. Otra que uso con frecuencia es la aplicación Remote desde el Apple Watch, para poner las series en la tele sin tener que usar el mando a distancia, si… Si, una pijada.

Se echan en falta muchas cosas que llegarán en parte con WatchOS 2, a lo largo del año por parte de los desarrolladores y a nivel hardware y software porque no en sucesivas revisiones del dispositivo en próximos años. Se echa en falta poder pagar con Apple Pay por ejemplo, se echa en falta poder interactuar con What’sApp por ejemplo, se echa en falta poder organizar listas de reproducción de música por ejemplo, se echa en falta poder acceder a nuestras listas de recordatorios por ejemplo, se echa en falta que Siri nos reproduzca podcast desde el Apple Watch por ejemplo, se echa en falta una personalización mayor de las esferas por ejemplo, se echan en faltas muchas cosas que iran llegando poco a poco. Mientras tanto es un disfrute tener el Apple Watch en tu muñeca y contemplar lo bien hecho que está y su tacto, la vibración tan discreta y lo personal que es.

Por el momento no es fácil de encontrar una aplicación de terceros que funcione bien y proporcione un aliciente real al Apple Watch, la mayoría de estas aplicaciones no funcionan bien o están incompletas, les falta como he dicho antes una actualización de software, WatchOS 2 que llegará pronto, permitiendo trabajar de forma nativa y haciendo que estas apps funcionen de manera independendiente sin hacer uso del iPhone al que está conectado, pronto lo veremos y será un salto muy grande que permitirá hacer grandes cosas. Por contra este nuevo tipo de aplicaciones consumirán mas batería y ocuparán mas espacio en el dispositivo. Esperemos que Apple realice un buen trabajo con el OS y gestione como es debido sistema.

Ya tengo el Apple Watch

Ayer llegó por mensajería y ya lo he probado a tope, lo he metido hasta en la ducha y no tengo mas que buenas impresiones, lejos de las numerosas críticas que ya había leído antes y que a priori habían conseguido amainar mis ansias por comprarlo.

El reloj viene en una caja enorme que pesa mucho, un peso y dimensiones desproporcionados con respecto al dispositovo en si. Aquí, aunque me parece un verdadero lujo, hubiera recortado un poco el presupuesto ya que el Apple Watch es caro y si se puede reducir un poco su precio haciendo una caja mas austera en el modelo sport, tampoco hubiera pasado nada. No obstante abrir la caja de cartón con el vacío que hace la misma y después desprecintar la de plástico con una manzana grabada es una experiencia increíble muy lejos de lo que nunca ninguna otra compañía ha hecho ni hará jamás. Esto solo lo hace Apple y por eso es la mejor compañía del mundo, poniendo al calcance de cualquiera un lujo auténtico que en otros tiempos sólo hubiera estado al alcance de muy pocos.

El reloj a priori tiene un peso y dimensiones perfectos yo diría, el modelo de 42 mm pese a que tengo una muñeca un poco delgada viene que ni pintado y a mí me encaja bien la correa grande, pero la pequeña tampoco me queda mal la verdad. Será que tengo la media en tamaños de muñeca. El tacto es super suave y no molesta para nada, no deja marcas ni roza por ningún lado.

La impresión al encenderlo es que tiene una pantalla excesivamente brillante y que las lineas y letras son tan finos que pese a la pantalla retina que tiene el reloj se entrelanzan con los pixeles. Al contrario de lo que ya había leído por ahí es francamente facil configurarlo, no me ha hecho falta en ningún momento consultar las instrucciones y no he dado ningún paso en falso, todo ha ido como la seda, perfecto. Ha tardado poco en encenderse, tampoco tarda tanto, y en sincronizarse igualmente, al menos a mi se me ha pasado el tiempo súper rápido la verdad. Y lo mismo digo sobre su funcionamiento, la corona es súper intuitiva en la pantalla tampoco molestan demasiado los dedos. El Forcetouch funciona como debe y es una nueva forma de acceder a menús, cosa que viene bien al ser la pantalla tan pequeña.

Cuando pruebas todas aplicaciones nativas alucinas con lo bien hechas que están pero donde relamente uno disfruta es viendo el abanico de posibilidades que se abre con las aplicaciones de terceros, esto no ha hecho más que empezar y pronto veremos funciones impensables para un reloj hace pocos años atrás. La verdad que salvo Musixmatch que tampoco funcionaba bien en el iPhone, todas has funcionado a la primera y de forma rápida también, estoy muy contento.

Pero donde realmente ves el potencial del Apple Watch es cuando sales a la calle a hacer ejercicio, la pantalla se ve perfectamente con gran luminosidad y es una maravilla ver en tu muñeca los kilometros completados, el pulso o el tiempo empleado, mucho mas cómodo que el iPhone con un brazalete en el brazo sin lugar a dudas. También lo he probado en la ducha, he cambiado un par de canciones y he incluso usado Siri. Este último a la primera no me entendió, pero es que hay que tener en cuenta que tenía la musica súper alta, estaban cayendo el agua de la ducha sin parar y el orificio del micrófono estaba mojado, así que todavía no logro entender como me entendió a la segunda. Siri funciona demasiado bien para lo que estamos acostumbrados en iOS, lo entiende absolutamente todo sin excepeción y si no es porque no tiene conexión a internet o no te has experesado bien. Si este es el Siri que nos espera en el iPhone y el iPad con iOS 9 estamos de enhorabuena sin lugar a dudas, aunque viendo lo visto no se si volveré a usarlos en estos teniendo un Apple Watch, Siri tiene ya tan poco sentido en un iPhone o iPad como en un Mac, realmente el asistente de voz tiene que ir contigo y en el reloj viene que ni pintado.

Ahora todo el poder está en tu muñeca, puedes controlar el Apple TV sin lags, verte el cogote con el iPhone en tiempo real, calcular el cambio al dolar, comprar en el Alcampo con la tarjeta descuento, añadir un pensamiento a golpe de muñeca a tu diario personal, leer tendencias en Twitter, ver el tiempo que hace en Honolulu, comprar una carcaza en Amazón, hacer Karaoke con la canción que esté sonando, buscar bares de tapas o saber el saldo y megas que te quedan con tu operadora de móvil.

A mí me ha llamado especialmente la atención la sincronización tan limpia que existe entre el Apple Watch y resto de dispositivos, por ejemplo mi iPhone ha dejado de sonar y vibrar cuando llega un mensaje, ahora siento un pequeño toque en la muñeca que a veces parece una alucinación casi de lo sutil que es, tienes que mirar el reloj para cerciorarte de que es real, y efectivamente es un mensaje de fulanito o un correo de menganito, no falla. Otro ejemplo, cuando me voy a dormir y pongo a cargar el Apple Watch automáticamente se pone en modo no molestar, pero es que también lo hace el iPhone, así que una cosa menos que hacer todas las noches. El Apple Watch lo que hace es ayudarte en el día a día aun mas de lo que hace un iPhone, es tu asistente personal que está siempre a tu lado y te ayuda con las tareas diarias.

No puedes comprarte un Apple Watch para juguetear todo el rato con él porque a parte de que te fundiras la batería en un rato acabarás aburriendote y desesperandote. El Apple Watch no es una herramienta de trabajo, no puedes usarlo para retocar una imagen o escribir un libro. Tampoco es una consola de videojuegos, creo que hay ya algun juego pero olvidate de disfrutar con él, el Apple Watch es lento y solo sirve para ayudarte en cualquier momento con el día a día. Olvidate de estar todo el rato chateando o twitteando, olvidate de usarlo para llevar todas tus fotos o escuchar todas tus canciones. El Apple Watch es un complemento es donde reside Siri, el mayordomo de tu iPhone y iPad, no se si me explico bien. Con esto no quiero decir que es una chapuza a medio gas y que es mejor esperar al siguiente modelo, nada de eso, es justo lo que tiene que ser y claro que podrá mejorar con los años, hasta convertirse en un telefono u ordenador de muñeca, pero hoy por hoy es perfecto, en dos años probablemente quedará obsoleto, aunque seguramente seguirá funcionando como debe.

Llegados a este punto tienes dos opciones: la primera opción es no comprarlo y esperar a que los frikis, ricachones de turno, famosos, etc lo disfruten por ti y comprarlo ya cuando se convierta en algo muy común y se popularice, es decir… cuando más de un hijo de vecino lo lleve puesto encima y te de envidia “sana” no tenerlo. La segunda opción es comprarlo ahora y pasar la vergüenza de haber malgastado 450€ en Francia ó 470€ en España para nada, para fardar y que te miren como un tonto lavas, egoísta, fanático enfermizo, pijo capullo, etc… Lo que si os digo amigos mios es que yo he llevado un teléfono movil con antena desplegable cuando era de capullos llevar uno encima, yo he hecho cola en una tienda Movistar para comprar el iPhone 3G y me han tratado como a un imbécil con dinero, también reserve en un APR el iPad 1 cuando todo el mundo decía que era un iPhone grande,… y os aseguro que el Apple Watch se va vender como churros, como rosquillas, van a triunfar como el Cacaolat o como el Avecrem, vamos a tener relojes hasta en la sopa, si ya disponemos en este maravilloso mundo de un teléfono móvil por cabeza ahora vamos a disponer de tres relojes por barba. Esto no ha hecho mas que empezar, WatchOS 2 está a la vuelta de la esquina, ya hay miles de aplicaciones disponibles y esto funciona francamente bien, solo falta que realmente se popularice, le falta el empujoncito, es un producto nuevo y necesita su tiempo, hay que rodarlo un poco, esperar a que se madure la fruta, con el tiempo ya veréis…

Si, ahora tengo un iPhone, un iPad, un Mac y un Apple Watch. No soy rico, simplemente me gustan los cacharros y vendo a tiempo para comprarme el próximo, por el precio de un iPad nuevo renuevo todos mis dispositivos cada año vendiendo y comprando en eBay, Segundamano, Wallapop, Le Bon Coin, etc. No es difícil vender, solo hay que echarle huevos y pensar en tu nuevo cacharro, paso de coleccionar, eso se hacía en el siglo XX, ahora todo está en la nube 😉