De vuelta

Ya llegó mi Apple Watch Sport Space Grey de 42mm después de una semana para enviarlo, reemplazarlo y devolverlo. El proceso ha sido impecable, pero la semana se ha hecho eterna la verdad, sobre todo porque ha coincidido con el lanzamiento de WatchOS 2, la primera actualización del sistema operativo del reloj que aporta importantes novedades sobre todo en estabilidad y velocidad como también ha ocurrido con su hermano mayor iOS 9.

El problema como ya os comenté en el post anterior fue la aparición de una mancha negra en la pantalla, que iba creciendo por momentos y se parecía a la típica mancha que forma el des-tintado de un bolígrafo. Al principio creí que se debía a un mal uso por mi parte, quizás por meterlo en la ducha, quizás algún golpe involuntario o una excesiva presión sobre la pantalla como comentaban algunos usuarios en los foros de soporte de Apple. Me temía lo peor, aunque tengo contratado un AppleCare+ si el soporte técnico dice que el problema es por mal uso tengo que pagar 65€ que cuesta el reemplazo y agoto una de las dos posibilidades que tengo para hacerlo, es decir, si pago dos veces 65€ por un reemplazo a causa de un mal uso por mi parte o daño accidental, el siguiente reemplazo es comprar uno nuevo, así que no conviene agotar las dos oportunidades que brinda el contrato. No obstante si eso ocurriera, me plantearía no volver a comprar un Apple Watch, sinceramente.

Al final la mancha negra ha entrado dentro de la garantía de Apple y el soporte técnico me lo ha reemplazado sin coste alguno, pero eso si, a causa de vivir lejos de una Apple Store, concretamente a 2 horas y media por autopista, he tenido que prescindir de mi Apple Watch una semana completa ya que la mancha surgió el viernes pasado, solicité el reemplazo el mismo día, y vino un camión de UPS a recogerlo el mismo lunes a medio día, llegó a los cuarteles de Apple en Europa el mismo martes tarde, entró en servicio el miércoles y fue reemplazado rápidamente y enviado sobre la marcha, llegando ayer jueves a medio día de nuevo. Con esto podemos llegar a la conclusión de que el mejor día para que se averíe un dispositivo es el lunes, ya que sobre la marcha damos parte a Apple y para el viernes lo tienes de vuelta, si te pilla un fin de semana o un día de fiesta la espera se prolonga tantos días como haya de por medio.

Cuando vino el camión de UPS a recogerlo tuve que introducir el cuerpo sólo del reloj, sin la correa, en una caja pequeña y sellarla con dos adhesivos, a su vez esta caja va dentro de otra caja de cartón sellada con un adhesivo y finalmente esta se introduce en una bolsa de UPS perfectamente sellada y con la dirección de envío. Esto se hace en 2 minutos y se le entrega al caballero que lo ha traído, en mi caso le monsieur.

Luego vuelve en una caja muy bonita y muy sencilla con el logotipo del Apple Watch en relieve sobre la tapa y muy bien sellado y plastificado para que no se raye. El reloj supuestamente es un reloj usado por otra persona, perfectamente reparado y re-acondicionado, es decir, no presenta ningún arañazo, golpe, etc. ya que tanto la caja como el cristal es reemplazado siendo el interior el que permanece intacto. Así que prácticamente es un Apple Watch nuevo que, eso si, incluye un número de serie nuevo que para nada coincide con el de la caja del original. En cuanto al registro del producto se produce de manera completamente automática siendo sustituido el antiguo número de serie por el nuevo y con el AppleCare+ asignado a dicho número de serie nuevo, conservando como no podría ser de otra manera el periodo de garantía del anterior dispositivo.

Para ponerlo en marcha lo primero que hay que hacer es des-enlazar el antiguo reloj desde la App del Apple Watch en el iPhone. Encendemos el nuevo reloj y lo emparejamos con el iPhone como ya hice con el reloj original, solo que esta vez en el iPhone me pregunta si quiero restaurar una copia de seguridad del reloj original o configurar este como uno nuevo. Yo he resyaurado la copia de seguridad pero como he estado trasteando mi iPhone durante la semana de ausencia del Apple Watch había aplicaciones en el iPhone que había borrado o modificado y surgieron algunos malentendidos entre el teléfono y el reloj que culminaron con el borrado de dichas aplciaciones. Por lo que mas tarde tuve que intalar de nuevo estas para vover al estado que presnetaba cuando envié el reloj, aunque esto es completamente voluntario, puedes hacer lo que quieras, si no quieres volver a instalar dichas aplicaciones no tienes porque hacerlo. El proceso de restauraicón de copia de seguridad ha sido bastante rápido comparado con el que suele ser el de un iPhone o iPad, como es lógico, ya que estos tienen aplicaciones más pesadas y más datos que restaurar.

Así que resumiendo en menos de 5 días Apple me reemplazó el Apple Watch de manera gratuita y sin moverme de casa, lo cual dice mucho de la excelente calidad del servio post-venta de Apple, al margen del seguro AppleCare+ que he contratado, que en este caso no ha servido para nada, gracias a Dios. Pocos productos tecnológicos, por no decir ninguno, tienen un servicio como el de Apple, por eso el precio, que a veces consideramos excesivo, se me antoja incluso barato, que queréis que os diga.

Las cosas que pasan…

Anoche cuando me decidí ir a la cama pude percibir en la pantalla una mancha oscura que impedía visualizar la luna de modo no molestar en la pantalla del Apple Watch, pero no le di mucha importancia porque estaba agotado y pensaba que era un fallo de software, tampoco me paré mucho a mirarlo la verdad.

Esta mañana ya lúcido cuando he visto la mancha de nuevo me he acordado enseguida de ayer noche y de repente me ha entrado el típico sudor frío y he empezado a rebobinar y pensar que es lo que habré hecho para que haya salido esa mancha. Realmente no he hecho nada, sólo me di una ducha por la tarde con él puesto como hago cada día, tampoco le he dado golpes ni he hecho un mal uso del mismo.

Viendo lo visto he investigado un poco en el soporte de Apple y he visto que existen casos idénticos tanto en Francia como en Estados Unidos, no he encontrado ningún caso en España. En todos los casos que he visto el afectado se quejaba de que iba a tener que hacer uso del Apple Care+ porque se considera un mal uso del reloj ya que la mancha surge de hacer presión en exceso sobre la pantalla oled.

Desde la misma web de soporte de Apple francesa, puesto que me encuentro en dicho país viviendo, he seguido los pasos uno a uno y finalmente he tenido que consentir a Apple que en el caso de que el soporte técnico considere el daño producido por un mal uso me carguen en la tarjeta de crédito 65€ que cuesta la reparación con el Apple Care+ que contraté hace justo un mes.

Bien pues después de algunas horas de haber solicitado una reparación del mismo Apple me ha vuelto a enviar un correo explicando como será el procedimiento que consistirá en que ellos me enviarán en el plazo de dos días laborables una caja vacía en la que tendré que meter el Apple Watch sin correa, colocarle una pegatina con la dirección de envío y el sello, y enviarlo. Tengo un plazo de 10 días para hacerlo y a partir de que lo reciban habrá un plazo de 7 días para repararlo o reemplazarlo por uno nuevo.

Y gracias a Dios, por la descripción que les he hecho me han dicho que probablemente no sea necesario cargar los 65€ del Apple Care+ puesto que el problema se debe a un defecto de fabricación y estoy en mi derecho de solicitar una reparación o reemplazo gratuito, cubierto por la garantía de dos años.

La esencia de WatchOS 2

Estamos a menos de una semana para la keynote del 9 de septiembre y los que estamos en posesión de un Apple Watch tenemos otro motivo más para desear que termine la conferencia y poner a descargar la nueva versión del sistema operativo del reloj de Apple, llamado WatchOS 2.

Hoy he salido a correr y podido comprobar la verdadera carencia del Apple Watch ahora mismo y es el soporte real o nativo para las aplicaciones de terceros. La aplicación Running de Nike es un claro ejemplo de dicha carencia. Cuando sales a correr con la aplicación instalada por defecto, es decir la app Actividad, se activa el sensor de ritmo cardiaco y aplicación permanece siempre en primer plano, aunque dejemos de levantar la muñeca en un largo periodo de tiempo. Con la aplicación de Nike el sensor de ritmo cardiaco no se activa ya que Apple no ha permitido su acceso a las aplicaciones de terceros en esta primera versión de WatchOS. Igual ocurre con el acceso a las listas de reproducción de Apple Music, es imposible acceder a ellas desde la App de Nike, cosa que desde la App actividad si que es posible.

Nike + Running es una aplicación muy completa para hacer ejercicio corriendo y seguir entrenamientos de auténticos profesionales para aumentar tu esfuerzo diario poco a poco y poder competir con cualquier persona de cualquier rincón del mundo siempre y cuando use también esta aplicación en un iPhone u otro dispositivo compatible. Puedes saber por donde has corrido sobre el mapa, por donde le has dado más caña y por donde menos, puedes consultar las gráficas semanales y mensuales y compararlas con las de tus amigos. Lo mejor sin duda es la voz en off que te informa sobre el terreno cada vez que tu se lo pidas o configures antes de salir a correr. Estas voces son muy naturales, me atrevo a decir que mejor que Siri incluso y puedes elegir entre masculina o femenina.

Por todo ello prefiero Nike a la hora de correr, pese a que necesito llevar el móvil encima, cosa que no me importa ya que separarme del móvil tanto tiempo no me hace gracia. Supongamos que tengo una accidente corriendo en mitad del campo, llevar un móvil encima no solo es bueno para llamar a urgencias o un familiar, también para que te localicen con el GPS, cosa que el Apple Watch no tiene.

No es que la aplicación Actividad de Apple no sea buena, podemos ajustar las calorías que queremos quemar, la aplicación siempre permanece en primer plano y mide el ritmo cardiaco, además podemos obtener trofeos conforme vamos superando diferentes retos.

Cuando salga WatchOS 2 la semana que viene probablemente la aplicación de Nike incorpore estas mejoras y mejore mucho más la velocidad a la hora de mostrar los datos actualizados en carrera, ya que ahora mismo tiene que conectarse al iPhone para obtener los datos y al consultarlos tienes que permanecer un buen rato con la muñeca levantada mientras corres, para ver los datos actualizados, cosa que resulta muy molesta como es lógico.

Como esta mejora veremos muchas más en otras aplicaciones del Apple Watch y veremos otras más que aun no se han decidido a dar el paso hacia este nuevo dispositivo por estas carencias de las que os he hablado.

Más de un mes con reloj

Ya ha pasado más de un mes con el Apple Watch y os voy a contar la experiencia de tener un dispositivo tan diferente a lo que estamos acostumbrados y sacarle provecho, porque mas de 400€ es mucho dinero por una pantalla tan pequeña.

En general la sensación que tengo es positiva aunque no es un dispositivo, como ya he dicho en repetidas veces, para usando todo el rato. Hay que saber apreciarlo y valorar realmente lo bien hecho que está, de momento, es un accesorio de moda, la publicidad en su primer lanzamiento que ha hecho Apple ha sido la correcta. En realidad es una especie de accesorio de lujo que se vincula a tu iPhone y con el que podemos ver las notificaciones y hacer un seguimiento de la actividad física. Al contrario que ocurre con el iPhone o el Mac, no sientes la necesidad de tener uno, no es algo imprescindible de momento. La sensación al llevarlo es como la de llevar un reloj bueno, el cual admiras cada vez que consultas la hora, no deja de ser un reloj pero está muy bien hecho, lo cual tiene sentido aunque puede despistar a más de uno pensando que es muy útil o necesario, es más un artículo de moda que una navaja suiza, no se si me entendéis. Yo lo que mas admiro es el tacto que tiene, al cogerlo da una sensación muy agradable, aunque tengas el modelo Sport, la sensación al tacto es la de un artículo de lujo, tanto la caja de aluminio como la correa que es increíblemente suave, y no deja para nada marcas en la piel, ni da pellizcos ni molestias al llevarlo.

El cristal que lleva es la mejor funda protectora, lo digo por experiencia, ya que numerosas veces sin querer he pasado el reloj por superficies que pueden rayar el cristal y al mirar si había algún arañazo he podido comprobar que no, increíble. En cambio hay que tener especial atención a la caja de aluminio que si se puede abollar o rallar con facilidad, la mía está bien aunque ya presenta una minúscula muesca por uno de los lados, era irremediable. No obstante al tener un cristal curvo que envuelve gran parte del reloj es difícil arañar la caja, el cristal hace como de carcaza protectora.

Y en cuanto a la utilidad real del dispositivo hay que tener muy en cuenta que WatchOS 2 aún no ha llegado y que cuando lo haga multiplicará por mil su utilidad, eso está claro. Por ahora es magnífico llevarlo, mirar la hora, cronometrar, poner el temporizador, controlar la música, mirar el tiempo y sobre todo recibir las notificaciones de una manera mucho más discreta, pudiendo controlar en todo momento cualquier cosa con tan solo levantar la muñeca. El sonido que emite el reloj es super discreto, se oye, pero no mucho, lo justo para que los demás apenas lo perciban, e incluso podemos ponerlo en silencio y seguiremos enterándonos con una sutil vibración en la muñeca. Atrás quedan los molestos sonidos del móvil con el volumen demasiado alto o demasiado bajo, las vibraciones de este sobre la mesa que molestan a cualquiera que esté a nuestro alrededor y la mirada indiscreta en centro de notificaciones del mismo. Ahora todo está en nuestra muñeca, y en cualquier caso nos enteraremos de una llamada o un mensaje, ya no hay excusa si te dejas el iPhone en otra habitación.

Si estás con el iPhone las notificaciones te seguirán llegando a este y no al reloj ya que el foco de atención está en el iPhone. Igual ocurre con el iPad, si estás en el iPad los mensajes y cualquier notificación que use Handoff llegarán al iPad antes que al Apple Watch. En caso de no tener Handoff la aplicación la notificación llegará al Apple Watch si la aplicación está en el iPhone.

En cuanto a la autonomía de la batería no puedo estar mas contento, no me he visto nunca en el aprieto de tener que cargarlo a media tarde, a no ser que haga un uso anormal de él como instalar muchas aplicaciones, trastear y configurar demasiado el reloj. Por uso normal me refiero a realizar cualquier uso del mismo, usar cualquier aplicación ya sea de actividad física, música o Siri. Si nuestro trabajo requiere realizar mucho ejercicio físico y nos movemos con mucha frecuencia si que es necesario apagar el encendido automático de la pantalla al levantar la muñeca ya que al movernos continuamente podemos agotar la batería más rápido ya que la pantalla se enciende continuamente.

A la hora de realizar una actividad física es más cómodo para mi gusto usar la aplicación de actividad en el Apple Watch ya que la de Nike o Runtastic necesitan al iPhone para adquirir las coordenadas del GPS y trazar el recorrido en el mapa, cosa que apenas echo de menos y me libera de llevar otro trasto encima. Además ahora me he hecho con unos auriculares bluetooth para escuchar la música directamente del reloj y que ya os contaré que tal me va mas adelante en el siguiente artículo.

También me gustaría comentar la usabilidad del sistema operativo que para mi gusto tiene algunas lagunas que deben resolverse cuanto antes como es el acceso a las aplicaciones. La disposición de las aplicaciones en el menú principal con el tiempo se me sigue haciendo lioso, es difícil encontrar cualquier aplicación a la primera en una pantalla tan pequeña por lo que tenemos que recurrir a los vistazos, que son ilimitados ya que si ponemos muchos también se hace muy pesado navegar entre todos los vistazos hasta llegar al último.

Lo mejor sin duda es lo poco que molesta llevarlo encima, apenas lo notas de lo suave que es la correa deportiva y lo ligera que es la caja de aluminio. Solo te acuerdas cuando recibes alguna notificación y es súper cómodo verlas a golpe de muñeca.

Auriculares para zurdos

Resulta que existen auriculares para zurdos y he podido comprobarlo con mis nuevos Mpow bluetooth 4.1 que solo funcionan con el Apple Watch cuando lo llevas en la muñeca derecha, es decir, si eres zurdo. Aunque si no lo eres siempre puedes llevar encima el iPhone también, me refiero a la hora de salir a correr, pero no olvides ponerte el brazalete deportivo de el brazo derecho porque si no nada de nada, y todo esto se debe a que el receptor bluetooth de dichos auriculares se encuentra en la oreja derecha y si llevas el emisor en el lado opuesto al salir a correr se corta la conexión continuamente, lo cual hace insufrible escuchar música mientras corres.

Por lo demás no puedo quejarme ya que solo me han costado 20€ en Amazon, que es quien los fabrica y comercializa. El sonido no está nada mal, aunque hay que tener los oídos bien cerrados por los tapones que incorpora, si no es así a lo mejor necesitas cambiarlos por unos mas grandes o quizás más pequeños, que la misma caja incorpora. Lo mejor es que se acoplan súper bien a la cabeza, no se mueven absolutamente nada, la música siempre se oye igual por mucho que te muevas.

Los auriculares incorporan un mando en el auricular derecho desde el cual podemos responder a una llamada, colgar la misma, ajustar el volumen y controlar la música. La batería dura 8 horas y 1 una semana en reposo lo cual hace que te olvides de estar todo el día cargando. Si estás en casa tranquilamente se oyen bien hasta una distancia de 10 metros incluso a través de pareces. Lo que no llevan muy bien es el movimiento, que es precisamente para lo que se supone que están hechos.

Los tapones aíslan mucho, pero tampoco demasiado, lo cual me gusta ya que no me escucho el pulso ni la respiración, y se agradece la verdad. Otra cosa mala es su fragilidad, están hechos de un plástico malo que los hacen frágiles y los tornillos al no ser de aluminio acaban oxidándose con el sudor a la larga, según he leído. También el mando a distancia acaba fallando al mojarse con el sudor haciéndolo definitivamente inservible.

Otra cosa buena es que puedes parear hasta dos dispositivos, una voz en off y en inglés te avisa de que se ha establecido la conexión. La conexión es rápida y limpia. Cuando te los pruebes por primera vez te resultare extraño como quedan, no los fuerces porque son muy frágiles y podrían romperse. Deja que ellos mismo se amolden a tu cabeza y tus oídos. Los uso para realizar las tareas del hogar, para hacer spinning, para cocinar, hasta me voy al cuarto de baño con ellos y son tan cómodos y ligeros que apenas los sientes y puedo hasta cambiarme de ropa con ellos puestos, increíble.

Yo de momento estoy contento, pese a tener que llevar el iPhone encima, en el lado derecho, para evitar las interferencias, y pese a que nada mas sacarlo de la caja se le cayó un tornillo, y estoy contento porque son muy cómodos, no se oyen nada mal, son hiper baratos y definitivamente no tengo que pelearme con los cables. Con el tiempo quizás me haga con unos PowerBeats, pero por ahora la hucha no da para más, 200€ me parece excesivo.

La era inteligente

El otro día hacía referencia al Apple Watch con respecto a lo que para mí sería imprescindible en él, lo que realmente le daría un valor, un sentido y una función en el ecosistema de Apple. Hasta la fecha sólo tenemos dispositivos duplicados, triplicados e incluso cuadriplicados porque tenemos un iPhone con nuestro reproductor de música, nuestro procesador de textos, nuestra aplicación del tiempo, nuestra biblioteca de fotos, etc; y nuestro iPad con nuestro reproductor de música, nuestro procesador de textos, nuestro… y un Mac con lo mismo otra vez y ahora el Apple Watch comienza a tenerlo todo otra vez. Al final el consumidor que no es tonto se plantea comprar un solo producto y mandar el resto a paseo, y que mejor producto que un iPhone que lo tiene absolutamente todo incluido un módem 4G y una aplicación para hacer llamadas con la SIM de nuestro operador favorito. El iPhone es un producto con una potencia incuestionable que incluso se puede conectar a un monitor externo o un televisor con un cable HDMI por ejemplo y usarlo como un ordenador ¿Y para que queremos más? Efectivamente, comprar mas dispositivos es tirar el dinero, es por ello por lo que han comenzado a descender las ventas del iPad y del mercado de tablets en general puesto que esto mismo está ocurriendo en Android también y más ahora con móviles de pantallas mastodónticas y cámaras de fotos que rózan el acabado profesional.

Bien pues esto puede que cambie de aquí a poco, Apple lo está haciendo ya o va a comenzar a hacerlo de aquí a nada. El Apple Watch a nacido dependiente del iPhone y aunque ahora va a poder portar aplicaciones nativas va a seguir siendo una pieza clave en el ecosistema de Apple. Seguramente los ingenieros de Apple habrán puesto todos sus dispositivos sobre la mesa y el jefe habrá dicho, vamos a organizarnos… El iPhone es un móvil que dispone de GPS, 4G, WiFi y lo llevamos siempre encima, él será el encargado de rastrear todo el día donde nos encontramos, el encargado de buscar redes WiFi y conexión a redes móviles, también será nuestro dispositivo de bolsillo en el que haremos cualquier tipo de consulta, jugaremos o trabajaremos sentados en el parque o en el metro. El Apple Watch es el ayudante, el se va a encargar de medir nuestros pasos y de informarnos en cada momento, será nuestro asistente, el que nos guíe durante todo el día, él nos dirá si va a llover, si tenemos que ir a trabajar, que turno tenemos, cuanto tiempo vamos a tardar según el tráfico, donde se encuentra nuestra familia, si falta leche en el frigo y si hemos apagado todas las luces de casa. Parte de esta información estará gestionada por el Apple TV, este será nuestro mayordomo en casa, el sereno que nos abrirá la puerta y nos pondrá al día de las tareas del hogar, de las películas y series que aún no hemos visto, de la temperatura interior y del trabajo que debamos terminar en casa. El nuevo Apple TV sería una especie de servidor personal capaz de detectar todos los dispositivos que hay en casa y repartir las tareas a cada uno. Por ejemplo, estoy en el sofá, leyendo un blog en Reeder con mi iPad Mini y le digo a mi Apple Watch “Oye Siri”, “Quiero escuchar música”… si en ese momento tengo los auriculares puestos en el iPad Mini comenzaría a sonar la música en ellos, pero si no sonaría por los altavoces del mismo iPAd Mini, o sonaría por el Apple TV a través de los altavoces conectados a ellos o por un Airport Express, según la cercanía a la que nos encontremos. Si tenemos el iPad conectado a unos altavoces Bluetooth o auriculares se escuharía en ellos entonces. En el mismo sofá donde nos encontramos el Apple Watch nos informaría del tiempo que nos queda antes de salir de casa para ir al trabajo, analizaría el tráfico, si está lloviendo y las tareas a completar antes de salir. Por ejemplo, me vibraría el reloj, giro muñeca y el mismo me dice te queda media hora para salir y tienes que comer y vestirte. Llegamos a casa y el Apple Watch me informa que tenemos 3 mensajes sin leer, 30 artículos favoritos sin leer y 2 capítulos pendientes de nuestra serie favorita, pero antes nos hace una sugerencia para cenar dependiendo de los ingredientes disponibles en casa. No hace falta tener un sensor en el frigorífico para ello, sólo una lista que iremos tachando conforme acabemos y volveremos a tachar cuando compremos de nuevo. También tendremos nuestra lista de recetas organizadas en el iPad con los ingredientes que necesitamos y el tiempo que necesitamos para hacerlo.

El iPad quedaría en este caso relegado a la vida en el hogar, a la cocina, los juegos, la lectura y el trabajo incluso fuera de casa, en cuna cafetería, el tren o el avión haciendo una discriminación de las aplicaciones según la red en la que nos encontremos. La inteligencia cobraría un papel muy importante y repartiría las tareas según cuando y donde nos encontremos. Así por ejemplo si vamos conduciendo nuestro coche en ningún momento el Apple Watch nos enviaría una notificación de Real Racing por ejemplo anunciando una nueva actualización. Si estamos en la red del trabajo tampoco lo haría y si por el contrario nos encontráramos en casa tampoco lo haría del trabajo. Si estamos sentados frente al Mac en nuestro despacho de casa, trabajando, las notificaciones no llegarían al Mac para no entretenernos ni distraernos, solo llegarían las importantes al Apple Watch con una leve vibración y sin sonido. A la hora de acostarnos la alarma se fijaría automáticamente según el horario de trabajo que tenemos al día siguiente y las tareas a realizar antes. Si el reloj se queda en la muñeca sonaría una primera alarma silenciosa en forma de vibración para no molestar a la parienta, que nos despertaría en un ciclo de sueño adecuado para no comenzar el día con mal pie. Si no le hacemos mucho caso y seguimos acostados el Apple Watch volvería a intentarlo con una alarma con sonido e iría aumentando el volumen poco a poco, si seguimos acostados la alarma comenzaría a sonar en el Apple Watch de la parienta hasta que por fin nos pusiéramos en pie. Si por el contrario el Apple Watch está en la mesilla de noche sonaría directamente con una alerta sonora. Al levantarnos si es fin de semana y tenemos por costumbre poner música con el desayuno, el Apple TV se encargará de ello.

Todo esto es posible hoy día, solo se requiere un software actualizado en nuestros dispositivos y a Apple le interesa vendernos todo su arsenal así que no descarto que todo esto sea posible en breve y si a además le añadimos Apple Car Play, el futuro coche de Apple que ya se encuentra horneándose en el cuartel general de Cupertino, sin a penas darnos cuenta lo tendremos todo con nosotros muy pronto. También será posible vivir esta experiencia sólo con un iPhone por ejemplo, o con un iPhone y un Apple Watch también, pero no será lo mismo.

Mejor con Apple Care+

No soy de comprar seguros la verdad, nunca se me ha roto la pantalla de mi iPhone 3G, mi iPhone 4, mi iPhone 5 y mi iPhone 5S. Considero que comprar un seguro es regalar tu dinero para estar tranquilo, pero que en realidad no sirve para nada, que es tirar el dinero, vaya.

No ha sido así en este caso puesto que he decidido contratar un seguro para el Apple Watch, que aún no existe en España pero que está la caer. Se trata del Apple Care + que viene a ser como el Apple Care de toda la vida pero que además cubre reparación o reemplazo por daño accidental durante 2 años. El Apple Care tradicional si está disponible en España aunque no para el Apple Watch todavía y cubre sólo extensión de garantía Apple durante 2 años, es decir la garantía de fabricante se extiende de 1 año por ley a 2 años, cubriendo cualquier avería que cubra la garantía, y a todo esto hay que sumarle la asistencia 24 horas de Apple vía teléfono, web o la Store física, un trato inmejorable que hace que te sientas bien pagando por nada, aunque es mejor que no tengas que usarlo porque si es así es que no has tenido buena suerte con tu compra.

Y la razón por la que he decidido comprar este seguro es por la exposición continua del reloj a las inclemencias e infortunios de la vida. Un iPhone permanece en el bolsillo del pantalón la mayor parte del tiempo, en mi caso. El iPad se encuentra sobre la mesa la mayor parte de su vida y el Mac sobre el escritorio, así que no tienen porque sufrir mayor percance que el Apple Watch que está todo el rato en la muñeca rozándose con todas las pareces, puertas, y todo tipo de de objetos que punzantes y dañinos para nuestro hermoso y pequeño reloj. Sin ir mas lejos me decidí a contratar el seguro porque a un amigo de un amigo se le calló el Apple Watch al suelo justo al levantarse de la cama por la mañana cuando se lo estaba poniendo en la muñeca, eso es empezar con mal pie el día, ya que la pantalla quedó echa añicos y no pudo hacer otra cosa salvo comprar un reloj nuevo, un gran fastidio sin duda.

El precio de este seguro es de 65€ por los 2 años, aquí en Francia, en otros países el precio varia en función de la ley y los impuestos. En el caso de que ocurriera cualquier accidente con mi Apple Watch hasta agosto de 2017, como la pantalla rota por ejemplo, Apple me lo reemplazaría sobre la marcha en una Apple Store física, o enviándolo a mi casa en un plazo de 3 días por uno semi nuevo, es decir por otro reparado y con la pantalla, armazón, corona, botón y correa totalmente nuevos y con su garantía vigente hasta la misma fecha que el anterior, y por el módico precio de otros 65€. Esta sustitución podría hacerla un máximo de 2 veces, a la tercera tendría que comprar un Apple Watch nuevo.

Realmente la pantalla del Apple Watch es muy dura, de echo hay varios vídeos colgados en YouTube en los que se atreven hasta a taladrar la pantalla con una broca bien hermosa, y no se inmuta la pantalla. La fragilidad de la misma reside en algún punto débil que al caer precisamente ahí haga que la pantalla se destroce. Con lo que si hay que tener mucho cuidado es con el armazón de aluminio en mi caso ya que tiende a abollarse y picarse con relativa facilidad. En el caso del armazón de acero inoxidable hay que tener cuidado con los arañazos que lo afean también mucho y lo deslucen. El Modelo de acero me recuerda a los viejos iPods que tenían el armazón con este mismo material y acaban horribles de tanto arañazo.

En fin, yo si fuera vosotros, no tardaría en comprar un Apple Care + en cuanto salga en España porque gastarse otros 470€ por un modelo básico es algo bastante desagradable que convertirá una experiencia buena en una pesadilla.

Complicaciones inteligentes

Esto es lo que pasa cuando utilizas un dispositivo a diario, que acabas descubriendo lo que realmente necesitas, lo que al final es útil y lo que no sirve para nada. Esta vez he descubierto la necesidad de las complicaciones inteligentes en el Apple Watch que paso a detallaros a continuación.

WWDC 2016, presentación de iOS 10, el nuevo OS X y Watch OS 3 con novedades tan interesantes como las complicaciones inteligentes. Actualmente tenemos las complicaciones que consisten en datos que nos informan de algo en la misma esfera del reloj, sin tener que acceder a los vistazos o al menú principal para entrar en cualquier aplicación que nos aporte esa información. Por ejemplo existe la complicación calendario que en la misma esfera nos muestra el próximo evento con la hora y en algunos casos el nombre del evento, según la esfera. Si pulsamos sobre esta complicación se nos abre directamente la aplicación calendario. Bien pues con WatchOS 2, la segunda versión del sistema operativo del reloj de Apple que saldrá en septiembre traerá la gran novedad de poder incorporar cualquier complicación de aplicaciones de terceros pudiendo añadir a nuestras esferas un sin fin de utilidades por lo que nuestro reloj aun será más útil y podremos consultar cualquier información con tan solo levantar la muñeca, un ejemplo es la complicación para el coche eléctrico de Volkswagen indicando el nivel de batería de nuestro vehículo.

Ahora bien esta nueva mejora de las complicaciones es un primer paso muy importante para lo que se nos viene encima, estoy seguro de que el siguiente paso sería hacer estas inteligentes de manera que se alternen entre unas y otras dependiendo de la circunstancias en las que nos encontremos. Por ejemplo yo ahora mismo tengo en mi esfera las complicaciones de calendario, meteorología, puesta de sol, nivel de batería y alarma. Si no voy a salir de casa quizás no me interese la complicación de meteorología, esto el Apple Watch lo puede intuir si no tenemos programado ningún evento para el día por lo que automáticamente sería sustituido por otro como por ejemplo la complicación de actividad para incitarnos a movernos y hacer ejercicio. Si por ejemplo estoy cocinando y programo el temporizador 15 minutos este se incorporaría automáticamente a la esfera para proporcionarnos la cuenta atrás simplemente con levantar la muñeca, cosa que ahora no ocurre, ya que cuando pasa un tiempo la aplicación de temporizador cambia automáticamente a la esfera del reloj y si quieres ver el tiempo que queda tienes que volver a la aplicación o cambiar la complicación en la esfera manualmente, ni siquiera existe un vistazo para acceder más rápido a este. Si por ejemplo estoy en el trabajo me gustaría ver una cuenta atrás automáticamente en mi esfera del tiempo restante o de la siguiente tarea que debo realizar. Por ejemplo, la complicación de nivel de batería yo la programaría para que apareciera cuando estuviera al 50%, de que me sirve tener la complicación cuando está al 80%. La alarma me viene bien por la tarde noche para saber si está activada o no, pero por la mañana no necesito esta complicación en mi esfera.

Ahora mismo estoy continuamente cambiando esferas y complicaciones y al final te cansas porque aunque se hace rápido pierdes algo de tiempo en hacerlo y en plena calle es incómodo por el tamaño de la pantalla que en movimiento es difícil a veces acertar en ella con el dedo. Todo esto y mucho mas estoy seguro que lo veremos en sucesivas actualizaciones de WatchOS, por el momento habrá que conformarse con lo que hay que ya es algo. Espero que os haya gustado mi idea sobre las complicaciones inteligentes, si os queréis podéis dejar un comentario a continuación diciendo que os a parecido y aportar vuestras ideas también, hasta pronto.

Se puede mejorar

Ya os he contado como es el Apple Watch y como lo utilizo, es un dispositivo muy personal y con ello me refiero a que cada persona le da una utilidad diferente, pasa igual que con el iPhone pero este es aun más personal todavía. Si, todo el mundo acaba haciendo lo mismo ya que todos tenemos el mismo aparato pero, aunque ahora mismo está muy limitado, en un futuro tan pronto como poco mas de un mes esto va a cambiar. Apple ha abierto el dispositivo para que cualquier desarrollador pueda elaborar aplicaciones nativas, es decir para que dichas aplicaciones puedan subsistir dentro del mismo “sin la ayuda” del iPhone. El Apple Watch en realidad es como un iPod touch en pequeño con algunos extras como el sensor de ritmo cardiado por ejemplo, es un dispositivo que aunque se gestiona a través del iPhone debido principalmente al tamaño reducido de su pantalla es capaz de trabajar por si solo y conectarse a internet por ejemplo a través de su antena WiFi. Será entonces a partir de septiembre cuando este dispositvo comenzará a cobrar vida y a ganar puntos en utilidad. No es que ahora sea un dispositivo inutil, pero está muy limitado porque realmente las aplicaciones que funcionan rápido y sin fallos son las nativas del dispostivo, es decir aquellas que Apple ha incluido de serie en el mismo. Así pues podremos usar nuestro reloj como un cronómetro, un temporizador, una estación climática, un mini calendario, un despertador, un reproductor de música, un control remoto para nuestro Apple TV, un podómetro, una pulsera de actividad física, etc. Mirándolo así ya es mucho lo que ofrece este pequeño dispositivo de muñeca, y bueno, el precio es alto para el modelo mas barato, 450€ es más caro que un iPad Mini y bastante mas que un iPod Touch, pero estamos hablando de un dispositivo muy pequeño, resistente al agua, muy bien fabricado con materiales de primera y como no, muy exclusivo sin duda, no hay nada comparable en la actualidad que se le acerque. Ahora bien, aquí lo que se valora en realidad es si lo utilizaremos todos los días, todos nos preguntamos, valdrá la pena gastar 450€ ó los 470€ que cuesta en España. Aquí entran dos factores mas que son el gusto por los gadgets que tengas y el poder adquisitivo que tengas, el segundo es un factor un poco absurdo ya que con medio sueldo está pagado, aunque quizás en tu lista de prioridades esté un iPad o quizás el próximo iPhone o incluso con esos 470€ quizás puedas acceder al modelo con disco SSD de tu próximo MacBook Pro, es cuestión de prioridades y también como he dicho antes es cuestión también de hasta que punto te pueda gustar un dispositivo como este.

Concluyendo la primera parte de este artículo, el Apple Watch aunque ha sido enfocado por Apple como un producto para todo el mundo, y como ya os conté en otro artículo las mujeres han sido incluidas esta vez mucho en la campaña publicitaria, no deja de ser un producto para frikis, ahora mismo, dentro de 5 años todo cambiará estoy seguro, pero es inevitable y por mucho que Apple se empeñe en demostrar lo contrario el Apple Watch es un productos para fanaticos de Apple, para geeks, para amantes de la tecnología y nada mas, ni siquiera es un producto para deportistas aun, ni para profesionales, ni para niños, ni para abuelos, etc. El Apple Watch es un dispositivo más por el cual hay que pagar, es un extra, si te has comprado un iPhone y te sobra el dinero comprate un Apple Watch, es el complemento perfecto. Por mas que me quiera imaginar a mi mujer con uno no puedo, solo el hecho de tener que cargarlo cada día se me antoja imposible para que lo use mi madre, en realidad no sirve para nada, un teléfono hace mucho más y no cuesta tanto sacarlo del bolsillo, ya estamos acostumbrados a hacerlo cada día continuamente, todo el mundo va por la calle escribiendo con su teléfono.

En realidad un teléfono es sólo para llamar a otras personas tranquilamente en casa, no es para buscar cafeterías con el GPS o jugar al Sim City o leer un periódico. ¿Que ha pasado entonces? ¿Porque todos hacemos todo eso con un téléfono? sencillo, nuestro querido Steve Jobs inventó el iPhone cuando todo el mundo usaba móviles de almeja y blackberrys para hacer llamadas por la calle y enviar mensajes. Nadie apostaba entonces por visitar una página web sentado en un banco del parque con un teléfono móvil con pantalla táctil, realmente lo necesitábamos, si… los amantes de la tecnología, los geeks, etc lo adaptamos enseguida pero al resto le costó no una, sino tres generaciones de iPhone, fue entonces con el iPhone 3GS cuando las mujeres, abuelos y adolescentes entraron a formar parte de la clientela. El iPhone 1 fue la gneración perdida, la conexión a internet era muy lenta y el dispositivo fue mas bien un prototipo con el cual Apple aprendió mucho y finalmente lanzó el iPhone 3G, pero no fue hasta el 3GS cuando realmente Apple lanzó un teléfono sólido con una cámara de fotos decente y conexiones inalambricas como es debido. ¿Está pasando esto mismo con el Apple Watch? Si y no, el Apple Watch es un dispositivo muy bien terminado a nivel de hardware y donde realmente necesita un empujoncito es en el software, el sistema operativo todavía tiene muchas lagunas que hay que resolver sin duda. Con esto no quiero decir que el hardware sea perfecto, queda mucho por hacer en sucesivas versiones, pero este primer modelo creo que no es comprable al primer modelo de iPhone.

Llegados a este punto ¿Que le pido yo Apple Watch? El Apple Watch en realidad es un asistente personal que te ayuda con el día a día facilitando mucho cualquier tarea, no es una máquina de videojuegos ni un reproductor de DVD, así pues yo le pediría al Apple Watch en primer lugar un Siri mucho mas mejorado y no es que Siri no haya mejorado con respecto al Siri que tenemos en el iPhone, ha ganado en velocidad y efectividad, pero faltan muchas cosas por pulir… Para empezar vivimos en un mundo conectado, si… pero mi asistente personal que siempre está ahí y que me ayuda en cualquier momento no puede depender de la cobertura 3G o de la señal WiFi, si yo quiero añadir huevos a la lista de la compra quiero añadirlos ahora mismo porque luego se me olvida y entonces el asistente personal falla y dejo de utilizarlo y si dejo de utilizar Siri dejo de utilizar el Apple Watch porque entre otras cosas no existe una aplicación táctil en la que pueda hacerlo, tengo que sacar el iPhone del bosillo y apuntarlo con mis dedos y entonces comienzo a cuestionarme si realmente esos 450€ que me he gastado en el Apple Watch merecen la pena. No se si os hacéis una idea de hasta donde quiero llegar… Siri debe estar dentro del Apple Watch o si no en el iPhone, pero no en la nube porque entonces si no hay internet todo falla y se acaba el asistente personal y la magia del Apple Watch. Puede ser que Apple le haya quitado la voz a Siri para ahorrar espacio a la hora de almacenar a nuestro asistente en local, en un futuro, o para mejor la velocidad a través de internet, si es por esto último ha ganado en velocidad pero no sirve para nada cuando la conexión es gprs. ¿Que más le pido? Le pido también al Apple Watch poder ver la covertura de mi iPhone en la pantalla del mismo y la covertura WiFi sin tener que sacar al hermano mayor del bolsillo. Le pido también una mayor personalización de la esfera para añadir mas información, es muy importante que todo esté a un tap y los vistazos ya se hacen complicados, quiero que la información que necesito esté cuando levanto la muñeca o al menos lo mas importante, a mi gusto, con los grados centígrados, el próximo evento de mi calendario o la actividad física no me valen sólo, quiero poder personalizar mas y ello podremos hacerlo con WatchOS 2. Volviendo a Siri quiero que responda a las mismas cuestiones que en mi iPhone, nada de Handoff, yo no puedo preguntarle o pedirlo algo a Siri con el Apple Watch y que me mande al iPhone, quiero ver la respuesta en el Apple Watch.

También le pido al Apple Watch que sea capaz de controlar mi iPad y mi Mac, es decir, si estoy con mi iPad escuchando música por ejemplo y la envío por Airplay a unos altavoces, si de repente decido ir al baño y quiero cambiar de canció no puedo hacerlo desde mi Apple Watch, tengo que llevarme el iPad al baño o cambiar la música al iPhone y si quiero seguir por donde iba no puedo porque todavía no existe Continuity en Apple Music por lo que tendría que buscar la lista y después la canción por la que iba ¿Pero y si es una lista aleatoria o una emisora de radio personalizada? Pues hay que joderse otra vez con el Apple Watch.

La rueda o corona está muy bien, pero sólo para ciertas cosas como hacer scroll, zoom o subir y bajar el volumen de la música, pero para volver al menú de aplicaciones es un rollo sinceramente, no es cómodo pulsar la rueda para realizar esta función, en cambio si que es cómodo pulsarla para invocar a Siri, bastante mas cómodo que decir “Oye Siri”. Apple debería cambiar el modo de acceder al menú de aplicaciones, en realidad no se cual sería la mejor manera, pero por ejemplo se debería poder abrir una aplicación con la voz y no, señoras y señores, no se puede tampoco ¿Porque? Misterios sin resolver.

Más cosas que le pediría al Apple Watch sería poder ver un correo electrónico en html como en el iPhone pero mas pequeño, aunque no pueda leerlo bien, podría hacer zoom con la rueda algo, pero un correo en formato texto no sirve para nada hoy día, a lo mejor algún día sacan un formato especial para los relojes, no se… También le pido, ya os digo, un aplicación de recordatorios en la que pueda hacer check-in mientras hago la compra o termino mis tareas o al menos poder sincronizar mis recordatorios añadidos con Siri con las tareas de aplicaciones de terceros como Things o Wunderlist por ejemplo. También le pido al Apple Watch poder añadir canciones a listas desde el mismo reloj, no creo que sea complicado hacer eso y usaría más este dispositivo cuando escucho música.

Realmente estoy contento con el Apple Watch y poco a poco iremos viendo todas estas mejoras, habrá que pasar por caja un par de veces más para ver algo relamente decente, pero disfrutar ya del asistente personal del futuro es todo un lujo al alcance de cualquiera ¿A qué esperas para comprar el tuyo?