El gamepad definitivo

Por fin he podido hacerme con el Nimbus SteelSeries para el Apple TV 4 y estoy encantado con él. Ya sabía que iba a hacer una buena compra pero aún sabiéndolo me ha impresionado igualmente. Este gamepad está especialmente diseñado para el Apple TV 4 ya que utiliza el protocolo MFI para conectarse por bluetooth al mismo y es compatible con prácticamente todos los juegos que existen para este. El mando que trae el Apple TV 4, el Siri Remote, es una maravilla que incluye micro para invocar a Siri y acelerometro, permitiéndonos jugar con el mando como si del iPhone se tratase ya que al inclinarlo el mismo responderá como tal. No obstante las bondades del Siri Remote no son suficientes para engancharnos a los juegos del Apple TV, ya que se antoja muy complicado jugar por ejemplo a juegos como Modern Combat, se puede, pero al final cansa y no hace que quieras volver a jugar con él. 

El Nimbus SteelSeries es otro cantar, es un mando muy parecido al de grandes vidoconsolas con XBOX o PS4, su tamaño es justamente el mismo e incluye todos los botones imprescindibles para casi cualquier juego como son las palancas analógicas, la cruceta digital y los botones traseros con los que normalmente cambiamos de marcha del coche o apretamos el gatillo de una pistola. La velocidad de respuesta es inmediata, por lo que no notarás que es un mando inalámbrico y su batería dura tanto que apenas será una molestia tener que cargarlo. Es curioso, se carga con cable lightnin como el que usa el iPhone, iPad o iPod. La conexión es tan fácil como suele serlo en un dispositivo bluetooth, como una auriculares o un altavoz. Simplemente hay que buscar el mando en los ajustes Bluetooth del Apple TV 4 y conectarlo. Lo mejor de este mando es que se lleva igual de bien con el iPhone, el iPad, el iPod o el Mac. Y aunque a lo mejor no le veis sentido a jugar con un Nimbus conectado a un iPhone o un iPod por su pantalla tan pequeña, creedme que cobrará todo el sentido cuando conectéis vía AirPlay ese iPhone o iPod al Apple TV, permitiéndonos jugar a esos juegos que aún no se encuentran para el Apple TV, la experiencia es tan buena como si estuviéramos jugando directamente en el Apple TV.

Que quieres disfrutar más aún el mando, conéctalo a tu Mac y juega a los juegos que tengas conectando el Mac a un buen monitor o a la tele del salón por AirPlay, es una gozada, y no hace falta que tengas un súper Mac, con uno modesto podrás descargar cualquier emulador de la SNES o Megadrive y disfrutar como un enano de aquellos juegos de antaño
El Nimbus SteelSeries no es solo un mando de juegos de plástico con botones de colores, es toda una experiencia usarlo ya que tiene un tacto similar al que obtienes cuando agarras un volante forrado en piel de un coche recién estrenado. Se adapta tan bien a las manos que apenas lo pruebes notarás la diferencia entre este y los demás mandos. Sus botones son robustos y aunque les des caña, lo aguantan todo. Se puede decir que es un producto premium diseñado sola y exclusivamente para Apple, es por ello que si lo quieres comprar deberás acercarte a una Apple Store o comprarlo online. De momento no se encuentra ni siquiera en los Apple Premium Resseller, solo en forma de pack junto a unas figuras Disney para jugar a Disney Infitiny, pero tendrás que gastar el doble, siendo su precio original de 59€.
Si te gustan muchos los videojuegos cómprate una XBOX o una PS4, pero si te gusta echar un rato de vez en cuando y aprecias la calidad de un buen producto, no lo dudes ni un segundo, vale cada uno de los centimos que cuesta.

Mi Apple TV 4

Llevo a penas quince días con él y todavía me parece increíble la capacidad que tiene y las posibilidades para el futuro, que espero no sea muy lejano. El nuevo Apple TV es un ordenador personal súper básico, con un solo puerto HDMI y un mando de control Bluetooth. Es una cajita negra de apenas unos centímetros donde se alberga un chip A8, 2GB de RAM y en mi caso 32GB de almacenamiento. Esta máquina es capaz de hacer cualquier cosa a una velocidad alucinante, el secreto está en que es de Apple y su software está optimizado para el hardware que lleva en su interior. Como todo producto de Apple es una bestia en una pequeña jaula de la que no puede salir, es decir, el sistema es tan cerrado que apenas permite explotar sus grandes bondades. Aunque quizás debido a esto último sea esa bestia que en realidad no es, me refiero, esas limitaciones quizás son las culpables de que el sistema siempre vaya bien, como ya es costumbre en cualquier equipo de Apple.

El nuevo Apple TV tiene una tienda de aplicaciones desde la cual es posible descargar miles de ellas, completamente compatibles con las ya compradas en un iPhone o iPad, si es que el desarrollador lo ha habilitado, y por su puesto perfectamente adaptado al formato de una tele panorámica HD. Tenemos aplicaciones para ver canales de televisión, juegos, tiendas online, galerías de arte, agencias de viaje,… y todo esto no ha hecho más que empezar, quizás hasta ahora la gran limitación sea la misma Apple que no quiere convertir la tienda en un mercadillo de aplicaciones malas que desluzcan el lanzamiento de la misma.

La interface está claramente muy superada a la anterior versión de Apple TV, además de ser más bonita a simple vista, es muy limpia, moderna y rápida. Pero el secreto está en el nuevo mando de control que además de ser Bluetooth dispone de una superficie táctil, como un trackpad para el dedo gordo con el que puedes hacer clic en cualquier parte de la superficie para realizar diferentes funciones pre-asignadas por el desarrollador.

Pero su poder no sólo está en las aplicaciones, ya de por sí podemos acceder a Apple Music y ver y escuchar toda nuestra música, emisoras de radio, videoclips y listas de reproducción. También podremos acceder muy pronto a todo nuestra biblioteca de fotos y vídeos en iCloud, al instante y con una calidad sublime. Es posible comprar y alquilar películas y series con nuestra cuenta de iTunes, acceder a nuestros vídeos editados en iMovie, escuchar nuestros podcast favoritos, entrar en nuestra cuenta de Netflix o ver vídeos en YouTube. Todo esto con una calidad de interface y animaciones como nunca antes se había visto en cualquier smartTV y una calidad de imagen increíble que en mi caso a resucitado mi vieja tele LG de 32″ con una resolución de tan solo 720p. Además es posible ajustar el volumen de la tele desde el mismo control remoto y en las teles más modernas incluso encender y apagar la tele, olvidaos del aparatoso e insufrible mando de la tele. Todo esto que os estoy hablando desde tan solo 179€, quien dijo que Apple era caro.

Siri es la gran sorpresa de este nuevo Apple TV, controlado desde el mando habilitado con dos micros, uno de ellos para cancelación de ruido permite hacer búsqueda de películas, consultar el tiempo o preguntarle a Siri la hora o el resultado del último partido de fútbol. Ahora mismo solo sirve para esto y poco más, pero con el futuro Siri irá ganado protagonismo y servirá para hacer cualquier cosa, podremos controlarlo todo con la voz e incluso podremos redactar cualquier texto.

El Apple TV 4 pronto permitirá conectar un teclado Bluetooth y ya es posible conectar unos auriculares bluetooth permitiendo ver por ejemplo una película o jugar a un juego sin molestar a nadie. Esta conexión abre todo un abanico de posibilidades ya que igualmente podríamos conectar cámaras, luces, sensores o cualquier otra cosa al dispositivo, permitiendo hacer control domótico o mejorar las posibilidades para interactuar con las aplicaciones del Apple TV. Ya es posible también conectar un mando de juegos tipo PlayStation o Xbox con el que podremos disfrutar a tope de grandes juegos a la altura casi de las mejores vídeo consolas.

Se echa en falta un lector de huellas en el control remoto para comprar en la Store. También al igual que ocurre en iOS se echa en falta cuentas de usuario para filtrar servicios y accesos a los diferentes usuarios que accedan al mismo, así como un control parental con cuentas de iCloud diferentes que permitan controlar las horas de uso, contenidos, etc.

En definitiva, un gran producto con mucho futuro que acaba de despegar y que en sucesivas actualizaciones de software y hardware veremos mejorar hasta convertirse en otro líder de mercado, si no al tiempo. Ya solo falta una respuesta mayor del público, hasta ahora ha sido un dispositivo poco conocido y por tanto la respuesta de los desarrolladores tampoco es la mejor, pero el dispositivo promete mucho y cuánto pase un año veremos grandes novedades, estoy seguro.

La tele de Apple

Antes de que Steve Jobs nos dejara, en su biografía dejó caer que habría un proyecto de televisión, es decir, un producto de hardware con el software del Apple TV súper bitaminado. Los rumores llevaban años dando vueltas al mismo tema una y otra vez pero no llegaba el momento de que Apple lanzase dicha televisión. Mientras tanto la competencia ha lanzado gran multitud de productos pero el éxito no ha llegado a ninguno de ellos, no deja de ser un producto que apenas genera beneficios, y es por este motivo por lo que Apple no lo había diseñado aún. No es que Apple fabrique productos sólo para conseguir un gran beneficio, es además de sentido común hacerlo para que su futuro esté asegurado y la inversión que un cliente haga no caiga en saco roto, cosa que ocurre con enorme frecuencia en gran cantidad de compañías, haciendo sentir al cliente como estafado o engañado, ya que este invierte una cantidad de dinero en un producto y el mismo deja de tener soporte y de actualizarse al año de vida, debido al escaso éxito que ha tenido y a la poca dedicación de los desarrolladores sobre este.

Apple ha anunciado que a finales de octubre pondrá a la venta en gran cantidad de países su nuevo Apple TV, un producto que no ha cambiado su diseño e incluso a engordado, siendo incluso más pesado. Ahora no incorpora salida óptica de audio pero si una salida HDMI compatible con sonido 7.1. Al mismo le acompaña un nuevo control remoto que si que ha sufrido una renovación total en su diseño, conservando la esencia del mismo que radica en la sencillez y facilidad de uso. El mando a distancia es el gran cambio de este nuevo Apple TV junto con el software que también ha dando un salto a lo grande. Este nuevo mando trae consigo una nueva distribución de sus botones, uno de ellos nuevo para invocar a Siri. El control ahora está en una superficie plana desde la cual podemos arrastrar nuestros dedos y desplazarnos por los menús de este nuevo Apple TV. Además este nuevo control remoto incorpora un micrófono para pedirle a Siri cualquier cosa y un acelerómetro y giroscopio para usar en juegos y otras aplicaciones que se presten.

El software también ha cambiado con nuevo sistema operativo llamado TvOS que dispone de tienda de aplicaciones y es capaz de moverse con más ligereza que su antecesor, ya que además dispone de un procesador A8, más memoria RAM y un disco duro de 32 GB ó 64 GB, según modelo. Este nuevo sistema además incluye Siri a la que podremos pedir con nuestra voz cualquier película o serie de televisión indexada en iTunes o cualquier otro servicio dentro del Apple TV. También gracias a ese nuevo hardware y software será posible jugar a esos juegos que ya tenemos en nuestro iPhone y iPad, y descargar aplicaciones para acceder a redes sociales, el tiempo, noticias, fotografía, tiendas, etc.

Los motivos de este nuevo lanzamiento han sido muchos bajo mi punto de vista: Apple ahora es una compañía mucho más asentada en todos los ámbitos disponiendo de un servicio de fotografía en la nube bastante sólido, un servicio de streaming de música inigualable, una tienda de música, cine y televisión bastante consolidado, servicios adheridos como Netflix, HBO y otros que lo hacen aún más grande y, como no… un servicio de televisión y cine en streaming que se está cociendo aún y no llegará al menos a Estados Unidos hasta el año que viene. Ahora es el momento de lanzar este nuevo producto para que dentro de un año haya miles de aplicaciones y juegos disponibles y clientes entusiasmados, y las grandes productoras y canales de tv se lancen a la piscina y firmen para incorporar sus productos al mismo. Por otro lado Apple y está filmando sus propios vídeos musicales y se espera que para el año que viene lancen su primera serie de televisión, de producción propia.

Por otro lado este Apple TV es una especie de experimento en cuanto a hardware se refiere y tomará forma quizás en un año también en un nuevo producto que será una televisión completa, es decir, una pantalla con un Apple TV incluido al que podremos conectar un sintonizador externo para ver la TV tradicional. Es por este motivo por el que creo que Apple no se a esforzado en diseñar un nuevo Apple TV mas delgado y estilizado, al margen del aumento de precio que ello supondría y el poco sentido que tiene ya que es un producto que permanecerá siempre encima de la mesa enchufado a la corriente.

Apple se está embarcando nuevo en un nuevo mercado y con este son ya bastantes los que tiene de forma que cada vez se encuentra más omnipresente entre nosotros, lo mejor es que a pesar de abarcar muchos frentes sigue haciendo las cosas bien y sorprendiendo a todo el mundo. ¿Tendrá fin algún día esto? o ¿seguiremos así muchos años? espero que sigamos así años porque si no fuera por Apple la vida sería un poco más triste, ¿o me equivoco?