Auriculares para zurdos

Resulta que existen auriculares para zurdos y he podido comprobarlo con mis nuevos Mpow bluetooth 4.1 que solo funcionan con el Apple Watch cuando lo llevas en la muñeca derecha, es decir, si eres zurdo. Aunque si no lo eres siempre puedes llevar encima el iPhone también, me refiero a la hora de salir a correr, pero no olvides ponerte el brazalete deportivo de el brazo derecho porque si no nada de nada, y todo esto se debe a que el receptor bluetooth de dichos auriculares se encuentra en la oreja derecha y si llevas el emisor en el lado opuesto al salir a correr se corta la conexión continuamente, lo cual hace insufrible escuchar música mientras corres.

Por lo demás no puedo quejarme ya que solo me han costado 20€ en Amazon, que es quien los fabrica y comercializa. El sonido no está nada mal, aunque hay que tener los oídos bien cerrados por los tapones que incorpora, si no es así a lo mejor necesitas cambiarlos por unos mas grandes o quizás más pequeños, que la misma caja incorpora. Lo mejor es que se acoplan súper bien a la cabeza, no se mueven absolutamente nada, la música siempre se oye igual por mucho que te muevas.

Los auriculares incorporan un mando en el auricular derecho desde el cual podemos responder a una llamada, colgar la misma, ajustar el volumen y controlar la música. La batería dura 8 horas y 1 una semana en reposo lo cual hace que te olvides de estar todo el día cargando. Si estás en casa tranquilamente se oyen bien hasta una distancia de 10 metros incluso a través de pareces. Lo que no llevan muy bien es el movimiento, que es precisamente para lo que se supone que están hechos.

Los tapones aíslan mucho, pero tampoco demasiado, lo cual me gusta ya que no me escucho el pulso ni la respiración, y se agradece la verdad. Otra cosa mala es su fragilidad, están hechos de un plástico malo que los hacen frágiles y los tornillos al no ser de aluminio acaban oxidándose con el sudor a la larga, según he leído. También el mando a distancia acaba fallando al mojarse con el sudor haciéndolo definitivamente inservible.

Otra cosa buena es que puedes parear hasta dos dispositivos, una voz en off y en inglés te avisa de que se ha establecido la conexión. La conexión es rápida y limpia. Cuando te los pruebes por primera vez te resultare extraño como quedan, no los fuerces porque son muy frágiles y podrían romperse. Deja que ellos mismo se amolden a tu cabeza y tus oídos. Los uso para realizar las tareas del hogar, para hacer spinning, para cocinar, hasta me voy al cuarto de baño con ellos y son tan cómodos y ligeros que apenas los sientes y puedo hasta cambiarme de ropa con ellos puestos, increíble.

Yo de momento estoy contento, pese a tener que llevar el iPhone encima, en el lado derecho, para evitar las interferencias, y pese a que nada mas sacarlo de la caja se le cayó un tornillo, y estoy contento porque son muy cómodos, no se oyen nada mal, son hiper baratos y definitivamente no tengo que pelearme con los cables. Con el tiempo quizás me haga con unos PowerBeats, pero por ahora la hucha no da para más, 200€ me parece excesivo.