¡Oye Siri!

Llevo mucho tiempo detrás de unos buenos altavoces y que sean inalámbricos. Los mejores sin duda en cuanto a calidad son los de la compañía Sonos, que además son compatibles con AirPlay y funcionan a través de la WiFi. Estos auriculares tienen por contra que son para el hogar, quiero decir, que no tienen batería y están todo el rato enchufados a la corriente. El objetivo de los altavoces de Sonos es permanecer fijos en puntos estratégicos de la casa y proporcionar sonido de calidad por todo el hogar como si de un hilo musical se tratase.

Por otro lado están los clásicos ya altavoces Bluetooth que son más pequeños y portátiles y tienen su batería propia. Pero no es mi objetivo este último, ya que resulta tedioso parearlos con cada dispositivo y solo puedes hacerlo con uno, con que con los de Sonos puedes conectar cualquier dispositivo que se encuentre dentro de la red.

La solución está al caer, pero no existe aún en el ecosistema Apple. Los usuarios de la marca necesitamos ya como el comer unos altavoces de gran calidad que se conecten por WiFi a través de AirPlay y ya de paso controle la domótica del hogar y sirva de asistente a su vez con Siri. No es que Apple se vaya a copiar de Alexa, Cortana o el Google Home, es que ha llegado el momento para este producto y después del éxito de los AirPods, la mejora de Siri y un Home Kit en auge, no cabe otra.

Dicen que iría unido al Apple TV también, pero yo no lo creo. Sería un altavoz independiente que nos permitiría escuchar música con gran calidad, invocar a Siri y su conexión seria tan sencilla como la de los AirPods. Aunque la conexión por AirPlay nunca ha sido complicada realmente. Obviamente llegará para navidades y habrá tanta demanda que hasta primavera de 2018 no podremos hacernos con uno. Así que hay tiempo para ahorrar.