Mis imprescindibles

Ya no puedo vivir sin ellos, los uso cada día a todas horas y los sigo queriendo como el primer día.

Hablo del iPhone 7 de 128GB, los 2 GB de RAM, el 3D Touch, el Taptic Engine, el Touch ID, el estabilizador óptico, de la resistencia al agua y como no esos 128GB imposibles de llenar lo hacen para mi una herramienta totalmente imprescindible en mi vida ya que es mi iPad, mi Mac y mi teléfono, es decir, lo es todo.

Hablo también del Apple Watch, un gran aliado del iPhone, su mano derecha: las notificaciones, la App de actividad, el control de Apple Music, predicción del tiempo, las alarmas, el temporizador, el cronómetro, las esferas modulares, las correas intercambiables, la corona digital, la carga por inducción, etc… es decir, todo un mundo de posibilidades que hacen aún más interesante, si cabe, al iPhone.

Hablo también de los nuevos miembros de la familia, los AirPods, esos grandes que son tan pequeños que apenas los sientes, salvo por el cosquilleo de sus bajos en tus oídos, esos que acarician hora tras hora tus sentidos, con una batería inagotable, la caja para guardarlos ¡Parece magia! Es un placer llevarlos, es un placer usarlos y es un placer guardarlos, solo quiero salir a la calle y ponérmelos.

Hablo de la Smart Battery Case, solo para el iPhone 7, con la que tendrás más del doble de batería, es decir, que podrás usar el iPhone sin parar durante el todo el día, SIN PARAR, TODO EL DÍA, y te sobrará al final del día, TE SOBRARÁ. Todavía no puedo creerlo. Además, el iPhone y la funda se cargan con un mismo cable, a la vez, dando prioridad siempre al iPhone, quiero decir que el iPhone se carga primero y se descarga el último, de forma automática, sin que tengas que hacer nada, más del doble de batería, INCREÍBLE. Un iPhone que no se queda sin batería, el sueño de cualquiera.

Hablo de Apple Music, un servicio de música perfecto, que está actualizándose continuamente con TOOODA la música, TODA. Descarga, borra, vuelve a descargar, crea infinitas listas, y si te cansas siempre hay algo nuevo para escuchar. Es como ser rico y permitirte un disco cada día o diez, los que quieras y con mucha calidad, chapeau !

Hablo de Netflix, tu serie favorita al instante, con ADSL, con fibra, 3G o LTE, que más da, ahí lo tienes todo, en tu iPhone, faltan horas al día y días a la semana para verlo todo, sigue viéndolo en la tele luego, con el Apple TV, el Chromecast, el iPad, el Mac, etc. El precio, de risa y puedes descargar, borrar y volver a descargar todo lo que quieras, ver una serie en mitad de la calle, en la cama o en la cocina, HD o 4K, donde quieras y como quieras, un placer, digno de los dioses.

Y ya no es cada una de ellas, son todas juntas: guardar cientos de episodios, miles de canciones, y grabar cientos de vídeos de 1080p a 60 fps para luego verlos tranquilamente, sin problemas de batería, controlar la reproducción o enviar un mensaje con el Apple Watch mientras lo ves y escuchas todo y con unos AirPods que no molestan en tus oídos y cuya batería parece inagotable. Todo esto es el ecosistema de Apple y funciona, tan bien que parece mentira, el primer día, el segundo, la semana siguiente, 2 meses después y 4 años más tarde ¡Esto es Apple!

Publicado por

Jorge Mingorance Sánchez

Usuario Mac desde 2001, apasionado a la tecnología y auténtico fanboy de Apple.