La tele de Apple

Antes de que Steve Jobs nos dejara, en su biografía dejó caer que habría un proyecto de televisión, es decir, un producto de hardware con el software del Apple TV súper bitaminado. Los rumores llevaban años dando vueltas al mismo tema una y otra vez pero no llegaba el momento de que Apple lanzase dicha televisión. Mientras tanto la competencia ha lanzado gran multitud de productos pero el éxito no ha llegado a ninguno de ellos, no deja de ser un producto que apenas genera beneficios, y es por este motivo por lo que Apple no lo había diseñado aún. No es que Apple fabrique productos sólo para conseguir un gran beneficio, es además de sentido común hacerlo para que su futuro esté asegurado y la inversión que un cliente haga no caiga en saco roto, cosa que ocurre con enorme frecuencia en gran cantidad de compañías, haciendo sentir al cliente como estafado o engañado, ya que este invierte una cantidad de dinero en un producto y el mismo deja de tener soporte y de actualizarse al año de vida, debido al escaso éxito que ha tenido y a la poca dedicación de los desarrolladores sobre este.

Apple ha anunciado que a finales de octubre pondrá a la venta en gran cantidad de países su nuevo Apple TV, un producto que no ha cambiado su diseño e incluso a engordado, siendo incluso más pesado. Ahora no incorpora salida óptica de audio pero si una salida HDMI compatible con sonido 7.1. Al mismo le acompaña un nuevo control remoto que si que ha sufrido una renovación total en su diseño, conservando la esencia del mismo que radica en la sencillez y facilidad de uso. El mando a distancia es el gran cambio de este nuevo Apple TV junto con el software que también ha dando un salto a lo grande. Este nuevo mando trae consigo una nueva distribución de sus botones, uno de ellos nuevo para invocar a Siri. El control ahora está en una superficie plana desde la cual podemos arrastrar nuestros dedos y desplazarnos por los menús de este nuevo Apple TV. Además este nuevo control remoto incorpora un micrófono para pedirle a Siri cualquier cosa y un acelerómetro y giroscopio para usar en juegos y otras aplicaciones que se presten.

El software también ha cambiado con nuevo sistema operativo llamado TvOS que dispone de tienda de aplicaciones y es capaz de moverse con más ligereza que su antecesor, ya que además dispone de un procesador A8, más memoria RAM y un disco duro de 32 GB ó 64 GB, según modelo. Este nuevo sistema además incluye Siri a la que podremos pedir con nuestra voz cualquier película o serie de televisión indexada en iTunes o cualquier otro servicio dentro del Apple TV. También gracias a ese nuevo hardware y software será posible jugar a esos juegos que ya tenemos en nuestro iPhone y iPad, y descargar aplicaciones para acceder a redes sociales, el tiempo, noticias, fotografía, tiendas, etc.

Los motivos de este nuevo lanzamiento han sido muchos bajo mi punto de vista: Apple ahora es una compañía mucho más asentada en todos los ámbitos disponiendo de un servicio de fotografía en la nube bastante sólido, un servicio de streaming de música inigualable, una tienda de música, cine y televisión bastante consolidado, servicios adheridos como Netflix, HBO y otros que lo hacen aún más grande y, como no… un servicio de televisión y cine en streaming que se está cociendo aún y no llegará al menos a Estados Unidos hasta el año que viene. Ahora es el momento de lanzar este nuevo producto para que dentro de un año haya miles de aplicaciones y juegos disponibles y clientes entusiasmados, y las grandes productoras y canales de tv se lancen a la piscina y firmen para incorporar sus productos al mismo. Por otro lado Apple y está filmando sus propios vídeos musicales y se espera que para el año que viene lancen su primera serie de televisión, de producción propia.

Por otro lado este Apple TV es una especie de experimento en cuanto a hardware se refiere y tomará forma quizás en un año también en un nuevo producto que será una televisión completa, es decir, una pantalla con un Apple TV incluido al que podremos conectar un sintonizador externo para ver la TV tradicional. Es por este motivo por el que creo que Apple no se a esforzado en diseñar un nuevo Apple TV mas delgado y estilizado, al margen del aumento de precio que ello supondría y el poco sentido que tiene ya que es un producto que permanecerá siempre encima de la mesa enchufado a la corriente.

Apple se está embarcando nuevo en un nuevo mercado y con este son ya bastantes los que tiene de forma que cada vez se encuentra más omnipresente entre nosotros, lo mejor es que a pesar de abarcar muchos frentes sigue haciendo las cosas bien y sorprendiendo a todo el mundo. ¿Tendrá fin algún día esto? o ¿seguiremos así muchos años? espero que sigamos así años porque si no fuera por Apple la vida sería un poco más triste, ¿o me equivoco?

Publicado por

Jorge Mingorance Sánchez

Usuario Mac desde 2001, apasionado a la tecnología y auténtico fanboy de Apple.