La correa de Nylon

¡Esto sí que es una pijada en toda regla! Una correa original de Apple para el reloj, valorada en nada menos que 59€ ¡Casi nada! Y muy contento que estoy con ella porque cambia bastante el reloj, ahora parece más elegante y no tan Sport. La cuestión era dejar la correa de silicona para hacer deporte y el trabajo en el que suelo sudar mucho y a veces hay mucho polvo. Cuando llego a casa me ducho y me pongo esta nueva de Nylon que pega con todo, ya que al ser negra y gris casa con todo. Al final Apple se está saliendo con la suya y ha convertido un dispositivo electrónico, en principio para frikis, en un objeto de moda y salud ¡El negocio está en las correas! Y es que la calidad de Apple es innegable. Haber, hay miles de correas de todas las formas y precios pero no duran nada, se rompen, se descascarillan, se les cae la pintura, etc. Esta correa de Nylon la puedes mojar, la puedes rozar, golpear que no le pasa nada. El otro día se me manchó de sangre con un pequeño corte que me hice afeitándome y con una toallita se quitó sin problemas. 

Es una correa mucho más ligera, da la sensación que estuviera hecha de papel y el reloj parece hasta más barato, como si fuera de plástico malo. En realidad la caja del reloj no pesa nada, todo el peso se lo lleva la correa de silicona, y no me quiero ni imaginar lo que pesará con una de acero. La hebilla es de acero pintada en negro y es mucho más fácil de colocar en la muñeca, incluso a oscuras sin ver nada no supone ningún trabajo encontrar el agujero y cerrarla. A la hora de meter la correa en el reloj he de decir que está muy duro al principio, pero a fuerza de hacerlo muchas veces se ablanda y acaba encajando a la perfección. Este enganche que tiene al reloj es de plástico y sale directamente de la correa a la que está enganchado tan fuerte que por mucha fuerza que hagamos no se resiente para nada, ni cede. 

Con la correa de silicona cuesta más acostumbrarse al cierre y a veces me he llevado más de un susto al creer que se me caía el reloj al suelo por no enganchar a la primera en el agujero correcto. No con esto quiero decir que la de silicona sea una mala correa, todo lo contrario, es súper cómoda y bonita, pero lo cierto que está más destinada al ejercicio, cosa para la que está hecha este modelo de Apple Watch Sport, y que debido a su precio más bajo a tenido más éxito que el modelo de acero. Es por ello entonces que Apple ha decidido sacar correas de Nylon para conseguir que sin dejar de ser un reloj deportivo nos lo podamos poner cuando salgamos algo más arreglados. Está claro que Apple ha dado en el clavo con estas correas y aunque muchos las critiquen por su alto precio y diseño, son de alta calidad y se ajustan perfectamente a cualquier modelito que llevemos puesto.

Publicado por

Jorge Mingorance Sánchez

Usuario Mac desde 2001, apasionado a la tecnología y auténtico fanboy de Apple.