Google Cast

Si, acabo de perder la cabeza, he decidido hacerme con un juguetito de Google, en concreto la competencia del Apple TV y me ha “impresionado”. A ver… Nada tiene que ver con el Apple TV, no se puede considerar competencia, porque a penas hace lo mismo. 

Google Cast o Chrome Cast o como se llame, es un cable con un pequeño dispositivo anclado que se conecta vía HDMI a nuestra tele y aporta una especie de escritorio con fondos de pantalla, reloj, meteorología y un código para invitados con el que puede acceder cualquier persona al aparato. Este escritorio se transforma en lo que queramos cuando con otro dispositivo como un smartphone, PC o Mac le enviamos una señal de vídeo y audio al estilo AirPlay de Apple pero con matices. La diferencia radica en que además envía interfaces con las que podemos “interactuar”, es decir, si enviamos una lista de audio desde Spotify en nuestro iPhone, no sólo enviaremos la canción con la carátula y el nombre, también una interface personalizada con el logo de Spotify y una vista detallada de las canciones que ya han sonado y las que están por venir y con la que podemos interactuar a través de otra interface que aparece en la App de Spotify en el iPhone, desde la cual podemos subir y bajar el volumen y pasar o retroceder canciones, de manera que por ejemplo el control que tenemos en iOS del audio lo perdemos no pudiendo interactuar desde por ejemplo el centro de control o la pantalla de bloqueo de iOS. 

No digo que sea algo malo ni bueno, simplemente es diferente y todo hay que decirlo, otro calco del sistema AirPlay de Apple pero modificado para que no sea lo mismo, justo el modus operandi de  siempre que utiliza Google con respecto a Apple. 

A ver… No voy a cambiar este sistema, ni de coña, por el Apple TV, no tiene nada que ver y además ahora el Apple TV tiene disco duro y Apps de terceros así que con menos motivo. Pero si puede funcionar a modo de segundo dispositivo barato para por ejemplo la tele de la cocina o la tele de los niños, o para el dormitorio. Es muy barato, 39€ y por este precio merece la pena probarlo y tenerlo de “segundo plato”.

Hay multitud de aplicaciones compatibles, yo en concreto lo estoy utilizando en la habitación de la peque para hacer streaming de las pelis de dibujos que tiene guardadas en el iPad a una tele grande, muy practico y funciona perfecto. Lo recomiendo, no sin antes tener un Apple TV, por su puesto. 

Publicado por

Jorge Mingorance Sánchez

Usuario Mac desde 2001, apasionado a la tecnología y auténtico fanboy de Apple.