El Apple Watch y las mujeres

Es curioso como siempre las mujeres son mas reacias a comprar gadgets nuevos, aunque… ¡Al final se vuelven auténticas adictas! Aun recuerdo el primer iPhone, era algo totalmente nuevo, con una pantalla táctil para navegar por internet y además un teléfono. Nadie salvo los mas fanáticos a la tecnología querían tenerlo, ahora… una chica no puede pasar sin su iPhone, ellas han convertido un gadget de última tecnología en toda una moda y como no, en una gran herramienta de cotilleo gracias a Facebook, WhatsApp, YouTube, Instagram y toda la prensa rosa. Ahora si que les gusta estar al día y cotillear en cualquier momento y desde cualquier lugar. Ahora el iPhone, el último grito en tecnología, aunque nos sigue gustando a los hombres, preferimos un Mac o cualquier artilugio mas configurable. Las mujeres aman al iPhone por lo sencillo que es de utilizar, lo rápido y la información que les proporciona.

Con el Apple watch está ocurriendo igual, todos los hombres queremos uno porque es algo nuevo que anhelamos configurar, abrir sus tripas virtuales, descargar todas las aplicaciones habidas y por haber, vacilar al vecino y convencer a los demás para que se lo compren. Cuando nos aburramos, entonces, vendrán las mujeres y lo utilizarán mas que nosotros, estoy seguro. Realmente, a mi parecer, el Apple Watch es un gadget muy femenino y causará furor entre ellas por la diversidad de correas que hay y habrá, por ser un accesorio de moda muy sexy y porque lo utilizarán cada día para enviar y consultar mensajes y como no para cotillear.

Ahora el problema lo tenemos los hombres, en Estados Unidos, además de haber mas empleo y dinero, las mujeres son mas lanzadas a la hora de comprar gadgets de última tecnología. En Europa la mujer es mas conservadora y el hombre se las ve y se las desea para conseguir este gadget, en apariencia inútil, y excesivamente caro. No digo que el Apple Watch sea barato, ni tampoco digo que sea un artículo imprescindible, pero si digo que el Apple Watch es un producto muy completo con multitud de tecnologías concentradas en un espacio muy pequeño, fabricado con materiales de primera, y diseñado concienzudamente y meticulosamente por los mejores ingenieros. El Apple Watch quizás ahora no sea necesario, pero lo será en apenas 2 años ya que nos librará del iPhone en muchos momentos y continuará haciendo las tareas que un iPhone no puede hacer continuamente, por su tamaño sobre todo y fragilidad. El Apple Watch monitorizará nuestra actividad física por ejemplo, nos dirá la hora, el tiempo, la agenda, mensajes, etc continuamente, sin llevar el móvil todo el rato encima. Yo sin ir mas lejos cuando me levanto por la mañana, lo primero que hago es desenchufar el iPhone del cargador, desactivar el modo no molestar y meterlo en el bolsillo del pijama, cosa que, aunque ya estoy acostumbrado, me sigue resultando muy molesta por lo abultado que es, el peso que tiene y que a veces lo olvidas y justo te acaban llamando o recibes algún correo o mensaje que olvidas mirar. A partir de ahora cuando nos levantemos solo habrá que despegar el Watch del cargador y ponerlo en nuestra muñeca, el solo se encargará de notificarnos todo automáticamente y tomar y aportar datos de una manera mas automática, discreta, personal y continua.

Las chicas aun no lo ven necesario, pero en unos años o quizás antes lo descubrirán y lo querrán tanto o mas que nosotros. Pero lo cierto es que a los chicos nos mata la impaciencia y cada vez que sale algo nuevo se nos hace interminable la espera, como si no hubiera un mañana ¿Y si no pudiera disfrutar de este increíble dispositivo nunca? ¡Lo queremos ya!

Publicado por

Jorge Mingorance Sánchez

Usuario Mac desde 2001, apasionado a la tecnología y auténtico fanboy de Apple.