De vuelta

Ya llegó mi Apple Watch Sport Space Grey de 42mm después de una semana para enviarlo, reemplazarlo y devolverlo. El proceso ha sido impecable, pero la semana se ha hecho eterna la verdad, sobre todo porque ha coincidido con el lanzamiento de WatchOS 2, la primera actualización del sistema operativo del reloj que aporta importantes novedades sobre todo en estabilidad y velocidad como también ha ocurrido con su hermano mayor iOS 9.

El problema como ya os comenté en el post anterior fue la aparición de una mancha negra en la pantalla, que iba creciendo por momentos y se parecía a la típica mancha que forma el des-tintado de un bolígrafo. Al principio creí que se debía a un mal uso por mi parte, quizás por meterlo en la ducha, quizás algún golpe involuntario o una excesiva presión sobre la pantalla como comentaban algunos usuarios en los foros de soporte de Apple. Me temía lo peor, aunque tengo contratado un AppleCare+ si el soporte técnico dice que el problema es por mal uso tengo que pagar 65€ que cuesta el reemplazo y agoto una de las dos posibilidades que tengo para hacerlo, es decir, si pago dos veces 65€ por un reemplazo a causa de un mal uso por mi parte o daño accidental, el siguiente reemplazo es comprar uno nuevo, así que no conviene agotar las dos oportunidades que brinda el contrato. No obstante si eso ocurriera, me plantearía no volver a comprar un Apple Watch, sinceramente.

Al final la mancha negra ha entrado dentro de la garantía de Apple y el soporte técnico me lo ha reemplazado sin coste alguno, pero eso si, a causa de vivir lejos de una Apple Store, concretamente a 2 horas y media por autopista, he tenido que prescindir de mi Apple Watch una semana completa ya que la mancha surgió el viernes pasado, solicité el reemplazo el mismo día, y vino un camión de UPS a recogerlo el mismo lunes a medio día, llegó a los cuarteles de Apple en Europa el mismo martes tarde, entró en servicio el miércoles y fue reemplazado rápidamente y enviado sobre la marcha, llegando ayer jueves a medio día de nuevo. Con esto podemos llegar a la conclusión de que el mejor día para que se averíe un dispositivo es el lunes, ya que sobre la marcha damos parte a Apple y para el viernes lo tienes de vuelta, si te pilla un fin de semana o un día de fiesta la espera se prolonga tantos días como haya de por medio.

Cuando vino el camión de UPS a recogerlo tuve que introducir el cuerpo sólo del reloj, sin la correa, en una caja pequeña y sellarla con dos adhesivos, a su vez esta caja va dentro de otra caja de cartón sellada con un adhesivo y finalmente esta se introduce en una bolsa de UPS perfectamente sellada y con la dirección de envío. Esto se hace en 2 minutos y se le entrega al caballero que lo ha traído, en mi caso le monsieur.

Luego vuelve en una caja muy bonita y muy sencilla con el logotipo del Apple Watch en relieve sobre la tapa y muy bien sellado y plastificado para que no se raye. El reloj supuestamente es un reloj usado por otra persona, perfectamente reparado y re-acondicionado, es decir, no presenta ningún arañazo, golpe, etc. ya que tanto la caja como el cristal es reemplazado siendo el interior el que permanece intacto. Así que prácticamente es un Apple Watch nuevo que, eso si, incluye un número de serie nuevo que para nada coincide con el de la caja del original. En cuanto al registro del producto se produce de manera completamente automática siendo sustituido el antiguo número de serie por el nuevo y con el AppleCare+ asignado a dicho número de serie nuevo, conservando como no podría ser de otra manera el periodo de garantía del anterior dispositivo.

Para ponerlo en marcha lo primero que hay que hacer es des-enlazar el antiguo reloj desde la App del Apple Watch en el iPhone. Encendemos el nuevo reloj y lo emparejamos con el iPhone como ya hice con el reloj original, solo que esta vez en el iPhone me pregunta si quiero restaurar una copia de seguridad del reloj original o configurar este como uno nuevo. Yo he resyaurado la copia de seguridad pero como he estado trasteando mi iPhone durante la semana de ausencia del Apple Watch había aplicaciones en el iPhone que había borrado o modificado y surgieron algunos malentendidos entre el teléfono y el reloj que culminaron con el borrado de dichas aplciaciones. Por lo que mas tarde tuve que intalar de nuevo estas para vover al estado que presnetaba cuando envié el reloj, aunque esto es completamente voluntario, puedes hacer lo que quieras, si no quieres volver a instalar dichas aplicaciones no tienes porque hacerlo. El proceso de restauraicón de copia de seguridad ha sido bastante rápido comparado con el que suele ser el de un iPhone o iPad, como es lógico, ya que estos tienen aplicaciones más pesadas y más datos que restaurar.

Así que resumiendo en menos de 5 días Apple me reemplazó el Apple Watch de manera gratuita y sin moverme de casa, lo cual dice mucho de la excelente calidad del servio post-venta de Apple, al margen del seguro AppleCare+ que he contratado, que en este caso no ha servido para nada, gracias a Dios. Pocos productos tecnológicos, por no decir ninguno, tienen un servicio como el de Apple, por eso el precio, que a veces consideramos excesivo, se me antoja incluso barato, que queréis que os diga.

Publicado por

Jorge Mingorance Sánchez

Usuario Mac desde 2001, apasionado a la tecnología y auténtico fanboy de Apple.