¡Oye Siri!

Llevo mucho tiempo detrás de unos buenos altavoces y que sean inalámbricos. Los mejores sin duda en cuanto a calidad son los de la compañía Sonos, que además son compatibles con AirPlay y funcionan a través de la WiFi. Estos auriculares tienen por contra que son para el hogar, quiero decir, que no tienen batería y están todo el rato enchufados a la corriente. El objetivo de los altavoces de Sonos es permanecer fijos en puntos estratégicos de la casa y proporcionar sonido de calidad por todo el hogar como si de un hilo musical se tratase.

Por otro lado están los clásicos ya altavoces Bluetooth que son más pequeños y portátiles y tienen su batería propia. Pero no es mi objetivo este último, ya que resulta tedioso parearlos con cada dispositivo y solo puedes hacerlo con uno, con que con los de Sonos puedes conectar cualquier dispositivo que se encuentre dentro de la red.

La solución está al caer, pero no existe aún en el ecosistema Apple. Los usuarios de la marca necesitamos ya como el comer unos altavoces de gran calidad que se conecten por WiFi a través de AirPlay y ya de paso controle la domótica del hogar y sirva de asistente a su vez con Siri. No es que Apple se vaya a copiar de Alexa, Cortana o el Google Home, es que ha llegado el momento para este producto y después del éxito de los AirPods, la mejora de Siri y un Home Kit en auge, no cabe otra.

Dicen que iría unido al Apple TV también, pero yo no lo creo. Sería un altavoz independiente que nos permitiría escuchar música con gran calidad, invocar a Siri y su conexión seria tan sencilla como la de los AirPods. Aunque la conexión por AirPlay nunca ha sido complicada realmente. Obviamente llegará para navidades y habrá tanta demanda que hasta primavera de 2018 no podremos hacernos con uno. Así que hay tiempo para ahorrar.

Emocionado de nuevo 

A vueltas con la Keynote pasada de la WWDC, si…, reconozco que Tim Cook apenas dio la cara, que algunos presentadores no dieron la talla, que el nuevo tvOS apenas trajo novedades, y si… reconozco también que me aburrí bastante cuando se detuvieron tanto tiempo en el nuevo iMessage. Todos esperábamos algo más de Apple, siempre ocurre igual, pero cierto es que la presentación duró más de 2 horas y más productos e información no fue posible presentar, ya de por sí, para digerir lo que nos mostraron a costado más de 2 días, entonces imaginaos si la keynote se hubiera prolongado una hora más, por ejemplo, hubiera sido insufrible.

Cuando finalizó la Keynote, esta fue mi impresión, pero conforme comencé a recordar todo lo expuesto comencé a emocionarme más y más hasta el punto de reconocer que ha sido una de las mejores Keynotes en mucho tiempo. Craig Federgi es un crack, sinceramente lo veo como al próximo CEO de Apple porque es una persona que ha aprendido a comunicarse muy bien y lleva el espíritu de Apple muy en serio, o al menos eso es lo que aparenta. Todo el mundo lo quiere y el sale de todas estupendamente, a nivel de carisma es el mejor. 

Comenzando por watchOS quede súmamente satisfecho por la velocidad al abrir ahora las Apps, menos mal, porque era un punto muy flaco del Apple Watch. La multitarea, ahora parecida a la de iOS y accesible desde el botón home, es una mejora notable que facilitará mucho mejor las cosas que los vistazos. Las nuevas esferas están bien aunque sigo echando menos una mayor configuración y personalización de las mismas, cosa que no tardará mucho ya que desde la app del Apple Watch en el iPhone hay un apartado nuevo con una galería de las esferas del reloj, lo cual me lleva a pensar que pronto podremos comprar esferas y personalizarlas desde el mismo iPhone. Por fin tenemos una app para ver y editar los recordatorios, ya era hora, no sé cómo no la incluyeron en watchOS 2. Hubo también muchas más novedades, pero estas que he citado son las que más me llamarían la atención. 

tvOS apenas tuvo mejoras, aunque el modo oscuro y el login personalizado me parecieron muy buenas ideas. Habrá que ver también la nueva App Remote e incluso yo apostaría por el servicio de tv en streaming en septiembre y un nuevo Apple TV con reconocimiento facial y altavoz para escuchar a Siri, o no, quién sabe porque ya han salido los primeros altavoces de Logitech compatibles con “Oye Siri”. Así que tan mala no puede ser la evolución de este dispositivo que tanto éxito está cosechando y seguro que no acabará defraudando su actualización. 

macOS Sierra aunque a muchos no les ha gustado, dio su golpe de efecto trayendo a Siri a nuestros escritorios. El desbloqueo por proximidad con iPhone o Apple Watch es una maravilla y el pago con Apple Pay vía web también. Aquí ocurre igual que con el Apple TV, las mejoras llegarán en septiembre con un nuevo MacBook Pro con teclado oled y alguna que otra sorpresa más, estoy seguro. 

iOS 10, por último, fue el rey de la Keynote, al margen del nuevo iMessage que a mí me ha encantado, nos trajo grandes novedades de interface como los widgets, un Apple Music muy mejorada y una app de fotos con reconocimiento de caras y una nueva opción para hacer pases de fotos a modo de recuerdos, que viene a hacer lo mismo que la app Quik. Pequeños detalles como una app para avisarnos cuando tenemos que acostarnos o que siga sonando la Música mientras tiramos una foto contrastan con los grandes cambios de la aplicación Mapas que ahora nos permite saber dónde hemos aparcado el coche o indicarnos el cambio evitando autopistas de peaje. Y como no, Siri ahora está abierto a terceros, así que muy pronto podremos enviar un What’sApp mediante el asistente de voz, pedir un Uber o incluso iniciar Periscope o buscar en Reeder noticas sobre el Apple Watch por ejemplo. 

A priori nos quedamos fríos, pero al ver las betas y pensar en la cantidad de cambios que se nos avecinan no puedo más que pensar lo mismo de siempre. Apple lo ha vuelto a hacer y seguirá siendo la mejor, pese a que Jobs ya no esté con nosotros, los accionistas lo controlen todo y Android venga pisando fuerte… Apple seguirá siendo diferente, por una sencilla razón, simplemente porque vende hardware, software y servicios; y porque su espiruto se sigue transmitiendo de generación en generación, un espíritu libre e inconformista que lucha por la igualdad, la diversidad y un mundo mejor, que se reinventa una y otra vez para conseguir que desde los más jóvenes a las usuarios más profesionales sigan encantados con sus productos. A la vista está en esta Keynote repleta de novedades para el gran público, con nuevas caras y cada vez más mujeres y niños de todo el mundo. Todavía tenemos Apple para rato, para muchos años, esto no ha hecho más que empezar. 

Un springboard dinámico

Escuchando el podcast de Actualidad iPad sobre las posibles mejoras que podríamos ver en iOS para este año en la WWDC, me ha venido una idea a la cabeza que podría dejarnos a todos con la boca abierta. En concreto Luis Padilla afirmaba que el springboard de iOS no aporta ninguna información, solo muestra los iconos de las aplicaciones y las carpetas para lanzarlos. Quizás en un iPhone SE este springboard es práctico porque a golpe de dedo alcanzamos cualquier app y la abrimos rápido, pero en un iPad Pro de 12 pulgadas no tiene mucho sentido ya que con una sola mano no podemos agarrar el iPad y a golpe de dedo seleccionar la aplicación para lanzarla. Quizás al iPad Pro le convendría un escritorio tipo Mac, aunque pensándolo bien para que queremos un escritorio repleto de iconos otra vez amontonados como en nuestro Mac. Entonces me ha venido la idea de los Widgets que también se ha citado en el podcast, pero sería duplicar la funcionalidad del centro de notificaciones y perderíamos esa primera ventana para lanzar las aplicaciones que aunque parezca que no también es útil. Así que se me ha ocurrido que en la próxima versión de iOS podríamos escalar los iconos de las aplicaciones y estas a su vez aprovechando esos 4GB de RAM del iPad Pro ser completamente dinámicos, es decir, mostrarían información como ya lo hace el icono del reloj, que marca la hora.

Vamos poner un ejemplo sencillo con la aplicación del tiempo: si dejamos el icono en pequeño por ejemplo veríamos el icono clásico en azul con la nube y el sol, totalmente estático, pero si lo escalamos este pasaría a ocupar el espacio de 4 iconos y desplazaría al resto mostrando ahora si la animación de las nubes por ejemplo, la temperatura, la humedad, la velocidad del viento, etc. Otro ejemplo: la aplicación de música, si la dejamos pequeña veremos sólo el icono con la nota musical, pero si lo escalamos podremos ver la carátula del álbum que está sonando en ese momento. Con la aplicación de fotos igual, si lo escalamos mostraría un pase de fotos de la actividad reciente de iCloud.

Arriba podéis ver un montaje rápido que he hecho con el escritorio de un iPad (si… muestra a aplicación quiosco que ya no está entre nosotros, lo se… es, ya os digo, algo rápido que he hecho para este artículo, para que os hagáis una idea). En este caso he escalado la aplicación de calendario que muestra el icono más grande, pero si lo configuramos podría mostrar también todo el mes o los eventos diarios. Esto podría configurarse pulsando sobre la rueda dentada que he situado justo debajo del icono a la derecha.

De esta manera tendríamos no solo un escritorio para lanzar aplicaciones, también mostraría toda o parte de la información de la aplicación sin tener que abrirla y alegraría el enorme escritorio de un iPad Pro. Esta idea está especialmente pensada para el iPad Pro, pero podría ser perfectamente aplicable al iPhone SE en adelante, es decir, a dispositivos con 2GB de RAM o más como es el caso del iPad Pro de 12 pulgadas que tiene 4GB.

Creo que Apple debería mostrarnos algo parecido al respecto en esta WWDC porque si no, tendremos el mismo escritorio aburrido de iOS y decepcionaría bastante. Escribidme en los comentarios que os parece esta idea, si os gustaría que viniera en este nuevo iOS y que ideas más se os ocurren a vosotros. ¡Nos vemos en la keynote!

La tele de Apple

Llevamos tiempo sin oír nada al respecto, y si, me refiero al hardware, y porqué no también al software y al servicio, porque cuando Apple ponga a disposición este dispositivo lo hará en todos los sentidos: como un producto de hardware (una tele en diferentes tamaños con su Siri remote), con su software (probablemente un TvOS evolucionado) y un servicio para ver películas y series en streaming, como ya lo hace Netflix o HBO.

La tele de Apple saltó como poco antes de morir Steve Jobs, y se confirmó como algo oficial en la biografía que él mismo escribió, así que es un producto real que aun no ha salido, pero que no debe de tardar demasiado en hacerlo ¿Por que digo esto? Lo digo porque hace unos meses se confirmó el rumor de que Apple estaba detrás de lanzar su servicio en Streaming llegando a un acuerdo con las distintas productoras de cine y cadena de televisión, y se estaba dando bastante prisa como para hacerlo el próximo 13 de junio en la keynote de la WWDC. Por otro lado también se confirmó el rumor de que Apple estaba buscado personal para rodar una serie propia y estrenarse en este mundo para así competir directamente con Netflix ofreciendo un abanico de series de producción propia y el resto de series de las que obtendría derechos. Si esto último es así y viendo los numerosos videoclips que ya ha rodado para Apple Music no debe de quedar mucho para que comencemos a ver algo al respecto.

En cuanto al hardware decir que con el Apple TV 4 y TvOS que tiene un año de rodaje, ya es tiempo mas que suficiente para confirmar que tanto el dispositivo como su software y la App Store son un completo éxito y que se puede dar ya el paso hacia un nuevo producto en forma de pantalla para la sala de estar. Y para terminar de hilar la cosa se confirmó también otro rumor que apunta a que Apple lanzará en breve nuevos Led Cinema Display para conectar el Nuevo MacBook Pro, el MacBook y como no, el Mac Pro a un monitor con todos los extras (altavoces, iSight, sensor de iluminación, puertos USB-C, etc.) y con calidad 5K por lo que “blanco y en botella”, tenemos todas las papeletas para que la tele de Apple sea una realidad en breve, tan pronto como la semana que viene.

Tened en cuenta que el Apple TV, como tal, no le sale rentable a Apple, en realidad es el Mac Mini de los iMac y tiene un precio tan reducido que tiene que vender muchísimos para rentabilizarlo, y claro está, la trae más a cuenta vender una tele a 999€ con todos los extras que seguro nos encantará a todos.

¡Ah! Y se olvidaba, no había incluido en esta suposición la increíble competencia que está suponiendo para Apple el Amazon Echo con el que se rumorea también que competirá directamente con una especie de Apple TV con reconocimiento facial y altavoz y micro para interacturar con un Siri mejorado. Así que más piezas no podemos unir para este puzzle que se supone será, a mi entender, el próximo nuevo producto de Apple ¡Si tenemos hasta un reloj de Apple! ¿No vamos a tener una televisión? un frigorífico no creo, pero una tele tiene que caer ya, si o si, ademas creo que lo va hacer porque yo acabo de comprarme una tele nueva y me dolería un montón, y con la suerte que tengo yo para estas cosas… imaginaos.

WWDC 2016

Queda exactamente una semana para la Keynote de la conferencia de desarrolladores de este año y la verdad no tengo las ideas tan claras como en otros años. Al final va a ser cierto, este año se han filtrado muchas menos cosas que en años anteriores, prácticamente no sabemos nada. 

Según se habla no veremos nada de hardware en la Keynote, y es lógico ya que se trata de una conferencia sobre software en la que se presentan los nuevos sistemas operativos. Aunque yo tengo mis dudas ya que se ha filtrado el chasis de un nuevo y espectacular MacBook Pro con puertos USB-C y teclas de función táctiles sobre una superficie oled, y parece muy real. Así que ahí queda la duda. También se barajó hace tiempo que veríamos también  un MacBook de 15 pulgadas, aunque esto no lo tengo tan claro. 

Y ya sumergiéndonos de lleno en la WWDC podríamos especular casi con cualquier cosa, lo único que sabemos seguro es que habrá pequeñas mejoras en Apple Music, y alguna cosilla más por ahí, pero no mucho más. 

Apple deberia mejorar la estabilidad de OSX que en esta ultima versión a dado mucho que hablar, y también de iOS, TvOS y WatchOS, y no dudo que lo hará, con o sin éxito. Hay que mejorar mucho el software del Apple Watch, añadirle mejoras y muchas más funciones de las que flaquea, ya me dan igual las Apps de terceros, son malas y ralentizan mucho el reloj, y también consumen mucho la batería. Yo mejoraría las aplicaciones nativas que están mucho mejor optimizadas y al final son las que más se usan. En TvOS no sé qué más podría mejorarse, quizás incentivar más y de algún modo a los desarrolladores para que porten más aplicaciones y juegos del iPhone, que se ha estancado mucho la cosa últimamente. En iOS me gustaría ver un Siri muy mejorado que nos dejara boquiabiertos y pudiéramos usar casi para todo. 

Atrás han quedado mis ideas imposibles sobre la fusión de OSX y iOS o la independencia del Apple Watch convirtiendo al iPhone en una especie de iPad Mini, creo que esto no lo veremos nunca o quizás si, pero seguro que dentro de muchos años. Apple ahora piensa en vender y no quiere arriesgar tanto como cuando renació tras la vuelta de Steve Jobs, esta Apple es bien distinta y tendremos que acostumbrarnos a ello, aunque nos pese. 

El reloj es la clave

Ya tenemos fecha para la WWDC 2016 que será el 13 de junio a las 19h en España. Y comienzan los rumores, como que tendremos un nuevo Apple Watch que será totalmente independiente del iPhone y esto me lleva a pensar muchas cosas, cosas que deberán cambiar para que esto sea real. 

En primer lugar este nuevo Apple Watch necesitará conectarse a una red WiFi y como no a una red LTE si estamos en plena calle, ya que si esto no es posible no podremos utilizar Siri que es la herramienta imprescindible del reloj. Por lo cual será necesario una tarjeta SIM, aunque sí Apple pretende crear un reloj muy altamente resistente al agua y al polvo deberán incluir una SIM soldada en placa, por lo que a la hora de elegir una operadora deberemos hacerlo vía software desde la misma pantalla del reloj. 

Por otro lado está independencia me lleva a pensar que veremos un servicio de iCloud muy mejorado ya que las copias de seguridad del reloj deberán hacerse directamente vía OTA y todos los datos sobre nuestro ejercicio y salud se subirán también a la nube. Por otro lado al no estar este nuevo Apple Watch vinculado directamente al iPhone sí que lo estará a la nube, por lo que podrá estarlo de manera indirecta a un iPad o a un Mac. Y ahora me pregunto ¿podremos ver todos los datos de salud también en el iPad y el Mac? Yo creo que si, puesto que dicha información estaria ahora en la nube. 

Las llamadas ahora se recibirían directamente en el reloj, pero si tenemos un duplicado de la SIM, también llegarían al iPhone ¿Como es esto? ¿El iPhone se vincularía al reloj? Otra gran incógnita. Por eso digo, que la clave de esta nueva WWDC 2016 estará en el reloj, porque al iPhone, iPad y Mac pocas novedades se podrán añadir, Apple necesita abrir mercado por donde sea, y no se va a rendir con el Watch que está perdiendo cuota de mercado a pasos agigantados. 

También veremos, estoy seguro, alguna gran novedad para el iPad Pro, iOS es el futuro y hay que adaptarlo de manera que trabajar con él sea todo un placer como ya ocurre con OSX y el Mac. A nivel de hardware veremos cómo el smart connector gana protagonismo con nuevos periféricos adaptados a él y software para utilizarlo con aplicaciones y gadgets de terceros. 

Y por último señalar que los nuevos iPhone subirán de precio y aumentarán sus características pasando a subir a la gama Pro como ya ha ocurrido con el iPad, y por otro lado bajando el precio de la gama básica para favorecer a ese mercado que con la crisis no se atreve a cambiar su terminal. Pero esto último ya lo veremos en septiembre.