Mi Apple Watch

Tras muchos meses con mi Apple Watch, n ome acuerdo cuantos, pero muchos, mi impresión ha mejorado un poco la verdad. Hubo unas primeras semanas de euforia predecible seguidas de un descenso ininterrumpido de la euforia hasta llegar realmente a plantearme vender el dispositivo por el poco uso, la escasez de aplicaciones y el rendimiento del mismo. Ahora me encuentro en una fase de incremento de satisfacción ya que los desarrolladores ya están mas desahogados con el iPhone 6S y su Touch 3D, con el nuevo iPad PRO y con el Apple TV 4, y por fin comienzan a verse apps nativas para el reloj que aportan esa dosis de usabilidad que los usuarios demandamos desde que prácticamente salió WatchOS 2, hacía falta desde luego apps para contabilizar nuestras tareas diarias, apps para reproducir podcast, apps para grabar notas con la voz, apps para responder mensajes, etc. Está claro que el Apple Watch 1 es un producto inacabado, un prototipo con una batería de escasa duración que impide sacar un rendimiento óptimo al procesador que opera en su interior, traduciéndose esto en lags continuos y tiempos de espera absurdos en un reloj de pulsera que traen como consecuencia la desesperación de tanto esperar sin resultado en el 50% de las veces y por ende salir a buscar el teléfono para completar la operación. Hay multitud de ventajas no obstante, esto y la esperanza de que alguna vez tanto Apple como los desarrolladores hagan su trabajo es lo que me hace no vender el reloj, sinceramente. Además, en cuanto salga un reloj que funcione en condiciones pienso vender el que tengo para, por un precio asequible, hacerme con el modelo nuevo. Es decir una vez que tienes ya un dispositivo es más fácil hacerte con una nueva versión vendiendo el modelo antiguo, cosa que no es lo mismo si partes de cero, el desembolso es mucho mayor.

Yo ahora estoy muy entretenido con Overcast para el Apple Watch que funciona mas bien mal, pero que cuando lo hace merece la pena ya que puedes controlar la velocidad de reproducción y que podcast quieres escuchar. También he comprado la app Fantastical que por fin me permite ver y editar mis recordatorios desde el reloj y que funciona algo mejor, aunque también falla de vez en cuando y fastidia mucho la verdad. Otra app que uso mucho es la Instapaper que hasta el momento no va mal. La App Things ha sacado hace muy poco su versión nativa para el Apple Watch y estoy francamente muy contento por lo bien que funciona y lo rápida que es, creo que es la mejor de todas las que han pasado por mi reloj. La verdad que después de WatchOS 2 la app música ha mejorado mucho y poco a poco van apareciendo complicaciones realmente útiles que sirven de vistazo rápido y acceso directo a la aplicación.

Ya os digo, no hay grandes mejoras por el momento, pero hay que ser fuerte y aguantar con él hasta futuras versiones que mejoraran a bien seguro, ya que el reloj es un dispositivo estupendo que realmente tiene una utilidad y aunque a priori parezca un capricho, se me hace cada día mas indispensable.

Siri, tenemos un problema

Tenemos un problema y grave que debe ser solucionado pronto. Me refiero al comportamiento de Siri en prácticamente el 80% de las veces que lo uso, y es que el asistente de voz de Apple, el que le da vida al Apple Watch funciona bien en muy pocas ocasiones hasta el punto de que resulta ya un suplicio usarlo. El problema es que Siri necesita una conexión continúa a internet y buena, porque con apenas cobertura puedo enviar un SMS o un simplemente mensaje de iMessage pero si no hay una excelente cobertura 3G, una comunicación Bluetooth de primera y una conexión WiFi alta y a gran velocidad, de nada sirve el asistente de voz.

El Apple Watch no tiene teclado, la pantalla es muy pequeña y resulta imposible escribir sobre ella. La gran característica del Apple Watch es que es un reloj inteligente, que es mucho más de lo que hace una pulsera de actividad física, si hay algo que caracteriza a Apple es que todo lo que fabrica funciona. En este caso no es así, Siri no funciona, y no parece que vaya a hacerlo en mucho tiempo por lo que el Apple Watch queda reducido a un simple artículo de moda y lujo.

Esta mañana he intentado enviar un mensaje más de 10 veces sin éxito, lo he probado todo, pero al final Siri se ha rendido y ni siquiera era capaz de recoger el texto que le iba dictando. Ya no es que sea problema solo de comunicación, es ya problema de software, así que si quieren realmente vender relojes que se apliquen el cuento porque si no les puede costar un verdadero fracaso.

En mi opinión en problema quedaría resuelto si Apple guardada las respuestas en el mismo dispositivo y las actualizará cuando se actualiza el sistema, de esta manera las respuestas serían mucho más rápidas cuando se prescinde de una buena conexión a internet y no se requiere su uso. Pero Apple se empeña en que hay que tener una buena comunicación siempre, y ese problema me temo que lo tendremos siempre, a no ser que Apple monte su propia operadora con n redes propias de comunicación y solucione el problema de usan vez por todas, hasta entonces poco habrá que hacer.

WatchOS 2

Después de recibir mi Apple Watch de reemplazo tras la mancha que surgió en la pantalla lo primero que he hecho ha sido instalar como no podía ser de otra manera la primera actualización de WatchOS 2 que trae algunas mejoras sobre todo en velocidad y estabilidad.

La descarga ha sido lenta, casi una hora de espera para tan sólo 512MB de peso. La actualización hay que hacerla desde la App del Apple Watch en el iPhone donde se descarga y luego es transferida al mismo por bluetooth. Para hacer dicha transferencia hay que poner a cargar el Apple Watch y además ha de estar al 50% de carga cómo mínimo para comenzar a hacer la transferencia. En ningún momento podemos desconectar el Apple Watch porque si no la transferencia se pausa y no avanza. El iPhone también es recomendable que se encuentre cerca del reloj ya que sino podría también interrumpirse la transferencia. Terminada esta, el Apple Watch comienza a instalar la actualización que tarda otra eternidad y culmina re-iniciando unas cuentas veces para rematar la faena.

Para comenzar el nuevo sistema operativo tarda lo mismo en iniciarse que la versión anterior presentando ahora una manzana completamente blanca sobre fondo negro, nada de degradados como ocurría antes, gracias a Jobs, o a Ive más bien.

Todo queda tal cual estaba y para ver los nuevos cambios hay que ponerse manos a la obra. Así de primeras notamos que el sistema en general va mas fluido, el menú de aplicaciones se mueve ahora mucho mejor y más rápido, si apretamos la corona estando en el menú de aplicaciones, la App reloj queda centrada en la esfera y ahora además se abre con la animación típica de zoom si tener que girar la corona, antes había que apretar la corona y después girar esta, ahora nos ahorramos un paso. Los vistazos ahora se cargan en el acto sin los molestos lags de antes, da igual que App abras, todas cargan rápido. En la App reloj es muy bonito girar la corona y ver la evolución del reloj en el tiempo y las complicaciones también, es una opción imprescindible que debería haber estado ahí desde el principio.

Las esferas ahora pueden colorearse no solo de manera multicolor sino en multitud de colores pastel a juego con las nuevas correas que en el caso de mi Apple Watch negro combinan todas muy bien y que además ahora puedo cambiar según el color de la camisa que lleve, estos colores son mucho mas atractivos que los chillones que venían por defecto en la anterior versión y me gustan incluso mas que la versión multicolor. Las esferas Time-lapse son muy bonitas y varían según la hora del día aunque no aportan ninguna información extra por lo que carecen de mucho sentido la verdad, ya puesto prefiero poner una foto de mi hija o un pase de diapositivas que quedan muy bien, se ven muy bonitas, sobre todo las más coloridas y con filtros.

El menú de reproducción de la música ahora ha mejorado con la opción de Beats 1 y para ti que pondrá música adecuada a tus gustos para que descubras nuevos temas. Ahora es más fácil seleccionar la fuente de audio y añadir a favoritos una canción. En el vistazo de batería ahora podemos seleccionar el dispositivo AirPlay o bluetooth que deseemos.

Cuando ponemos el reloj sobre la mesilla de noche el reloj cambia a modo horizontal sobre la pantalla y se ve más grande, visualizando también el día del mes y de la semana, la alarma que tengamos puesta, el modo avión o no molestar, y la barra circular de carga del dispositivo. Yo le he probado esta noche y con un leve toque del reloj, este lo detecta con el acelerómetro y se enciende enseguida. Lo mejor es la alarma, que 5 minutos antes hace que se encienda la pantalla aumentando el brillo al máximo hasta que suena la misma y puedes apagarla con el botón de acceso a contactos o aplazar la alarma 10 minutos con la corona. Muy bonito sin duda y efectivo, me gusta mucho esta novedad.

En cuanto a las aplicaciones nativas solo he podido probar iTranslate y StarWalk 2 puesto que las demás todavía no se han actualizado. Estas ciertamente van mucho más rápido, se nota, van como la seda, antes parecía que el Apple Watch era un modelo antiguo ya que tenía lags por todos lados, iba muy lento. iTranslate ahora detecta donde te encuentras y te traduce al idioma de la zona donde te encuentras automáticamente, además de presentar una complicación que te da acceso al micro diretamente para traducir cualquier cosa y si lo pones en la esfera modular puedes incluso ver traducciones de saludos, como bonjour o bonsoir por ejemplo en mi caso que vivo en Francia. Un detalle muy curioso que no sirve para mucho la verdad pero ahí queda, ya es más de lo que han hecho otros. StarWalk 2 tiene otra complicación con el porcentaje de visibilidad del cielo para ver las estrellas, muy práctico para los usuarios que tengan un telescopio y practiquen esta modalidad con frecuencia.

Además de todo esto ahora podemos hacer una llamada por FaceTime Audio desde el reloj, cosa que se agradece mucho la verdad. También podemos añadir más contactos en la ruleta en forma de páginas, personalizando cada una con nombres, como por ejemplo una para la familia, otra para trabajo y otra para amigos.

Poco a poco con el uso iré descubriendo alguna que otra cosa más, aunque no espero mucho más ya que se trata de un reloj, no es un teléfono ni una tableta, ni mucho menos una Mac, así que con lo visto vamos servidos este año y el que viene ya veremos.

Cuéntame Siri

“Ding” suena una pequeña señal sonora en el iPhone y el Apple Watch y levanto la muñeca. A continuación digo: “cuéntame Siri”, inmediatamente el dispositivo reconoce tu voz y Siri dice: Jorge, ayer llegaste tarde al trabajo, te recuerdo que debes estar preparado para salir de casa en 15 minutos, no hay mucho trafico y parece que no va a llover así que no corras, llegarás a tiempo.

Llegas al súper y suena esa señal otra vez, esta vez al levantar el Apple Watch o el iPhone aparece la lista de compra y si bajas el brazo o te guardas el iPhone en el bolsillo no pasa nada porque seguirá ahí hasta que abandone el recinto.

Vuelta a casa, esta vez Siri te da un respiro, y espera unos 10 minutos, pero irremediablemente suena ese “ding” de nuevo… “Cuéntame Siri”… “Jorge te recuerdo que tienes que hacer una transferencia bancaria hoy y echar los garbanzos en agua”. “Gracias Siri”… Siri: “No hay de que”, “Te recomiendo una película nueva que tu amigo Rafa ha puntuado muy bien ¿La añado a tu lista?… Jorge: “Si, la veré este fin de semana, recuérdamelo Siri”… Siri: “Vale, te avisaré”.

Es la hora de la siesta, y al Apple Watch y al iPhone comienzan a llegar las últimas noticias de Apple, mi tema favorito. Siempre a esta hora suelo leer noticias de este tipo, y de repente suena “ding”, levanto la muñeca y digo: “Cuéntame Siri”… Siri: “Jorge, hace casi una semana que no llamas a tu madre ¿La llamo ahora, o te lo recuerdo mas tarde?… Jorge: “recuérdamelo dentro de una hora”, “Gracias Siri”… Siri: “No hay de que, no se si sabes que está lloviendo ahora mismo, asómate por la ventana y verás…”… Jorge: “Cierto, recuérdame coger luego el paraguas”… Siri: “Tranquilo, ya sabes que esas cosas nunca se me olvidan”.

La esencia de WatchOS 2

Estamos a menos de una semana para la keynote del 9 de septiembre y los que estamos en posesión de un Apple Watch tenemos otro motivo más para desear que termine la conferencia y poner a descargar la nueva versión del sistema operativo del reloj de Apple, llamado WatchOS 2.

Hoy he salido a correr y podido comprobar la verdadera carencia del Apple Watch ahora mismo y es el soporte real o nativo para las aplicaciones de terceros. La aplicación Running de Nike es un claro ejemplo de dicha carencia. Cuando sales a correr con la aplicación instalada por defecto, es decir la app Actividad, se activa el sensor de ritmo cardiaco y aplicación permanece siempre en primer plano, aunque dejemos de levantar la muñeca en un largo periodo de tiempo. Con la aplicación de Nike el sensor de ritmo cardiaco no se activa ya que Apple no ha permitido su acceso a las aplicaciones de terceros en esta primera versión de WatchOS. Igual ocurre con el acceso a las listas de reproducción de Apple Music, es imposible acceder a ellas desde la App de Nike, cosa que desde la App actividad si que es posible.

Nike + Running es una aplicación muy completa para hacer ejercicio corriendo y seguir entrenamientos de auténticos profesionales para aumentar tu esfuerzo diario poco a poco y poder competir con cualquier persona de cualquier rincón del mundo siempre y cuando use también esta aplicación en un iPhone u otro dispositivo compatible. Puedes saber por donde has corrido sobre el mapa, por donde le has dado más caña y por donde menos, puedes consultar las gráficas semanales y mensuales y compararlas con las de tus amigos. Lo mejor sin duda es la voz en off que te informa sobre el terreno cada vez que tu se lo pidas o configures antes de salir a correr. Estas voces son muy naturales, me atrevo a decir que mejor que Siri incluso y puedes elegir entre masculina o femenina.

Por todo ello prefiero Nike a la hora de correr, pese a que necesito llevar el móvil encima, cosa que no me importa ya que separarme del móvil tanto tiempo no me hace gracia. Supongamos que tengo una accidente corriendo en mitad del campo, llevar un móvil encima no solo es bueno para llamar a urgencias o un familiar, también para que te localicen con el GPS, cosa que el Apple Watch no tiene.

No es que la aplicación Actividad de Apple no sea buena, podemos ajustar las calorías que queremos quemar, la aplicación siempre permanece en primer plano y mide el ritmo cardiaco, además podemos obtener trofeos conforme vamos superando diferentes retos.

Cuando salga WatchOS 2 la semana que viene probablemente la aplicación de Nike incorpore estas mejoras y mejore mucho más la velocidad a la hora de mostrar los datos actualizados en carrera, ya que ahora mismo tiene que conectarse al iPhone para obtener los datos y al consultarlos tienes que permanecer un buen rato con la muñeca levantada mientras corres, para ver los datos actualizados, cosa que resulta muy molesta como es lógico.

Como esta mejora veremos muchas más en otras aplicaciones del Apple Watch y veremos otras más que aun no se han decidido a dar el paso hacia este nuevo dispositivo por estas carencias de las que os he hablado.