Apple acojona 

Si es cierto, si hace no mucho decía que Google acojonaba con su infraestructura de búsqueda a través de la red, toda la información del mundo es suya y puede hacer con ella lo que quiera. 

Ahora me atrevo a decir que Apple acojona, y más a un que Google. Pero empecemos por el principio: seguramente habréis oído hablar de los Samsung Galaxy Note 7 que explotan, que la marca coreana a devuelto terminales nuevos que han vuelto a explotar y que finalmente han decidido dejar de vender el terminal perdiendo 17.000.000.000€ directos sin tener en cuenta las pérdidas indirectas por desconfianza del usuario. Y que casualidad que justo cuando todo esto ocurre aparece el Google Pixel, un terminal de alta gama que compite directamente con los terminales del mismo nivel de Samsung. 

¿Y si le huera ocurrido esto mismo a Apple? Pues os aseguro que no hubiera sido para nada parecido a lo que le ha ocurrido a Samsung. Para empezar Apple tiene tal infraestructura de tiendas por todo el mundo, de soporte postventa, de ingenieros cualificados, de abogados, etc que todo habría quedado en agua de borrajas. Esto que le ha ocurrido a Samsung para empezar no le habría pasado a Apple pero en el caso de que hubiera ocurrido se habría investigado como dios manda el asunto y se hubieran tomado cartas en el asunto devolviendo terminales en condiciones o simplemente devolviendo el dinero, pero nunca enviando de nuevo terminales en las mismas condiciones. 

El trámite en la devolución hubiera sido una balsa de aceite comparado  con lo que le ha ocurrido a Samsung gracias a las Apple Store, ya que el trato al ser directo con el cliente se hubiera arreglando antes y de mejor manera. 

Por otro lado ha salido el Google Pixel que promete ser la gran amenaza de Samsung y Apple, de Samsung estoy seguro de que si pero nunca de Apple, ya que el nivel de la marca de Cupertino es tal en cuanto a infraestructura, logística, distribución, tiendas, etc que para alcanzar a Apple no sólo se necesita dinero, también tiempo, eso no se puede comprar. 

Y todo esto coincide también con las recién inauguradas tiendas en Londres que han sido reformadas,  con la noticia de que van a quitar las alarmas a los iPhone y Apple Watch en las tiendas y que se va a construir y tercer campus en Cupertino y que se han comprado un par de edificios en Londres e Italia para formar a programadores.

Apple crece y crece y no sólo en número de clientes, accionistas y beneficios, también en inversiones, I+D, distribución y logística. De hecho ya tiene fábricas en EEUU, Suramérica y la India, y ha invertido en la mayor compañía de taxis en China. Tim Cook ya no sólo trata con los empresarios, también lo hace directamente con los presidentes de los paises. Ya estamos acostumbrados a todo esto, pero pensadlo, es muy grande Apple, demasiado. Tanto que asusta un poco ¿No creéis?

Apple no tendrá unas gafas VR, ni un coche que compita con Tesla, ni una consola de videojuegos, ni una tele, ni un iPad con ratón, ni una Siri en el cuarto de estar, ni… muchas cosas, pero tiene otras mucho más importantes, y a los que dicen que Apple está acabada, pensando en todo esto, creo que no tienen ni idea de lo que dicen, solo mucha envidia.

Quiero unos SmartPods

Año 2018, Apple lanza el Apple Watch 4, la segunda generación del reloj de Apple con conexión LTE, el primero realmente autónomo, ya no necesitaremos un iPhone para usarlo al 100%, con el Apple Watch todo es posible. Todo el mundo se está acostumbrado a usarlo y cada vez más usuarios hacen llamadas con él, así que tenemos “one more thing”, si… Apple lanza por fin unos nuevos EarPods y no son Beats, ahora son inalámbricos y están especialmente pensados para ser usados con el nuevo Apple Watch dotado con el nuevo Bluetooth más veloz, energético y estable. 

Estos nuevos EarPods suponen un nuevo concepto de auriculares que entran en la categoría “wearable” ya que se llevan colgados en el cuello a modo de colgante o collar y son tan elegantes que podríamos combinarlo con cualquier prenda, bien deportiva o bien más elegante. Definitivamente Apple se está adentrando en el mundo de la moda y ahora lo hace con algo tan necesario hoy día como unos auriculares inalámbricos. Parece una locura pero ya somos muchos los que salimos sin nuestro iPhone de casa pero nos gusta escuchar música con el Watch o realizar alguna llamada que otra. Llevar encima unos auriculares inalámbricos supone un trasto más que al final dejas o te olvidas en casa.

El dispositivo en concreto consiste en unos elegantes auriculares en diferentes colores a juego con los ya existentes para el Watch que disponen de un cordón intercambiable de acero, nylon, plata e incluso oro. Dicho cordón se une por el extremo como ya es costumbre mediante un iman a modo de broche. No disponen de botón alguno, simplemente se apagan solos cuando se abrochan y se encienden en cuestión de un instante al desabrocharlos conectándose por Bluetooth sobre la marcha. 

El diseño no es sólo cuestión de elegancia, también aporta comodidad y sencillez a la hora de usarlo. Según nos cuenta Cook es tan cómodo que apenas recuerdas llevarlo puesto y se conectan tan rápido que responder una llamada desde el Watch es toda una experiencia. Además incorporan una cajita de transporte como la de los antiguos EarPods que sirven de cargador haciéndolo por inducción y en tan solo un par de horas. Desde luego este nuevo accesorio dar mucho que hablar y por tan solo 120€ convertirás tu Apple Watch en un auténtico dispositivo independiente y podrás usarlos también con tu iPhone, iPad u otro aparato con conexión bluetooth.

Esta es una idea que se me ha ocurrido usando mi Apple Watch mientras caminaba y realizaba una llamada con él hoy, no sería descabellado que en un par de años viéramos algo parecido ¿Os lo imagináis?

Apple Taxi

¿A que no se os había ocurrido? Pues a mí si, y no ha sido ahora mismo, llevo con esta teoría desde hace años ya, aunque nunca la había aplicado a la marca Apple. 

El porque de esta ocurrencia, muy simple: Apple está construyendo su primer vehículo auto conducido ya que ha contratado al vicepresidente de Tesla y una empresa inmobiliaria a confirmado que Apple ha comprado no sé si un terreno o nave o espacio para construir o probar el vehículo en cuestión. Por esta y por multitud de razones más está claro que Apple quiere lanzar su primer vehículo a medio plazo, parece ser que en 2020. Tal y como está el mercado actual no me parece para nada descabellada la idea pero viendo el ritmo al que va Tesla da la impresión de que los chicos de Apple llegan tarde, sin contar con que las grandes compañías automovilísticas ya están fabricando sus propios vehículos eléctricos y Tesla está regalando sus patentes. 

Acabo de leer una noticia que me ha encendido la bombilla, y es que Apple acaba de comprar una gran compañía de “taxi” en China, la gran competencia, según dicen, de Uber. Un Uber es un vehículo independiente que presta un servicio por su cuenta, a nivel mundial, de taxi, y que está amenazando otro gran monopolio, esta vez el de los taxis ¡Los monopolios se hunden amigos míos! Estamos en una era en la que las tradiciones más ancestrales y monopolios fenecen, si si…

Yo, desde hace mucho he tenido un gran sueño, un sueño en el que nadie posee un vehículo, si no que varias compañías ofrecen un servicio tarifa plana de taxi autoconducido. Es decir, con mi móvil o mi reloj, o lo que sea… pido un taxi para 4 personas con maletero grande para ir a la playa, y en cuestión de segundos lo tengo que en la puerta de casa con las puertas abiertas y el maletero preparado para meter la nevera y la sombrilla, y sin chofer. Es decir el mismo coche solito llega a mi casa y me lleva donde le digo sin tener que coger el volante. El coche por dentro es como un habitáculo con asientos muy confortables, conexión a internet y acceso a toda la música, películas y series del mundo, pero con mi cuenta de usuario, así que podré disfrutar del viaje y tomar un refresco o una cervecita mientras llego a la playa. Luego no tendré que preocuparme de aparcar ya que el vehículo se va a prestar servicio a otro cliente o a cargar la batería. 

Entonces ahora, después de leer la noticia sobre la reciente compra de Apple, pienso… Quizás Apple haya fijado la fecha para 2020, un poco tarde, pero quizás sea porque va a dar un paso más, para situarse por delante de Tesla y las demás compañías ofreciendo un servicio a nivel mundial de vehículos autoconducidos que presten un servicio temporal y que se pueda contratar pagando una tarifa plana o con un límite de kms mensuales, por ejemplo. 

Así pues imaginaos en el año 2020 que podamos contratar al mes 500 kms por 50€ al mes y simplemente con invocar a Siri, tengamos en cuestión de minutos o segundos un vehículo de Apple listo para llevarnos a cualquier lugar y con todo el entretenimiento multimedia, comunicaciones y/o herramientas de trabajo para no perder nuestro valioso tiempo mientras nos desplazamos. Imaginaos las autovias repletas de estos vehículos circulando todos a la misma velocidad, manteniendo sus distancias de seguridad y evitando grandes a colapsos y accidentes ya que todos están conectados a Internet y sabrán cómo evitarlos solitos sin tener que tomar nosotros la decisión.

De esta manera todo el mundo tendría acceso al Apple Car sin necesidad de tener carnet de conducir, ni hacer un gran desembolso para comprar uno y mantenerlo después. Para Apple también sería mucho más sencillo crear un servicio online, transportar los vehículos a las grandes ciudades y comprar cocheras para aparcarlos y mantenerlos, que vender directamente los vehículos a los clientes y prestar un servicio post venta en todo el mundo de atención al cliente, no es lo mismo llevar un iPhone a una Genius Bar que un coche a un taller de reparación Apple. Además gracias a este servicio, que terminarían imitando todas las compañías, se evitarían colapsos en las carreteras, accidentes, contaminación y cuando todo el mundo los utilizase las calles quedarían libres de coches aparcados y se sustituirían por árboles y parques para pasear. El gran inconveniente de esto sería una vez más la gran cantidad de puestos de trabajo que desaparecerían entre taxistas, mecánicos, funcionarios, etc etc. 

Estamos a nada de presenciar un cambio radical en este ámbito, han cambiado muchas cosas en la vida pero los coches, pese a los grandes avances que incluyen ya, siguen siendo prehistóricos, y con la subida del petróleo, su escasez, el cambio climático y grandes como Elon Musk (Director ejecutivo de Tesla Motors) están ocurriendo grandes cambios, y si a esto le añadimos grandes y multitudinarias compañías que invierten cuantiosas e ingentes cantidades de dinero en I+D como Apple, Google, Samsung o Microsoft no me quiero ni imaginar lo que ocurrirá a medio plazo, yo estoy ya ansioso por verlo. 

Smart Connector II

Imaginaos para que más puede utilizar Apple este nuevo Smart Connector, las posibilidades pueden ser casi infinitas. Parece mentira que tres agujeros puedan aportar tanto. 

Esta vez se me ocurre que Apple podría utilizar está nueva conexión para introducir nuestro iPhone 7 Pro en unas gafas de realidad virtual, aprovechando que se ha puesto de moda ahora. Quizás Apple tenga preparado un modelo de gafas de realidad virtual que funcionen con este tipo de conexión. O quizás sean las compañías de terceros las que se lancen a crear un accesorio de realidad virtual compatible con este tipo de conexión. 

Yo la verdad que soy un poco reacio a la realidad virtual, no le veo utilidad y no me parece realmente sano engancharse unas gafas a la cabeza y mirar nuestro iPhone retro iluminado a unos pocos centímetros de nuestros ojos, a mí me produce mareo y dolor de cabeza, sinceramente. 

En cambio sí que me parecería realmente útil si Apple lanzase una pantalla 4K con un diseño similar al iMac en el que pudiéramos insertar nuestro iPhone o posarlo sobre la peana de dicha pantalla, por ejemplo para usar nuestro iPhone como ordenador personal, cambiando la interface del sistema operativo, no sin dejar de ser iOS, pero pareciendose más a OSX y con el que podamos usar nuestro ratón wireless. Mientras cargamos nuestro iPhone podríamos usarlo en una gran pantalla para retocar las fotos que hemos hecho, hacer un montaje de vídeo, o simplemente trabajar con software de iOS adaptado a una pantalla de 21 pulgadas. Obviamente este pequeño iPhone debería contar ya con al menos 4GB de RAM y un nuevo chip A10X capaz de mover tal cantidad de pixeles y sin despeinarse. Entonces sí que estaríamos hablando de la era post PC.

Como veis la posibilidades del iPhone se multiplican por mil con este Smart Connector y aún se me ocurren más cosas que os iré contando en próximos posts.