TomTom y Apple Maps

Soy un heavy user del TomTom, vivo en Francia por motivos de trabajo, y en vacaciones bajo a España, en concreto a Granada “C’est ma ville de naissance”. Desde Levroux son 1.600 km, unas 15 horas de coche dependiendo de las paradas para descansar que hagamos y lo que le pisemos al acelerador. Se puede hacer en dos días también, pero sale más barato y rápido salir a las 7 de la mañana y llegar a las 10 de la noche. Aunque suene una barbaridad tanta hora de coche, al final te acostumbras y bajas y subes como el que va al súper. Lo importante en estos viajes tan largos es siempre estar descansado, tener un coche grande y confortable que esté en buen estado, llevar un copiloto, en mi caso llevó a mi esposa; llevar un iPad con soporte para el asiento, cargado de películas, si tienes hijos; llevar también el iPhone cargado de buena música o Apple Music en su defecto, un cable lightning para mantenerlo cargado en todo momento, una buena tarifa de datos y por supuesto un buen navegador GPS. 

Cuando bajas y subes tanto acabas conociendo el camino de memoria pero siempre puede surgir algún imprevisto, obras, alguna desviación provisional, que te salgas de tu camino y no sepas volver, que quieras hacer una parada imprevista en algún sitio,… Hay que llevarlo siempre encima porque nunca se sabe. 

Yo llevo siempre instalado en el iPhone la App TomTom con los mapas de Europa Occidental. Antes TomTom tenía en la App Store varias aplicaciones dependiendo de los mapas y cada una tenía un precio dependiendo del tamaño de los mapas, así por ejemplo el TomTom de Europa Occidental costaba 80€, aunque a mí me salió a mitad de precio en una promoción que hicieron. Ahora la cosa ha cambiado, la aplicación ahora se puede descargar gratis y usarlo como máximo 70 km, después hay que pagar una suscripción con la que podrás usar cualquier mapa del mundo, aunque antes deberás descargarlo. Si quieres usar TomTom deberás tener un iPhone con al menos 32 GB porque en mi caso por ejemplo tengo más de 6 GB de mapas y esto es imposible en un iPhone de 16 GB, lo bueno de esto es que podrás usarlos sin conexión a internet o baja cobertura y en determinados momentos te puede sacar de un apuro. 

Mi iPhone va sujeto con un soporte Kenu a las rejillas del aire y conectado por USB de manera que puedo escuchar las indicaciones por los altavoces, contestar una llamada y al mismo tiempo mantener cargado el iPhone. Con este sistema hay siempre un inconveniente, que no se escuchan las indicaciones cuando ponemos la radio, solo si desconecto el iPhone, pero entonces la batería vuela usando el GPS todo el rato y al final hay que conectarlo de nuevo. 

Ya he probado otros sistemas como Google Maps y los mapas de Apple que vienen por defecto, pero nunca me habían convencido ya que TomTom te avisa de los radares y te mantiene informado todo el tiempo del límite de velocidad, y ahora incluso del tráfico y los radares móviles, pudiendo incluso uno mismo informar de un radar o quitarlo en el caso de que ya no esté, es decir, nosotros mismos participamos informando a pie de carretera sobre la situación del radar. Esto mismo ya lo hacía Waze, otro navegador que hace poco compró Google y que aún se puede descargar desde la App Store. 

Aunque soy un fiel usuario de TomTom y tengo una suscripción para 3 años, a veces uso el navegador de Apple, ayer en concreto lo usé para viajar de Levroux a La Rochelle, 275 km, y me llevé un muy buen sabor de boca por dos razones: la primera porque puedes bloquear el iPhone y cuando hay que realizar alguna maniobra la pantalla se enciende sola y desde la misma pantalla de bloqueo te informa sin tener que poner tu huella o código, evitando así distracciones y reposando la pantalla, esto es ideal para viajes largos. La segunda razón es que también se sincroniza con el Apple Watch y emite pequeñas y sutiles vibraciones a la muñeca acompañado de diferentes sonidos en función de si tienes que realizar una maniobra, te has equivocado de camino o has llegado a tu destino; si no quieres escuchar los sonidos, puedes silenciar el reloj y solo percibes las vibraciones, evitando así molestar a los demás. 

Sin duda esta es una gran ventaja sobre la App de TomTom pero además hay otras que desconocía como por ejemplo que el iPhone descarga todo el recorrido temporalmente por si te quedas sin cobertura por el camino. Además puedes crear la ruta desde un Ordenador o iPad tranquilamente, en pantalla grande, y añadirlo después al iPhone. Quizás las indicaciones sean más simples que en el TomTom pero después de usarlo ayer he llegado a la conclusión de que me distraigo menos y tengo menos confusiones que cuando uso el TomTom y creo que se debe a lo despejados que están los gráficos sin demasiados detalles. 

Además puedes acceder a una ruta desde un evento en el calendario, un recordatorio, una nota o un contacto de la agenda. También puedes decirle a Siri que te lleve a la casa de alguien o alguna ciudad e incluso la calle y el número. E incluso puedes hacerlo desde el mismo centro de notificaciones pulsando sobre el evento que tenemos pendiente. Al ser una aplicación integrada en el sistema todo son ventajas y las posibilidades son casi infinitas. Además los mapas de Apple tienen como motor de información a TomTom por lo que al final estamos hablando casi de la misma aplicación. 

Así pues si tienes un iPhone con 16 GB no desesperes porque siempre podrás usar los mapas de Apple que no tienen mucho que envidiar a TomTom, ahorrándote muchos Gigas para fotos y música, por ejemplo. Aunque sí puedes permitírtelo en cuando a Gigas y a Euros, y viajas mucho, siempre será bueno que lleves TomTom, merece la pena llevar toda la información en el iPhone, ya que si cambias de rumbo y te quedas sin datos, puedes verte en un apuro.

El reloj es la clave

Ya tenemos fecha para la WWDC 2016 que será el 13 de junio a las 19h en España. Y comienzan los rumores, como que tendremos un nuevo Apple Watch que será totalmente independiente del iPhone y esto me lleva a pensar muchas cosas, cosas que deberán cambiar para que esto sea real. 

En primer lugar este nuevo Apple Watch necesitará conectarse a una red WiFi y como no a una red LTE si estamos en plena calle, ya que si esto no es posible no podremos utilizar Siri que es la herramienta imprescindible del reloj. Por lo cual será necesario una tarjeta SIM, aunque sí Apple pretende crear un reloj muy altamente resistente al agua y al polvo deberán incluir una SIM soldada en placa, por lo que a la hora de elegir una operadora deberemos hacerlo vía software desde la misma pantalla del reloj. 

Por otro lado está independencia me lleva a pensar que veremos un servicio de iCloud muy mejorado ya que las copias de seguridad del reloj deberán hacerse directamente vía OTA y todos los datos sobre nuestro ejercicio y salud se subirán también a la nube. Por otro lado al no estar este nuevo Apple Watch vinculado directamente al iPhone sí que lo estará a la nube, por lo que podrá estarlo de manera indirecta a un iPad o a un Mac. Y ahora me pregunto ¿podremos ver todos los datos de salud también en el iPad y el Mac? Yo creo que si, puesto que dicha información estaria ahora en la nube. 

Las llamadas ahora se recibirían directamente en el reloj, pero si tenemos un duplicado de la SIM, también llegarían al iPhone ¿Como es esto? ¿El iPhone se vincularía al reloj? Otra gran incógnita. Por eso digo, que la clave de esta nueva WWDC 2016 estará en el reloj, porque al iPhone, iPad y Mac pocas novedades se podrán añadir, Apple necesita abrir mercado por donde sea, y no se va a rendir con el Watch que está perdiendo cuota de mercado a pasos agigantados. 

También veremos, estoy seguro, alguna gran novedad para el iPad Pro, iOS es el futuro y hay que adaptarlo de manera que trabajar con él sea todo un placer como ya ocurre con OSX y el Mac. A nivel de hardware veremos cómo el smart connector gana protagonismo con nuevos periféricos adaptados a él y software para utilizarlo con aplicaciones y gadgets de terceros. 

Y por último señalar que los nuevos iPhone subirán de precio y aumentarán sus características pasando a subir a la gama Pro como ya ha ocurrido con el iPad, y por otro lado bajando el precio de la gama básica para favorecer a ese mercado que con la crisis no se atreve a cambiar su terminal. Pero esto último ya lo veremos en septiembre. 

Conclusiones keynote

El pasado lunes hubo Keynote de Apple y ya va siendo hora de hablar sobre ella por aquí. Realmente no tengo mucho que decir puesto que fue muy sencilla, pero bueno. Mi opinión es que ha traído dos productos bastante importantes, por un lado el iPad Pro de 9,7 pulgadas y por otro el iPhone SE.

El nuevo iPad Proes un iPad que marcará el antes y el después de los iPad como ya ocurrió en su momento con el Air y el modelo de la pantalla retina. Y lo hará este modelo y no el anterior porque trae grandes avances que el Pro de mayor tamaño no trae, como una cámara a la altura: 12 megapixels, flash led y mayor resolución a la hora de grabar vídeo. También incorpora la función oye Siri, mejor conectividad LTE y Wifi, Apple SIM integrada y la opción en color oro rosa. El precio para mi gusto es 100€ más caro de lo que debería, pero quiero comprarlo cuando pueda porque es un buen producto, tiene un tamaño ideal y en gris espacial con el teclado de Apple queda de miedo, me está empezando a gustar más que incluso el MacBook gris. Es un buen cacharro salvo por los 2GB de RAM de menos que incorpora con respecto a su hermano mayor y el Touch ID de primera generación, y como antes he dicho, por el precio que me parece excesivo pese a que el modelo de partida tenga 32GB.

El iPhone SE es precioso, como ya lo era el iPhone 5S, pero ahora incorpora unos cantos biselados en mate que le dan un toque diferente y en oro rosa queda precioso. Este nuevo teléfono además de ser atractivo por su diseño es atractivo por su tamaño, sobre todo para aquellas personas que odian la pantalla grande del iPhone 6 y 6S, es atractivo por su precio partiendo de los 489€ para el modelo de 16GB y por su interior que alberga toda la maquinaria del iPhone 6S salvo el Touch ID, que es de primera generación, la cámara iSight y la pantalla con 3D Touch. Sinceramente no me lo voy a comprar porque ya tengo un iPhone 5S que me va de lujo y si alguna vez cambio será a mayor tamaño de pantalla, probablemente a 4,7 pulgadas, la pantalla de 4 pulgadas se me hace ya demasiado pequeña, sinceramente.

El Apple Watch es el nuevo hobby de Apple y ahora ha bajado de precio unos 50€. Se ha vendido bien y se seguirá vendiendo, pero no va a ser de momento un producto de masas ni vamos a ver actualizaciones anuales. Seguirá ahí avanzando lentamente hasta que algún día asome la cabeza como ha ocurrido con el Apple TV. Ahora tenemos nuevas correas de Nylon a 59€ que a mí personalmente me gustan, creo que me voy a hacer con negra a juego con mi Sport gris espacial. También hay una nueva Milanese en negro por 169€.

A parte de estos productos vimos una mejora en el tema de salud para la prevención y tratamiento de enfermedades en hospitales estadounidenses y la forma en la que recicla y ahorra energía la compañía. Lo que más llamó la atención fue Liam el robot que desmonta un iPhone y poco más de un minuto y señora sus piezas sin dañarlas, increíble. No me extrañaría nada que los nuevos iPhone SE hubiesen pasado por las manos de Liam.

Además de todo esto hemos teniendo actualizaciones de iOS, TvOS, WatchOS y OSX. Como novedad destacada la protección con contraseña y huya de las notas, nuevas opciones en la aplicación mapas del Apple Watch, Night Shift para iOS y las carpetas, teclados bluetooth, dictado con Siri y nuevo diseño en la multitarea del Apple TV. También hemos visto tras la Keynote la aparición de nuevos modelos de iMac con mejores procesadores y nuevos adaptadores USB y SD para el iPad Pro junto con un nuevo cable de Lightning a USB-C para cargar el iPad Pro en el MacBook con este puerto.

En junio nos espera una nueva Keynote en la WWDC donde veremos los nuevos sistemas operativos de Apple y según rumores nuevos MacBook de 13 y 15 pulgadas y seguramente un refresco de los MacBook Pro. Hasta entonces toca esperar y disfrutar de lo que ya tenemos.

Adoro mi Apple TV

Si es cierto, acaba de llegar y ya lo adoro porque es un producto bastante acabado, mucho mejor que el Apple Watch, por ejemplo, o el iPad Pro.

El nuevo Apple TV es un producto definido con una tienda de aplicaciones consolidada que le aporta bastante madurez al dispositivo. Y queda mucho camino por recorrer todavía, hay miles de aplicaciones y juegos que aún no han sido adaptados y que lo serán muy pronto, es solo cuestión de tiempo.

Para empezar os pongo el ejemplo del juego de Real Racing 3, el juego gratuito de carreras por excelencia de iOS con unos gráficos impresionantes, cientos de carreras, multitud de circuitos y coches. El juego había perdido algo de fuelle en iOS por el modelo freemium con publicidad, y pago por ciertas ampliaciones, que sí son de pago. Pero la realidad es que jugar en un iPhone o iPad no es lo mismo que jugar en una pantalla de 32, 40 ó 50 pulgadas. Yo ahora estoy disfrutando de nuevo como un enano con este juego en la tele. Y todavía no me he comprado el mando Nimbus Steelseries, cuando lo haga no podré serpararme de mi Apple TV ni Real Racing. Ahora incluso podemos conectar un iPad o iPhone y usarlo de mando por lo que podremos jugar hasta 4 jugadores a la vez. Es una pasada jugar a Real Racing con un iPad Mini como volante, usar Remote en el iPhone para cambiar de canción y usar el Siri Remote para moverte por los menús del juego e invocar a Siri con él también.

Muchas de estas cosas, no todas, ya las tenemos en PlayStation, Xbox y Wii. Apple TV va más allá, no sólo te abastece por internet juegos gratuitos, a 5€ o a 10€, si no que se descarga pequeños fragmentos del juego para que no tengas que esperar mucho, lo cual se hace agradable jugar a cualquier juego por muy pesado que sea. Pero existen pequeños detalles que no los tienes en las demás vídeo consolas, y es poder escuchar tu música favorita mientras juegas activando Siri y pidiéndoselo con la voz, Siri te entenderá perfectamente, es increíble el oído que tiene. Mientras conduzco mi coche puedo decirle a Siri que pase de canción, increíble. Y todo esto no sería posible sin Apple Music, poder pedirle a Siri cualquier canción es posible gracias a este increíble servicio de Apple. La calidad del audio, la rapidez a la hora de cargar tu música y la cantidad de listas de reproducción y combinaciones posibles lo hacen imprescindible. Por ejemplo mientras compito online con Real Racing le puedo decir a Siri que me ponga música rock de los 80 ¡Lo oigo y no lo creo!

La nueva App de Vevo es sencillamente genial, puedes usarla con tu usuario activándolo en la misma red Wifi con tu iPhone o iPad, tiene un diseño impecable y puedes ver los mejores vídeos musicales con una calidad sublime en HD y por su puesto gratis, con algún que otro anuncio de vez en cuando. ¡Esta es la tele 3.0!

Netflix para mí es ya la vida, sin Netflix no sabríamos bien lo que hacer con nuestras vidas, poder ver un capítulo y otro, y otro y pasar de temporada sin darte cuenta y pulirte temporadas enteras sin darte cuenta con una calidad impresionante, que le das a la pausa y parece una fotografía ¡algunos fotógrafas son admirables sin duda! Poder escuchar las voces de los actores en versión original sobre la marcha no tiene precio. Poder darle a mi hija cientos de películas de dibujos y películas infantiles con una calidad sublime y sin anuncios, es sin duda lo que siempre habíamos soñado.

Escuchar tus podcast sincronizados, seguir canales de YouTube, ver el trailer de películas que están en cartelera, alquilar películas o comprarlas en iTunes, ver tus vídeos favoritos y películas almacenadas en el NAS o disco duro inalámbrico con Infuse o Plex, las posibilidades son casi infinitas, y serán realmente infinitas cuando pase un año y este maravilloso dispositivo haya despegado del todo ¡larga vida al Apple TV!

No quiero ni pensar lo que ocurrirá cuando Apple lance un modelo superior de Apple TV, yo haré plan renove sin lugar a dudas, por 179€ voy a cambiar de Appel TV todos los años. Tampoco me quiero ni imaginar lo que ocurrirá cuando Apple lance más servicios y accesorios. Tampoco quiero ni imaginarme lo que pasará cuando salgan mas juegos en la App Store como Need For Speed, FIFA, NBA 2K, Simcity, Angry Birds, etc. ¡Esto va a ser una locura!

Sin lugar el Apple TV tiene un defecto, y es que no hay tiempo en la vida para disfrutar al 100% de él.

Apple Watch Phone

Ya me ha pasado muchas veces, salgo de casa tranquilamente y voy a echar mano al iPhone en mi bolsillo, y no está. Mi reacción inmediata es usar el Apple Watch, pero enseguida recapacito y caigo en la cuenta que poco puedo hacer con él. Aún sabiéndolo, sigo creyendo que el Apple Watch es un dispositivo más, no un accesorio del iPhone, es como sentir las piernas después de una amputación. El Apple Watch ha nacido para ser un teléfono, la nueva generación de teléfonos ya no serán inteligentes sino de pulsera.

Un iPhone se puede olvidar en casa con gran facilidad, y ahora más que tenemos el Watch, ya que en él miramos las notificaciones, la hora, alarmas, recordatorios y eventos. Al final lo quieras o no el iPhone se queda encima de la mesa y cuando sales a la calle lo olvidas fácilmente. Si el Apple Watch fuera también un teléfono, aunque tuviera que hacer las llamadas con unos auriculares inalámbricos, un manos libres o a través del mini altavoz que tiene no me importaría, porque al fin y al cabo sería un teléfono y seguiría conectado al mundo. Si a esto le añadimos conexión a internet y GPS, ya no haría falta un iPhone casi. Y aquí es donde está el problema, un problema mayor incluso que el de la batería, porque el problema de la batería tiene fácil solución…

El problema principal es que el iPhone es el producto estrella de Apple, es el que mayores beneficios reporta a la compañía, es que más expectación genera, y es el que mejor fama le da a Apple. Vamos que sin el iPhone, Apple no sería la misma, estaría perdida. Por lo tanto si Apple lanza un Apple Watch con llamadas, modem 4G y GPS, aunque cueste 800€, se come al iPhone con patatas. Entonces ocurriría una catástrofe, porque el iPhone dejaría de tener sentido en nuestros bolsillos, la gente optaría por un iPad Mini como dispositivo portátil o un iPod Touch y se partiría el mercados en dos: los que seguirían usando el iPhone y los que se pasarían al Watch. A Apple no le traería cuenta fabricar el iPhone y dejaría plantado a un mercado que sigue queriendo el iPhone.

El futuro ya está marcado, sólo falta que el mercado se abra a este nuevo concepto y para ello Apple ha decidido lanzar este primer modelo de Apple Watch capado, dependiente del iPhone y sin autonomía propia. Pero a los que ya poseemos uno ya nos está cambiando el concepto, por eso a Apple le interesa vender muchos relojes, no por ganar pasta gansa, sino por cambiar la mente de sus dueños y lanzar cuanto antes su Apple Watch Phone, la madre nodriza de nuestra vida, nuestra conexión al mundo exterior, la fuente que alimentará todos nuestros dispositivos algún día.

El tema de la batería es un asunto menor que tiene fácil solución, por ejemplo, Apple puede lanzar en cualquier momento una correa que duplique la batería del reloj, de hecho ya lo ha hecho con la Smart Case para el iPhone 6s. El Apple Watch tarda una hora en cargar su batería por lo que tampoco supone un trastorno cargar un par de veces el reloj Al día cuando ya lo hacemos con el iPhone. La batería es lo de menos, lo demás sería el precio y partir en dos el mercado del iPhone que tantos beneficios reporta a Apple.

Hace unos días salió el ultimo resultado de los beneficios de Apple y el mercado del iPhone también está cayendo ¿Por que? Muy sencillo, porque todo el mundo ya tiene un iPhone, y funcionan tan bien que cada vez menos personas quieren cambiarlo por otro, entre otras cosas por el desembolso que conlleva y por comodidad, el mercado de consumo medio no quiere innovaciones en su teléfono, quiere seguridad, estabilidad y conservar sus archivos más preciados.

Es el momento de cambiar, hoy he podido leer una noticia que hablaba sobre la poca vida que les queda a las tarjetas SIM, sobre todo porque los relojes quieren ser teléfonos y una tarjeta SIM es imposible de meter en estos pequeños dispositivos. El mercado lo está empezando a pedir, ya son muchos millones de usuarios los que han dejado su iPhone en casa sin querer y se han visto frustrados al no poder hacer una llamada a través del Apple Watch.

Es muy probable que no veamos un iPhone 8, creo que el iPhone 7s será el último de su estirpe y a continuación veremos iPads de todos los tamaños y formas. Un iPad de 4, 6, 10 y 12 pulgadas para llevar en el bolsillo, la bandolera o una carpeta o mochila. El reloj será nuestro compañero inseparable, el que se ocupará de todo, nuestro asistente personal, el que controlará todos nuestros pasos y nos guiará allá donde vallamos.

Las aplicaciones para el Apple Watch nunca despegarán ya que están muy limitadas, merman la batería del reloj y la mayoría de ellas intentan sustituir a las nativas de Apple que funcionan mucho mejor, no está aquí realmente el futuro del reloj de Apple, el futuro pasa por un teléfono, un modem, un GPS, Siri y las aplicaciones nativas de Apple. El Apple Watch no está muestro, no es un producto de nicho, es el futuro de Apple, de las telecomunicaciones y de los beneficios de Apple en un futuro a medio plazo.

Si el Apple Watch 2 incorporase un teléfono, modem y GPS con una batería cuya autonomía media fuera de un día y fuera capaz de conectarse a mi MacBook Air, mi iPad y cualquier otro dispositivo Apple a mi nombre, yo pagaría ahora mismo 800€ por él, así, al contado, sin pensármelo. Para empezar usaría mi iPad mini como sustituto del iPhone, pero si Apple lanzase un iPad WiFi de 4 ó 5 pulgadas por unos 400€ yo me lo compraría para seguir llevando en mi bolsillo mis aplicaciones y juegos favoritos.

¿Realmente le veis mas futuro al iPhone que al iPad? El iPod Touch sin duda está muerto, el iPad está pasando por un mal momento, pero en cuanto el Watch coja el mando de las operaciones, el iPad será sin duda la reina y el rey sin duda será el reloj, sino al tiempo…

Mi Apple TV 4

Llevo a penas quince días con él y todavía me parece increíble la capacidad que tiene y las posibilidades para el futuro, que espero no sea muy lejano. El nuevo Apple TV es un ordenador personal súper básico, con un solo puerto HDMI y un mando de control Bluetooth. Es una cajita negra de apenas unos centímetros donde se alberga un chip A8, 2GB de RAM y en mi caso 32GB de almacenamiento. Esta máquina es capaz de hacer cualquier cosa a una velocidad alucinante, el secreto está en que es de Apple y su software está optimizado para el hardware que lleva en su interior. Como todo producto de Apple es una bestia en una pequeña jaula de la que no puede salir, es decir, el sistema es tan cerrado que apenas permite explotar sus grandes bondades. Aunque quizás debido a esto último sea esa bestia que en realidad no es, me refiero, esas limitaciones quizás son las culpables de que el sistema siempre vaya bien, como ya es costumbre en cualquier equipo de Apple.

El nuevo Apple TV tiene una tienda de aplicaciones desde la cual es posible descargar miles de ellas, completamente compatibles con las ya compradas en un iPhone o iPad, si es que el desarrollador lo ha habilitado, y por su puesto perfectamente adaptado al formato de una tele panorámica HD. Tenemos aplicaciones para ver canales de televisión, juegos, tiendas online, galerías de arte, agencias de viaje,… y todo esto no ha hecho más que empezar, quizás hasta ahora la gran limitación sea la misma Apple que no quiere convertir la tienda en un mercadillo de aplicaciones malas que desluzcan el lanzamiento de la misma.

La interface está claramente muy superada a la anterior versión de Apple TV, además de ser más bonita a simple vista, es muy limpia, moderna y rápida. Pero el secreto está en el nuevo mando de control que además de ser Bluetooth dispone de una superficie táctil, como un trackpad para el dedo gordo con el que puedes hacer clic en cualquier parte de la superficie para realizar diferentes funciones pre-asignadas por el desarrollador.

Pero su poder no sólo está en las aplicaciones, ya de por sí podemos acceder a Apple Music y ver y escuchar toda nuestra música, emisoras de radio, videoclips y listas de reproducción. También podremos acceder muy pronto a todo nuestra biblioteca de fotos y vídeos en iCloud, al instante y con una calidad sublime. Es posible comprar y alquilar películas y series con nuestra cuenta de iTunes, acceder a nuestros vídeos editados en iMovie, escuchar nuestros podcast favoritos, entrar en nuestra cuenta de Netflix o ver vídeos en YouTube. Todo esto con una calidad de interface y animaciones como nunca antes se había visto en cualquier smartTV y una calidad de imagen increíble que en mi caso a resucitado mi vieja tele LG de 32″ con una resolución de tan solo 720p. Además es posible ajustar el volumen de la tele desde el mismo control remoto y en las teles más modernas incluso encender y apagar la tele, olvidaos del aparatoso e insufrible mando de la tele. Todo esto que os estoy hablando desde tan solo 179€, quien dijo que Apple era caro.

Siri es la gran sorpresa de este nuevo Apple TV, controlado desde el mando habilitado con dos micros, uno de ellos para cancelación de ruido permite hacer búsqueda de películas, consultar el tiempo o preguntarle a Siri la hora o el resultado del último partido de fútbol. Ahora mismo solo sirve para esto y poco más, pero con el futuro Siri irá ganado protagonismo y servirá para hacer cualquier cosa, podremos controlarlo todo con la voz e incluso podremos redactar cualquier texto.

El Apple TV 4 pronto permitirá conectar un teclado Bluetooth y ya es posible conectar unos auriculares bluetooth permitiendo ver por ejemplo una película o jugar a un juego sin molestar a nadie. Esta conexión abre todo un abanico de posibilidades ya que igualmente podríamos conectar cámaras, luces, sensores o cualquier otra cosa al dispositivo, permitiendo hacer control domótico o mejorar las posibilidades para interactuar con las aplicaciones del Apple TV. Ya es posible también conectar un mando de juegos tipo PlayStation o Xbox con el que podremos disfrutar a tope de grandes juegos a la altura casi de las mejores vídeo consolas.

Se echa en falta un lector de huellas en el control remoto para comprar en la Store. También al igual que ocurre en iOS se echa en falta cuentas de usuario para filtrar servicios y accesos a los diferentes usuarios que accedan al mismo, así como un control parental con cuentas de iCloud diferentes que permitan controlar las horas de uso, contenidos, etc.

En definitiva, un gran producto con mucho futuro que acaba de despegar y que en sucesivas actualizaciones de software y hardware veremos mejorar hasta convertirse en otro líder de mercado, si no al tiempo. Ya solo falta una respuesta mayor del público, hasta ahora ha sido un dispositivo poco conocido y por tanto la respuesta de los desarrolladores tampoco es la mejor, pero el dispositivo promete mucho y cuánto pase un año veremos grandes novedades, estoy seguro.

¿iOS ó OSX?

De momento ambos sistemas porque cada uno de ellos ofrece grandes ventajas frente al otro. La pregunta que nos debemos hacer es ¿Todo en uno o varios dispositivos? El todo en uno es muy atractivo, a priori, desde el punto de vista económico, la mayoría prefiere tenerlo todo a su alcance, pero ¿esta opción es realmente la más barata? Depende, siempre a la hora de comprar un producto debemos meditar el uso que le vamos a hacer, nuestra necesidad real.

A veces nos engañamos a nosotros mismos pensando que vamos dedicarnos a editar video profesional, fotografía o a jugar a grandes juegos que requieran un procesador potente. Hay que ser objetivos y comenzar con productos básicos y conforme vayamos necesitando más, ir actualizando a productos mayores. Por eso Apple no crea sistemas híbridos, porque un sistema híbrido proporciona más de lo que realmente necesitamos y acabamos pagando más para nada. Mi consejo es comenzar con un iPad Mini, lo tienes todo para comenzar en el mundo de la informática, tiene un tamaño ideal para ser transportado con facilidad en una bandolera o bolso, su autonomía es de más de 10 horas y lo tienes a partir de 379€. iOS es un sistema estable, sencillo y controlado por Apple, así que no te calientes la cabeza, enciende tu iPad y disfruta o haz tu trabajo, y punto. Si necesitas más pantalla siempre puedes comprar un iPad Air por 100€ mas e incluso puedes optar por la opción con SIM para estar siempre conectado.

Si eres un profesional y necesitas máximo rendimiento a por el Mac, para comenzar yo te aconsejaría el MacBook Air de 11″ por poco mas de 800€ que vuela con su memoria ssd y te aguantará años, muchos años, en él podrás hacerlo todo, porque cuando hablamos de trabajo no existen barreras. Si no te mueves de la oficina será mejor que optes por un iMac que por poco mas de 1000€ tienes una pantalla de 21″ con una calidad increíble y sin la molestia de andar todo el rato cargando la batería. A partir de aquí ya son palabras mayores, si trabajas en grandes proyectos, no te la juegues y compra un MacBook Pro, un iMac de 27″ o el todo poderoso Mac Pro. La gama Pro no es para amas de casa ni para estudiantes universitarios, es para grandes profesionales que necesitan lo mejor a cualquier precio, si ganas lo suficiente no te lo pienses mas, si no perderás tu dinero absurdamente.

La nueva gama híbrida de Microsoft está llamando mucho la atención pero ni ofrece lo mejor de una tableta, ni lo mejor de un portátil, ni lo mejor de una buena estación de trabajo y tampoco son baratos, así que los desaconsejo totalmente.

¿El futuro hacia donde nos llevará? El futuro nos llevará a trabajar con gestos y la voz, trabajaremos con nuestras manos en el aire o sobre la mesa o en un papel y siempre dispondremos de un asistente al que hablaremos continuamente y nos ayudará en todo momento. Quizás el dispositivo que mas se acerque a este futuro sea el iPad. Así que aunque de momento tenemos Mac para rato, seguramente será el que antes despidamos.

Siri, tenemos un problema

Tenemos un problema y grave que debe ser solucionado pronto. Me refiero al comportamiento de Siri en prácticamente el 80% de las veces que lo uso, y es que el asistente de voz de Apple, el que le da vida al Apple Watch funciona bien en muy pocas ocasiones hasta el punto de que resulta ya un suplicio usarlo. El problema es que Siri necesita una conexión continúa a internet y buena, porque con apenas cobertura puedo enviar un SMS o un simplemente mensaje de iMessage pero si no hay una excelente cobertura 3G, una comunicación Bluetooth de primera y una conexión WiFi alta y a gran velocidad, de nada sirve el asistente de voz.

El Apple Watch no tiene teclado, la pantalla es muy pequeña y resulta imposible escribir sobre ella. La gran característica del Apple Watch es que es un reloj inteligente, que es mucho más de lo que hace una pulsera de actividad física, si hay algo que caracteriza a Apple es que todo lo que fabrica funciona. En este caso no es así, Siri no funciona, y no parece que vaya a hacerlo en mucho tiempo por lo que el Apple Watch queda reducido a un simple artículo de moda y lujo.

Esta mañana he intentado enviar un mensaje más de 10 veces sin éxito, lo he probado todo, pero al final Siri se ha rendido y ni siquiera era capaz de recoger el texto que le iba dictando. Ya no es que sea problema solo de comunicación, es ya problema de software, así que si quieren realmente vender relojes que se apliquen el cuento porque si no les puede costar un verdadero fracaso.

En mi opinión en problema quedaría resuelto si Apple guardada las respuestas en el mismo dispositivo y las actualizará cuando se actualiza el sistema, de esta manera las respuestas serían mucho más rápidas cuando se prescinde de una buena conexión a internet y no se requiere su uso. Pero Apple se empeña en que hay que tener una buena comunicación siempre, y ese problema me temo que lo tendremos siempre, a no ser que Apple monte su propia operadora con n redes propias de comunicación y solucione el problema de usan vez por todas, hasta entonces poco habrá que hacer.

La tele de Apple

Antes de que Steve Jobs nos dejara, en su biografía dejó caer que habría un proyecto de televisión, es decir, un producto de hardware con el software del Apple TV súper bitaminado. Los rumores llevaban años dando vueltas al mismo tema una y otra vez pero no llegaba el momento de que Apple lanzase dicha televisión. Mientras tanto la competencia ha lanzado gran multitud de productos pero el éxito no ha llegado a ninguno de ellos, no deja de ser un producto que apenas genera beneficios, y es por este motivo por lo que Apple no lo había diseñado aún. No es que Apple fabrique productos sólo para conseguir un gran beneficio, es además de sentido común hacerlo para que su futuro esté asegurado y la inversión que un cliente haga no caiga en saco roto, cosa que ocurre con enorme frecuencia en gran cantidad de compañías, haciendo sentir al cliente como estafado o engañado, ya que este invierte una cantidad de dinero en un producto y el mismo deja de tener soporte y de actualizarse al año de vida, debido al escaso éxito que ha tenido y a la poca dedicación de los desarrolladores sobre este.

Apple ha anunciado que a finales de octubre pondrá a la venta en gran cantidad de países su nuevo Apple TV, un producto que no ha cambiado su diseño e incluso a engordado, siendo incluso más pesado. Ahora no incorpora salida óptica de audio pero si una salida HDMI compatible con sonido 7.1. Al mismo le acompaña un nuevo control remoto que si que ha sufrido una renovación total en su diseño, conservando la esencia del mismo que radica en la sencillez y facilidad de uso. El mando a distancia es el gran cambio de este nuevo Apple TV junto con el software que también ha dando un salto a lo grande. Este nuevo mando trae consigo una nueva distribución de sus botones, uno de ellos nuevo para invocar a Siri. El control ahora está en una superficie plana desde la cual podemos arrastrar nuestros dedos y desplazarnos por los menús de este nuevo Apple TV. Además este nuevo control remoto incorpora un micrófono para pedirle a Siri cualquier cosa y un acelerómetro y giroscopio para usar en juegos y otras aplicaciones que se presten.

El software también ha cambiado con nuevo sistema operativo llamado TvOS que dispone de tienda de aplicaciones y es capaz de moverse con más ligereza que su antecesor, ya que además dispone de un procesador A8, más memoria RAM y un disco duro de 32 GB ó 64 GB, según modelo. Este nuevo sistema además incluye Siri a la que podremos pedir con nuestra voz cualquier película o serie de televisión indexada en iTunes o cualquier otro servicio dentro del Apple TV. También gracias a ese nuevo hardware y software será posible jugar a esos juegos que ya tenemos en nuestro iPhone y iPad, y descargar aplicaciones para acceder a redes sociales, el tiempo, noticias, fotografía, tiendas, etc.

Los motivos de este nuevo lanzamiento han sido muchos bajo mi punto de vista: Apple ahora es una compañía mucho más asentada en todos los ámbitos disponiendo de un servicio de fotografía en la nube bastante sólido, un servicio de streaming de música inigualable, una tienda de música, cine y televisión bastante consolidado, servicios adheridos como Netflix, HBO y otros que lo hacen aún más grande y, como no… un servicio de televisión y cine en streaming que se está cociendo aún y no llegará al menos a Estados Unidos hasta el año que viene. Ahora es el momento de lanzar este nuevo producto para que dentro de un año haya miles de aplicaciones y juegos disponibles y clientes entusiasmados, y las grandes productoras y canales de tv se lancen a la piscina y firmen para incorporar sus productos al mismo. Por otro lado Apple y está filmando sus propios vídeos musicales y se espera que para el año que viene lancen su primera serie de televisión, de producción propia.

Por otro lado este Apple TV es una especie de experimento en cuanto a hardware se refiere y tomará forma quizás en un año también en un nuevo producto que será una televisión completa, es decir, una pantalla con un Apple TV incluido al que podremos conectar un sintonizador externo para ver la TV tradicional. Es por este motivo por el que creo que Apple no se a esforzado en diseñar un nuevo Apple TV mas delgado y estilizado, al margen del aumento de precio que ello supondría y el poco sentido que tiene ya que es un producto que permanecerá siempre encima de la mesa enchufado a la corriente.

Apple se está embarcando nuevo en un nuevo mercado y con este son ya bastantes los que tiene de forma que cada vez se encuentra más omnipresente entre nosotros, lo mejor es que a pesar de abarcar muchos frentes sigue haciendo las cosas bien y sorprendiendo a todo el mundo. ¿Tendrá fin algún día esto? o ¿seguiremos así muchos años? espero que sigamos así años porque si no fuera por Apple la vida sería un poco más triste, ¿o me equivoco?

Cuéntame Siri

“Ding” suena una pequeña señal sonora en el iPhone y el Apple Watch y levanto la muñeca. A continuación digo: “cuéntame Siri”, inmediatamente el dispositivo reconoce tu voz y Siri dice: Jorge, ayer llegaste tarde al trabajo, te recuerdo que debes estar preparado para salir de casa en 15 minutos, no hay mucho trafico y parece que no va a llover así que no corras, llegarás a tiempo.

Llegas al súper y suena esa señal otra vez, esta vez al levantar el Apple Watch o el iPhone aparece la lista de compra y si bajas el brazo o te guardas el iPhone en el bolsillo no pasa nada porque seguirá ahí hasta que abandone el recinto.

Vuelta a casa, esta vez Siri te da un respiro, y espera unos 10 minutos, pero irremediablemente suena ese “ding” de nuevo… “Cuéntame Siri”… “Jorge te recuerdo que tienes que hacer una transferencia bancaria hoy y echar los garbanzos en agua”. “Gracias Siri”… Siri: “No hay de que”, “Te recomiendo una película nueva que tu amigo Rafa ha puntuado muy bien ¿La añado a tu lista?… Jorge: “Si, la veré este fin de semana, recuérdamelo Siri”… Siri: “Vale, te avisaré”.

Es la hora de la siesta, y al Apple Watch y al iPhone comienzan a llegar las últimas noticias de Apple, mi tema favorito. Siempre a esta hora suelo leer noticias de este tipo, y de repente suena “ding”, levanto la muñeca y digo: “Cuéntame Siri”… Siri: “Jorge, hace casi una semana que no llamas a tu madre ¿La llamo ahora, o te lo recuerdo mas tarde?… Jorge: “recuérdamelo dentro de una hora”, “Gracias Siri”… Siri: “No hay de que, no se si sabes que está lloviendo ahora mismo, asómate por la ventana y verás…”… Jorge: “Cierto, recuérdame coger luego el paraguas”… Siri: “Tranquilo, ya sabes que esas cosas nunca se me olvidan”.