¡Oye Siri!

Llevo mucho tiempo detrás de unos buenos altavoces y que sean inalámbricos. Los mejores sin duda en cuanto a calidad son los de la compañía Sonos, que además son compatibles con AirPlay y funcionan a través de la WiFi. Estos auriculares tienen por contra que son para el hogar, quiero decir, que no tienen batería y están todo el rato enchufados a la corriente. El objetivo de los altavoces de Sonos es permanecer fijos en puntos estratégicos de la casa y proporcionar sonido de calidad por todo el hogar como si de un hilo musical se tratase.

Por otro lado están los clásicos ya altavoces Bluetooth que son más pequeños y portátiles y tienen su batería propia. Pero no es mi objetivo este último, ya que resulta tedioso parearlos con cada dispositivo y solo puedes hacerlo con uno, con que con los de Sonos puedes conectar cualquier dispositivo que se encuentre dentro de la red.

La solución está al caer, pero no existe aún en el ecosistema Apple. Los usuarios de la marca necesitamos ya como el comer unos altavoces de gran calidad que se conecten por WiFi a través de AirPlay y ya de paso controle la domótica del hogar y sirva de asistente a su vez con Siri. No es que Apple se vaya a copiar de Alexa, Cortana o el Google Home, es que ha llegado el momento para este producto y después del éxito de los AirPods, la mejora de Siri y un Home Kit en auge, no cabe otra.

Dicen que iría unido al Apple TV también, pero yo no lo creo. Sería un altavoz independiente que nos permitiría escuchar música con gran calidad, invocar a Siri y su conexión seria tan sencilla como la de los AirPods. Aunque la conexión por AirPlay nunca ha sido complicada realmente. Obviamente llegará para navidades y habrá tanta demanda que hasta primavera de 2018 no podremos hacernos con uno. Así que hay tiempo para ahorrar.

Mis imprescindibles

Ya no puedo vivir sin ellos, los uso cada día a todas horas y los sigo queriendo como el primer día.

Hablo del iPhone 7 de 128GB, los 2 GB de RAM, el 3D Touch, el Taptic Engine, el Touch ID, el estabilizador óptico, de la resistencia al agua y como no esos 128GB imposibles de llenar lo hacen para mi una herramienta totalmente imprescindible en mi vida ya que es mi iPad, mi Mac y mi teléfono, es decir, lo es todo.

Hablo también del Apple Watch, un gran aliado del iPhone, su mano derecha: las notificaciones, la App de actividad, el control de Apple Music, predicción del tiempo, las alarmas, el temporizador, el cronómetro, las esferas modulares, las correas intercambiables, la corona digital, la carga por inducción, etc… es decir, todo un mundo de posibilidades que hacen aún más interesante, si cabe, al iPhone.

Hablo también de los nuevos miembros de la familia, los AirPods, esos grandes que son tan pequeños que apenas los sientes, salvo por el cosquilleo de sus bajos en tus oídos, esos que acarician hora tras hora tus sentidos, con una batería inagotable, la caja para guardarlos ¡Parece magia! Es un placer llevarlos, es un placer usarlos y es un placer guardarlos, solo quiero salir a la calle y ponérmelos.

Hablo de la Smart Battery Case, solo para el iPhone 7, con la que tendrás más del doble de batería, es decir, que podrás usar el iPhone sin parar durante el todo el día, SIN PARAR, TODO EL DÍA, y te sobrará al final del día, TE SOBRARÁ. Todavía no puedo creerlo. Además, el iPhone y la funda se cargan con un mismo cable, a la vez, dando prioridad siempre al iPhone, quiero decir que el iPhone se carga primero y se descarga el último, de forma automática, sin que tengas que hacer nada, más del doble de batería, INCREÍBLE. Un iPhone que no se queda sin batería, el sueño de cualquiera.

Hablo de Apple Music, un servicio de música perfecto, que está actualizándose continuamente con TOOODA la música, TODA. Descarga, borra, vuelve a descargar, crea infinitas listas, y si te cansas siempre hay algo nuevo para escuchar. Es como ser rico y permitirte un disco cada día o diez, los que quieras y con mucha calidad, chapeau !

Hablo de Netflix, tu serie favorita al instante, con ADSL, con fibra, 3G o LTE, que más da, ahí lo tienes todo, en tu iPhone, faltan horas al día y días a la semana para verlo todo, sigue viéndolo en la tele luego, con el Apple TV, el Chromecast, el iPad, el Mac, etc. El precio, de risa y puedes descargar, borrar y volver a descargar todo lo que quieras, ver una serie en mitad de la calle, en la cama o en la cocina, HD o 4K, donde quieras y como quieras, un placer, digno de los dioses.

Y ya no es cada una de ellas, son todas juntas: guardar cientos de episodios, miles de canciones, y grabar cientos de vídeos de 1080p a 60 fps para luego verlos tranquilamente, sin problemas de batería, controlar la reproducción o enviar un mensaje con el Apple Watch mientras lo ves y escuchas todo y con unos AirPods que no molestan en tus oídos y cuya batería parece inagotable. Todo esto es el ecosistema de Apple y funciona, tan bien que parece mentira, el primer día, el segundo, la semana siguiente, 2 meses después y 4 años más tarde ¡Esto es Apple!

I Love AirPods

Ya tengo los Airpods y son increíbles. Tras dos meses de espera por fin he podido conseguirlos. En concreto los reservé en el APR Rossellimac, aquí en Granada, y casi con todas mis esperanzas pérdidas el sábado me llamaron para confirmarme que podía ir a recogerlos el lunes. Así que sin más dilación fui corriendo a por ellos.

No son unos simples auriculares, ocurre igual que con el Apple Watch. El secreto está en lo fáciles que son de usar y lo cómodos que son. ¿Pero con estas bondades se puede realmente superar a cualquier otro auricular bluetooth? Una cosa lleva a la otra: al ser fáciles de utilizar los usas con todos tus dispositivos Apple y al ser tan cómodos no te los quitas nunca. No os voy a hablar de la tecnología que llevan porque ya lo sabréis de sobra, pero si os puedo contar que suenan impecables, los graves y los agudos están muy equilibrados y con Apple Music se escuchan de miedo.

Todavía no me puedo creer que mi iPhone envíe todo el sonido a los dos auriculares a la vez y se sincronicen a la perfección, escuchando un perfecto estéreo, que asusta a veces incluso. Sin ir más lejos está misma mañana pensaba que alguien venía con una radio encendida por mi casa ya que no aíslan del exterior y como no pesan nada te olvidas de que los llevas puestos.

Al margen de que cada persona tenemos las orejas diferentes, si tienes suerte de que no se te caigan o te hagan daño al usarlos durante un tiempo prolongado, cuesta acostumbrarse a llevarlos porque no los sientes, y al principio tienes una sensación continua de que se van a caer y los vas a perder. Luego te acostumbras y te das cuesta de que no se caen con tanta facilidad. Tienes que darle un golpe o hacer el pino para que se caigan. Pero si que resulta incómoda esa sensación al principio.

El sonido no deja de sonar mal en ningún momento, hagas lo que hagas siguen sonando perfectamente. Recuerdo que con los EarPods con el cable al darle tirones se acababan despegando de los oídos y dejaban de oírse bien los graves. Ahora como no hay cables los auriculares permanecen en su sitio todo el rato y se oye igual siempre, con sus graves correspondientes.

Siempre están cargados porque siempre se guardan en su caja para que no se pierdan o se estropeen y como tienes 24 horas de batería es francamente complicado que te quedes sin batería. A no ser que te olvides de cargar la caja de vez en cuando. Apple de nuevo lo ha vuelto a hacer, ha reinvéntalo los auriculares bluetooth. Los AirPods son pequeños, igual que los EarPods con cable, se oyen muy bien y siempre están cargados. Encima son tan fáciles de usar que me atrevo a a decir que son prácticamente insuperables. Para conectarlos solo hay que abrir la caja cerca del iPhone y aceptar cuando salga una ventana con ellos. A partir de ahí se conectaran solos al dispositivo que esté sonando en ese momento y tenga nuestra cuenta de iCloud, es magia. También al ser Bluetooth podremos sincronizarlos con cualquier otro dispositivo.

Cuando te los pones suena un sonido que me recuerda al sonido de inicio de los Mac y la caja lleva un pequeño botón para desconectarlos de nuestro iPhone y conectarlos en otro que queramos u otro dispositivo. Los AirPods no pueden caerse de la caja porque están imantados y aunque volquemos la caja no se salen. El cierre de la caja también es magnético. Se cargan con cable lighting que además se incluye en la caja para poder cargarlos en un ordenador o con un cargador usb. Son muchos los detalles que al final justifican un precio que a priori se antoja elevado pero a la larga se agradecen. Puede que más adelante os cuente como me sigue llenado con ellos, y para dentro de unas semanas se espera una actualización de firmware para localizarlos por la App buscar de Apple al igual que ahora mismo podemos localizar nuestro iPhone, Apple Watch, iPad, iPod y Mac.

El 7 tendremos el 7

Apple ha confirmado que la semana que viene, el 7 de septiembre habrá un Keynote de presentación de productos Apple, y claro está que como viene siendo tradición por estas fechas será el nuevo iPhone. Al parecer finalmente se llamara iPhone 7, a pesar de ser su diseño muy parecido al de su antecesor, el iPhone 6s. Esté nuevo modelo incorporará un nuevo procesador A10 + M10, nueva cámara de doble objetivo en modelo Plus y 3GB de memoria RAM también en este último modelo. Se ha hablado también de un SmartConnector como el del iPad Pro destinado a batería externa, cargador inalámbrico, etc.

Además del iPhone 7 es más que probable que veamos también un Apple Watch 2 con GPS, pantalla algo más delgada y un procesador más rápido junto con una batería de mayor duración. Se esperan también nuevos auriculares Beats y por su puesto una fecha definitiva para el lanzamiento de iOS 10 y MacOS Sierra, sino se hace el mismo día de la Keynote.

¿Que podemos esperar más? Pues quizás algún nuevo producto que desconozcamos, alguna novedad extra en iOS o algún nuevo servicio como por ejemplo un canal de TV con series de producción propia.

¿Qué no esperamos? No esperamos los nuevos MacBook Pro ni actualización de la gama Mac, que probablemente será en Octubre, en otra presentación que anuncien pronto.

Yo personalmente estoy ansioso por conocer al nuevo iPhone, pues estoy barajando comprarlo si no en un mes, para Navidad. Quiero descargar el nuevo iOS, WatchOS y MacOS para probarlo y conocer las nuevas características en primera persona. Veremos también la actualización de las mejores aplicaciones para estos nuevos sistemas que harán uso de Siri y Widgets, etc. Quiero probar también en primera persona la velocidad y nuevas características de WatchOS, que conseguirá que haga más uso, aún si cabe, del reloj de Apple.

Yo personalmente no podré seguir la Keynote en directo, por motivos de trabajo, pero seguiré las noticias de los mejores blogs del gremio y luego veré tranquilamente la Keynote desde mi Apple TV.

El gamepad definitivo

Por fin he podido hacerme con el Nimbus SteelSeries para el Apple TV 4 y estoy encantado con él. Ya sabía que iba a hacer una buena compra pero aún sabiéndolo me ha impresionado igualmente. Este gamepad está especialmente diseñado para el Apple TV 4 ya que utiliza el protocolo MFI para conectarse por bluetooth al mismo y es compatible con prácticamente todos los juegos que existen para este. El mando que trae el Apple TV 4, el Siri Remote, es una maravilla que incluye micro para invocar a Siri y acelerometro, permitiéndonos jugar con el mando como si del iPhone se tratase ya que al inclinarlo el mismo responderá como tal. No obstante las bondades del Siri Remote no son suficientes para engancharnos a los juegos del Apple TV, ya que se antoja muy complicado jugar por ejemplo a juegos como Modern Combat, se puede, pero al final cansa y no hace que quieras volver a jugar con él. 

El Nimbus SteelSeries es otro cantar, es un mando muy parecido al de grandes vidoconsolas con XBOX o PS4, su tamaño es justamente el mismo e incluye todos los botones imprescindibles para casi cualquier juego como son las palancas analógicas, la cruceta digital y los botones traseros con los que normalmente cambiamos de marcha del coche o apretamos el gatillo de una pistola. La velocidad de respuesta es inmediata, por lo que no notarás que es un mando inalámbrico y su batería dura tanto que apenas será una molestia tener que cargarlo. Es curioso, se carga con cable lightnin como el que usa el iPhone, iPad o iPod. La conexión es tan fácil como suele serlo en un dispositivo bluetooth, como una auriculares o un altavoz. Simplemente hay que buscar el mando en los ajustes Bluetooth del Apple TV 4 y conectarlo. Lo mejor de este mando es que se lleva igual de bien con el iPhone, el iPad, el iPod o el Mac. Y aunque a lo mejor no le veis sentido a jugar con un Nimbus conectado a un iPhone o un iPod por su pantalla tan pequeña, creedme que cobrará todo el sentido cuando conectéis vía AirPlay ese iPhone o iPod al Apple TV, permitiéndonos jugar a esos juegos que aún no se encuentran para el Apple TV, la experiencia es tan buena como si estuviéramos jugando directamente en el Apple TV.

Que quieres disfrutar más aún el mando, conéctalo a tu Mac y juega a los juegos que tengas conectando el Mac a un buen monitor o a la tele del salón por AirPlay, es una gozada, y no hace falta que tengas un súper Mac, con uno modesto podrás descargar cualquier emulador de la SNES o Megadrive y disfrutar como un enano de aquellos juegos de antaño
El Nimbus SteelSeries no es solo un mando de juegos de plástico con botones de colores, es toda una experiencia usarlo ya que tiene un tacto similar al que obtienes cuando agarras un volante forrado en piel de un coche recién estrenado. Se adapta tan bien a las manos que apenas lo pruebes notarás la diferencia entre este y los demás mandos. Sus botones son robustos y aunque les des caña, lo aguantan todo. Se puede decir que es un producto premium diseñado sola y exclusivamente para Apple, es por ello que si lo quieres comprar deberás acercarte a una Apple Store o comprarlo online. De momento no se encuentra ni siquiera en los Apple Premium Resseller, solo en forma de pack junto a unas figuras Disney para jugar a Disney Infitiny, pero tendrás que gastar el doble, siendo su precio original de 59€.
Si te gustan muchos los videojuegos cómprate una XBOX o una PS4, pero si te gusta echar un rato de vez en cuando y aprecias la calidad de un buen producto, no lo dudes ni un segundo, vale cada uno de los centimos que cuesta.

Emocionado de nuevo 

A vueltas con la Keynote pasada de la WWDC, si…, reconozco que Tim Cook apenas dio la cara, que algunos presentadores no dieron la talla, que el nuevo tvOS apenas trajo novedades, y si… reconozco también que me aburrí bastante cuando se detuvieron tanto tiempo en el nuevo iMessage. Todos esperábamos algo más de Apple, siempre ocurre igual, pero cierto es que la presentación duró más de 2 horas y más productos e información no fue posible presentar, ya de por sí, para digerir lo que nos mostraron a costado más de 2 días, entonces imaginaos si la keynote se hubiera prolongado una hora más, por ejemplo, hubiera sido insufrible.

Cuando finalizó la Keynote, esta fue mi impresión, pero conforme comencé a recordar todo lo expuesto comencé a emocionarme más y más hasta el punto de reconocer que ha sido una de las mejores Keynotes en mucho tiempo. Craig Federgi es un crack, sinceramente lo veo como al próximo CEO de Apple porque es una persona que ha aprendido a comunicarse muy bien y lleva el espíritu de Apple muy en serio, o al menos eso es lo que aparenta. Todo el mundo lo quiere y el sale de todas estupendamente, a nivel de carisma es el mejor. 

Comenzando por watchOS quede súmamente satisfecho por la velocidad al abrir ahora las Apps, menos mal, porque era un punto muy flaco del Apple Watch. La multitarea, ahora parecida a la de iOS y accesible desde el botón home, es una mejora notable que facilitará mucho mejor las cosas que los vistazos. Las nuevas esferas están bien aunque sigo echando menos una mayor configuración y personalización de las mismas, cosa que no tardará mucho ya que desde la app del Apple Watch en el iPhone hay un apartado nuevo con una galería de las esferas del reloj, lo cual me lleva a pensar que pronto podremos comprar esferas y personalizarlas desde el mismo iPhone. Por fin tenemos una app para ver y editar los recordatorios, ya era hora, no sé cómo no la incluyeron en watchOS 2. Hubo también muchas más novedades, pero estas que he citado son las que más me llamarían la atención. 

tvOS apenas tuvo mejoras, aunque el modo oscuro y el login personalizado me parecieron muy buenas ideas. Habrá que ver también la nueva App Remote e incluso yo apostaría por el servicio de tv en streaming en septiembre y un nuevo Apple TV con reconocimiento facial y altavoz para escuchar a Siri, o no, quién sabe porque ya han salido los primeros altavoces de Logitech compatibles con “Oye Siri”. Así que tan mala no puede ser la evolución de este dispositivo que tanto éxito está cosechando y seguro que no acabará defraudando su actualización. 

macOS Sierra aunque a muchos no les ha gustado, dio su golpe de efecto trayendo a Siri a nuestros escritorios. El desbloqueo por proximidad con iPhone o Apple Watch es una maravilla y el pago con Apple Pay vía web también. Aquí ocurre igual que con el Apple TV, las mejoras llegarán en septiembre con un nuevo MacBook Pro con teclado oled y alguna que otra sorpresa más, estoy seguro. 

iOS 10, por último, fue el rey de la Keynote, al margen del nuevo iMessage que a mí me ha encantado, nos trajo grandes novedades de interface como los widgets, un Apple Music muy mejorada y una app de fotos con reconocimiento de caras y una nueva opción para hacer pases de fotos a modo de recuerdos, que viene a hacer lo mismo que la app Quik. Pequeños detalles como una app para avisarnos cuando tenemos que acostarnos o que siga sonando la Música mientras tiramos una foto contrastan con los grandes cambios de la aplicación Mapas que ahora nos permite saber dónde hemos aparcado el coche o indicarnos el cambio evitando autopistas de peaje. Y como no, Siri ahora está abierto a terceros, así que muy pronto podremos enviar un What’sApp mediante el asistente de voz, pedir un Uber o incluso iniciar Periscope o buscar en Reeder noticas sobre el Apple Watch por ejemplo. 

A priori nos quedamos fríos, pero al ver las betas y pensar en la cantidad de cambios que se nos avecinan no puedo más que pensar lo mismo de siempre. Apple lo ha vuelto a hacer y seguirá siendo la mejor, pese a que Jobs ya no esté con nosotros, los accionistas lo controlen todo y Android venga pisando fuerte… Apple seguirá siendo diferente, por una sencilla razón, simplemente porque vende hardware, software y servicios; y porque su espiruto se sigue transmitiendo de generación en generación, un espíritu libre e inconformista que lucha por la igualdad, la diversidad y un mundo mejor, que se reinventa una y otra vez para conseguir que desde los más jóvenes a las usuarios más profesionales sigan encantados con sus productos. A la vista está en esta Keynote repleta de novedades para el gran público, con nuevas caras y cada vez más mujeres y niños de todo el mundo. Todavía tenemos Apple para rato, para muchos años, esto no ha hecho más que empezar. 

La tele de Apple

Llevamos tiempo sin oír nada al respecto, y si, me refiero al hardware, y porqué no también al software y al servicio, porque cuando Apple ponga a disposición este dispositivo lo hará en todos los sentidos: como un producto de hardware (una tele en diferentes tamaños con su Siri remote), con su software (probablemente un TvOS evolucionado) y un servicio para ver películas y series en streaming, como ya lo hace Netflix o HBO.

La tele de Apple saltó como poco antes de morir Steve Jobs, y se confirmó como algo oficial en la biografía que él mismo escribió, así que es un producto real que aun no ha salido, pero que no debe de tardar demasiado en hacerlo ¿Por que digo esto? Lo digo porque hace unos meses se confirmó el rumor de que Apple estaba detrás de lanzar su servicio en Streaming llegando a un acuerdo con las distintas productoras de cine y cadena de televisión, y se estaba dando bastante prisa como para hacerlo el próximo 13 de junio en la keynote de la WWDC. Por otro lado también se confirmó el rumor de que Apple estaba buscado personal para rodar una serie propia y estrenarse en este mundo para así competir directamente con Netflix ofreciendo un abanico de series de producción propia y el resto de series de las que obtendría derechos. Si esto último es así y viendo los numerosos videoclips que ya ha rodado para Apple Music no debe de quedar mucho para que comencemos a ver algo al respecto.

En cuanto al hardware decir que con el Apple TV 4 y TvOS que tiene un año de rodaje, ya es tiempo mas que suficiente para confirmar que tanto el dispositivo como su software y la App Store son un completo éxito y que se puede dar ya el paso hacia un nuevo producto en forma de pantalla para la sala de estar. Y para terminar de hilar la cosa se confirmó también otro rumor que apunta a que Apple lanzará en breve nuevos Led Cinema Display para conectar el Nuevo MacBook Pro, el MacBook y como no, el Mac Pro a un monitor con todos los extras (altavoces, iSight, sensor de iluminación, puertos USB-C, etc.) y con calidad 5K por lo que “blanco y en botella”, tenemos todas las papeletas para que la tele de Apple sea una realidad en breve, tan pronto como la semana que viene.

Tened en cuenta que el Apple TV, como tal, no le sale rentable a Apple, en realidad es el Mac Mini de los iMac y tiene un precio tan reducido que tiene que vender muchísimos para rentabilizarlo, y claro está, la trae más a cuenta vender una tele a 999€ con todos los extras que seguro nos encantará a todos.

¡Ah! Y se olvidaba, no había incluido en esta suposición la increíble competencia que está suponiendo para Apple el Amazon Echo con el que se rumorea también que competirá directamente con una especie de Apple TV con reconocimiento facial y altavoz y micro para interacturar con un Siri mejorado. Así que más piezas no podemos unir para este puzzle que se supone será, a mi entender, el próximo nuevo producto de Apple ¡Si tenemos hasta un reloj de Apple! ¿No vamos a tener una televisión? un frigorífico no creo, pero una tele tiene que caer ya, si o si, ademas creo que lo va hacer porque yo acabo de comprarme una tele nueva y me dolería un montón, y con la suerte que tengo yo para estas cosas… imaginaos.

WWDC 2016

Queda exactamente una semana para la Keynote de la conferencia de desarrolladores de este año y la verdad no tengo las ideas tan claras como en otros años. Al final va a ser cierto, este año se han filtrado muchas menos cosas que en años anteriores, prácticamente no sabemos nada. 

Según se habla no veremos nada de hardware en la Keynote, y es lógico ya que se trata de una conferencia sobre software en la que se presentan los nuevos sistemas operativos. Aunque yo tengo mis dudas ya que se ha filtrado el chasis de un nuevo y espectacular MacBook Pro con puertos USB-C y teclas de función táctiles sobre una superficie oled, y parece muy real. Así que ahí queda la duda. También se barajó hace tiempo que veríamos también  un MacBook de 15 pulgadas, aunque esto no lo tengo tan claro. 

Y ya sumergiéndonos de lleno en la WWDC podríamos especular casi con cualquier cosa, lo único que sabemos seguro es que habrá pequeñas mejoras en Apple Music, y alguna cosilla más por ahí, pero no mucho más. 

Apple deberia mejorar la estabilidad de OSX que en esta ultima versión a dado mucho que hablar, y también de iOS, TvOS y WatchOS, y no dudo que lo hará, con o sin éxito. Hay que mejorar mucho el software del Apple Watch, añadirle mejoras y muchas más funciones de las que flaquea, ya me dan igual las Apps de terceros, son malas y ralentizan mucho el reloj, y también consumen mucho la batería. Yo mejoraría las aplicaciones nativas que están mucho mejor optimizadas y al final son las que más se usan. En TvOS no sé qué más podría mejorarse, quizás incentivar más y de algún modo a los desarrolladores para que porten más aplicaciones y juegos del iPhone, que se ha estancado mucho la cosa últimamente. En iOS me gustaría ver un Siri muy mejorado que nos dejara boquiabiertos y pudiéramos usar casi para todo. 

Atrás han quedado mis ideas imposibles sobre la fusión de OSX y iOS o la independencia del Apple Watch convirtiendo al iPhone en una especie de iPad Mini, creo que esto no lo veremos nunca o quizás si, pero seguro que dentro de muchos años. Apple ahora piensa en vender y no quiere arriesgar tanto como cuando renació tras la vuelta de Steve Jobs, esta Apple es bien distinta y tendremos que acostumbrarnos a ello, aunque nos pese. 

Spinning Watch

Hoy me he sentido como Taylor Swift en el anuncio de Apple Music ya que he hecho spinning con mi Apple Watch mientras escucho música. No es que lo haya hecho a caso hecho para recrear el anuncio y hacer como un borrego lo que dice Apple, pero puede que inconscientemente si que lo haya hecho. 

Tengo una bici estática en casa, en mi dormitorio, y hacía ya tiempo que no lo practicaba porque me acaba resultando aburrido, tanto rato pedaleando sin ton ni son. Pero hoy he podido comprobar que pedalear en casa puede ser tremendamente divertido e incluso adictivo. 

El otro día cambié unos monitores Edirol que tenía en la sala de estar para escuchar las películas y las series del Apple TV y de paso la música, al dormitorio porque compramos una tele nueva de 40 pulgadas y ya no cabían en la mesa, así que los puse en el dormitorio, encima del armario con un receptor Bluetooth de Philips para escuchar la música en el dormitorio más tranquilamente ya y así no molesto a los demás y puedo subir el volumen. 

Pues hoy he decido hacer spinning y me he llevado una grata sorpresa por lo bien que sonaban los monitores en el dormitorio, y la motivación tan grande que aporta escuchar buena música y con la mejor calidad, sin cables de por medio y con un Apple Watch en la muñeca. Poder controlar en cualquier momento la música, elegir el álbum, el artista o la lista de reproducción con la muñeca o invocando a Siri, no tiene precio. 

Twittear algo, cambiar de canción, mirar las pulsaciones, las calorías activas, es mundo el Apple Watch y hasta que no lo tienes realmente no sabes lo que es ni lo que realmente aporta a tu vida. No estoy diciendo que el Apple Watch sea imprescindible pero es algo que merece la pena disfrutar cada día si eres un apasionado como yo de la tecnología.  

Y no es coña lo que dice Apple en sus vídeos que con un Apple Watch practicaras más deporte y lo disfrutaras más, es completamente cierto, hoy no he pedaleado amigos, he volado con súper bici estática del Decatlón, alucinarte la experiencia y pienso hacer más bici a partir de ahora. Y cuando tenga unos buenos auriculares bluetooth seguramente disfrutaré igual corriendo, ¡Ay esos PowerBeats que caros son!

Apple Taxi

¿A que no se os había ocurrido? Pues a mí si, y no ha sido ahora mismo, llevo con esta teoría desde hace años ya, aunque nunca la había aplicado a la marca Apple. 

El porque de esta ocurrencia, muy simple: Apple está construyendo su primer vehículo auto conducido ya que ha contratado al vicepresidente de Tesla y una empresa inmobiliaria a confirmado que Apple ha comprado no sé si un terreno o nave o espacio para construir o probar el vehículo en cuestión. Por esta y por multitud de razones más está claro que Apple quiere lanzar su primer vehículo a medio plazo, parece ser que en 2020. Tal y como está el mercado actual no me parece para nada descabellada la idea pero viendo el ritmo al que va Tesla da la impresión de que los chicos de Apple llegan tarde, sin contar con que las grandes compañías automovilísticas ya están fabricando sus propios vehículos eléctricos y Tesla está regalando sus patentes. 

Acabo de leer una noticia que me ha encendido la bombilla, y es que Apple acaba de comprar una gran compañía de “taxi” en China, la gran competencia, según dicen, de Uber. Un Uber es un vehículo independiente que presta un servicio por su cuenta, a nivel mundial, de taxi, y que está amenazando otro gran monopolio, esta vez el de los taxis ¡Los monopolios se hunden amigos míos! Estamos en una era en la que las tradiciones más ancestrales y monopolios fenecen, si si…

Yo, desde hace mucho he tenido un gran sueño, un sueño en el que nadie posee un vehículo, si no que varias compañías ofrecen un servicio tarifa plana de taxi autoconducido. Es decir, con mi móvil o mi reloj, o lo que sea… pido un taxi para 4 personas con maletero grande para ir a la playa, y en cuestión de segundos lo tengo que en la puerta de casa con las puertas abiertas y el maletero preparado para meter la nevera y la sombrilla, y sin chofer. Es decir el mismo coche solito llega a mi casa y me lleva donde le digo sin tener que coger el volante. El coche por dentro es como un habitáculo con asientos muy confortables, conexión a internet y acceso a toda la música, películas y series del mundo, pero con mi cuenta de usuario, así que podré disfrutar del viaje y tomar un refresco o una cervecita mientras llego a la playa. Luego no tendré que preocuparme de aparcar ya que el vehículo se va a prestar servicio a otro cliente o a cargar la batería. 

Entonces ahora, después de leer la noticia sobre la reciente compra de Apple, pienso… Quizás Apple haya fijado la fecha para 2020, un poco tarde, pero quizás sea porque va a dar un paso más, para situarse por delante de Tesla y las demás compañías ofreciendo un servicio a nivel mundial de vehículos autoconducidos que presten un servicio temporal y que se pueda contratar pagando una tarifa plana o con un límite de kms mensuales, por ejemplo. 

Así pues imaginaos en el año 2020 que podamos contratar al mes 500 kms por 50€ al mes y simplemente con invocar a Siri, tengamos en cuestión de minutos o segundos un vehículo de Apple listo para llevarnos a cualquier lugar y con todo el entretenimiento multimedia, comunicaciones y/o herramientas de trabajo para no perder nuestro valioso tiempo mientras nos desplazamos. Imaginaos las autovias repletas de estos vehículos circulando todos a la misma velocidad, manteniendo sus distancias de seguridad y evitando grandes a colapsos y accidentes ya que todos están conectados a Internet y sabrán cómo evitarlos solitos sin tener que tomar nosotros la decisión.

De esta manera todo el mundo tendría acceso al Apple Car sin necesidad de tener carnet de conducir, ni hacer un gran desembolso para comprar uno y mantenerlo después. Para Apple también sería mucho más sencillo crear un servicio online, transportar los vehículos a las grandes ciudades y comprar cocheras para aparcarlos y mantenerlos, que vender directamente los vehículos a los clientes y prestar un servicio post venta en todo el mundo de atención al cliente, no es lo mismo llevar un iPhone a una Genius Bar que un coche a un taller de reparación Apple. Además gracias a este servicio, que terminarían imitando todas las compañías, se evitarían colapsos en las carreteras, accidentes, contaminación y cuando todo el mundo los utilizase las calles quedarían libres de coches aparcados y se sustituirían por árboles y parques para pasear. El gran inconveniente de esto sería una vez más la gran cantidad de puestos de trabajo que desaparecerían entre taxistas, mecánicos, funcionarios, etc etc. 

Estamos a nada de presenciar un cambio radical en este ámbito, han cambiado muchas cosas en la vida pero los coches, pese a los grandes avances que incluyen ya, siguen siendo prehistóricos, y con la subida del petróleo, su escasez, el cambio climático y grandes como Elon Musk (Director ejecutivo de Tesla Motors) están ocurriendo grandes cambios, y si a esto le añadimos grandes y multitudinarias compañías que invierten cuantiosas e ingentes cantidades de dinero en I+D como Apple, Google, Samsung o Microsoft no me quiero ni imaginar lo que ocurrirá a medio plazo, yo estoy ya ansioso por verlo.