Lanzando batidos 

Estoy súper enganchado a un juego nuevo para iOS que consiste en lanzar batidos por la barra de un bar con la inercia suficiente como para situarlo justo en el lugar de la barra indicado.

Es un juego muy simple pero bien hecho y por eso os lo comento, me encantan las buenas aplicaciones y todas aquellas que están bien terminadas, es decir aquellas que funcionan bien, cargan rápido, están bien diseñadas, tienen un buen argumento, entretienen y te invitan a seguir utilizándolas. 

Este juego por tanto es un buen ejemplo de ello. Así pues tiene un diseño inspirado en las típicas cafeterías norte americanas de los años 60, con gráficos vectoriales muy sencillos a base de gamas cromáticas en tonos pastel. El sonido acompaña muy bien al juego y su fluidez invita a no abandonar el juego fácilmente. 

Conforme avanzamos deberemos ser más hábiles a la hora de lanzar el batido puesto que el lugar donde debemos dejarlo es más pequeño y se encuentra más lejos, además nos toparemos con zonas resbaladizas y otras pegajosas que nos conplicaran aún más las cosas, e incluso deberemos de saltar de barra en barra evitando caer entre medias de ambas. 

Lo que más me ha gustado es que conforme avanzamos vamos cambiando de batido y el mismo juego nos describe la receta del mismo, pudiendo hacer la misma en nuestra casa cuando queramos, yo ya he preparado la receta de batido de plátano y esta riquísima. 

Sin duda un juego a tener en cuenta para echar un rato ameno con nuestro iPhone y que además es gratuito, solo tendremos que ver unos vídeos publicitarios si queremos seguir desde el nivel actual, sino tendremos que empezar de nuevo, pero no son nada molestos y merecen la pena. 

La App se llama “Shakes” y la podrás encontrar aquí en la App Store. 

TomTom y Apple Maps

Soy un heavy user del TomTom, vivo en Francia por motivos de trabajo, y en vacaciones bajo a España, en concreto a Granada “C’est ma ville de naissance”. Desde Levroux son 1.600 km, unas 15 horas de coche dependiendo de las paradas para descansar que hagamos y lo que le pisemos al acelerador. Se puede hacer en dos días también, pero sale más barato y rápido salir a las 7 de la mañana y llegar a las 10 de la noche. Aunque suene una barbaridad tanta hora de coche, al final te acostumbras y bajas y subes como el que va al súper. Lo importante en estos viajes tan largos es siempre estar descansado, tener un coche grande y confortable que esté en buen estado, llevar un copiloto, en mi caso llevó a mi esposa; llevar un iPad con soporte para el asiento, cargado de películas, si tienes hijos; llevar también el iPhone cargado de buena música o Apple Music en su defecto, un cable lightning para mantenerlo cargado en todo momento, una buena tarifa de datos y por supuesto un buen navegador GPS. 

Cuando bajas y subes tanto acabas conociendo el camino de memoria pero siempre puede surgir algún imprevisto, obras, alguna desviación provisional, que te salgas de tu camino y no sepas volver, que quieras hacer una parada imprevista en algún sitio,… Hay que llevarlo siempre encima porque nunca se sabe. 

Yo llevo siempre instalado en el iPhone la App TomTom con los mapas de Europa Occidental. Antes TomTom tenía en la App Store varias aplicaciones dependiendo de los mapas y cada una tenía un precio dependiendo del tamaño de los mapas, así por ejemplo el TomTom de Europa Occidental costaba 80€, aunque a mí me salió a mitad de precio en una promoción que hicieron. Ahora la cosa ha cambiado, la aplicación ahora se puede descargar gratis y usarlo como máximo 70 km, después hay que pagar una suscripción con la que podrás usar cualquier mapa del mundo, aunque antes deberás descargarlo. Si quieres usar TomTom deberás tener un iPhone con al menos 32 GB porque en mi caso por ejemplo tengo más de 6 GB de mapas y esto es imposible en un iPhone de 16 GB, lo bueno de esto es que podrás usarlos sin conexión a internet o baja cobertura y en determinados momentos te puede sacar de un apuro. 

Mi iPhone va sujeto con un soporte Kenu a las rejillas del aire y conectado por USB de manera que puedo escuchar las indicaciones por los altavoces, contestar una llamada y al mismo tiempo mantener cargado el iPhone. Con este sistema hay siempre un inconveniente, que no se escuchan las indicaciones cuando ponemos la radio, solo si desconecto el iPhone, pero entonces la batería vuela usando el GPS todo el rato y al final hay que conectarlo de nuevo. 

Ya he probado otros sistemas como Google Maps y los mapas de Apple que vienen por defecto, pero nunca me habían convencido ya que TomTom te avisa de los radares y te mantiene informado todo el tiempo del límite de velocidad, y ahora incluso del tráfico y los radares móviles, pudiendo incluso uno mismo informar de un radar o quitarlo en el caso de que ya no esté, es decir, nosotros mismos participamos informando a pie de carretera sobre la situación del radar. Esto mismo ya lo hacía Waze, otro navegador que hace poco compró Google y que aún se puede descargar desde la App Store. 

Aunque soy un fiel usuario de TomTom y tengo una suscripción para 3 años, a veces uso el navegador de Apple, ayer en concreto lo usé para viajar de Levroux a La Rochelle, 275 km, y me llevé un muy buen sabor de boca por dos razones: la primera porque puedes bloquear el iPhone y cuando hay que realizar alguna maniobra la pantalla se enciende sola y desde la misma pantalla de bloqueo te informa sin tener que poner tu huella o código, evitando así distracciones y reposando la pantalla, esto es ideal para viajes largos. La segunda razón es que también se sincroniza con el Apple Watch y emite pequeñas y sutiles vibraciones a la muñeca acompañado de diferentes sonidos en función de si tienes que realizar una maniobra, te has equivocado de camino o has llegado a tu destino; si no quieres escuchar los sonidos, puedes silenciar el reloj y solo percibes las vibraciones, evitando así molestar a los demás. 

Sin duda esta es una gran ventaja sobre la App de TomTom pero además hay otras que desconocía como por ejemplo que el iPhone descarga todo el recorrido temporalmente por si te quedas sin cobertura por el camino. Además puedes crear la ruta desde un Ordenador o iPad tranquilamente, en pantalla grande, y añadirlo después al iPhone. Quizás las indicaciones sean más simples que en el TomTom pero después de usarlo ayer he llegado a la conclusión de que me distraigo menos y tengo menos confusiones que cuando uso el TomTom y creo que se debe a lo despejados que están los gráficos sin demasiados detalles. 

Además puedes acceder a una ruta desde un evento en el calendario, un recordatorio, una nota o un contacto de la agenda. También puedes decirle a Siri que te lleve a la casa de alguien o alguna ciudad e incluso la calle y el número. E incluso puedes hacerlo desde el mismo centro de notificaciones pulsando sobre el evento que tenemos pendiente. Al ser una aplicación integrada en el sistema todo son ventajas y las posibilidades son casi infinitas. Además los mapas de Apple tienen como motor de información a TomTom por lo que al final estamos hablando casi de la misma aplicación. 

Así pues si tienes un iPhone con 16 GB no desesperes porque siempre podrás usar los mapas de Apple que no tienen mucho que envidiar a TomTom, ahorrándote muchos Gigas para fotos y música, por ejemplo. Aunque sí puedes permitírtelo en cuando a Gigas y a Euros, y viajas mucho, siempre será bueno que lleves TomTom, merece la pena llevar toda la información en el iPhone, ya que si cambias de rumbo y te quedas sin datos, puedes verte en un apuro.

Smart Connector II

Imaginaos para que más puede utilizar Apple este nuevo Smart Connector, las posibilidades pueden ser casi infinitas. Parece mentira que tres agujeros puedan aportar tanto. 

Esta vez se me ocurre que Apple podría utilizar está nueva conexión para introducir nuestro iPhone 7 Pro en unas gafas de realidad virtual, aprovechando que se ha puesto de moda ahora. Quizás Apple tenga preparado un modelo de gafas de realidad virtual que funcionen con este tipo de conexión. O quizás sean las compañías de terceros las que se lancen a crear un accesorio de realidad virtual compatible con este tipo de conexión. 

Yo la verdad que soy un poco reacio a la realidad virtual, no le veo utilidad y no me parece realmente sano engancharse unas gafas a la cabeza y mirar nuestro iPhone retro iluminado a unos pocos centímetros de nuestros ojos, a mí me produce mareo y dolor de cabeza, sinceramente. 

En cambio sí que me parecería realmente útil si Apple lanzase una pantalla 4K con un diseño similar al iMac en el que pudiéramos insertar nuestro iPhone o posarlo sobre la peana de dicha pantalla, por ejemplo para usar nuestro iPhone como ordenador personal, cambiando la interface del sistema operativo, no sin dejar de ser iOS, pero pareciendose más a OSX y con el que podamos usar nuestro ratón wireless. Mientras cargamos nuestro iPhone podríamos usarlo en una gran pantalla para retocar las fotos que hemos hecho, hacer un montaje de vídeo, o simplemente trabajar con software de iOS adaptado a una pantalla de 21 pulgadas. Obviamente este pequeño iPhone debería contar ya con al menos 4GB de RAM y un nuevo chip A10X capaz de mover tal cantidad de pixeles y sin despeinarse. Entonces sí que estaríamos hablando de la era post PC.

Como veis la posibilidades del iPhone se multiplican por mil con este Smart Connector y aún se me ocurren más cosas que os iré contando en próximos posts.

Smart Connector

Ya estamos bien informados sobre el futuro nuevo iPhone, el iPhone 7 que saldrá como viene siendo cada año en septiembre. Los rumores hablan de un diseño muy similar actual pero con los bordes de las antenas superior e inferior más discretos, y como no, un adelgazamiento mayor del nuevo terminal.

Hasta aquí no hay grandes cambios puesto que la pantalla seguirá sin ser oled y su revestimiento seguirá siendo de aluminio. La diferencia llegará a un nuevo modelo apodo Pro que traerá consigo un par de novedades, estas novedades serán un Smart Connector como el del iPad Pro y un doble objetivo para las fotos y vídeos. 

Hoy me quiero centrar en el Smart Conmector puesto que me llama mucho la atención su ubicación ya que se encuentra en la parte posterior del terminal y no en un lateral como ya ocurre en el iPad Pro. Esto me lleva a pensar que su objetivo no será la de conectar un teclado externo como ya ocurre con el iPal Pro, este irá enfocado a otra cosa y lo primero que se me viene a la cabeza es para una nueva funda con batería. 

Imaginaos una funda de piel, de esas tan bonitas y coloridas que vende Apple, adoro estas fundas, en cuyo interior, sobre toooda la superficie posterior haya una batería, esta vez sin joroba, que le dé un poco más de grosor a nuestro iPhone, solo un poco, no pasa nada, y nos aporte de una manera prácticamente invisible el doble de capacidad. Sería increíblemente precioso y maravilloso ¿verdad?

Si a esta maravilla le añadimos un pequeño detalle al software que lo gestiona, es decir iOS 10, como que no aparezcan dos baterías en la pantalla de bloqueo, si no una batería en la que podamos ver el porcentaje total de la suma de las dos baterías, la del iPhone y la de la funda. Es decir que esta funda no sea una funda de quita y pon si no una funda para definitiva que proteja nuestro iPhone siempre y aporte el doble de capacidad de una manera invisible, gracias a este Smart Connector. 

También se me ocurren otras cosas con las que podamos usar este Smart Connector pero os las contare en otro post así que nos leemos pronto. Ciao 

El reloj es la clave

Ya tenemos fecha para la WWDC 2016 que será el 13 de junio a las 19h en España. Y comienzan los rumores, como que tendremos un nuevo Apple Watch que será totalmente independiente del iPhone y esto me lleva a pensar muchas cosas, cosas que deberán cambiar para que esto sea real. 

En primer lugar este nuevo Apple Watch necesitará conectarse a una red WiFi y como no a una red LTE si estamos en plena calle, ya que si esto no es posible no podremos utilizar Siri que es la herramienta imprescindible del reloj. Por lo cual será necesario una tarjeta SIM, aunque sí Apple pretende crear un reloj muy altamente resistente al agua y al polvo deberán incluir una SIM soldada en placa, por lo que a la hora de elegir una operadora deberemos hacerlo vía software desde la misma pantalla del reloj. 

Por otro lado está independencia me lleva a pensar que veremos un servicio de iCloud muy mejorado ya que las copias de seguridad del reloj deberán hacerse directamente vía OTA y todos los datos sobre nuestro ejercicio y salud se subirán también a la nube. Por otro lado al no estar este nuevo Apple Watch vinculado directamente al iPhone sí que lo estará a la nube, por lo que podrá estarlo de manera indirecta a un iPad o a un Mac. Y ahora me pregunto ¿podremos ver todos los datos de salud también en el iPad y el Mac? Yo creo que si, puesto que dicha información estaria ahora en la nube. 

Las llamadas ahora se recibirían directamente en el reloj, pero si tenemos un duplicado de la SIM, también llegarían al iPhone ¿Como es esto? ¿El iPhone se vincularía al reloj? Otra gran incógnita. Por eso digo, que la clave de esta nueva WWDC 2016 estará en el reloj, porque al iPhone, iPad y Mac pocas novedades se podrán añadir, Apple necesita abrir mercado por donde sea, y no se va a rendir con el Watch que está perdiendo cuota de mercado a pasos agigantados. 

También veremos, estoy seguro, alguna gran novedad para el iPad Pro, iOS es el futuro y hay que adaptarlo de manera que trabajar con él sea todo un placer como ya ocurre con OSX y el Mac. A nivel de hardware veremos cómo el smart connector gana protagonismo con nuevos periféricos adaptados a él y software para utilizarlo con aplicaciones y gadgets de terceros. 

Y por último señalar que los nuevos iPhone subirán de precio y aumentarán sus características pasando a subir a la gama Pro como ya ha ocurrido con el iPad, y por otro lado bajando el precio de la gama básica para favorecer a ese mercado que con la crisis no se atreve a cambiar su terminal. Pero esto último ya lo veremos en septiembre. 

Conclusiones keynote

El pasado lunes hubo Keynote de Apple y ya va siendo hora de hablar sobre ella por aquí. Realmente no tengo mucho que decir puesto que fue muy sencilla, pero bueno. Mi opinión es que ha traído dos productos bastante importantes, por un lado el iPad Pro de 9,7 pulgadas y por otro el iPhone SE.

El nuevo iPad Proes un iPad que marcará el antes y el después de los iPad como ya ocurrió en su momento con el Air y el modelo de la pantalla retina. Y lo hará este modelo y no el anterior porque trae grandes avances que el Pro de mayor tamaño no trae, como una cámara a la altura: 12 megapixels, flash led y mayor resolución a la hora de grabar vídeo. También incorpora la función oye Siri, mejor conectividad LTE y Wifi, Apple SIM integrada y la opción en color oro rosa. El precio para mi gusto es 100€ más caro de lo que debería, pero quiero comprarlo cuando pueda porque es un buen producto, tiene un tamaño ideal y en gris espacial con el teclado de Apple queda de miedo, me está empezando a gustar más que incluso el MacBook gris. Es un buen cacharro salvo por los 2GB de RAM de menos que incorpora con respecto a su hermano mayor y el Touch ID de primera generación, y como antes he dicho, por el precio que me parece excesivo pese a que el modelo de partida tenga 32GB.

El iPhone SE es precioso, como ya lo era el iPhone 5S, pero ahora incorpora unos cantos biselados en mate que le dan un toque diferente y en oro rosa queda precioso. Este nuevo teléfono además de ser atractivo por su diseño es atractivo por su tamaño, sobre todo para aquellas personas que odian la pantalla grande del iPhone 6 y 6S, es atractivo por su precio partiendo de los 489€ para el modelo de 16GB y por su interior que alberga toda la maquinaria del iPhone 6S salvo el Touch ID, que es de primera generación, la cámara iSight y la pantalla con 3D Touch. Sinceramente no me lo voy a comprar porque ya tengo un iPhone 5S que me va de lujo y si alguna vez cambio será a mayor tamaño de pantalla, probablemente a 4,7 pulgadas, la pantalla de 4 pulgadas se me hace ya demasiado pequeña, sinceramente.

El Apple Watch es el nuevo hobby de Apple y ahora ha bajado de precio unos 50€. Se ha vendido bien y se seguirá vendiendo, pero no va a ser de momento un producto de masas ni vamos a ver actualizaciones anuales. Seguirá ahí avanzando lentamente hasta que algún día asome la cabeza como ha ocurrido con el Apple TV. Ahora tenemos nuevas correas de Nylon a 59€ que a mí personalmente me gustan, creo que me voy a hacer con negra a juego con mi Sport gris espacial. También hay una nueva Milanese en negro por 169€.

A parte de estos productos vimos una mejora en el tema de salud para la prevención y tratamiento de enfermedades en hospitales estadounidenses y la forma en la que recicla y ahorra energía la compañía. Lo que más llamó la atención fue Liam el robot que desmonta un iPhone y poco más de un minuto y señora sus piezas sin dañarlas, increíble. No me extrañaría nada que los nuevos iPhone SE hubiesen pasado por las manos de Liam.

Además de todo esto hemos teniendo actualizaciones de iOS, TvOS, WatchOS y OSX. Como novedad destacada la protección con contraseña y huya de las notas, nuevas opciones en la aplicación mapas del Apple Watch, Night Shift para iOS y las carpetas, teclados bluetooth, dictado con Siri y nuevo diseño en la multitarea del Apple TV. También hemos visto tras la Keynote la aparición de nuevos modelos de iMac con mejores procesadores y nuevos adaptadores USB y SD para el iPad Pro junto con un nuevo cable de Lightning a USB-C para cargar el iPad Pro en el MacBook con este puerto.

En junio nos espera una nueva Keynote en la WWDC donde veremos los nuevos sistemas operativos de Apple y según rumores nuevos MacBook de 13 y 15 pulgadas y seguramente un refresco de los MacBook Pro. Hasta entonces toca esperar y disfrutar de lo que ya tenemos.

Se avecinan cambios

Cuando me decidí a comprar el nuevo Apple TV tenía una gran duda, si elegir el modelo de 32 ó el de 64GB. La verdad que aún sigo teniendo esa duda porque por más que busco y rebusco no encuentro la manera de saber cuanta memoria he consumido en juegos y aplicaciones. Esta es la diferencia con el resto, la despreocupación a la hora de organizar y mantener el Apple TV. La verdad que pese a tener grandes juegos el Apple TV, todavía miramos con recelo a la PS4 o XBOX ONE y sus increíbles juegos hiper realistas. Pienso que algún día el Apple TV tendrá estos juegos también y mejores ¿Y porque no ahora?

Son varias razones por las Apple aún no ha dado el paso. En primer lugar el Apple TV no tiene ni un año de vida, hay que comenzar desde abajo y luego ir subiendo, si no te das el batacazo. Segundo, Apple quiere plena compatibilidad entre dispositivos: me encanta jugar en mi Apple TV y seguir haciéndolo en mi iPhone, si no fuera así el Apple TV acabaría canibalizando las ventas del iPhone y iPad en cuando a juegos se refiere. Tercero, el procesador A9 actual no da más de sí y dudo que Apple quiera volver a Intel, más bien, a mi entender, los planes de Apple son justo lo contrario, no depender de Intel y fabricar sus propios chips para todo. Cuarto, para ponerse al nivel de las consolas Apple debería cambiar por completo su modelo de negocio de la App Store y negocio con los desarrolladores, sería un paso atrás que podría acabar con la App Store.

La solución la dará el tiempo, así que no esperéis grandes avances hasta por lo menos dentro de un par de generaciones más de Apple TV (Apple TV 7 más o menos). Para el 2018 aproximadamente ya tendremos el A12 que irá como un tiro y podrá competir con las grandes o ponerse al menos a su nivel. Por otro lado Apple ha comenzado a formar a desarrolladores en Italia y parece que acabara haciéndolo por todo el mundo, su misión a mi parecer será la de reclutar a desarrolladores para crear aplicaciones y juegos propios a otro nivel, es decir, aplicaciones profesionales para iOS y juegos de gran envergadura. Y partir de aquí lanzar una especie de servicio por suscripción de videojuegos que por un módico precio (10€ por ejemplo) nos ofrecería toda una amalgama de videojuegos de calidad, por ahí acabaría Apple matando al resto de competidores en este campo.

Y ya de camino esto pondría el broche de oro con esas aplicaciones Pro que encajarían perfectamente con la era post pc en la que Apple aún no ha despegado, aunque Tim Cook diga lo contrario. Me refiero a que por fin de crearían aplicaciones realmente profesionales a la altura de un Mac o un PC sobre iOS acabando definitivamente con OSX y claro que está también con la era Intel.

Pero ya os digo, que no esperéis esto para septiembre ni para el año que viene, hay que echarle muchas horas a esto y Apple hace las cosas despacio, ya sabéis, pero con buena letra. Además de que hoy por hoy no interesa ya que mataría mercados muy fructíferos que en un par de años acabarán siendo moribundos. Apple se mueve con el mercado porque es realmente quien lo maneja, los demás lanzan castillos al aire y nos anteponen el futuro pero no lanzan productos sólidos realmente, el resto de marcas realmente compiten en otra liga, la liga para venderle a Apple su materia prima, los usuarios son el mercado de Apple.

Vuelvo a usar apps

Si, vuelvo a ser un chico conectado, con multitud de apps en mi iPhone y miles de notificaciones diarias en él.

La semana pasada decidí usar sola y exclusivamente las aplicaciones nativas de Apple para demostrar que sobrevivir sin el gasto que conllevan las aplicaciones de terceros y la memoria extra que ocupan es posible. Y si, se puede sobrevivir sin problemas, queda demostrado, pero eso sí, todo se vuelve gris y triste.

Las aplicaciones de terceros le dan la alegría a cualquier dispositivo ya sea un iPhone, un iPad, un Apple Watch o el mismísimo Apple TV. Con este último tenemos un claro ejemplo, desde que salió el Apple TV 4 con aplicaciones y juegos de terceros es la noche y el día con respecto a la versión anterior.

Es imprescindible abrir un dispositivo y crear competencia porque si no nuestros aparatos quedaría obsoletos y perderían todo nuestro interés, está claro. El Apple Watch incluso pese a los escasos recursos que tiene necesita las aplicaciones de terceros también, se abren tantas posibilidades que ya es imparable y por mucho que Apple incluya mejoras en su sistema las aplicaciones nos darán más.

Tenemos Keynote

Será el lunes que viene, el día 21 de marzo, y traerá por fin un soplo de aire fresco a los que seguimos la marca con tanto ímpetu y a veces fanatismo ya que la última Keynote fue la del iPhone en septiembre del año pasado y desde entonces no hemos sabido más salvo pequeñas actualizaciones y accesorios que han ido saliendo con cuenta gotas.

Para el lunes se espera un nuevo iPad que será Pro pero con el tamaño de un Air, no se sabe aún si se llamara iPad Air, Pro o simplemente iPad. Yo personalmente apuesto por esto último y la diferencia radicará en los tamaños de pantalla. Por otro lado dicen que se llamara Pro ya que el Air seguirá existiendo y seguirá apostando por la delgadez, cosa que no va a ocurrir con el iPad Pro.

También se espera el iPhone SE, un iPhone 5S mejorado con pantalla de 4 pulgadas, chip A9 y la misma cámara del actual iPhone 6S. Hay quien dice que no veremos este a septiembre y otros que el 21 se anunciará. Yo pienso que son mercados diferentes y que podríamos ver este la semana que viene para amortiguar el bajón de ventas en invierno y primavera. Por otro lado podría verse perfectamente en septiembre junto con los dos otros modelos como una opción más, pero entonces no tendría sentido el nombre SE, Special Edition.

También se esperan nuevos MacBook y bajada de precios, que falta va haciendo ya. Puede que el MacBook Air desaparezca, actualmente es el único modelo sin pantalla retina y no me parece lógico prolongar más su existencia, pese a ser un gran modelo que funciona francamente bien y todos echaríamos de menos. En cuanto a los modelos Pro puede que veamos alguna que otra actualización pero nada importante bajo mi punto de vista.

Veremos también un adelanto de los nuevos OSX, iOS, WatchOS y TvOS. Aún no se sabe nada al respecto, puede que haya mejoras estéticas o que simplemente Apple decida hacer pequeñas actualizaciones y dejarse de sacar un sistema nuevo cada año. Quizás así podríamos ver novedades más pulidas y sin fallos. Eso sí, el hecho de no lanzar algo nuevo cada año podría afectar a las ventas de hardware. Yo pienso y opino que Apple tiene un mercado muy diversificado y debería olvidarse de tanto nombre y número, y llamar a todos por el mismo nombre diferenciándolos por el tamaño de la pantalla como ya ocurre por ejemplo con los Mac. En cuanto al sistema operativo yo si fuera Apple dejaría de lanzar versiones cada año y haría actualizaciones menores.

En cuanto al Apple Watch todo indica a que no veremos nada nuevo, salvo algún modelo nuevo Sport y correas nuevas, alguna incluso súper vitaminada. La verdad que el reloj de Apple es una maravilla pero necesitas grandes mejoras para hacerse un hueco real en el usuario medio. Habría que mejorar batería, rendimiento y funcionalidades. Espero que Apple nos sorprenda gratamente con alguna gran novedad para el Apple Watch o incluso con un modelo nuevo o versión renovada.

El Apple TV traerá novedades en esta Keynote y puede que sea en forma de nuevo servicio de Apple relacionado con las series de televisión, el hardware permanecerá un intacto y no veremos novedades menores hasta septiembre, aunque siendo un mercado tan emergente me atrevería a decir que veremos nuevos periféricos para el pequeño de Apple e incluso un servicio en forma de juegos a la carta, quién sabe, soñar es gratis.

En definitiva, una Keynote que llega después de un largo tiempo sin novedades y plagada de incógnitas. Apple debería de impresionarnos a todos el lunes porque si no tendremos que esperar a septiembre y para eso queda mucho todavía. Seguiremos el evento y comentaré por aquí mi opinión y las buenas nuevas.

Apps en streaming

Tenemos cientos de aplicaciones en nuestro iPhone y sinceramente… No las usamos todas. Si hay una característica que define a Apple es la sencillez de sus sistemas operativos, el escaso mantenimiento y el poco tiempo que tenemos que dedicar a la configuración de nuestros dispositivos. Si a esto le añadimos las maravillosas redes de datos que tenemos ya, con unas tarifas medio decentes, solo falta que Apple habilite una opción que nos vendría francamente bien a todos: una opción que permita bajar la aplicación y que esta se borre automáticamente cuando dejemos de usarla en un periodo de tiempo considerable o que ajustemos en las preferencias, de tal forma que esta aplicación permanezca en nuestro escritorio pero su contenido sea online o deba de bajarse de nuevo. Así ahorraremos un espacio considerable en memoria, e incluso el sistema podría gestionar todo esto automáticamente cuando deban de actualizarse aplicaciones muy pesadas o actualizaciones de sistema que requieran gran cantidad de memoria. También cabe decir que estas aplicaciones en streaming no podrían superar el giga de memoria, ya que su descarga continua podría mermar considerablemente la memoria, la batería del dispositivo, la WiFi y la tarifa de datos en su caso.

Estoy seguro que tarde o temprano esto será real y con tener una conexión a internet todo será posible, al igual que si no la tenemos no tendremos nada, como ya viene ocurriendo con Apple Music, Spotify, Netflix, etc. Llegado el caso, siempre podremos descargar antes todo lo que necesitamos para no quedarnos sin nada ante la ausencia de internet.