iPad Mini 4

Estoy enamorado de este iPad por dos motivos, primero su tamaño y segundo algo que no tenía el iPad Mini 3: una delgadez extrema, una pantalla increíble y la multitarea. Ahora comprendo la campaña que está haciendo Apple para que lo usemos en el trabajo como si fuera un Mac o un PC. Realmente pese a la enorme cantidad de críticas que ha recibido el pobre iPad, sobre todo porque no ha seguido el rumbo de la Surface o cualquier otra tableta de Android. Lo que sí ha conseguido es mantener una cuota de mercado increíble, que por algo será ¿No? El caso es que me he dejado llevar por las opiniones de casi todos los blog, podcast, vídeos, etc que critican al iPad y a su versión de iOS, tan descafeinada, que a mí viéndola ahora mismo funcionando bajo mis dedos no me lo parece en absoluto.

Un gran salto del iPad Mini 3 al iPad Mini 4

Después de casi tres años con mi iPad Mini 3 estaba deseando que Apple lanzara un nuevo modelo porque me encanta su tamaño Mini, puedo llevarlo en mi bolsa bandolera, tiene un tamaño ideal para mi hija de 6 años, y su pantalla se ve increíblemente bien para el tamaño tan pequeño que tiene. En el caso del iPad Mini todo mejora, porque además de llevar un chip A8 incorpora 2GB de RAM, permitiendo por fin usar la multitarea. Pero lo que más me ha llamado la atención es la delgadez extrema del dispositivo, siendo exactamente igual de plano que el mando del Apple TV 4. Esta delgadez se debe a que la pantalla no es doble, no hay espacio entre la pantalla y el cristal protector, siendo eso sí, más frágil, difícil y más costoso sustituirla en caso de rotura. A esta característica hay que añadirle una superficie mate anti-reflejos que permite trabajar con mayor comodidad sin esos molestos reflejos muy habituales en el cristal del iPad Mini 3. Esta última es una característica que ya tiene el iPad Pro y que incorporaban también los antiguos iPad Air que ya han desaparecido, siendo sustituidos por los nuevos iPad a secas que han vuelto a las antiguas pantallas más gruesas y menos frágiles. Este nuevo iPad queda como iPad de 9,7 pulgadas, de gama baja, con características no tan innovadoras pero con un rendimiento increíble y un precio insuperable de 399€.

Mi iPad Mini 4 es de 32GB y lo conseguí en una oferta de liquidación de stock en El Corte Inglés por 369€, ya que Apple ha eliminado todos los iPad Mini de 16, 32 y 64GB dejando solo el modelo de 128GB por 479€. Elegí bajar de los 64GB a parte de por precio, porque he cambiado el uso que le doy ahora, antes lo usaba mucho mi hija para ver películas que había descargado por torrente y como viajábamos mucho, necesitaba tenerlas almacenadas en el iPad. Ahora como hemos vuelto a España, viajaremos menos, y bueno… ahora tenemos Netflix y por fin se pueden descargar sus películas, por lo que esos 64GB que tenía ya no hacen falta, con 32GB es más que suficiente.

Este iPad es ideal también para llevarlo en la bolsa y sacarlo en una cafetería o cualquier lugar público y escribir un artículo, leer blogs, ver una peli o vídeo de YouTube. Si tienes unos AirPods todo mejora, ya que se conectan automáticamente sin tener que desligarlos del iPhone, y la comodidad se multiplica por 1.000 ya que no tienen cable, y puedes agarrar el iPad sin la molesta clavija de jack o lighting. Como ya he dicho el tamaño es ideal, porque tiene muchas más pulgadas que un iPhone 7 Plus pero las justas para a cualquier parte sin que suponga una molestia. Apple debería darle un buen lavado de cara a este modelo y lanzar un modelo Pro con mucha más potencia ya que según a lo que te dediques puede suponer una gran ventaja este tamaño. 

Más que una multitarea

El iPad Mini 4 es el primer iPad en este tamaño que incorpora 2GB de RAM para soportar la multitarea real en iOS. Y no basta con que te vayas a una Apple Store y la pruebes, hay que comprobarlo en el día a día con tus documentos y apps favoritas. En principio lo que hace esta interface es dividir la pantalla en 2 pudiendo usar dos aplicaciones a la vez. Algo que se agradece más de lo que te puedes imaginar, ya que las apps en este sistema operativo siempre se abren a pantalla completa y pasar de una a otra, aunque usemos gestos, se hace pesado a la hora de trabajar en serio con un iPad. Pero esta multitarea es algo más que dividir la pantalla en dos, podemos volver al escritorio y regresar a nuestras dos apps abiertas previamente sin perder nada, también podremos pasar de una App a otra tanto en la ventana izquierda como la derecha, y todo con gestos, sin tener que usar el botón de inicio. Es increíble ver cómo las apps se adaptan al tamaño que tengan ocupando un tercio de la pantalla o la mitad. El tamaño del iPad Mini no importa, todo se ve muy bien y no hacen falta gafas para leer ni nada parecido. Al final el tamaño hay que tenerlo en cuenta solo en función del uso que queramos darle, ya que la resolución es tan enorme como la de cualquier otro iPad, la pantalla retina es increíblemente real hasta el punto que parece una hoja de papel retro iluminada. No quiero ni imaginarme cuando Apple fabrique iPads con pantalla Amoled, el salto será aún más impresionante si cave.

Más ventajas del iPad Mini 4

Pero aquí no terminan las ventajas del iPad Mini 4 y es que este modelo trae consigo una amalgama de fundas de silicona que puedes incorporar al dispositivo solo para cubrir la parte trasera, solo la pantalla o ambas a la vez, característica que no existía en el modelo anterior ni existe ahora en el nuevo iPad, solo queda disponible para los iPad Pro. En el nuevo iPad solo está disponible la Smart Cover roja “Product Red” que cubre solo la pantalla. Este movimiento por parte de Apple me lleva a pensar que todo estará enfocado al nuevo iPad Pro con muchas más y mejores características, y por supuesto mucho más caro que el iPad.

¿Que pasará entonces con el iPad Mini?

Todo indica que el próximo iPad Mini, efectivamente será Pro y costará mucho más caro que el actual, es por ello que Apple ha dejado solo el modelo de 128GB disponible Pro 479€, para que no suponga un salto de precio muy brusco cuando lancen los nuevos iPad Mini Pro, o simplemente iPad Pro de 7,9 pulgadas.

Así pues quedará un modelo clásico, de gama baja, llamado iPad que contará con un tamaño de 9’7 pulgadas, menos características, una sola opción configurarle, unas sola funda de un solo color, un tamaño mayor y un precio más ajustado.

Con vistas al futuro

Adoro mi iPhone 7, pero reconozco que un iPad cubre otras necesidades que tengo dado su mayor tamaño de pantalla, la multitarea e interface mejorada que presenta el iPad con respecto al iPhone. Puede sustituir al Mac en ciertos aspectos pero no en todos, de ahí la gran diferencia de precio entre un iPad y un MacBook por ejemplo. Aunque algunos modelos Pro puedan igualarse en precio a modelos básicos de Mac, el destino final al que vaya ser utilizado cambiará finalmente nuestra decisión.

En mi caso un Mac solo lo utilizaría para entrar en ciertas web incompatibles aún con iOS, para descargar torrents y poco más. En cambio un iPad lo usaría para escribir y diseñar o retocar imágenes. A estos usos habría que añadirle los que ya existen para mi iPhone (Mail, Mensajes, Safari, FaceTime, etc), y también los propios de consumo para un iPad (Netflix, YouTube, dibujo, juegos, etc). Quiere decir esto que un iPad será la mejor elección en mi caso. Si fuera por ejemplo un desarrollador de aplicaciones necesitaría un Mac porque es imposible hoy día hacerlo desde un iPad, ya que no existe Xcode para iOS, y no hay posibilidad alguna de conectar por el momento un iPhone u otro iPad al mismo para probar la app que estemos desarrollando. Para trabajar con Final Cut ocurre igual y con Logic exactamente igual. Como este no es mi caso ni creo que lo sea, mi compra ideal será un iPad Pro a medio plazo, dejando este iPad Mini para mi hija o la portabilidad extrema.

Realmente cada vez descargo menos torrent y puedo contar con los dedos de una mano las web no compatibles con iOS. Teniendo un MacBook Air en casa, nos podemos apañar perfectamente con él para esos menesteres.

El porque de este cambio

He cambiado del iPad Mini 3 al 4 para ganar algunas características como la multitarea real, el chip A8 que mantendrá más tiempo actualizado mi iPad Mini, su pantalla ultra fina y las fundas de silicona de Apple. He perdido 32GB de capacidad que me puedo permitir prescindir hoy por hoy de ellas. 

El iPhone 7

El pasado lunes 21 de noviembre en cuanto puse mis pies en territorio español rompí la hucha y me lancé de cabeza a comprar el nuevo iPhone 7 de Apple junto a una funda negra de silicona en El Corte Inglés con sus dos años de garantía, un seguro de robo o atraco por 3 meses y financiado en 3 meses sin intereses, con la tarjeta de El Corte Inglés.

El terminal es un iPhone 7 de 128GB en color negro mate, la pantalla es de 4’7 pulgadas y cuesta 879€. Al principio me planteé dar el salto directamente a las 5’5 pulgadas y suplantar definitivamente mi iPad Mini con el Plus, pero al agarrar el iPhone de 4’7 me di cuenta que tenía una pantalla impresionante y que quizás un salto de las 4 pulgadas a las 5’5 sería demasiado.

Tras un par de meses con él tengo que decir que estoy encantado, han sido muchos cambios: ahora tengo 3D Touch, Taptic Engine, resistencia al agua, altavoces estéreo, Touch ID más rápido, el doble de capacidad, 2GB de RAM, procesador A10 Fusion, cámara de 12MPX con estabilizador óptico, cámara FaceTime de 7MPX, flash cuatritono, conexiones inalámbricas mucho más rápidas, mejor batería, carcasa de aluminio 7000 en color negro mate, pantalla LCD muy mejorada con unos colores y contraste más naturales. No si me dejo algo, pero la lista de novedades para mí es interminable, por lo que no puedo estar más contento.

La primera diferencia que encontré fue el tamaño de la pantalla que ahora me permite escribir mejor y cometo menos errores al tener teclas más grandes. La velocidad en todos los aspectos es inmejorable, todo se abre rápido y fluido, sin excepción: Real Racing 3, un juego que se caracteriza por sus largas esperas para cargar los circuitos ahora es hiper-rápido y da gusto jugar con el sin duda. En este mismo juego se puede apreciar el salto de procesador y la pantalla mejorada: ahora los colores, brillos, reflejos, sobras, etc son mucho más realistas, adoro este juego.

El tacto al cogerlo y manejarlo, sobre todo con la funda de silicona es, como dicen, adictivo. Y al ser el teléfono de mayor tamaño es más agradable sujetarlo, es más fácil agarrarlo sin que se te caiga. Los cantos curvos de la pantalla son mucho más agradables al tacto que los cortados del diseño anterior, es otro gran placer deslizar nuestro dedo por los bordes de la pantalla y comprobar que no hay límites, salvo los impuestos por la funda que estemos usando, la cual a menudo dificulta realizar ciertas maniobras con el sistema, al menos con la silicona de Apple.

Al final te encuentras con todo un ordenador en la palma de tu mano, en mi caso tengo 128GB de almacenamiento con el cual puedo guardar fotos y vídeos para aburrir, música en cantidades industriales y juegos para echar las 24 horas del día por lo que bajo mi punto de vista y el de cada vez más gente se hace prescindible cualquier otro artilugio, llámese iPad o MacBook. La velocidad, calidad de la pantalla, almacenamiento y velocidad de escritura, memoria RAM y un parque enorme de aplicaciones de calidad lo hacen prácticamente la herramienta definitiva.

Si dudas entre un iPhone 7 o un iPhone 6S Plus, tienen el mismo precio, en mi opinión lánzate a por el pezqueñín último modelo porque supera con creces a su predecesor y a buen seguro no te arrepentirás, aunque su pantalla sea más pequeña, que para nada me parece a mí pequeña, eso si, siempre y cuando vengas de un modelo de 4,7 pulgadas o inferior. No, no he echado de menos el puerto de auriculares porque suelo utilizar los auriculares de Apple, porque uso otros Bluetooth y porque algún día si Jobs quiere me compraré unos AirPods que me librarán del cable definitivamente. Eso sí, se hace más dificultoso introducir el cable lightning que el antiguo Jack de auriculares, sobre todo cuando lo haces en movimiento por la calle. Pero ya digo, que eso se va a acabar con los inalámbricos muy pronto, o eso espero.

En definitiva, una herramienta que cada vez se me antoja más imprescindible, merece la pena ahorrar tranquilamente un poquito cada año y vender el antiguo para comprar el modelo nuevo, ya que ganaremos en todos los sentidos. El Apple Watch también es para mi gusto imprescindible ya, más incluso que un iPad o un MacBook, ya que lo llevamos siempre encima y es un gran aliado del iPhone, es el complemento perfecto, pero que no hace falta renovarlo cada año, con hacerlo cada 2 ó 3 años es suficiente ya que no se exige tanta velocidad como ocurre con el iPhone, quizás se requieran más prestaciones en cuanto a sensores y conexiones. Yo cada día estoy más contento y convencido de que el futuro pasa por el iPhone y sus accesorios por lo que es sin duda la mejor inversión tecnológica que puedes hacer hoy por hoy, además el soporte en cuanto a actualizaciones y Apps de terceros es superior en todos los aspectos.

No voy a hablar de la cámara porque si no se va a alargar mucho este artículo, pero que estoy muy contento, aunque siempre seguirá siendo mejorable, hagan lo que hagan, aunque mejoren mil cosas, siempre habrá otras mil más que mejorar.

De ciencia ficción

Sin duda alguna, para mí, la keynote del 7 de septiembre ha sido de ciencia ficción. El nuevo iPhone negro brillante además de ser precioso es increíble por dentro. Al final, si… se llama iPhone 7, nada de iPhone 6SS, ni iPhone 6 SE, ni iPhone a secas. Los precios, efectivamente, han bajado 40 euros, y tenemos capacidades desde 32GB a 256GB pasando por los 128GB que es el modelo de partida para el color negro brillante, aquí Apple ha sabido vender bien el color.

Y siguiendo con el iPhone 7, la potencia es sobresaliente, con un nuevo procesador A10 Fusion, que le da mil vueltas a modelos anteriores, parece mentira. Podremos jugar a videojuegos cada vez mas equiparados a las consolas y con un rendimiento que supera al mismísimo iPad Pro de 12,9 pulgadas. La pantalla ahora es mucho mas brillante y tiene unos colores espectaculares. El sonido a mejorado, ahora es estéreo y desaparece el conector jack. La cámara ahora tiene estabilizador óptico y en el modelo Plus doble objetivo para tomar retratos con el fondo desembocado, tipo cámara réflex, y para hacer fotos con un zoom óptico 2x, impresionante. la cámara Facetime ahora tiene 7 megapixeles, batería mas duradera “gracias a que no han adelgazado esta vez el iPhone, bajo mi punto de vista”. Y como puntilla, para rematar ahora si se te cae al water o a la piscina no pasará nada, porque es resistente a un metro de profundidad, y también a las salpicaduras, algo así como lo que ya es el Apple Watch que poseo, el modelo 0. En definitiva, un iPhone 6S sin las bandas de las antenas, en color negro brillante y un nuevo negro mate con el interior renovado en todos sus aspectos, vaya… un maquinón que no voy a dejar escapar. El año que viene veremos un nuevo modelo con pantalla curva oled, mas delgadez y muchos cambios estéticos, pero como siempre los primeros modelos saldrán con defectos, así que mi consejo es comprar el modelo S, siempre, o como en este caso… el modelo SS que es este iPhone 7.

Mas cosas: Apple Watch Series 1 mejorado por dentro y 100€ mas barato “A partir de ahora veremos mas Apple Watch por la calle, esto seguro”, un modelo series 2 como el series 1 pero con GPS y resistente al agua 50 metros, vamos que por el anuncio de Apple podrás usarlo para nadar en la piscina a diario sin problema. Además este modelo Series 2 incluye una edición especial Nike Plus con correas y esferas especiales, vamos que me he enamorado del reloj, y al mismo precio que el modelo normal, para no pensárselo, pero no… no puede ser este año.

AirPods: volvemos a la ciencia ficción, mismo diseño pero sin cables con sensores que detectan cuando te los pones y te los quitas para activarse la música o pararse, se conectan en un solo paso en uno de tus dispositivos y gracias a iCloud lo hace en el resto automáticamente, de forma que si estas escuchando música en el iPhone y coges el iPad para ver un video se cambia solo, de uno a otro sin hacer nada, impresionante. Para mí el resto de auriculares bluetooth poco tienen que hacer al respecto, esto es insuperable. Y lo mejor es que aguantan 5 horas de reproducción e incluyen una cajita para guardarlos donde puedes recargarlos hasta 24 horas, ideal para llevarlos de viaje, tendrás horas mas que de sobra para usarlos, además con una recarga de 15 minutos puedes escuchar 3 horas mas, ya te digo, de ciencia ficción sin duda alguna. Además, si los tocas dos veces con el dedo se activará Siri, todavía no me lo puedo creer. 

La aparición del CEO de Nintendo presentando Super Mario Go para iOS, la edición especial de Nike para el Apple Watch, los nuevos auriculares Beats con tecnología de Apple y el cierre con el lanzamiento exclusivo del nuevo single de SIA fueron la guinda del pastel. Apple está subiendo tan alto, que no veo el momento en el que comience a bajar, tienen tanta pasta en efectivo y tal equipo funcionando, con personas de viaja escuela de Jobs, y las nuevas generaciones que van llegando que cuando digan de trasladarse al Space Ship y lance el Apple Car va a ser acojonante, permitidme la expresión. Tenemos Apple para rato, esto no ha hecho mas que empezar, un año más, Apple es insuperable lo seguirá siendo muchos años mas tal cual podemos ver.

El 7 tendremos el 7

Apple ha confirmado que la semana que viene, el 7 de septiembre habrá un Keynote de presentación de productos Apple, y claro está que como viene siendo tradición por estas fechas será el nuevo iPhone. Al parecer finalmente se llamara iPhone 7, a pesar de ser su diseño muy parecido al de su antecesor, el iPhone 6s. Esté nuevo modelo incorporará un nuevo procesador A10 + M10, nueva cámara de doble objetivo en modelo Plus y 3GB de memoria RAM también en este último modelo. Se ha hablado también de un SmartConnector como el del iPad Pro destinado a batería externa, cargador inalámbrico, etc.

Además del iPhone 7 es más que probable que veamos también un Apple Watch 2 con GPS, pantalla algo más delgada y un procesador más rápido junto con una batería de mayor duración. Se esperan también nuevos auriculares Beats y por su puesto una fecha definitiva para el lanzamiento de iOS 10 y MacOS Sierra, sino se hace el mismo día de la Keynote.

¿Que podemos esperar más? Pues quizás algún nuevo producto que desconozcamos, alguna novedad extra en iOS o algún nuevo servicio como por ejemplo un canal de TV con series de producción propia.

¿Qué no esperamos? No esperamos los nuevos MacBook Pro ni actualización de la gama Mac, que probablemente será en Octubre, en otra presentación que anuncien pronto.

Yo personalmente estoy ansioso por conocer al nuevo iPhone, pues estoy barajando comprarlo si no en un mes, para Navidad. Quiero descargar el nuevo iOS, WatchOS y MacOS para probarlo y conocer las nuevas características en primera persona. Veremos también la actualización de las mejores aplicaciones para estos nuevos sistemas que harán uso de Siri y Widgets, etc. Quiero probar también en primera persona la velocidad y nuevas características de WatchOS, que conseguirá que haga más uso, aún si cabe, del reloj de Apple.

Yo personalmente no podré seguir la Keynote en directo, por motivos de trabajo, pero seguiré las noticias de los mejores blogs del gremio y luego veré tranquilamente la Keynote desde mi Apple TV.

Emocionado de nuevo 

A vueltas con la Keynote pasada de la WWDC, si…, reconozco que Tim Cook apenas dio la cara, que algunos presentadores no dieron la talla, que el nuevo tvOS apenas trajo novedades, y si… reconozco también que me aburrí bastante cuando se detuvieron tanto tiempo en el nuevo iMessage. Todos esperábamos algo más de Apple, siempre ocurre igual, pero cierto es que la presentación duró más de 2 horas y más productos e información no fue posible presentar, ya de por sí, para digerir lo que nos mostraron a costado más de 2 días, entonces imaginaos si la keynote se hubiera prolongado una hora más, por ejemplo, hubiera sido insufrible.

Cuando finalizó la Keynote, esta fue mi impresión, pero conforme comencé a recordar todo lo expuesto comencé a emocionarme más y más hasta el punto de reconocer que ha sido una de las mejores Keynotes en mucho tiempo. Craig Federgi es un crack, sinceramente lo veo como al próximo CEO de Apple porque es una persona que ha aprendido a comunicarse muy bien y lleva el espíritu de Apple muy en serio, o al menos eso es lo que aparenta. Todo el mundo lo quiere y el sale de todas estupendamente, a nivel de carisma es el mejor. 

Comenzando por watchOS quede súmamente satisfecho por la velocidad al abrir ahora las Apps, menos mal, porque era un punto muy flaco del Apple Watch. La multitarea, ahora parecida a la de iOS y accesible desde el botón home, es una mejora notable que facilitará mucho mejor las cosas que los vistazos. Las nuevas esferas están bien aunque sigo echando menos una mayor configuración y personalización de las mismas, cosa que no tardará mucho ya que desde la app del Apple Watch en el iPhone hay un apartado nuevo con una galería de las esferas del reloj, lo cual me lleva a pensar que pronto podremos comprar esferas y personalizarlas desde el mismo iPhone. Por fin tenemos una app para ver y editar los recordatorios, ya era hora, no sé cómo no la incluyeron en watchOS 2. Hubo también muchas más novedades, pero estas que he citado son las que más me llamarían la atención. 

tvOS apenas tuvo mejoras, aunque el modo oscuro y el login personalizado me parecieron muy buenas ideas. Habrá que ver también la nueva App Remote e incluso yo apostaría por el servicio de tv en streaming en septiembre y un nuevo Apple TV con reconocimiento facial y altavoz para escuchar a Siri, o no, quién sabe porque ya han salido los primeros altavoces de Logitech compatibles con “Oye Siri”. Así que tan mala no puede ser la evolución de este dispositivo que tanto éxito está cosechando y seguro que no acabará defraudando su actualización. 

macOS Sierra aunque a muchos no les ha gustado, dio su golpe de efecto trayendo a Siri a nuestros escritorios. El desbloqueo por proximidad con iPhone o Apple Watch es una maravilla y el pago con Apple Pay vía web también. Aquí ocurre igual que con el Apple TV, las mejoras llegarán en septiembre con un nuevo MacBook Pro con teclado oled y alguna que otra sorpresa más, estoy seguro. 

iOS 10, por último, fue el rey de la Keynote, al margen del nuevo iMessage que a mí me ha encantado, nos trajo grandes novedades de interface como los widgets, un Apple Music muy mejorada y una app de fotos con reconocimiento de caras y una nueva opción para hacer pases de fotos a modo de recuerdos, que viene a hacer lo mismo que la app Quik. Pequeños detalles como una app para avisarnos cuando tenemos que acostarnos o que siga sonando la Música mientras tiramos una foto contrastan con los grandes cambios de la aplicación Mapas que ahora nos permite saber dónde hemos aparcado el coche o indicarnos el cambio evitando autopistas de peaje. Y como no, Siri ahora está abierto a terceros, así que muy pronto podremos enviar un What’sApp mediante el asistente de voz, pedir un Uber o incluso iniciar Periscope o buscar en Reeder noticas sobre el Apple Watch por ejemplo. 

A priori nos quedamos fríos, pero al ver las betas y pensar en la cantidad de cambios que se nos avecinan no puedo más que pensar lo mismo de siempre. Apple lo ha vuelto a hacer y seguirá siendo la mejor, pese a que Jobs ya no esté con nosotros, los accionistas lo controlen todo y Android venga pisando fuerte… Apple seguirá siendo diferente, por una sencilla razón, simplemente porque vende hardware, software y servicios; y porque su espiruto se sigue transmitiendo de generación en generación, un espíritu libre e inconformista que lucha por la igualdad, la diversidad y un mundo mejor, que se reinventa una y otra vez para conseguir que desde los más jóvenes a las usuarios más profesionales sigan encantados con sus productos. A la vista está en esta Keynote repleta de novedades para el gran público, con nuevas caras y cada vez más mujeres y niños de todo el mundo. Todavía tenemos Apple para rato, para muchos años, esto no ha hecho más que empezar. 

Un springboard dinámico

Escuchando el podcast de Actualidad iPad sobre las posibles mejoras que podríamos ver en iOS para este año en la WWDC, me ha venido una idea a la cabeza que podría dejarnos a todos con la boca abierta. En concreto Luis Padilla afirmaba que el springboard de iOS no aporta ninguna información, solo muestra los iconos de las aplicaciones y las carpetas para lanzarlos. Quizás en un iPhone SE este springboard es práctico porque a golpe de dedo alcanzamos cualquier app y la abrimos rápido, pero en un iPad Pro de 12 pulgadas no tiene mucho sentido ya que con una sola mano no podemos agarrar el iPad y a golpe de dedo seleccionar la aplicación para lanzarla. Quizás al iPad Pro le convendría un escritorio tipo Mac, aunque pensándolo bien para que queremos un escritorio repleto de iconos otra vez amontonados como en nuestro Mac. Entonces me ha venido la idea de los Widgets que también se ha citado en el podcast, pero sería duplicar la funcionalidad del centro de notificaciones y perderíamos esa primera ventana para lanzar las aplicaciones que aunque parezca que no también es útil. Así que se me ha ocurrido que en la próxima versión de iOS podríamos escalar los iconos de las aplicaciones y estas a su vez aprovechando esos 4GB de RAM del iPad Pro ser completamente dinámicos, es decir, mostrarían información como ya lo hace el icono del reloj, que marca la hora.

Vamos poner un ejemplo sencillo con la aplicación del tiempo: si dejamos el icono en pequeño por ejemplo veríamos el icono clásico en azul con la nube y el sol, totalmente estático, pero si lo escalamos este pasaría a ocupar el espacio de 4 iconos y desplazaría al resto mostrando ahora si la animación de las nubes por ejemplo, la temperatura, la humedad, la velocidad del viento, etc. Otro ejemplo: la aplicación de música, si la dejamos pequeña veremos sólo el icono con la nota musical, pero si lo escalamos podremos ver la carátula del álbum que está sonando en ese momento. Con la aplicación de fotos igual, si lo escalamos mostraría un pase de fotos de la actividad reciente de iCloud.

Arriba podéis ver un montaje rápido que he hecho con el escritorio de un iPad (si… muestra a aplicación quiosco que ya no está entre nosotros, lo se… es, ya os digo, algo rápido que he hecho para este artículo, para que os hagáis una idea). En este caso he escalado la aplicación de calendario que muestra el icono más grande, pero si lo configuramos podría mostrar también todo el mes o los eventos diarios. Esto podría configurarse pulsando sobre la rueda dentada que he situado justo debajo del icono a la derecha.

De esta manera tendríamos no solo un escritorio para lanzar aplicaciones, también mostraría toda o parte de la información de la aplicación sin tener que abrirla y alegraría el enorme escritorio de un iPad Pro. Esta idea está especialmente pensada para el iPad Pro, pero podría ser perfectamente aplicable al iPhone SE en adelante, es decir, a dispositivos con 2GB de RAM o más como es el caso del iPad Pro de 12 pulgadas que tiene 4GB.

Creo que Apple debería mostrarnos algo parecido al respecto en esta WWDC porque si no, tendremos el mismo escritorio aburrido de iOS y decepcionaría bastante. Escribidme en los comentarios que os parece esta idea, si os gustaría que viniera en este nuevo iOS y que ideas más se os ocurren a vosotros. ¡Nos vemos en la keynote!

WWDC 2016

Queda exactamente una semana para la Keynote de la conferencia de desarrolladores de este año y la verdad no tengo las ideas tan claras como en otros años. Al final va a ser cierto, este año se han filtrado muchas menos cosas que en años anteriores, prácticamente no sabemos nada. 

Según se habla no veremos nada de hardware en la Keynote, y es lógico ya que se trata de una conferencia sobre software en la que se presentan los nuevos sistemas operativos. Aunque yo tengo mis dudas ya que se ha filtrado el chasis de un nuevo y espectacular MacBook Pro con puertos USB-C y teclas de función táctiles sobre una superficie oled, y parece muy real. Así que ahí queda la duda. También se barajó hace tiempo que veríamos también  un MacBook de 15 pulgadas, aunque esto no lo tengo tan claro. 

Y ya sumergiéndonos de lleno en la WWDC podríamos especular casi con cualquier cosa, lo único que sabemos seguro es que habrá pequeñas mejoras en Apple Music, y alguna cosilla más por ahí, pero no mucho más. 

Apple deberia mejorar la estabilidad de OSX que en esta ultima versión a dado mucho que hablar, y también de iOS, TvOS y WatchOS, y no dudo que lo hará, con o sin éxito. Hay que mejorar mucho el software del Apple Watch, añadirle mejoras y muchas más funciones de las que flaquea, ya me dan igual las Apps de terceros, son malas y ralentizan mucho el reloj, y también consumen mucho la batería. Yo mejoraría las aplicaciones nativas que están mucho mejor optimizadas y al final son las que más se usan. En TvOS no sé qué más podría mejorarse, quizás incentivar más y de algún modo a los desarrolladores para que porten más aplicaciones y juegos del iPhone, que se ha estancado mucho la cosa últimamente. En iOS me gustaría ver un Siri muy mejorado que nos dejara boquiabiertos y pudiéramos usar casi para todo. 

Atrás han quedado mis ideas imposibles sobre la fusión de OSX y iOS o la independencia del Apple Watch convirtiendo al iPhone en una especie de iPad Mini, creo que esto no lo veremos nunca o quizás si, pero seguro que dentro de muchos años. Apple ahora piensa en vender y no quiere arriesgar tanto como cuando renació tras la vuelta de Steve Jobs, esta Apple es bien distinta y tendremos que acostumbrarnos a ello, aunque nos pese. 

¿MacBook o iPad?

Las comparaciones son odiosas y como no podía ser de otra manera entre el MacBook y el iPad comienza a haber una seria competencia que aún no so se sabe en qué acabará. Yo siempre he apostado por el iPad, y ahora que tenemos el iPad Pro estoy empezando a mirar hacia el MacBook.

Apple, tenemos un problema… Que un usuario de Apple como yo decida dar el salto al iPad hace 4 años y olvidarse del MacBook tiene su lógica y creo que hasta mérito, aunque no demasiado, ya que la App Store goza de un parque de aplicaciones tremendo y de la mejor calidad, y a precios de risa. Pero que en 2016 un usuario de Apple como yo siga usando el iPad y no veas mayores progresos que el doble de memoria RAM, multitarea a pantalla partida y un lápiz inteligente clama el cielo. No con esto quiero criticar al iPad, creo que sigue siendo un producto increíble, pero ya no puede decirse que sea innovador.

El iPad puede ser una solución “barata” para trabajar, por 379€ puedes adquirir un iPad Mini de última generación con el cual acceder a tu correo electrónico, navegar, procesar textos, hacer presentaciones, componer música, etc. Además de tener una potente herramienta de trabajo, tienes una tableta para consumir contenido con la mejor calidad. Mejor imposible.

El inconveniente es que no deja de ser un ordenador para el usuario común que quiere utilizarlo en casa, y a veces no eso, porque sigue habiendo miles de páginas web incompatibles con iOS, los documentos de Word siguen sin verse bien a veces, no se pueden instalar ciertas aplicaciones, ni certificados digitales, ni se pueden descargar torrent,… Al final necesitas un MacBook para imprimir cosas y usar ciertas herramientas esporádicamente que no las encuentras en iOS.

El iPhone a día de hoy es insustituible y aunque es caro, ahora que Apple nos lo ha puesto más fácil, desde 489€ tenemos toda una herramienta de trabajo, la misma que ofrece el iPad, pero en nuestra palma de la mano o bolsillo. Por lo cual me retracto en mi iniciativa de considerar el iPad como herramienta única de trabajo y comunicación. El iPad no ha evolucionado y si, lo uso todos los días, le fundo la batería casi al 100%, pero para consumir contenidos, y la gran mayoría por mi hija que es la gran usuaria. El iPad es el mejor producto para un niño, si tienes niños en casa lo sabrás. Yo tengo una hija, pero si tuviera 3 necesitaría 3 iPad. Así que viendo lo visto considero que lo mejor que puedes hacer es disponer de un iPhone SE y un MacBook Air con lo que tendrás dos grandes productos a un precio módico.

No obstante si estás decido a dar el salto a alguno de estos dos productos te aconsejo que esperes a la Keynote del 13 de junio ya que todo esto puede dar un giro de 360º porque veremos nuevas versiones de iOS y OSX que pueden evolucionar a sistemas más homogéneos y productivos en el caso de iOS, espero que así sea ya que Apple está empeñada, y con razón, en que todos demos el salto a iOS porque es un producto que se vende mejor, es más cerrado y fácil de controlar por Apple, también es más seguro y estable, y supuestamente la evolución natural.

Smart Connector III

¿Creíais que ya se me había olvidado el tema Smart Connector? Pues no, pese a rumores y desmentirás sigo creyendo que este año tendremos a la venta un iPhone Pro con Smart Connector, abriendo así un nuevo mundo de posibilidades para nuestros súper terminales. 

Esta vez se me ha ocurrido algo que Apple debería de lanzar sobre la marcha y no esperar meses o años para sacarlo. Se trata de nuevo de una funda pero esta vez con almacenamiento extra. Por ejemplo una funda de piel que engordara un poco nuestro terminal pero que duplicara la memoria de nuestro querido iPhone, si por ejemplo tenemos un iPhone de 256GB podríamos duplicar hasta obtener 512GB de almacenamiento, algo increíble hoy día para un Smart Phone. Además gracias a que está fabricado por Apple podría implementarse perfectamente en el sistema y prescindir de una aplicación para acceder a este almacenamiento, de una manera limpia y sin darnos cuenta ampliaríamos la memoria de nuestro iPhone, y claro está, esto se podría extrapolar al iPad. 

Como veis las posibilidades del Smart Connector son enormes. Apple ha abierto casi sin darnos cuenta un nuevo mundo para los usuarios de iOS y veremos muchas cosas tremendamente interesantes en el futuro. Imaginaos un accesorio que convirtiera nuestro iPad Pro en un portátil añadiendo bateria extra, más almacenamiento e incluso puertos USB, sería increíble ¿verdad? O como ya os conté antes, un monitor 4K en el que podamos insertar un iPhone y usarlo a modo de ordenador de sobremesa.  

Eso sí, los accesorios de Apple siempre son los mejores ya que su implementación es súper limpia y no dependen de aplicaciones de terceros, lo cual supone una gran ventaja. 

Si se me ocurre algo más ya lo pondré por aquí ¡Saludos!

Traduce al instante

Esto parte la pana amigos míos, tenemos traductores hasta en la sopa pero la nueva funcionalidad del traductor de Microsoft es sin duda rompedora. 

Se trata de una simple extensión para iOS que invocamos presionando el botón compartir en el navegador Safari. Si la web está en chino, alemán o italiano… da igual el idioma, la traducirá al instante al español, impresionante. Pero lo mejor es que seguiremos viendo la página web tal cual, solo que el texto habrá cambiado al español, nada de mostrarnos un texto a parte, simplemente lo mostrará tal cual está en la web, pero traducido. 

No soy un fan de las Apps de Microsoft pero está sin duda a llegado a mi iPhone para quedarse. 

Y lo mejor de todo es que es gratuita y no requiere suscripción ni nada, así que ya estáis tardando en bajarla aquí