De ciencia ficción

Sin duda alguna, para mí, la keynote del 7 de septiembre ha sido de ciencia ficción. El nuevo iPhone negro brillante además de ser precioso es increíble por dentro. Al final, si… se llama iPhone 7, nada de iPhone 6SS, ni iPhone 6 SE, ni iPhone a secas. Los precios, efectivamente, han bajado 40 euros, y tenemos capacidades desde 32GB a 256GB pasando por los 128GB que es el modelo de partida para el color negro brillante, aquí Apple ha sabido vender bien el color.

Y siguiendo con el iPhone 7, la potencia es sobresaliente, con un nuevo procesador A10 Fusion, que le da mil vueltas a modelos anteriores, parece mentira. Podremos jugar a videojuegos cada vez mas equiparados a las consolas y con un rendimiento que supera al mismísimo iPad Pro de 12,9 pulgadas. La pantalla ahora es mucho mas brillante y tiene unos colores espectaculares. El sonido a mejorado, ahora es estéreo y desaparece el conector jack. La cámara ahora tiene estabilizador óptico y en el modelo Plus doble objetivo para tomar retratos con el fondo desembocado, tipo cámara réflex, y para hacer fotos con un zoom óptico 2x, impresionante. la cámara Facetime ahora tiene 7 megapixeles, batería mas duradera “gracias a que no han adelgazado esta vez el iPhone, bajo mi punto de vista”. Y como puntilla, para rematar ahora si se te cae al water o a la piscina no pasará nada, porque es resistente a un metro de profundidad, y también a las salpicaduras, algo así como lo que ya es el Apple Watch que poseo, el modelo 0. En definitiva, un iPhone 6S sin las bandas de las antenas, en color negro brillante y un nuevo negro mate con el interior renovado en todos sus aspectos, vaya… un maquinón que no voy a dejar escapar. El año que viene veremos un nuevo modelo con pantalla curva oled, mas delgadez y muchos cambios estéticos, pero como siempre los primeros modelos saldrán con defectos, así que mi consejo es comprar el modelo S, siempre, o como en este caso… el modelo SS que es este iPhone 7.

Mas cosas: Apple Watch Series 1 mejorado por dentro y 100€ mas barato “A partir de ahora veremos mas Apple Watch por la calle, esto seguro”, un modelo series 2 como el series 1 pero con GPS y resistente al agua 50 metros, vamos que por el anuncio de Apple podrás usarlo para nadar en la piscina a diario sin problema. Además este modelo Series 2 incluye una edición especial Nike Plus con correas y esferas especiales, vamos que me he enamorado del reloj, y al mismo precio que el modelo normal, para no pensárselo, pero no… no puede ser este año.

AirPods: volvemos a la ciencia ficción, mismo diseño pero sin cables con sensores que detectan cuando te los pones y te los quitas para activarse la música o pararse, se conectan en un solo paso en uno de tus dispositivos y gracias a iCloud lo hace en el resto automáticamente, de forma que si estas escuchando música en el iPhone y coges el iPad para ver un video se cambia solo, de uno a otro sin hacer nada, impresionante. Para mí el resto de auriculares bluetooth poco tienen que hacer al respecto, esto es insuperable. Y lo mejor es que aguantan 5 horas de reproducción e incluyen una cajita para guardarlos donde puedes recargarlos hasta 24 horas, ideal para llevarlos de viaje, tendrás horas mas que de sobra para usarlos, además con una recarga de 15 minutos puedes escuchar 3 horas mas, ya te digo, de ciencia ficción sin duda alguna. Además, si los tocas dos veces con el dedo se activará Siri, todavía no me lo puedo creer. 

La aparición del CEO de Nintendo presentando Super Mario Go para iOS, la edición especial de Nike para el Apple Watch, los nuevos auriculares Beats con tecnología de Apple y el cierre con el lanzamiento exclusivo del nuevo single de SIA fueron la guinda del pastel. Apple está subiendo tan alto, que no veo el momento en el que comience a bajar, tienen tanta pasta en efectivo y tal equipo funcionando, con personas de viaja escuela de Jobs, y las nuevas generaciones que van llegando que cuando digan de trasladarse al Space Ship y lance el Apple Car va a ser acojonante, permitidme la expresión. Tenemos Apple para rato, esto no ha hecho mas que empezar, un año más, Apple es insuperable lo seguirá siendo muchos años mas tal cual podemos ver.

Quiero unos SmartPods

Año 2018, Apple lanza el Apple Watch 4, la segunda generación del reloj de Apple con conexión LTE, el primero realmente autónomo, ya no necesitaremos un iPhone para usarlo al 100%, con el Apple Watch todo es posible. Todo el mundo se está acostumbrado a usarlo y cada vez más usuarios hacen llamadas con él, así que tenemos “one more thing”, si… Apple lanza por fin unos nuevos EarPods y no son Beats, ahora son inalámbricos y están especialmente pensados para ser usados con el nuevo Apple Watch dotado con el nuevo Bluetooth más veloz, energético y estable. 

Estos nuevos EarPods suponen un nuevo concepto de auriculares que entran en la categoría “wearable” ya que se llevan colgados en el cuello a modo de colgante o collar y son tan elegantes que podríamos combinarlo con cualquier prenda, bien deportiva o bien más elegante. Definitivamente Apple se está adentrando en el mundo de la moda y ahora lo hace con algo tan necesario hoy día como unos auriculares inalámbricos. Parece una locura pero ya somos muchos los que salimos sin nuestro iPhone de casa pero nos gusta escuchar música con el Watch o realizar alguna llamada que otra. Llevar encima unos auriculares inalámbricos supone un trasto más que al final dejas o te olvidas en casa.

El dispositivo en concreto consiste en unos elegantes auriculares en diferentes colores a juego con los ya existentes para el Watch que disponen de un cordón intercambiable de acero, nylon, plata e incluso oro. Dicho cordón se une por el extremo como ya es costumbre mediante un iman a modo de broche. No disponen de botón alguno, simplemente se apagan solos cuando se abrochan y se encienden en cuestión de un instante al desabrocharlos conectándose por Bluetooth sobre la marcha. 

El diseño no es sólo cuestión de elegancia, también aporta comodidad y sencillez a la hora de usarlo. Según nos cuenta Cook es tan cómodo que apenas recuerdas llevarlo puesto y se conectan tan rápido que responder una llamada desde el Watch es toda una experiencia. Además incorporan una cajita de transporte como la de los antiguos EarPods que sirven de cargador haciéndolo por inducción y en tan solo un par de horas. Desde luego este nuevo accesorio dar mucho que hablar y por tan solo 120€ convertirás tu Apple Watch en un auténtico dispositivo independiente y podrás usarlos también con tu iPhone, iPad u otro aparato con conexión bluetooth.

Esta es una idea que se me ha ocurrido usando mi Apple Watch mientras caminaba y realizaba una llamada con él hoy, no sería descabellado que en un par de años viéramos algo parecido ¿Os lo imagináis?

Emocionado de nuevo 

A vueltas con la Keynote pasada de la WWDC, si…, reconozco que Tim Cook apenas dio la cara, que algunos presentadores no dieron la talla, que el nuevo tvOS apenas trajo novedades, y si… reconozco también que me aburrí bastante cuando se detuvieron tanto tiempo en el nuevo iMessage. Todos esperábamos algo más de Apple, siempre ocurre igual, pero cierto es que la presentación duró más de 2 horas y más productos e información no fue posible presentar, ya de por sí, para digerir lo que nos mostraron a costado más de 2 días, entonces imaginaos si la keynote se hubiera prolongado una hora más, por ejemplo, hubiera sido insufrible.

Cuando finalizó la Keynote, esta fue mi impresión, pero conforme comencé a recordar todo lo expuesto comencé a emocionarme más y más hasta el punto de reconocer que ha sido una de las mejores Keynotes en mucho tiempo. Craig Federgi es un crack, sinceramente lo veo como al próximo CEO de Apple porque es una persona que ha aprendido a comunicarse muy bien y lleva el espíritu de Apple muy en serio, o al menos eso es lo que aparenta. Todo el mundo lo quiere y el sale de todas estupendamente, a nivel de carisma es el mejor. 

Comenzando por watchOS quede súmamente satisfecho por la velocidad al abrir ahora las Apps, menos mal, porque era un punto muy flaco del Apple Watch. La multitarea, ahora parecida a la de iOS y accesible desde el botón home, es una mejora notable que facilitará mucho mejor las cosas que los vistazos. Las nuevas esferas están bien aunque sigo echando menos una mayor configuración y personalización de las mismas, cosa que no tardará mucho ya que desde la app del Apple Watch en el iPhone hay un apartado nuevo con una galería de las esferas del reloj, lo cual me lleva a pensar que pronto podremos comprar esferas y personalizarlas desde el mismo iPhone. Por fin tenemos una app para ver y editar los recordatorios, ya era hora, no sé cómo no la incluyeron en watchOS 2. Hubo también muchas más novedades, pero estas que he citado son las que más me llamarían la atención. 

tvOS apenas tuvo mejoras, aunque el modo oscuro y el login personalizado me parecieron muy buenas ideas. Habrá que ver también la nueva App Remote e incluso yo apostaría por el servicio de tv en streaming en septiembre y un nuevo Apple TV con reconocimiento facial y altavoz para escuchar a Siri, o no, quién sabe porque ya han salido los primeros altavoces de Logitech compatibles con “Oye Siri”. Así que tan mala no puede ser la evolución de este dispositivo que tanto éxito está cosechando y seguro que no acabará defraudando su actualización. 

macOS Sierra aunque a muchos no les ha gustado, dio su golpe de efecto trayendo a Siri a nuestros escritorios. El desbloqueo por proximidad con iPhone o Apple Watch es una maravilla y el pago con Apple Pay vía web también. Aquí ocurre igual que con el Apple TV, las mejoras llegarán en septiembre con un nuevo MacBook Pro con teclado oled y alguna que otra sorpresa más, estoy seguro. 

iOS 10, por último, fue el rey de la Keynote, al margen del nuevo iMessage que a mí me ha encantado, nos trajo grandes novedades de interface como los widgets, un Apple Music muy mejorada y una app de fotos con reconocimiento de caras y una nueva opción para hacer pases de fotos a modo de recuerdos, que viene a hacer lo mismo que la app Quik. Pequeños detalles como una app para avisarnos cuando tenemos que acostarnos o que siga sonando la Música mientras tiramos una foto contrastan con los grandes cambios de la aplicación Mapas que ahora nos permite saber dónde hemos aparcado el coche o indicarnos el cambio evitando autopistas de peaje. Y como no, Siri ahora está abierto a terceros, así que muy pronto podremos enviar un What’sApp mediante el asistente de voz, pedir un Uber o incluso iniciar Periscope o buscar en Reeder noticas sobre el Apple Watch por ejemplo. 

A priori nos quedamos fríos, pero al ver las betas y pensar en la cantidad de cambios que se nos avecinan no puedo más que pensar lo mismo de siempre. Apple lo ha vuelto a hacer y seguirá siendo la mejor, pese a que Jobs ya no esté con nosotros, los accionistas lo controlen todo y Android venga pisando fuerte… Apple seguirá siendo diferente, por una sencilla razón, simplemente porque vende hardware, software y servicios; y porque su espiruto se sigue transmitiendo de generación en generación, un espíritu libre e inconformista que lucha por la igualdad, la diversidad y un mundo mejor, que se reinventa una y otra vez para conseguir que desde los más jóvenes a las usuarios más profesionales sigan encantados con sus productos. A la vista está en esta Keynote repleta de novedades para el gran público, con nuevas caras y cada vez más mujeres y niños de todo el mundo. Todavía tenemos Apple para rato, para muchos años, esto no ha hecho más que empezar. 

Spinning Watch

Hoy me he sentido como Taylor Swift en el anuncio de Apple Music ya que he hecho spinning con mi Apple Watch mientras escucho música. No es que lo haya hecho a caso hecho para recrear el anuncio y hacer como un borrego lo que dice Apple, pero puede que inconscientemente si que lo haya hecho. 

Tengo una bici estática en casa, en mi dormitorio, y hacía ya tiempo que no lo practicaba porque me acaba resultando aburrido, tanto rato pedaleando sin ton ni son. Pero hoy he podido comprobar que pedalear en casa puede ser tremendamente divertido e incluso adictivo. 

El otro día cambié unos monitores Edirol que tenía en la sala de estar para escuchar las películas y las series del Apple TV y de paso la música, al dormitorio porque compramos una tele nueva de 40 pulgadas y ya no cabían en la mesa, así que los puse en el dormitorio, encima del armario con un receptor Bluetooth de Philips para escuchar la música en el dormitorio más tranquilamente ya y así no molesto a los demás y puedo subir el volumen. 

Pues hoy he decido hacer spinning y me he llevado una grata sorpresa por lo bien que sonaban los monitores en el dormitorio, y la motivación tan grande que aporta escuchar buena música y con la mejor calidad, sin cables de por medio y con un Apple Watch en la muñeca. Poder controlar en cualquier momento la música, elegir el álbum, el artista o la lista de reproducción con la muñeca o invocando a Siri, no tiene precio. 

Twittear algo, cambiar de canción, mirar las pulsaciones, las calorías activas, es mundo el Apple Watch y hasta que no lo tienes realmente no sabes lo que es ni lo que realmente aporta a tu vida. No estoy diciendo que el Apple Watch sea imprescindible pero es algo que merece la pena disfrutar cada día si eres un apasionado como yo de la tecnología.  

Y no es coña lo que dice Apple en sus vídeos que con un Apple Watch practicaras más deporte y lo disfrutaras más, es completamente cierto, hoy no he pedaleado amigos, he volado con súper bici estática del Decatlón, alucinarte la experiencia y pienso hacer más bici a partir de ahora. Y cuando tenga unos buenos auriculares bluetooth seguramente disfrutaré igual corriendo, ¡Ay esos PowerBeats que caros son!

Los 40 de Apple Music

Es increíble la manipulación que una vez más sufrimos los usuarios a la hora de consumir contenido en internet. Ahora es el turno de Apple Music puesto que si nos disponemos a pagar por una suscripción de 10€ al mes acabaremos escuchando la misma basura de siempre, es decir lo que nos ponen una y otra vez en los 40 principales. Y doy fe de ello porque actualmente me encuentro viviendo en Francia y cada vez que tagueo algo con Shazam no se encuentra disponible en Apple Music España, y no estoy hablando de música francesa, hablo de música norte americana que no tiene derechos de reproducción en España y si en Francia. No quiero ni imaginarme entonces la cantidad de buena música que nos estaremos perdiendo simplemente por no tener una VISA en USA o UK. 

Si te vas a las novedades de Apple Music en España encuentras un nuevo disco de Loquillo, otro de Enrique Iglesias, Antonio Orozco, Manuel Carrasco y Vanesa Martín. Todos estos artistas son justo los que los 40 Principales ponen una y otra vez, pagados por la SGAE, para que por narices nos gusten y los escuchemos.

Es lo mismo que ocurre con las traducciones de las películas en sus títulos y diálogos. Al final recibimos una idea algo distorsionada de la realidad, parece mentira que en el año 2016, con una sociedad tan conectada en involucrada en la red, sigamos siendo víctimas de la censura y manipulación de los medios. Algún día seremos testigos de un mundo realmente globalizado en el que podamos acceder a cualquier medio o información global, no filtrada por los gobiernos y grandes compañías. Un mundo en el que podamos acceder a Internet de forma libre y gratuita, sin restricciones, seguimientos y manipulaciones. Ese día llegará, pero aún es pronto. 

Adoro mi Apple TV

Si es cierto, acaba de llegar y ya lo adoro porque es un producto bastante acabado, mucho mejor que el Apple Watch, por ejemplo, o el iPad Pro.

El nuevo Apple TV es un producto definido con una tienda de aplicaciones consolidada que le aporta bastante madurez al dispositivo. Y queda mucho camino por recorrer todavía, hay miles de aplicaciones y juegos que aún no han sido adaptados y que lo serán muy pronto, es solo cuestión de tiempo.

Para empezar os pongo el ejemplo del juego de Real Racing 3, el juego gratuito de carreras por excelencia de iOS con unos gráficos impresionantes, cientos de carreras, multitud de circuitos y coches. El juego había perdido algo de fuelle en iOS por el modelo freemium con publicidad, y pago por ciertas ampliaciones, que sí son de pago. Pero la realidad es que jugar en un iPhone o iPad no es lo mismo que jugar en una pantalla de 32, 40 ó 50 pulgadas. Yo ahora estoy disfrutando de nuevo como un enano con este juego en la tele. Y todavía no me he comprado el mando Nimbus Steelseries, cuando lo haga no podré serpararme de mi Apple TV ni Real Racing. Ahora incluso podemos conectar un iPad o iPhone y usarlo de mando por lo que podremos jugar hasta 4 jugadores a la vez. Es una pasada jugar a Real Racing con un iPad Mini como volante, usar Remote en el iPhone para cambiar de canción y usar el Siri Remote para moverte por los menús del juego e invocar a Siri con él también.

Muchas de estas cosas, no todas, ya las tenemos en PlayStation, Xbox y Wii. Apple TV va más allá, no sólo te abastece por internet juegos gratuitos, a 5€ o a 10€, si no que se descarga pequeños fragmentos del juego para que no tengas que esperar mucho, lo cual se hace agradable jugar a cualquier juego por muy pesado que sea. Pero existen pequeños detalles que no los tienes en las demás vídeo consolas, y es poder escuchar tu música favorita mientras juegas activando Siri y pidiéndoselo con la voz, Siri te entenderá perfectamente, es increíble el oído que tiene. Mientras conduzco mi coche puedo decirle a Siri que pase de canción, increíble. Y todo esto no sería posible sin Apple Music, poder pedirle a Siri cualquier canción es posible gracias a este increíble servicio de Apple. La calidad del audio, la rapidez a la hora de cargar tu música y la cantidad de listas de reproducción y combinaciones posibles lo hacen imprescindible. Por ejemplo mientras compito online con Real Racing le puedo decir a Siri que me ponga música rock de los 80 ¡Lo oigo y no lo creo!

La nueva App de Vevo es sencillamente genial, puedes usarla con tu usuario activándolo en la misma red Wifi con tu iPhone o iPad, tiene un diseño impecable y puedes ver los mejores vídeos musicales con una calidad sublime en HD y por su puesto gratis, con algún que otro anuncio de vez en cuando. ¡Esta es la tele 3.0!

Netflix para mí es ya la vida, sin Netflix no sabríamos bien lo que hacer con nuestras vidas, poder ver un capítulo y otro, y otro y pasar de temporada sin darte cuenta y pulirte temporadas enteras sin darte cuenta con una calidad impresionante, que le das a la pausa y parece una fotografía ¡algunos fotógrafas son admirables sin duda! Poder escuchar las voces de los actores en versión original sobre la marcha no tiene precio. Poder darle a mi hija cientos de películas de dibujos y películas infantiles con una calidad sublime y sin anuncios, es sin duda lo que siempre habíamos soñado.

Escuchar tus podcast sincronizados, seguir canales de YouTube, ver el trailer de películas que están en cartelera, alquilar películas o comprarlas en iTunes, ver tus vídeos favoritos y películas almacenadas en el NAS o disco duro inalámbrico con Infuse o Plex, las posibilidades son casi infinitas, y serán realmente infinitas cuando pase un año y este maravilloso dispositivo haya despegado del todo ¡larga vida al Apple TV!

No quiero ni pensar lo que ocurrirá cuando Apple lance un modelo superior de Apple TV, yo haré plan renove sin lugar a dudas, por 179€ voy a cambiar de Appel TV todos los años. Tampoco me quiero ni imaginar lo que ocurrirá cuando Apple lance más servicios y accesorios. Tampoco quiero ni imaginarme lo que pasará cuando salgan mas juegos en la App Store como Need For Speed, FIFA, NBA 2K, Simcity, Angry Birds, etc. ¡Esto va a ser una locura!

Sin lugar el Apple TV tiene un defecto, y es que no hay tiempo en la vida para disfrutar al 100% de él.

¡Pasada de Festival!

Un año más Apple ha puesto a disposición de cualquiera y de forma gratuita una serie de conciertos de artistas hiper conocidos y otros no tanto que han asistido como teloneros y nos han dejado como no podría ser de otra manera un muy buen sabor de boca. Desde Londres, la cuna de los mejores músicos y artistas del mundo, Apple Music Festival se retransmite cada año por estas fechas y no deja indiferente a nadie. De hecho cada año sigo preguntándome porque Apple no cobra por verlos, ya que la calidad tanto del evento como de la retransmisión es impecable.

Ver un concierto de en directo pese a los fallos o defectos que pueda presentar la actuación es todo un deleite para los sentidos, y más aún cuando asistes en cuerpo y alma. Pero si lo ves en casa ya es otro cantar, en Apple Music Festival si dispones de una buena tele en HD, una conexión decente a internet y unos buenos altavoces estéreo podrás sentirte casi como si estuvieras allí. La realización y el espectáculo en general es impresionante, el despliegue es digno de Apple y la calidad rezuma en cualquiera de sus espectáculos.

Ver un concierto en directo es la mejor forma de descubrir a un artista, verlo tocar un instrumento, cantar, bailar y hablar con el público lo dice todo de un artista y cada año con Apple Music Festival yo personalmente descubro una gran cantidad de ellos que luego escucho durante todo el año. Da igual el género que más te guste, puedes incluso descubrir géneros que desconocías, si te gusta la música, no dudes en ver estos conciertos, es gratis y altamente recomendable.

Los artistas ya ganan dinero con los conciertos, vender música para ellos ya es secundario por la piratería a consecuencia como no del salto tan grande que estamos viviendo. Hay que cambiar la forma de pensar, nuestros hábitos u la forma en la que gastar nuestro dinero. Parece que el negocio del streaming va viento en popa pero por poco tiempo, la competencia es feroz y pronto la música se distribuirá gratuitamente. Estos conciertos son ahora mismo un gran impulso y motivo para que muchos de nosotros decidamos pagar por la música y también decidamos asistir en directo a un concierto.

Si estáis leyendo esto daos prisa para ver los conciertos de Apple Music Festival ya que están disponibles por tiempo limitado en iTunes, la App Música en iOS, la web de Apple y el Apple TV.

Auriculares para zurdos

Resulta que existen auriculares para zurdos y he podido comprobarlo con mis nuevos Mpow bluetooth 4.1 que solo funcionan con el Apple Watch cuando lo llevas en la muñeca derecha, es decir, si eres zurdo. Aunque si no lo eres siempre puedes llevar encima el iPhone también, me refiero a la hora de salir a correr, pero no olvides ponerte el brazalete deportivo de el brazo derecho porque si no nada de nada, y todo esto se debe a que el receptor bluetooth de dichos auriculares se encuentra en la oreja derecha y si llevas el emisor en el lado opuesto al salir a correr se corta la conexión continuamente, lo cual hace insufrible escuchar música mientras corres.

Por lo demás no puedo quejarme ya que solo me han costado 20€ en Amazon, que es quien los fabrica y comercializa. El sonido no está nada mal, aunque hay que tener los oídos bien cerrados por los tapones que incorpora, si no es así a lo mejor necesitas cambiarlos por unos mas grandes o quizás más pequeños, que la misma caja incorpora. Lo mejor es que se acoplan súper bien a la cabeza, no se mueven absolutamente nada, la música siempre se oye igual por mucho que te muevas.

Los auriculares incorporan un mando en el auricular derecho desde el cual podemos responder a una llamada, colgar la misma, ajustar el volumen y controlar la música. La batería dura 8 horas y 1 una semana en reposo lo cual hace que te olvides de estar todo el día cargando. Si estás en casa tranquilamente se oyen bien hasta una distancia de 10 metros incluso a través de pareces. Lo que no llevan muy bien es el movimiento, que es precisamente para lo que se supone que están hechos.

Los tapones aíslan mucho, pero tampoco demasiado, lo cual me gusta ya que no me escucho el pulso ni la respiración, y se agradece la verdad. Otra cosa mala es su fragilidad, están hechos de un plástico malo que los hacen frágiles y los tornillos al no ser de aluminio acaban oxidándose con el sudor a la larga, según he leído. También el mando a distancia acaba fallando al mojarse con el sudor haciéndolo definitivamente inservible.

Otra cosa buena es que puedes parear hasta dos dispositivos, una voz en off y en inglés te avisa de que se ha establecido la conexión. La conexión es rápida y limpia. Cuando te los pruebes por primera vez te resultare extraño como quedan, no los fuerces porque son muy frágiles y podrían romperse. Deja que ellos mismo se amolden a tu cabeza y tus oídos. Los uso para realizar las tareas del hogar, para hacer spinning, para cocinar, hasta me voy al cuarto de baño con ellos y son tan cómodos y ligeros que apenas los sientes y puedo hasta cambiarme de ropa con ellos puestos, increíble.

Yo de momento estoy contento, pese a tener que llevar el iPhone encima, en el lado derecho, para evitar las interferencias, y pese a que nada mas sacarlo de la caja se le cayó un tornillo, y estoy contento porque son muy cómodos, no se oyen nada mal, son hiper baratos y definitivamente no tengo que pelearme con los cables. Con el tiempo quizás me haga con unos PowerBeats, pero por ahora la hucha no da para más, 200€ me parece excesivo.

La era inteligente

El otro día hacía referencia al Apple Watch con respecto a lo que para mí sería imprescindible en él, lo que realmente le daría un valor, un sentido y una función en el ecosistema de Apple. Hasta la fecha sólo tenemos dispositivos duplicados, triplicados e incluso cuadriplicados porque tenemos un iPhone con nuestro reproductor de música, nuestro procesador de textos, nuestra aplicación del tiempo, nuestra biblioteca de fotos, etc; y nuestro iPad con nuestro reproductor de música, nuestro procesador de textos, nuestro… y un Mac con lo mismo otra vez y ahora el Apple Watch comienza a tenerlo todo otra vez. Al final el consumidor que no es tonto se plantea comprar un solo producto y mandar el resto a paseo, y que mejor producto que un iPhone que lo tiene absolutamente todo incluido un módem 4G y una aplicación para hacer llamadas con la SIM de nuestro operador favorito. El iPhone es un producto con una potencia incuestionable que incluso se puede conectar a un monitor externo o un televisor con un cable HDMI por ejemplo y usarlo como un ordenador ¿Y para que queremos más? Efectivamente, comprar mas dispositivos es tirar el dinero, es por ello por lo que han comenzado a descender las ventas del iPad y del mercado de tablets en general puesto que esto mismo está ocurriendo en Android también y más ahora con móviles de pantallas mastodónticas y cámaras de fotos que rózan el acabado profesional.

Bien pues esto puede que cambie de aquí a poco, Apple lo está haciendo ya o va a comenzar a hacerlo de aquí a nada. El Apple Watch a nacido dependiente del iPhone y aunque ahora va a poder portar aplicaciones nativas va a seguir siendo una pieza clave en el ecosistema de Apple. Seguramente los ingenieros de Apple habrán puesto todos sus dispositivos sobre la mesa y el jefe habrá dicho, vamos a organizarnos… El iPhone es un móvil que dispone de GPS, 4G, WiFi y lo llevamos siempre encima, él será el encargado de rastrear todo el día donde nos encontramos, el encargado de buscar redes WiFi y conexión a redes móviles, también será nuestro dispositivo de bolsillo en el que haremos cualquier tipo de consulta, jugaremos o trabajaremos sentados en el parque o en el metro. El Apple Watch es el ayudante, el se va a encargar de medir nuestros pasos y de informarnos en cada momento, será nuestro asistente, el que nos guíe durante todo el día, él nos dirá si va a llover, si tenemos que ir a trabajar, que turno tenemos, cuanto tiempo vamos a tardar según el tráfico, donde se encuentra nuestra familia, si falta leche en el frigo y si hemos apagado todas las luces de casa. Parte de esta información estará gestionada por el Apple TV, este será nuestro mayordomo en casa, el sereno que nos abrirá la puerta y nos pondrá al día de las tareas del hogar, de las películas y series que aún no hemos visto, de la temperatura interior y del trabajo que debamos terminar en casa. El nuevo Apple TV sería una especie de servidor personal capaz de detectar todos los dispositivos que hay en casa y repartir las tareas a cada uno. Por ejemplo, estoy en el sofá, leyendo un blog en Reeder con mi iPad Mini y le digo a mi Apple Watch “Oye Siri”, “Quiero escuchar música”… si en ese momento tengo los auriculares puestos en el iPad Mini comenzaría a sonar la música en ellos, pero si no sonaría por los altavoces del mismo iPAd Mini, o sonaría por el Apple TV a través de los altavoces conectados a ellos o por un Airport Express, según la cercanía a la que nos encontremos. Si tenemos el iPad conectado a unos altavoces Bluetooth o auriculares se escuharía en ellos entonces. En el mismo sofá donde nos encontramos el Apple Watch nos informaría del tiempo que nos queda antes de salir de casa para ir al trabajo, analizaría el tráfico, si está lloviendo y las tareas a completar antes de salir. Por ejemplo, me vibraría el reloj, giro muñeca y el mismo me dice te queda media hora para salir y tienes que comer y vestirte. Llegamos a casa y el Apple Watch me informa que tenemos 3 mensajes sin leer, 30 artículos favoritos sin leer y 2 capítulos pendientes de nuestra serie favorita, pero antes nos hace una sugerencia para cenar dependiendo de los ingredientes disponibles en casa. No hace falta tener un sensor en el frigorífico para ello, sólo una lista que iremos tachando conforme acabemos y volveremos a tachar cuando compremos de nuevo. También tendremos nuestra lista de recetas organizadas en el iPad con los ingredientes que necesitamos y el tiempo que necesitamos para hacerlo.

El iPad quedaría en este caso relegado a la vida en el hogar, a la cocina, los juegos, la lectura y el trabajo incluso fuera de casa, en cuna cafetería, el tren o el avión haciendo una discriminación de las aplicaciones según la red en la que nos encontremos. La inteligencia cobraría un papel muy importante y repartiría las tareas según cuando y donde nos encontremos. Así por ejemplo si vamos conduciendo nuestro coche en ningún momento el Apple Watch nos enviaría una notificación de Real Racing por ejemplo anunciando una nueva actualización. Si estamos en la red del trabajo tampoco lo haría y si por el contrario nos encontráramos en casa tampoco lo haría del trabajo. Si estamos sentados frente al Mac en nuestro despacho de casa, trabajando, las notificaciones no llegarían al Mac para no entretenernos ni distraernos, solo llegarían las importantes al Apple Watch con una leve vibración y sin sonido. A la hora de acostarnos la alarma se fijaría automáticamente según el horario de trabajo que tenemos al día siguiente y las tareas a realizar antes. Si el reloj se queda en la muñeca sonaría una primera alarma silenciosa en forma de vibración para no molestar a la parienta, que nos despertaría en un ciclo de sueño adecuado para no comenzar el día con mal pie. Si no le hacemos mucho caso y seguimos acostados el Apple Watch volvería a intentarlo con una alarma con sonido e iría aumentando el volumen poco a poco, si seguimos acostados la alarma comenzaría a sonar en el Apple Watch de la parienta hasta que por fin nos pusiéramos en pie. Si por el contrario el Apple Watch está en la mesilla de noche sonaría directamente con una alerta sonora. Al levantarnos si es fin de semana y tenemos por costumbre poner música con el desayuno, el Apple TV se encargará de ello.

Todo esto es posible hoy día, solo se requiere un software actualizado en nuestros dispositivos y a Apple le interesa vendernos todo su arsenal así que no descarto que todo esto sea posible en breve y si a además le añadimos Apple Car Play, el futuro coche de Apple que ya se encuentra horneándose en el cuartel general de Cupertino, sin a penas darnos cuenta lo tendremos todo con nosotros muy pronto. También será posible vivir esta experiencia sólo con un iPhone por ejemplo, o con un iPhone y un Apple Watch también, pero no será lo mismo.

Me quedo con Apple Music

Tras un par de semanas escuchando música en este nuevo servicio de Apple en streaming definitivamente me quedo con él, y no es que estuviera decidiendo entre este y Spotify por ejemplo, estaba decidiendo entre seguir bajando música de forma ilegal y subiendola a iTunes Match o apagar cada mes por Apple Music.

Ya te digo, prefiero Apple Music y vale su precio por es realmente un buen servicio pese a su interface algo complicada al principio y los errores que tuvo tras su lanzamiento, ya solventados. El servicio ofrece un catálogo bastante amplio, el mas grande que existe en streaming y sinceramente, aun no he echado de menos algún título que no esté disponible. A mí me gusta gran variedad de música, desde el pop internacional hasta el metal, pasando por la música electrónica y el dance. Reconozco que hay muy buena música en todos los estilos y disfrutar de cualquier genero a golpe de clic es maravilloso, pero no es como un huevo que se echa a freir, Spotify a estado ahí mucho tiempo y no me ha convencido al 100% y eso que lo he probado tres veces de forma gratuita o casi: la primera vez fue la prueba gratuita de un mes, la segunda igual pero en una cuenta francesa que tuve que abrirme al cambiar mi lugar de residencia y la tercera han sido los tres meses de prueba a 1€ que aun sigue vigente y ya no utilizo. Apple Music no es que sea excesivamente mejor que Spotify pero cuenta con un catálogo de listas de reproducción de mas calidad, una integración abismal con todos los dispositivos de Apple y Siri, el asistente de voz. Es increible que con solo levantar tu muñeca y decir “Oye Siri, ponme algo de U2” automáticamente comience a reproducirse una lista aleatoria con las mejores canciones de U2 en tu iPhone que quizás tengas conectado por Bluetooth o AirPlay a tus equipo HiFi o aunos auriculares mientras caminas o vas en el coche.

Volviendo al tema de las listas de reproducción, quizás es donde más poder tenga este servicio frente a la competencia, tenemos no solo gran variedad sino también gran calidad. Son listas creadas por profesionales de las música y no por algoritmos automatizados como ya ocurría en Spotify, y se nota… vaya si se nota. Podemos escuchar simplemente listas por géneros, listas personalizadas para cada situación (en el coche, desayunando, preparando la comida, estudiando, haciendo deporte, etc), listas por artista, emisoras de radio de música relacionada con un artista, listas de colabroaciones, listas de dj famosos o profesionales del mundillo, listas de grandes éxitos, listas de novedades, y un largo etc… Elegir una lista en Apple Music es tan complicado como elegir menú en un restaurante americano, al final lo mejor es escoger lo primero que veas y si no te gusta cambiar. Si, Spotify tambien tiene todo esto, pero en menor cantidad y la elección es de menor calidad, al final te cansas de escuchar lo mismo una y otra vez. En Apple Music descubres hasta canciones con mas de 30 años que te cautivan como si acabaran de salir del horno, no se como lo hacen.

La calidad es otro cantar, no es que tenga un oido extremadamente fino, pero se nota la calidad del audio, y eso que tiene menos bitrate que Spotify. La calidad ACC es claramente superior al MP3 y eso se nota en cualquier género que escuches. Yo para difrutar bien de la música utilizo unos monitores Edirol de 15W+15W conectados por fibra óptica al Apple TV y envío el sonido por AirPlay desde iPhone, el cual controlo desde el Apple Watch. Cuando escucho la música con auriculares utilizo los de Apple que dan una calidad bastante buena y unos bajos increíbles. No es que esta sea la mejor manera de escuchar música pero el resultado es bastante bueno y cualquier artista o profesional de la música lo hará de la misma forma, piensa que este servicio es para todos, no solo para los pobres frikis con un iPhone. Estamos hablando de Apple y de Beats, una alianza de calidad que está dando la cara al gran mundo de la música y todos los que la componen.

El control al principio se hace complicado y todavía hay algunas cosas que deberían mejorarse. Cuando llevas un tiempo utilizándolo le pillas el manejo y ya no puedes vivir sin él. Hay que saber distinguir bien el contenido que hay en cada pestaña: en “Para ti” encontrarás música actual y antigua que se amolda a tu gusto, cuando inicia sesión por primera vez debes de decirle a Apple Music cuales son tus gustos a partir del género y artistas favoritos. Haciendo bien este paso encontrarás después listas muy interesantes en esta primera sección. La siguiente sección se llama “Nuevo” y te ofrece gran cantidad de álbumes y artistas nuevos para descubrir, aunque a veces no sepas que poner, escucha cualquier álbum que acabarás descubriendo siempre algo nuevo e interesante. Cuando veas algo que te guste podrás pulsar sobre las opciones de la canción, álbum o artista y añadirlo a tu música y después si quieres añadirlo también a una lista de reproducción que tengas offline para escuchar sin conexión a internet por ejemplo. La sección Radio te permite escuchar no sólo la emisora Beats 1 sino también emisoras de radio personalizadas por género, artistas, etc. En connect puedes ver vídeos, fotos y citas interesantes de los artistas a los que sigues, incluso escribir un mensaje ¡Puede que te respondan! Por último está la sección de biblioteca con tus listas personalizadas.

Cabe destacar tres maneras de adquirir y escuchar música con iTunes y la aplicación música de iOS. La primera es la clásica, comprando las canciones en iTunes a unos 10€ el álbum y 1€ la canción. La segunda es pagando una suscripción anual a iTunes Match de 25€ con la que podrás subir todos tus CDs a la nube o música descargada ilegalmente. La tercera es pagando 10€ al mes por Apple Music o 15€ por la opción familiar (hasta 6 unidades familiares), en el momento en el que dejas de pagar no podrás reproducir tus listas. Estos tres métodos son totalmente compatibles y funcionan fusionados perfectamente, de manera que podrás comprar un álbum por 10€ y tenerlo para tí para toda la vida en tu cuenta de Apple, podrás tener toda tu música ripeada de un cd o descargada en la nube mientras pagues los 25€ de Apple Music, y podrás escuchar cualquier canción en Apple Music mientras pagues la cuota de 10€ al mes. Si dejas de pagar al final sólo podrás escuchar la música de has comprado y la que has ripeado o descargado ilegalmente, sincronizándo esta última por cable o através de WiFi o descargando desde iTunes la que hayamos comprado. Como véis las opciones son bien variadas y podremos optar por el servicio que mas nos convenza, aunque quizás con el tiempo iTunes Match acabe desapareciendo, ya que carece de sentido ya con Apple Music y la suscripción anual te limita mucho a la hora de cambiar tu cuenta de país y te obliga a pagar todo un año de golpe.

Algo que me ha llamado la atención es que podremos suscribirnos a Apple Music sin tarjeta de crédito simplemente comprando un tarjeta regalo de iTunes de 10€ por lo que Apple Music está al alcance de cualquiera, un niño con un iPod Touch puede comprar en un supermercado una tarjeta de iTunes por 10€ y probar 3 meses el servicio grátis y después di quiere continuar un mes mas usando esos 10€, después cada vez podrá recargar con tarjetas de 10, 15, 20, 50 ó 100€ como si de una cuenta prepago se tratase. Si dejas de pagar no podrás reproducir la música añadida desde Apple Music pero conservarás todas las listas por si deseas volver el mes que viene por ejemplo.

Viendo lo visto Apple ha conseguido recuperar la confianza de las discográficas y artístas, ponerse al día con sistema de distribución de música moderno y competente y deja la puerta abierta al futuro con videos músicales de producción propia y quizás porque no un servicio de televisión a la carta e incluso cine, si han triunfado con este servicio porque no con un servicio de televisión tipo Netflix, hay quien baraja incluso que Apple esté creando su propio sistema de televisión y produzca incluso series propias. Esto no ha echo mas que empezar…