Vuelvo a usar apps

Si, vuelvo a ser un chico conectado, con multitud de apps en mi iPhone y miles de notificaciones diarias en él.

La semana pasada decidí usar sola y exclusivamente las aplicaciones nativas de Apple para demostrar que sobrevivir sin el gasto que conllevan las aplicaciones de terceros y la memoria extra que ocupan es posible. Y si, se puede sobrevivir sin problemas, queda demostrado, pero eso sí, todo se vuelve gris y triste.

Las aplicaciones de terceros le dan la alegría a cualquier dispositivo ya sea un iPhone, un iPad, un Apple Watch o el mismísimo Apple TV. Con este último tenemos un claro ejemplo, desde que salió el Apple TV 4 con aplicaciones y juegos de terceros es la noche y el día con respecto a la versión anterior.

Es imprescindible abrir un dispositivo y crear competencia porque si no nuestros aparatos quedaría obsoletos y perderían todo nuestro interés, está claro. El Apple Watch incluso pese a los escasos recursos que tiene necesita las aplicaciones de terceros también, se abren tantas posibilidades que ya es imparable y por mucho que Apple incluya mejoras en su sistema las aplicaciones nos darán más.

Tenemos Keynote

Será el lunes que viene, el día 21 de marzo, y traerá por fin un soplo de aire fresco a los que seguimos la marca con tanto ímpetu y a veces fanatismo ya que la última Keynote fue la del iPhone en septiembre del año pasado y desde entonces no hemos sabido más salvo pequeñas actualizaciones y accesorios que han ido saliendo con cuenta gotas.

Para el lunes se espera un nuevo iPad que será Pro pero con el tamaño de un Air, no se sabe aún si se llamara iPad Air, Pro o simplemente iPad. Yo personalmente apuesto por esto último y la diferencia radicará en los tamaños de pantalla. Por otro lado dicen que se llamara Pro ya que el Air seguirá existiendo y seguirá apostando por la delgadez, cosa que no va a ocurrir con el iPad Pro.

También se espera el iPhone SE, un iPhone 5S mejorado con pantalla de 4 pulgadas, chip A9 y la misma cámara del actual iPhone 6S. Hay quien dice que no veremos este a septiembre y otros que el 21 se anunciará. Yo pienso que son mercados diferentes y que podríamos ver este la semana que viene para amortiguar el bajón de ventas en invierno y primavera. Por otro lado podría verse perfectamente en septiembre junto con los dos otros modelos como una opción más, pero entonces no tendría sentido el nombre SE, Special Edition.

También se esperan nuevos MacBook y bajada de precios, que falta va haciendo ya. Puede que el MacBook Air desaparezca, actualmente es el único modelo sin pantalla retina y no me parece lógico prolongar más su existencia, pese a ser un gran modelo que funciona francamente bien y todos echaríamos de menos. En cuanto a los modelos Pro puede que veamos alguna que otra actualización pero nada importante bajo mi punto de vista.

Veremos también un adelanto de los nuevos OSX, iOS, WatchOS y TvOS. Aún no se sabe nada al respecto, puede que haya mejoras estéticas o que simplemente Apple decida hacer pequeñas actualizaciones y dejarse de sacar un sistema nuevo cada año. Quizás así podríamos ver novedades más pulidas y sin fallos. Eso sí, el hecho de no lanzar algo nuevo cada año podría afectar a las ventas de hardware. Yo pienso y opino que Apple tiene un mercado muy diversificado y debería olvidarse de tanto nombre y número, y llamar a todos por el mismo nombre diferenciándolos por el tamaño de la pantalla como ya ocurre por ejemplo con los Mac. En cuanto al sistema operativo yo si fuera Apple dejaría de lanzar versiones cada año y haría actualizaciones menores.

En cuanto al Apple Watch todo indica a que no veremos nada nuevo, salvo algún modelo nuevo Sport y correas nuevas, alguna incluso súper vitaminada. La verdad que el reloj de Apple es una maravilla pero necesitas grandes mejoras para hacerse un hueco real en el usuario medio. Habría que mejorar batería, rendimiento y funcionalidades. Espero que Apple nos sorprenda gratamente con alguna gran novedad para el Apple Watch o incluso con un modelo nuevo o versión renovada.

El Apple TV traerá novedades en esta Keynote y puede que sea en forma de nuevo servicio de Apple relacionado con las series de televisión, el hardware permanecerá un intacto y no veremos novedades menores hasta septiembre, aunque siendo un mercado tan emergente me atrevería a decir que veremos nuevos periféricos para el pequeño de Apple e incluso un servicio en forma de juegos a la carta, quién sabe, soñar es gratis.

En definitiva, una Keynote que llega después de un largo tiempo sin novedades y plagada de incógnitas. Apple debería de impresionarnos a todos el lunes porque si no tendremos que esperar a septiembre y para eso queda mucho todavía. Seguiremos el evento y comentaré por aquí mi opinión y las buenas nuevas.

Adoro mi Apple TV

Si es cierto, acaba de llegar y ya lo adoro porque es un producto bastante acabado, mucho mejor que el Apple Watch, por ejemplo, o el iPad Pro.

El nuevo Apple TV es un producto definido con una tienda de aplicaciones consolidada que le aporta bastante madurez al dispositivo. Y queda mucho camino por recorrer todavía, hay miles de aplicaciones y juegos que aún no han sido adaptados y que lo serán muy pronto, es solo cuestión de tiempo.

Para empezar os pongo el ejemplo del juego de Real Racing 3, el juego gratuito de carreras por excelencia de iOS con unos gráficos impresionantes, cientos de carreras, multitud de circuitos y coches. El juego había perdido algo de fuelle en iOS por el modelo freemium con publicidad, y pago por ciertas ampliaciones, que sí son de pago. Pero la realidad es que jugar en un iPhone o iPad no es lo mismo que jugar en una pantalla de 32, 40 ó 50 pulgadas. Yo ahora estoy disfrutando de nuevo como un enano con este juego en la tele. Y todavía no me he comprado el mando Nimbus Steelseries, cuando lo haga no podré serpararme de mi Apple TV ni Real Racing. Ahora incluso podemos conectar un iPad o iPhone y usarlo de mando por lo que podremos jugar hasta 4 jugadores a la vez. Es una pasada jugar a Real Racing con un iPad Mini como volante, usar Remote en el iPhone para cambiar de canción y usar el Siri Remote para moverte por los menús del juego e invocar a Siri con él también.

Muchas de estas cosas, no todas, ya las tenemos en PlayStation, Xbox y Wii. Apple TV va más allá, no sólo te abastece por internet juegos gratuitos, a 5€ o a 10€, si no que se descarga pequeños fragmentos del juego para que no tengas que esperar mucho, lo cual se hace agradable jugar a cualquier juego por muy pesado que sea. Pero existen pequeños detalles que no los tienes en las demás vídeo consolas, y es poder escuchar tu música favorita mientras juegas activando Siri y pidiéndoselo con la voz, Siri te entenderá perfectamente, es increíble el oído que tiene. Mientras conduzco mi coche puedo decirle a Siri que pase de canción, increíble. Y todo esto no sería posible sin Apple Music, poder pedirle a Siri cualquier canción es posible gracias a este increíble servicio de Apple. La calidad del audio, la rapidez a la hora de cargar tu música y la cantidad de listas de reproducción y combinaciones posibles lo hacen imprescindible. Por ejemplo mientras compito online con Real Racing le puedo decir a Siri que me ponga música rock de los 80 ¡Lo oigo y no lo creo!

La nueva App de Vevo es sencillamente genial, puedes usarla con tu usuario activándolo en la misma red Wifi con tu iPhone o iPad, tiene un diseño impecable y puedes ver los mejores vídeos musicales con una calidad sublime en HD y por su puesto gratis, con algún que otro anuncio de vez en cuando. ¡Esta es la tele 3.0!

Netflix para mí es ya la vida, sin Netflix no sabríamos bien lo que hacer con nuestras vidas, poder ver un capítulo y otro, y otro y pasar de temporada sin darte cuenta y pulirte temporadas enteras sin darte cuenta con una calidad impresionante, que le das a la pausa y parece una fotografía ¡algunos fotógrafas son admirables sin duda! Poder escuchar las voces de los actores en versión original sobre la marcha no tiene precio. Poder darle a mi hija cientos de películas de dibujos y películas infantiles con una calidad sublime y sin anuncios, es sin duda lo que siempre habíamos soñado.

Escuchar tus podcast sincronizados, seguir canales de YouTube, ver el trailer de películas que están en cartelera, alquilar películas o comprarlas en iTunes, ver tus vídeos favoritos y películas almacenadas en el NAS o disco duro inalámbrico con Infuse o Plex, las posibilidades son casi infinitas, y serán realmente infinitas cuando pase un año y este maravilloso dispositivo haya despegado del todo ¡larga vida al Apple TV!

No quiero ni pensar lo que ocurrirá cuando Apple lance un modelo superior de Apple TV, yo haré plan renove sin lugar a dudas, por 179€ voy a cambiar de Appel TV todos los años. Tampoco me quiero ni imaginar lo que ocurrirá cuando Apple lance más servicios y accesorios. Tampoco quiero ni imaginarme lo que pasará cuando salgan mas juegos en la App Store como Need For Speed, FIFA, NBA 2K, Simcity, Angry Birds, etc. ¡Esto va a ser una locura!

Sin lugar el Apple TV tiene un defecto, y es que no hay tiempo en la vida para disfrutar al 100% de él.

Apple Games

Estaba cantado, con tanto juego en la App Store era de esperar que tarde o temprano viéramos algo parecido, se trata de una suscripción mensual similar a la de Apple Music 10€ con la que podremos jugar a cualquier juego descargándolo tantas veces como queramos o incluso online, siempre que el juego y nuestro ancho de banda lo permita.

Podremos hacerlo desde cualquier dispositivo iOS y el Apple TV. Pero aquí no queda la cosa, ya que podremos catalogar nuestra lista de juegos favoritos, los logros que hayamos conseguido, e incluso grabar una partida y subirla a Game Center que ahora queda integrada dentro de Apple Games. Ahora encontraremos toda una red social dentro de esta nueva aplicación en la que podremos incluso compartir trucos y hacer comentarios de cualquier cosa relacionada con el juego en cuestión.

Destacar que Apple se ha liado a la manta a la cabeza y ha creado 3 divertidos juegos y promete que habrá más. No todos los juegos estarán en este nuevo servicio, solo los que quieran entrar dentro del servicio, incluso puede que algunos solo estén temporalmente a modo de promoción y finalmente si queremos jugar más haya que comprarlo. Aunque sinceramente Apple Games ha venido para quedarse y todo el mundo querrá finalmente estar ahí. Con este movimiento Apple, bajo mi humilde opinión, también ha querido eliminar de una vez por todas el modelo freemium y la publicidad en estos. Ahora podremos disfrutar de juegos limpios de publicidad y sin compras in App.

Una vez más deciros que todo esto no es verdad, solo algo que me he imaginado y que podría ser a mi entender bastante viable, y no me extrañaría que pronto viéramos algo parecido como ya está ocurriendo con la música, el cine y la televisión.

Mi Apple TV 4

Llevo a penas quince días con él y todavía me parece increíble la capacidad que tiene y las posibilidades para el futuro, que espero no sea muy lejano. El nuevo Apple TV es un ordenador personal súper básico, con un solo puerto HDMI y un mando de control Bluetooth. Es una cajita negra de apenas unos centímetros donde se alberga un chip A8, 2GB de RAM y en mi caso 32GB de almacenamiento. Esta máquina es capaz de hacer cualquier cosa a una velocidad alucinante, el secreto está en que es de Apple y su software está optimizado para el hardware que lleva en su interior. Como todo producto de Apple es una bestia en una pequeña jaula de la que no puede salir, es decir, el sistema es tan cerrado que apenas permite explotar sus grandes bondades. Aunque quizás debido a esto último sea esa bestia que en realidad no es, me refiero, esas limitaciones quizás son las culpables de que el sistema siempre vaya bien, como ya es costumbre en cualquier equipo de Apple.

El nuevo Apple TV tiene una tienda de aplicaciones desde la cual es posible descargar miles de ellas, completamente compatibles con las ya compradas en un iPhone o iPad, si es que el desarrollador lo ha habilitado, y por su puesto perfectamente adaptado al formato de una tele panorámica HD. Tenemos aplicaciones para ver canales de televisión, juegos, tiendas online, galerías de arte, agencias de viaje,… y todo esto no ha hecho más que empezar, quizás hasta ahora la gran limitación sea la misma Apple que no quiere convertir la tienda en un mercadillo de aplicaciones malas que desluzcan el lanzamiento de la misma.

La interface está claramente muy superada a la anterior versión de Apple TV, además de ser más bonita a simple vista, es muy limpia, moderna y rápida. Pero el secreto está en el nuevo mando de control que además de ser Bluetooth dispone de una superficie táctil, como un trackpad para el dedo gordo con el que puedes hacer clic en cualquier parte de la superficie para realizar diferentes funciones pre-asignadas por el desarrollador.

Pero su poder no sólo está en las aplicaciones, ya de por sí podemos acceder a Apple Music y ver y escuchar toda nuestra música, emisoras de radio, videoclips y listas de reproducción. También podremos acceder muy pronto a todo nuestra biblioteca de fotos y vídeos en iCloud, al instante y con una calidad sublime. Es posible comprar y alquilar películas y series con nuestra cuenta de iTunes, acceder a nuestros vídeos editados en iMovie, escuchar nuestros podcast favoritos, entrar en nuestra cuenta de Netflix o ver vídeos en YouTube. Todo esto con una calidad de interface y animaciones como nunca antes se había visto en cualquier smartTV y una calidad de imagen increíble que en mi caso a resucitado mi vieja tele LG de 32″ con una resolución de tan solo 720p. Además es posible ajustar el volumen de la tele desde el mismo control remoto y en las teles más modernas incluso encender y apagar la tele, olvidaos del aparatoso e insufrible mando de la tele. Todo esto que os estoy hablando desde tan solo 179€, quien dijo que Apple era caro.

Siri es la gran sorpresa de este nuevo Apple TV, controlado desde el mando habilitado con dos micros, uno de ellos para cancelación de ruido permite hacer búsqueda de películas, consultar el tiempo o preguntarle a Siri la hora o el resultado del último partido de fútbol. Ahora mismo solo sirve para esto y poco más, pero con el futuro Siri irá ganado protagonismo y servirá para hacer cualquier cosa, podremos controlarlo todo con la voz e incluso podremos redactar cualquier texto.

El Apple TV 4 pronto permitirá conectar un teclado Bluetooth y ya es posible conectar unos auriculares bluetooth permitiendo ver por ejemplo una película o jugar a un juego sin molestar a nadie. Esta conexión abre todo un abanico de posibilidades ya que igualmente podríamos conectar cámaras, luces, sensores o cualquier otra cosa al dispositivo, permitiendo hacer control domótico o mejorar las posibilidades para interactuar con las aplicaciones del Apple TV. Ya es posible también conectar un mando de juegos tipo PlayStation o Xbox con el que podremos disfrutar a tope de grandes juegos a la altura casi de las mejores vídeo consolas.

Se echa en falta un lector de huellas en el control remoto para comprar en la Store. También al igual que ocurre en iOS se echa en falta cuentas de usuario para filtrar servicios y accesos a los diferentes usuarios que accedan al mismo, así como un control parental con cuentas de iCloud diferentes que permitan controlar las horas de uso, contenidos, etc.

En definitiva, un gran producto con mucho futuro que acaba de despegar y que en sucesivas actualizaciones de software y hardware veremos mejorar hasta convertirse en otro líder de mercado, si no al tiempo. Ya solo falta una respuesta mayor del público, hasta ahora ha sido un dispositivo poco conocido y por tanto la respuesta de los desarrolladores tampoco es la mejor, pero el dispositivo promete mucho y cuánto pase un año veremos grandes novedades, estoy seguro.

La tele cambia

¡Ahora sí! Por fin la tele está cambiando, ya se encargó de ello un fiel cliente de Blockbuster en Estados Unidos que no contento con tener que devolver la película al día siguiente se le ocurrió crear una compañía llamada Netflix a partir de 8$ te permite ver un gran catálogo de cine y televisión en streaming sin salir de casa. Netflix lleva ya en Estados Unidos muchos años y junto con otros como Hulu, HBO y otros están ofreciendo por fin algo impensable hasta hace poco, disponer de todo un video club en casa de calidad.

Hasta ahora en España hemos tenido que aguantarnos con servicios de risa como Yombi de Canal+, Movistar Series, Ono, Etc. Pero Netflix llegó al fin y ha venido para quedarse, y tras más de un mes usándolo os aseguro que marcará un antes y un después en la historia del cine y la televisión.

¿Porque Netflix va a cambiarlo todo? Al fin y al cabo es lo mismo de siempre pero con un catálogo de películas y series muy reducido. Para algunos seguirá siendo mejor comprar cine o televisión en una tienda, grandes almacenes o a través de tiendas online. Para otros será, en cambio, mejor seguir descargando “ilegalmente” las películas y series aunque suponga una gran pérdida de tiempo, ancho de banda y disco duro.

Netflix va a cambiarlo todo porque está creando sus propias series de televisión y películas, y no son para nada malas, es más, me atrevería a decir que incluso son las mejores. Netflix está creando un nuevo formato de cine t televisión que a la larga acabará con el resto que al fina y al cabo está quemado, la industria del cine está acabada y aunque las series están en auge, van por el mismo camino y se van a quemar en poco tiempo dado la masificación que existe y que se basan siempre en lo mismo: violencia, sexo, efectos especiales y explosiones. Netflix apuesta por un modelo diferente que roza el cine independiente pero para cualquier tipo de público. Lo mejor, es que al disponer de contenido propio, todos los derechos son propios y las barreras de la localización desaparecen. Si normas lejos, yo que vivo en Francia puedo contratar Netflix en Francia y ver todas las series y pelis de Netflix no sólo en francés, también puedo verlas en Español, Inglés, Alemán, Italiano, etc. No importa dónde me encuentre ni en qué país resida, las barreras se terminaron.

Apple parece ser que está haciendo algo parecido y pronto veremos un servicio de streaming similar al de Netflix y con parte de contenido propio también. El futuro estará reñido por los servicios de streaming y no por las productoras y canales de televisión.

Si a todo esto le añadimos el nuevo Apple TV con una tienda de aplicaciones espectacular, videojuegos de calidad, diversión en familia con juegos tipo Wii, el asistente de voz Siri y acceso al emergente YouTube, Periscope, etc tenemos pues la televisión perfecta, una tele del siglo XXI ¡al fin!

Con todo esto, siempre queda un hueco para vez auténticas joyas del cine de los 80, 90 o de hace tan solo un par de años. Netflix funciona tan bien, es tan rápido y tiene tanta calidad que ahora adoro más que nunca los fines de semana. Hacer palomitas y poner una película en familia, con la manta, en el sofá, no tiene precio. Ya no hay que salir corriendo a ultima hora al videoclub y pasar frío para devolver la película. Esto es el futuro y por fin a llegado a casa.

La tele de Apple

Antes de que Steve Jobs nos dejara, en su biografía dejó caer que habría un proyecto de televisión, es decir, un producto de hardware con el software del Apple TV súper bitaminado. Los rumores llevaban años dando vueltas al mismo tema una y otra vez pero no llegaba el momento de que Apple lanzase dicha televisión. Mientras tanto la competencia ha lanzado gran multitud de productos pero el éxito no ha llegado a ninguno de ellos, no deja de ser un producto que apenas genera beneficios, y es por este motivo por lo que Apple no lo había diseñado aún. No es que Apple fabrique productos sólo para conseguir un gran beneficio, es además de sentido común hacerlo para que su futuro esté asegurado y la inversión que un cliente haga no caiga en saco roto, cosa que ocurre con enorme frecuencia en gran cantidad de compañías, haciendo sentir al cliente como estafado o engañado, ya que este invierte una cantidad de dinero en un producto y el mismo deja de tener soporte y de actualizarse al año de vida, debido al escaso éxito que ha tenido y a la poca dedicación de los desarrolladores sobre este.

Apple ha anunciado que a finales de octubre pondrá a la venta en gran cantidad de países su nuevo Apple TV, un producto que no ha cambiado su diseño e incluso a engordado, siendo incluso más pesado. Ahora no incorpora salida óptica de audio pero si una salida HDMI compatible con sonido 7.1. Al mismo le acompaña un nuevo control remoto que si que ha sufrido una renovación total en su diseño, conservando la esencia del mismo que radica en la sencillez y facilidad de uso. El mando a distancia es el gran cambio de este nuevo Apple TV junto con el software que también ha dando un salto a lo grande. Este nuevo mando trae consigo una nueva distribución de sus botones, uno de ellos nuevo para invocar a Siri. El control ahora está en una superficie plana desde la cual podemos arrastrar nuestros dedos y desplazarnos por los menús de este nuevo Apple TV. Además este nuevo control remoto incorpora un micrófono para pedirle a Siri cualquier cosa y un acelerómetro y giroscopio para usar en juegos y otras aplicaciones que se presten.

El software también ha cambiado con nuevo sistema operativo llamado TvOS que dispone de tienda de aplicaciones y es capaz de moverse con más ligereza que su antecesor, ya que además dispone de un procesador A8, más memoria RAM y un disco duro de 32 GB ó 64 GB, según modelo. Este nuevo sistema además incluye Siri a la que podremos pedir con nuestra voz cualquier película o serie de televisión indexada en iTunes o cualquier otro servicio dentro del Apple TV. También gracias a ese nuevo hardware y software será posible jugar a esos juegos que ya tenemos en nuestro iPhone y iPad, y descargar aplicaciones para acceder a redes sociales, el tiempo, noticias, fotografía, tiendas, etc.

Los motivos de este nuevo lanzamiento han sido muchos bajo mi punto de vista: Apple ahora es una compañía mucho más asentada en todos los ámbitos disponiendo de un servicio de fotografía en la nube bastante sólido, un servicio de streaming de música inigualable, una tienda de música, cine y televisión bastante consolidado, servicios adheridos como Netflix, HBO y otros que lo hacen aún más grande y, como no… un servicio de televisión y cine en streaming que se está cociendo aún y no llegará al menos a Estados Unidos hasta el año que viene. Ahora es el momento de lanzar este nuevo producto para que dentro de un año haya miles de aplicaciones y juegos disponibles y clientes entusiasmados, y las grandes productoras y canales de tv se lancen a la piscina y firmen para incorporar sus productos al mismo. Por otro lado Apple y está filmando sus propios vídeos musicales y se espera que para el año que viene lancen su primera serie de televisión, de producción propia.

Por otro lado este Apple TV es una especie de experimento en cuanto a hardware se refiere y tomará forma quizás en un año también en un nuevo producto que será una televisión completa, es decir, una pantalla con un Apple TV incluido al que podremos conectar un sintonizador externo para ver la TV tradicional. Es por este motivo por el que creo que Apple no se a esforzado en diseñar un nuevo Apple TV mas delgado y estilizado, al margen del aumento de precio que ello supondría y el poco sentido que tiene ya que es un producto que permanecerá siempre encima de la mesa enchufado a la corriente.

Apple se está embarcando nuevo en un nuevo mercado y con este son ya bastantes los que tiene de forma que cada vez se encuentra más omnipresente entre nosotros, lo mejor es que a pesar de abarcar muchos frentes sigue haciendo las cosas bien y sorprendiendo a todo el mundo. ¿Tendrá fin algún día esto? o ¿seguiremos así muchos años? espero que sigamos así años porque si no fuera por Apple la vida sería un poco más triste, ¿o me equivoco?

El nuevo Apple TV

Una vez más nos preguntamos si realmente estaremos ante un nuevo producto de masas que venderá millones como ocurre con el iPhone. La respuesta es no porque el nuevo Apple TV no es un teléfono móvil, no habrá uno por cabeza, habrá uno o dos como mucho por familia.

El nuevo Apple TV se venderá por unos 200€ y el margen de beneficio será bastante bajo, entonces ¿Porque Apple va a lanzarlo? La respuesta está en el servicio de streaming ya que Apple quiere llegar a acuerdos con las cadenas de TV y necesita un producto sólido, que se venda mucho, y quizás ahora mismo la única forma de hacerlo es trasladando la App Store a este nuevo Apple TV.

Estamos hablando de un producto totalmente diferente, no es un Apple Watch, no es un iPad, es una especie de video consola casual en la que podremos ver películas y series, escuchar Apple Music y consultar la predicción meteorológica.

Aquí al no ser una pantalla táctil, y verse en una tele tan grande los desarrolladores se lo tendrán que currar para hacer sus aplicaciones mucho más atractivas, no vale con portar una aplicación del iPad como sí ocurrirá con los videojuegos. Por ejemplo, una aplicación del tiempo además de mostrarnos un dibujo de un sol y un numero enorme con los grados habrá que mostrar una animación con una voz en off hablando de la previsión para las próximas horas.

Veremos una enorme cantidad de aplicaciones tipo Plex para ver películas en streaming, pero Apple como es lógico hará criba con estas y los que lo quieran tendrán que recurrir al jailbreak. Lo interesante será por ejemplo ver los mapas en la tele, controlar donde esta la familia y hacer una llamada desde la tele ¿Os imagináis un FaceTime en la tele usando en iPhone como cámara? Podremos jugar online y acceder a redes sociales como Periscope para ver retransmisiones en vivo. Las posibilidades son enormes. A partir de ahora cuando el Apple Watch nos diga que nos levantemos, muchas menos personas le harán caso.

Estamos ante un nuevo producto que aportará nuevas aplicaciones visualmente diferentes a lo que estamos hasta ahora acostumbrados. Seguro que asistiremos a una nueva era de aplicaciones adoptadas a este dispositivo. Pronto lo sabremos, ya hay ganas de que llegue el día 9 y salgamos de dudas.

La era inteligente

El otro día hacía referencia al Apple Watch con respecto a lo que para mí sería imprescindible en él, lo que realmente le daría un valor, un sentido y una función en el ecosistema de Apple. Hasta la fecha sólo tenemos dispositivos duplicados, triplicados e incluso cuadriplicados porque tenemos un iPhone con nuestro reproductor de música, nuestro procesador de textos, nuestra aplicación del tiempo, nuestra biblioteca de fotos, etc; y nuestro iPad con nuestro reproductor de música, nuestro procesador de textos, nuestro… y un Mac con lo mismo otra vez y ahora el Apple Watch comienza a tenerlo todo otra vez. Al final el consumidor que no es tonto se plantea comprar un solo producto y mandar el resto a paseo, y que mejor producto que un iPhone que lo tiene absolutamente todo incluido un módem 4G y una aplicación para hacer llamadas con la SIM de nuestro operador favorito. El iPhone es un producto con una potencia incuestionable que incluso se puede conectar a un monitor externo o un televisor con un cable HDMI por ejemplo y usarlo como un ordenador ¿Y para que queremos más? Efectivamente, comprar mas dispositivos es tirar el dinero, es por ello por lo que han comenzado a descender las ventas del iPad y del mercado de tablets en general puesto que esto mismo está ocurriendo en Android también y más ahora con móviles de pantallas mastodónticas y cámaras de fotos que rózan el acabado profesional.

Bien pues esto puede que cambie de aquí a poco, Apple lo está haciendo ya o va a comenzar a hacerlo de aquí a nada. El Apple Watch a nacido dependiente del iPhone y aunque ahora va a poder portar aplicaciones nativas va a seguir siendo una pieza clave en el ecosistema de Apple. Seguramente los ingenieros de Apple habrán puesto todos sus dispositivos sobre la mesa y el jefe habrá dicho, vamos a organizarnos… El iPhone es un móvil que dispone de GPS, 4G, WiFi y lo llevamos siempre encima, él será el encargado de rastrear todo el día donde nos encontramos, el encargado de buscar redes WiFi y conexión a redes móviles, también será nuestro dispositivo de bolsillo en el que haremos cualquier tipo de consulta, jugaremos o trabajaremos sentados en el parque o en el metro. El Apple Watch es el ayudante, el se va a encargar de medir nuestros pasos y de informarnos en cada momento, será nuestro asistente, el que nos guíe durante todo el día, él nos dirá si va a llover, si tenemos que ir a trabajar, que turno tenemos, cuanto tiempo vamos a tardar según el tráfico, donde se encuentra nuestra familia, si falta leche en el frigo y si hemos apagado todas las luces de casa. Parte de esta información estará gestionada por el Apple TV, este será nuestro mayordomo en casa, el sereno que nos abrirá la puerta y nos pondrá al día de las tareas del hogar, de las películas y series que aún no hemos visto, de la temperatura interior y del trabajo que debamos terminar en casa. El nuevo Apple TV sería una especie de servidor personal capaz de detectar todos los dispositivos que hay en casa y repartir las tareas a cada uno. Por ejemplo, estoy en el sofá, leyendo un blog en Reeder con mi iPad Mini y le digo a mi Apple Watch “Oye Siri”, “Quiero escuchar música”… si en ese momento tengo los auriculares puestos en el iPad Mini comenzaría a sonar la música en ellos, pero si no sonaría por los altavoces del mismo iPAd Mini, o sonaría por el Apple TV a través de los altavoces conectados a ellos o por un Airport Express, según la cercanía a la que nos encontremos. Si tenemos el iPad conectado a unos altavoces Bluetooth o auriculares se escuharía en ellos entonces. En el mismo sofá donde nos encontramos el Apple Watch nos informaría del tiempo que nos queda antes de salir de casa para ir al trabajo, analizaría el tráfico, si está lloviendo y las tareas a completar antes de salir. Por ejemplo, me vibraría el reloj, giro muñeca y el mismo me dice te queda media hora para salir y tienes que comer y vestirte. Llegamos a casa y el Apple Watch me informa que tenemos 3 mensajes sin leer, 30 artículos favoritos sin leer y 2 capítulos pendientes de nuestra serie favorita, pero antes nos hace una sugerencia para cenar dependiendo de los ingredientes disponibles en casa. No hace falta tener un sensor en el frigorífico para ello, sólo una lista que iremos tachando conforme acabemos y volveremos a tachar cuando compremos de nuevo. También tendremos nuestra lista de recetas organizadas en el iPad con los ingredientes que necesitamos y el tiempo que necesitamos para hacerlo.

El iPad quedaría en este caso relegado a la vida en el hogar, a la cocina, los juegos, la lectura y el trabajo incluso fuera de casa, en cuna cafetería, el tren o el avión haciendo una discriminación de las aplicaciones según la red en la que nos encontremos. La inteligencia cobraría un papel muy importante y repartiría las tareas según cuando y donde nos encontremos. Así por ejemplo si vamos conduciendo nuestro coche en ningún momento el Apple Watch nos enviaría una notificación de Real Racing por ejemplo anunciando una nueva actualización. Si estamos en la red del trabajo tampoco lo haría y si por el contrario nos encontráramos en casa tampoco lo haría del trabajo. Si estamos sentados frente al Mac en nuestro despacho de casa, trabajando, las notificaciones no llegarían al Mac para no entretenernos ni distraernos, solo llegarían las importantes al Apple Watch con una leve vibración y sin sonido. A la hora de acostarnos la alarma se fijaría automáticamente según el horario de trabajo que tenemos al día siguiente y las tareas a realizar antes. Si el reloj se queda en la muñeca sonaría una primera alarma silenciosa en forma de vibración para no molestar a la parienta, que nos despertaría en un ciclo de sueño adecuado para no comenzar el día con mal pie. Si no le hacemos mucho caso y seguimos acostados el Apple Watch volvería a intentarlo con una alarma con sonido e iría aumentando el volumen poco a poco, si seguimos acostados la alarma comenzaría a sonar en el Apple Watch de la parienta hasta que por fin nos pusiéramos en pie. Si por el contrario el Apple Watch está en la mesilla de noche sonaría directamente con una alerta sonora. Al levantarnos si es fin de semana y tenemos por costumbre poner música con el desayuno, el Apple TV se encargará de ello.

Todo esto es posible hoy día, solo se requiere un software actualizado en nuestros dispositivos y a Apple le interesa vendernos todo su arsenal así que no descarto que todo esto sea posible en breve y si a además le añadimos Apple Car Play, el futuro coche de Apple que ya se encuentra horneándose en el cuartel general de Cupertino, sin a penas darnos cuenta lo tendremos todo con nosotros muy pronto. También será posible vivir esta experiencia sólo con un iPhone por ejemplo, o con un iPhone y un Apple Watch también, pero no será lo mismo.