Sonos HiFi

Llevaba tiempo dándole vueltas al tema, ya escribí sobre ello por aquí, estaba buscando un altavoz de calidad para el hogar y la compañía californiana Sonos me llamó bastante la atención. A la espera de una solución por parte de Apple, me contuve durante algún tiempo, pero tras la Keynote de la WWDC me decidí a dar el paso, el HomePod será mejor pero hay que esperar un año y Sonos ofrece algo que a corto plazo Apple no lo tendrá, un completo sistema de Home Cinema.

Modelos y soluciones

El modelo que me he comprado es el más básico, el Play 1. Sonos no te agobia con números y decibelios, al igual que ocurre con Apple sólo te venden la solución. En este caso el modelo básico de Sonos está enfocado a una habitación pequeña o mediana, aunque no especifican el tamaño exacto, por lo que al final todo es relativo, así como el oído que tengamos. Este modelo puede ir bien en un baño, en la cocina, en un dormitorio , un despacho, un patio o jardín, todo vale. Si queremos más potencia podremos optar por el Play 3 o incluso por el Play 5, de mayor tamaño y por lo tanto más potentes. Todos estos pueden juntarse y formar un equipo estéreo o incluso un Home Cinema: dos de estos para la parte trasera, una base o barra bajo la tele y una caja para los bajos.

¿Como funcionan?

El ecosistema de Sonos es otro mundo, la realidad es que son unos altavoces para el hogar sin batería y constantemente conectados a la corriente eléctrica. Esto pese a ser una desventaja, no lo es si lo que buscamos en realidad es la mejor calidad de sonido, y el mayor confort y aislamiento posible. Los altavoces Sonos funcionan a través de una App que los conecta a la red WiFi de casa y a su vez a los servicios de música en streaming que tengamos contratados como Apple Music, Spotify, Deezer, Amazon, etc. Una vez conectados podemos acceder a listas, álbumes, emisoras de radio, etc y guardar incluso favoritos en la misma App ¿Que ocurre entonces? Y aquí llega la magia de Sonos… una vez seleccionemos la lista o lo que sea el mismo altavoz se conectará al servicio para reproducirlo, es decir, si apagamos el iPhone iPad, Mac o PC, Android, etc la música seguirá sonando y podremos pausar, reanudar o cambiar de canción desde el mismo altavoz, y por su puesto ajustar el volumen. Es auténtica magia, ya que si nos quedamos sin batería, recibimos una llamada o una notificación de un mensaje no se interrumpirá la música. Además cualquiera en casa que tenga la App y esté autorizado podrá controlar la música desde su dispositivo, es como tener un varios mandos a distancia repartidos por toda la casa: los móviles, las tabletas, los Apple Watch, los ordenadores,… cualquier dispositivo puede ser un mando a distancia. Además no puedes apagarlo, el altavoz no tiene botón on-off solo un botón play-pause que se puede accionar desde cualquier dispositivo: imagínate que estás tumbado en el sofá y te apetece poner música, no te levantes a encender el altavoz que está en la estantería, solo tienes que coger el dispositivo (móvil, tableta, etc) y poner la música, sin duda el mejor invento.

Crea un hilo musical

Aquí no acaba la cosa, ya que si compras varios altavoces no sólo podrás crear un equipo estéreo con dos de ellos, también podrás crear un hilo musical en casa sincronizando 2, 3, 4 y todos los que quieras en diferentes habitaciones. El sonido sonara sin retardo ni eco, perfectamente sincronizado y podrás controlarlo desde la App de tu dispositivo. Incluso podrás crear varios ambientes musicales: por ejemplo un ambiente en la cocina y salón y otro ambiente en el baño y dormitorios. Puede que a priori resulten caros estos altavoces, pero con la tecnología y calidad que tienen, lo sencillo que resulta configurarlos y usarlos, y las posibilidades que ofrecen se me antojan baratos.

El secreto de su calidad

Los altavoces pese a estar conectados a la corriente permanentemente y resultar pesados, son bastante pequeños para calidad que ofrecen ¿Como es esto posible? Gracias al sonido tridimensional y a un software que optimiza los bajos y agudos en función de la habitación y su ubicación. Cuando conectamos un altavoz Sonos se nos ofrece la posibilidad de sintonizarlos con una tecnología propia llamada TruePlay que emite unos sonidos que son escuchados por el micro de nuestro iPhone, por ejemplo, detectando la acústica de la misma y por tanto creando un sonido óptimo que nos permite escuchar unos bajos y agudos más reales y nítidos evitando distorsiones al subir el volumen. Cuando los escuchas por primera vez se te pone el bello de punta, incluso después de un mes todavía me impresiona como caen los bajos, y la nitidez de los agudos.

En definitiva

Unos altavoces para los amantes 2.0 de la música, sea cual sea el gusto musical. Tendrás a tu disposición los mejores servicios de streaming, con toda la música, podcast y emisoras de radio del mundo en todos los altavoces de tu casa con la mejor calidad de audio. En la web oficial de Sonos podrás pedirlos y si en 30 días no estás satisfecho podrás devolverlos ¿Que más se puede pedir?

¡Oye Siri!

Llevo mucho tiempo detrás de unos buenos altavoces y que sean inalámbricos. Los mejores sin duda en cuanto a calidad son los de la compañía Sonos, que además son compatibles con AirPlay y funcionan a través de la WiFi. Estos auriculares tienen por contra que son para el hogar, quiero decir, que no tienen batería y están todo el rato enchufados a la corriente. El objetivo de los altavoces de Sonos es permanecer fijos en puntos estratégicos de la casa y proporcionar sonido de calidad por todo el hogar como si de un hilo musical se tratase.

Por otro lado están los clásicos ya altavoces Bluetooth que son más pequeños y portátiles y tienen su batería propia. Pero no es mi objetivo este último, ya que resulta tedioso parearlos con cada dispositivo y solo puedes hacerlo con uno, con que con los de Sonos puedes conectar cualquier dispositivo que se encuentre dentro de la red.

La solución está al caer, pero no existe aún en el ecosistema Apple. Los usuarios de la marca necesitamos ya como el comer unos altavoces de gran calidad que se conecten por WiFi a través de AirPlay y ya de paso controle la domótica del hogar y sirva de asistente a su vez con Siri. No es que Apple se vaya a copiar de Alexa, Cortana o el Google Home, es que ha llegado el momento para este producto y después del éxito de los AirPods, la mejora de Siri y un Home Kit en auge, no cabe otra.

Dicen que iría unido al Apple TV también, pero yo no lo creo. Sería un altavoz independiente que nos permitiría escuchar música con gran calidad, invocar a Siri y su conexión seria tan sencilla como la de los AirPods. Aunque la conexión por AirPlay nunca ha sido complicada realmente. Obviamente llegará para navidades y habrá tanta demanda que hasta primavera de 2018 no podremos hacernos con uno. Así que hay tiempo para ahorrar.

Mis imprescindibles

Ya no puedo vivir sin ellos, los uso cada día a todas horas y los sigo queriendo como el primer día.

Hablo del iPhone 7 de 128GB, los 2 GB de RAM, el 3D Touch, el Taptic Engine, el Touch ID, el estabilizador óptico, de la resistencia al agua y como no esos 128GB imposibles de llenar lo hacen para mi una herramienta totalmente imprescindible en mi vida ya que es mi iPad, mi Mac y mi teléfono, es decir, lo es todo.

Hablo también del Apple Watch, un gran aliado del iPhone, su mano derecha: las notificaciones, la App de actividad, el control de Apple Music, predicción del tiempo, las alarmas, el temporizador, el cronómetro, las esferas modulares, las correas intercambiables, la corona digital, la carga por inducción, etc… es decir, todo un mundo de posibilidades que hacen aún más interesante, si cabe, al iPhone.

Hablo también de los nuevos miembros de la familia, los AirPods, esos grandes que son tan pequeños que apenas los sientes, salvo por el cosquilleo de sus bajos en tus oídos, esos que acarician hora tras hora tus sentidos, con una batería inagotable, la caja para guardarlos ¡Parece magia! Es un placer llevarlos, es un placer usarlos y es un placer guardarlos, solo quiero salir a la calle y ponérmelos.

Hablo de la Smart Battery Case, solo para el iPhone 7, con la que tendrás más del doble de batería, es decir, que podrás usar el iPhone sin parar durante el todo el día, SIN PARAR, TODO EL DÍA, y te sobrará al final del día, TE SOBRARÁ. Todavía no puedo creerlo. Además, el iPhone y la funda se cargan con un mismo cable, a la vez, dando prioridad siempre al iPhone, quiero decir que el iPhone se carga primero y se descarga el último, de forma automática, sin que tengas que hacer nada, más del doble de batería, INCREÍBLE. Un iPhone que no se queda sin batería, el sueño de cualquiera.

Hablo de Apple Music, un servicio de música perfecto, que está actualizándose continuamente con TOOODA la música, TODA. Descarga, borra, vuelve a descargar, crea infinitas listas, y si te cansas siempre hay algo nuevo para escuchar. Es como ser rico y permitirte un disco cada día o diez, los que quieras y con mucha calidad, chapeau !

Hablo de Netflix, tu serie favorita al instante, con ADSL, con fibra, 3G o LTE, que más da, ahí lo tienes todo, en tu iPhone, faltan horas al día y días a la semana para verlo todo, sigue viéndolo en la tele luego, con el Apple TV, el Chromecast, el iPad, el Mac, etc. El precio, de risa y puedes descargar, borrar y volver a descargar todo lo que quieras, ver una serie en mitad de la calle, en la cama o en la cocina, HD o 4K, donde quieras y como quieras, un placer, digno de los dioses.

Y ya no es cada una de ellas, son todas juntas: guardar cientos de episodios, miles de canciones, y grabar cientos de vídeos de 1080p a 60 fps para luego verlos tranquilamente, sin problemas de batería, controlar la reproducción o enviar un mensaje con el Apple Watch mientras lo ves y escuchas todo y con unos AirPods que no molestan en tus oídos y cuya batería parece inagotable. Todo esto es el ecosistema de Apple y funciona, tan bien que parece mentira, el primer día, el segundo, la semana siguiente, 2 meses después y 4 años más tarde ¡Esto es Apple!

I Love AirPods

Ya tengo los Airpods y son increíbles. Tras dos meses de espera por fin he podido conseguirlos. En concreto los reservé en el APR Rossellimac, aquí en Granada, y casi con todas mis esperanzas pérdidas el sábado me llamaron para confirmarme que podía ir a recogerlos el lunes. Así que sin más dilación fui corriendo a por ellos.

No son unos simples auriculares, ocurre igual que con el Apple Watch. El secreto está en lo fáciles que son de usar y lo cómodos que son. ¿Pero con estas bondades se puede realmente superar a cualquier otro auricular bluetooth? Una cosa lleva a la otra: al ser fáciles de utilizar los usas con todos tus dispositivos Apple y al ser tan cómodos no te los quitas nunca. No os voy a hablar de la tecnología que llevan porque ya lo sabréis de sobra, pero si os puedo contar que suenan impecables, los graves y los agudos están muy equilibrados y con Apple Music se escuchan de miedo.

Todavía no me puedo creer que mi iPhone envíe todo el sonido a los dos auriculares a la vez y se sincronicen a la perfección, escuchando un perfecto estéreo, que asusta a veces incluso. Sin ir más lejos está misma mañana pensaba que alguien venía con una radio encendida por mi casa ya que no aíslan del exterior y como no pesan nada te olvidas de que los llevas puestos.

Al margen de que cada persona tenemos las orejas diferentes, si tienes suerte de que no se te caigan o te hagan daño al usarlos durante un tiempo prolongado, cuesta acostumbrarse a llevarlos porque no los sientes, y al principio tienes una sensación continua de que se van a caer y los vas a perder. Luego te acostumbras y te das cuesta de que no se caen con tanta facilidad. Tienes que darle un golpe o hacer el pino para que se caigan. Pero si que resulta incómoda esa sensación al principio.

El sonido no deja de sonar mal en ningún momento, hagas lo que hagas siguen sonando perfectamente. Recuerdo que con los EarPods con el cable al darle tirones se acababan despegando de los oídos y dejaban de oírse bien los graves. Ahora como no hay cables los auriculares permanecen en su sitio todo el rato y se oye igual siempre, con sus graves correspondientes.

Siempre están cargados porque siempre se guardan en su caja para que no se pierdan o se estropeen y como tienes 24 horas de batería es francamente complicado que te quedes sin batería. A no ser que te olvides de cargar la caja de vez en cuando. Apple de nuevo lo ha vuelto a hacer, ha reinvéntalo los auriculares bluetooth. Los AirPods son pequeños, igual que los EarPods con cable, se oyen muy bien y siempre están cargados. Encima son tan fáciles de usar que me atrevo a a decir que son prácticamente insuperables. Para conectarlos solo hay que abrir la caja cerca del iPhone y aceptar cuando salga una ventana con ellos. A partir de ahí se conectaran solos al dispositivo que esté sonando en ese momento y tenga nuestra cuenta de iCloud, es magia. También al ser Bluetooth podremos sincronizarlos con cualquier otro dispositivo.

Cuando te los pones suena un sonido que me recuerda al sonido de inicio de los Mac y la caja lleva un pequeño botón para desconectarlos de nuestro iPhone y conectarlos en otro que queramos u otro dispositivo. Los AirPods no pueden caerse de la caja porque están imantados y aunque volquemos la caja no se salen. El cierre de la caja también es magnético. Se cargan con cable lighting que además se incluye en la caja para poder cargarlos en un ordenador o con un cargador usb. Son muchos los detalles que al final justifican un precio que a priori se antoja elevado pero a la larga se agradecen. Puede que más adelante os cuente como me sigue llenado con ellos, y para dentro de unas semanas se espera una actualización de firmware para localizarlos por la App buscar de Apple al igual que ahora mismo podemos localizar nuestro iPhone, Apple Watch, iPad, iPod y Mac.

El negocio de las tarjetas

Cada vez hay más tarjetas y en cualquier sitio prácticamente, ahora incluso puedes recargar la cantidad de dinero que quieras. Estoy hablando de las tarjetas iTunes para comprar, en principio, en la iTunes Store pero que luego han ido permitiendo otras muchas cosas y es que la famosa tarjeta de Apple se está convirtiendo en prácticamente una tarjeta prepago.

Comenzaron con la música y vídeos musicales de la iTunes Store, luego incluyeron las películas y en países como EEUU incluyeron las series de televisión. Cuando lanzaron la App Store salieron las tarjetas para comprar aplicaciones pero realmente podías usar el crédito de iTunes para comprar en la App Store. Ahora con Apple Music puedes hacer lo mismo: compras una tarjeta de 15$ por ejemplo y puedes pagar el servicio de música con esta tarjeta. Y ya por último, y que para nada yo no me esperaba, es la posibilidad de poder pagar el almacenamiento en iCloud también. Por lo cual la tarjeta de iTunes se ha convertido en una especie de tarjeta Apple con la que puedes pagar casi todo, aún falta que pudiéramos pagar en la Apple Store online, y comprar unos Airpods por ejemplo con el crédito que tengamos en nuestra cuanta iTunes, pero al tiempo… de hecho ya existe una tarjeta para ello, una especie de tarjeta regalo que podemos comprar en la Apple Store online o las tiendas físicas, pero que no sirve para iTunes. 

El funcionamiento es bien sencillo y su existencia tiene bastante sentido ya que hay muchas personas que no tienen tarjeta de crédito por qué son menores de edad, porque no pueden permitírsela, o porque no quieren tener y/o mantener una. Apple te permite usar VISA, MasterCard o American Express y deben de ser de crédito, no sirven las de débito. Notmalmente estas tarjetas requieren pagar una cuota anual y algunas son gratuitas, aunque se cobran luego con intereses las transacciones por lo que hay que andarse con cuidado. Hay tarjetas prepago que cada que ingresas dinero se cobran un porcentaje de comisión. En definitiva, poseer una tarjeta, al menos aquí en Europa, a veces es casi un lujo. Con las tarjetas de iTunes esto queda solucionado ya que si no compramos tarjeta para recargar no nos cargan nada y nuestra cuanta bancaria queda protegida. Las tarjetas iTunes se pueden comprar ya en cualquier sitio, yo las he visto en hipermercados, tiendas de videojuegos, tiendas de música, grandes almacenes e incluso tiendas de juguetes. El proceso consiste en coger una tarjeta, las hay desde 15€, pasando por 25€, 50$€ hasta 100€; acto seguido la pagas y la persona en caja la activa, tú solo tienes que rascar una casilla y se descubrirá un código que escarbaremos desde la misma App de iTunes o App Store en el iPhone, iPad o iPod Touch. La recarga es inmediata y podremos comprar lo que queramos sobre la marcha. Ahora han salido también unas tarjetas que puede recargar desde 15€ a 150€, es decir, podremos pagarle a la persona en caja 42€ y ese será el crédito en nuestra cuenta. Si por ejemplo tenemos 8€ en nuestra cuenta y nos queremos abonar a Apple Music que cuesta 10€ al mes pues iTunes cargara automáticamente esos 8€ y cogera los 2€ restantes de nuestra tarjeta de crédito, si es que tenemos, si no tenemos ninguna tarjeta directamente no podremos contratar el servicio hasta que tengamos al menos esos 10€. 

De esta manera mucha gente puede disfrutar de servicios como Apple Music, iCloud y la App Store sin tener una VISA, sin dar cuentas a nadie y sin que figure en su cuenta bancaria, pagando directamente en efectivo. Parece una tontería, pero no lo es, de hecho cada vez veo más de estas tarjetas en más comercios y si están ahí es porque la gente las compra cada vez más. Hay incluso descuentos en las tarjetas, en Fnac, Game Center u otros podemos encontrar a veces descuentos del 5% y 10% incluso, dinero gratis, como dice nuestro amigo Emilcar.

Ahora también podréis comprar vuestras tarjetas iTunes con PayPal desde la web www.startselect.com una web desde la cual sin sobre coste alguno podremos comprar una tarjeta iTunes por casi cualquier medio de pago, incluido PayPal lo cual facilita aún más las cosas, ya que si en un momento determinado te encuentras sin saldo puedes recargar desde cualquier dispositivo, el código es instantáneo, en cuanto haces el pago puedes hacer clic en el código enlazado que te llevará a la iTunes Store y recibirás también a copia por email. Por lo que ya no tendremos excusa para aumentar la capacidad de nuestra nube de iCloud, escuchar Apple Music, comprar una aplicación o película, o incluso suscribirnos a Netflix o el nuevo canal que ha llegado HBO España. 

De ciencia ficción

Sin duda alguna, para mí, la keynote del 7 de septiembre ha sido de ciencia ficción. El nuevo iPhone negro brillante además de ser precioso es increíble por dentro. Al final, si… se llama iPhone 7, nada de iPhone 6SS, ni iPhone 6 SE, ni iPhone a secas. Los precios, efectivamente, han bajado 40 euros, y tenemos capacidades desde 32GB a 256GB pasando por los 128GB que es el modelo de partida para el color negro brillante, aquí Apple ha sabido vender bien el color.

Y siguiendo con el iPhone 7, la potencia es sobresaliente, con un nuevo procesador A10 Fusion, que le da mil vueltas a modelos anteriores, parece mentira. Podremos jugar a videojuegos cada vez mas equiparados a las consolas y con un rendimiento que supera al mismísimo iPad Pro de 12,9 pulgadas. La pantalla ahora es mucho mas brillante y tiene unos colores espectaculares. El sonido a mejorado, ahora es estéreo y desaparece el conector jack. La cámara ahora tiene estabilizador óptico y en el modelo Plus doble objetivo para tomar retratos con el fondo desembocado, tipo cámara réflex, y para hacer fotos con un zoom óptico 2x, impresionante. la cámara Facetime ahora tiene 7 megapixeles, batería mas duradera “gracias a que no han adelgazado esta vez el iPhone, bajo mi punto de vista”. Y como puntilla, para rematar ahora si se te cae al water o a la piscina no pasará nada, porque es resistente a un metro de profundidad, y también a las salpicaduras, algo así como lo que ya es el Apple Watch que poseo, el modelo 0. En definitiva, un iPhone 6S sin las bandas de las antenas, en color negro brillante y un nuevo negro mate con el interior renovado en todos sus aspectos, vaya… un maquinón que no voy a dejar escapar. El año que viene veremos un nuevo modelo con pantalla curva oled, mas delgadez y muchos cambios estéticos, pero como siempre los primeros modelos saldrán con defectos, así que mi consejo es comprar el modelo S, siempre, o como en este caso… el modelo SS que es este iPhone 7.

Mas cosas: Apple Watch Series 1 mejorado por dentro y 100€ mas barato “A partir de ahora veremos mas Apple Watch por la calle, esto seguro”, un modelo series 2 como el series 1 pero con GPS y resistente al agua 50 metros, vamos que por el anuncio de Apple podrás usarlo para nadar en la piscina a diario sin problema. Además este modelo Series 2 incluye una edición especial Nike Plus con correas y esferas especiales, vamos que me he enamorado del reloj, y al mismo precio que el modelo normal, para no pensárselo, pero no… no puede ser este año.

AirPods: volvemos a la ciencia ficción, mismo diseño pero sin cables con sensores que detectan cuando te los pones y te los quitas para activarse la música o pararse, se conectan en un solo paso en uno de tus dispositivos y gracias a iCloud lo hace en el resto automáticamente, de forma que si estas escuchando música en el iPhone y coges el iPad para ver un video se cambia solo, de uno a otro sin hacer nada, impresionante. Para mí el resto de auriculares bluetooth poco tienen que hacer al respecto, esto es insuperable. Y lo mejor es que aguantan 5 horas de reproducción e incluyen una cajita para guardarlos donde puedes recargarlos hasta 24 horas, ideal para llevarlos de viaje, tendrás horas mas que de sobra para usarlos, además con una recarga de 15 minutos puedes escuchar 3 horas mas, ya te digo, de ciencia ficción sin duda alguna. Además, si los tocas dos veces con el dedo se activará Siri, todavía no me lo puedo creer. 

La aparición del CEO de Nintendo presentando Super Mario Go para iOS, la edición especial de Nike para el Apple Watch, los nuevos auriculares Beats con tecnología de Apple y el cierre con el lanzamiento exclusivo del nuevo single de SIA fueron la guinda del pastel. Apple está subiendo tan alto, que no veo el momento en el que comience a bajar, tienen tanta pasta en efectivo y tal equipo funcionando, con personas de viaja escuela de Jobs, y las nuevas generaciones que van llegando que cuando digan de trasladarse al Space Ship y lance el Apple Car va a ser acojonante, permitidme la expresión. Tenemos Apple para rato, esto no ha hecho mas que empezar, un año más, Apple es insuperable lo seguirá siendo muchos años mas tal cual podemos ver.

Quiero unos SmartPods

Año 2018, Apple lanza el Apple Watch 4, la segunda generación del reloj de Apple con conexión LTE, el primero realmente autónomo, ya no necesitaremos un iPhone para usarlo al 100%, con el Apple Watch todo es posible. Todo el mundo se está acostumbrado a usarlo y cada vez más usuarios hacen llamadas con él, así que tenemos “one more thing”, si… Apple lanza por fin unos nuevos EarPods y no son Beats, ahora son inalámbricos y están especialmente pensados para ser usados con el nuevo Apple Watch dotado con el nuevo Bluetooth más veloz, energético y estable. 

Estos nuevos EarPods suponen un nuevo concepto de auriculares que entran en la categoría “wearable” ya que se llevan colgados en el cuello a modo de colgante o collar y son tan elegantes que podríamos combinarlo con cualquier prenda, bien deportiva o bien más elegante. Definitivamente Apple se está adentrando en el mundo de la moda y ahora lo hace con algo tan necesario hoy día como unos auriculares inalámbricos. Parece una locura pero ya somos muchos los que salimos sin nuestro iPhone de casa pero nos gusta escuchar música con el Watch o realizar alguna llamada que otra. Llevar encima unos auriculares inalámbricos supone un trasto más que al final dejas o te olvidas en casa.

El dispositivo en concreto consiste en unos elegantes auriculares en diferentes colores a juego con los ya existentes para el Watch que disponen de un cordón intercambiable de acero, nylon, plata e incluso oro. Dicho cordón se une por el extremo como ya es costumbre mediante un iman a modo de broche. No disponen de botón alguno, simplemente se apagan solos cuando se abrochan y se encienden en cuestión de un instante al desabrocharlos conectándose por Bluetooth sobre la marcha. 

El diseño no es sólo cuestión de elegancia, también aporta comodidad y sencillez a la hora de usarlo. Según nos cuenta Cook es tan cómodo que apenas recuerdas llevarlo puesto y se conectan tan rápido que responder una llamada desde el Watch es toda una experiencia. Además incorporan una cajita de transporte como la de los antiguos EarPods que sirven de cargador haciéndolo por inducción y en tan solo un par de horas. Desde luego este nuevo accesorio dar mucho que hablar y por tan solo 120€ convertirás tu Apple Watch en un auténtico dispositivo independiente y podrás usarlos también con tu iPhone, iPad u otro aparato con conexión bluetooth.

Esta es una idea que se me ha ocurrido usando mi Apple Watch mientras caminaba y realizaba una llamada con él hoy, no sería descabellado que en un par de años viéramos algo parecido ¿Os lo imagináis?

Emocionado de nuevo 

A vueltas con la Keynote pasada de la WWDC, si…, reconozco que Tim Cook apenas dio la cara, que algunos presentadores no dieron la talla, que el nuevo tvOS apenas trajo novedades, y si… reconozco también que me aburrí bastante cuando se detuvieron tanto tiempo en el nuevo iMessage. Todos esperábamos algo más de Apple, siempre ocurre igual, pero cierto es que la presentación duró más de 2 horas y más productos e información no fue posible presentar, ya de por sí, para digerir lo que nos mostraron a costado más de 2 días, entonces imaginaos si la keynote se hubiera prolongado una hora más, por ejemplo, hubiera sido insufrible.

Cuando finalizó la Keynote, esta fue mi impresión, pero conforme comencé a recordar todo lo expuesto comencé a emocionarme más y más hasta el punto de reconocer que ha sido una de las mejores Keynotes en mucho tiempo. Craig Federgi es un crack, sinceramente lo veo como al próximo CEO de Apple porque es una persona que ha aprendido a comunicarse muy bien y lleva el espíritu de Apple muy en serio, o al menos eso es lo que aparenta. Todo el mundo lo quiere y el sale de todas estupendamente, a nivel de carisma es el mejor. 

Comenzando por watchOS quede súmamente satisfecho por la velocidad al abrir ahora las Apps, menos mal, porque era un punto muy flaco del Apple Watch. La multitarea, ahora parecida a la de iOS y accesible desde el botón home, es una mejora notable que facilitará mucho mejor las cosas que los vistazos. Las nuevas esferas están bien aunque sigo echando menos una mayor configuración y personalización de las mismas, cosa que no tardará mucho ya que desde la app del Apple Watch en el iPhone hay un apartado nuevo con una galería de las esferas del reloj, lo cual me lleva a pensar que pronto podremos comprar esferas y personalizarlas desde el mismo iPhone. Por fin tenemos una app para ver y editar los recordatorios, ya era hora, no sé cómo no la incluyeron en watchOS 2. Hubo también muchas más novedades, pero estas que he citado son las que más me llamarían la atención. 

tvOS apenas tuvo mejoras, aunque el modo oscuro y el login personalizado me parecieron muy buenas ideas. Habrá que ver también la nueva App Remote e incluso yo apostaría por el servicio de tv en streaming en septiembre y un nuevo Apple TV con reconocimiento facial y altavoz para escuchar a Siri, o no, quién sabe porque ya han salido los primeros altavoces de Logitech compatibles con “Oye Siri”. Así que tan mala no puede ser la evolución de este dispositivo que tanto éxito está cosechando y seguro que no acabará defraudando su actualización. 

macOS Sierra aunque a muchos no les ha gustado, dio su golpe de efecto trayendo a Siri a nuestros escritorios. El desbloqueo por proximidad con iPhone o Apple Watch es una maravilla y el pago con Apple Pay vía web también. Aquí ocurre igual que con el Apple TV, las mejoras llegarán en septiembre con un nuevo MacBook Pro con teclado oled y alguna que otra sorpresa más, estoy seguro. 

iOS 10, por último, fue el rey de la Keynote, al margen del nuevo iMessage que a mí me ha encantado, nos trajo grandes novedades de interface como los widgets, un Apple Music muy mejorada y una app de fotos con reconocimiento de caras y una nueva opción para hacer pases de fotos a modo de recuerdos, que viene a hacer lo mismo que la app Quik. Pequeños detalles como una app para avisarnos cuando tenemos que acostarnos o que siga sonando la Música mientras tiramos una foto contrastan con los grandes cambios de la aplicación Mapas que ahora nos permite saber dónde hemos aparcado el coche o indicarnos el cambio evitando autopistas de peaje. Y como no, Siri ahora está abierto a terceros, así que muy pronto podremos enviar un What’sApp mediante el asistente de voz, pedir un Uber o incluso iniciar Periscope o buscar en Reeder noticas sobre el Apple Watch por ejemplo. 

A priori nos quedamos fríos, pero al ver las betas y pensar en la cantidad de cambios que se nos avecinan no puedo más que pensar lo mismo de siempre. Apple lo ha vuelto a hacer y seguirá siendo la mejor, pese a que Jobs ya no esté con nosotros, los accionistas lo controlen todo y Android venga pisando fuerte… Apple seguirá siendo diferente, por una sencilla razón, simplemente porque vende hardware, software y servicios; y porque su espiruto se sigue transmitiendo de generación en generación, un espíritu libre e inconformista que lucha por la igualdad, la diversidad y un mundo mejor, que se reinventa una y otra vez para conseguir que desde los más jóvenes a las usuarios más profesionales sigan encantados con sus productos. A la vista está en esta Keynote repleta de novedades para el gran público, con nuevas caras y cada vez más mujeres y niños de todo el mundo. Todavía tenemos Apple para rato, para muchos años, esto no ha hecho más que empezar. 

Spinning Watch

Hoy me he sentido como Taylor Swift en el anuncio de Apple Music ya que he hecho spinning con mi Apple Watch mientras escucho música. No es que lo haya hecho a caso hecho para recrear el anuncio y hacer como un borrego lo que dice Apple, pero puede que inconscientemente si que lo haya hecho. 

Tengo una bici estática en casa, en mi dormitorio, y hacía ya tiempo que no lo practicaba porque me acaba resultando aburrido, tanto rato pedaleando sin ton ni son. Pero hoy he podido comprobar que pedalear en casa puede ser tremendamente divertido e incluso adictivo. 

El otro día cambié unos monitores Edirol que tenía en la sala de estar para escuchar las películas y las series del Apple TV y de paso la música, al dormitorio porque compramos una tele nueva de 40 pulgadas y ya no cabían en la mesa, así que los puse en el dormitorio, encima del armario con un receptor Bluetooth de Philips para escuchar la música en el dormitorio más tranquilamente ya y así no molesto a los demás y puedo subir el volumen. 

Pues hoy he decido hacer spinning y me he llevado una grata sorpresa por lo bien que sonaban los monitores en el dormitorio, y la motivación tan grande que aporta escuchar buena música y con la mejor calidad, sin cables de por medio y con un Apple Watch en la muñeca. Poder controlar en cualquier momento la música, elegir el álbum, el artista o la lista de reproducción con la muñeca o invocando a Siri, no tiene precio. 

Twittear algo, cambiar de canción, mirar las pulsaciones, las calorías activas, es mundo el Apple Watch y hasta que no lo tienes realmente no sabes lo que es ni lo que realmente aporta a tu vida. No estoy diciendo que el Apple Watch sea imprescindible pero es algo que merece la pena disfrutar cada día si eres un apasionado como yo de la tecnología.  

Y no es coña lo que dice Apple en sus vídeos que con un Apple Watch practicaras más deporte y lo disfrutaras más, es completamente cierto, hoy no he pedaleado amigos, he volado con súper bici estática del Decatlón, alucinarte la experiencia y pienso hacer más bici a partir de ahora. Y cuando tenga unos buenos auriculares bluetooth seguramente disfrutaré igual corriendo, ¡Ay esos PowerBeats que caros son!

Los 40 de Apple Music

Es increíble la manipulación que una vez más sufrimos los usuarios a la hora de consumir contenido en internet. Ahora es el turno de Apple Music puesto que si nos disponemos a pagar por una suscripción de 10€ al mes acabaremos escuchando la misma basura de siempre, es decir lo que nos ponen una y otra vez en los 40 principales. Y doy fe de ello porque actualmente me encuentro viviendo en Francia y cada vez que tagueo algo con Shazam no se encuentra disponible en Apple Music España, y no estoy hablando de música francesa, hablo de música norte americana que no tiene derechos de reproducción en España y si en Francia. No quiero ni imaginarme entonces la cantidad de buena música que nos estaremos perdiendo simplemente por no tener una VISA en USA o UK. 

Si te vas a las novedades de Apple Music en España encuentras un nuevo disco de Loquillo, otro de Enrique Iglesias, Antonio Orozco, Manuel Carrasco y Vanesa Martín. Todos estos artistas son justo los que los 40 Principales ponen una y otra vez, pagados por la SGAE, para que por narices nos gusten y los escuchemos.

Es lo mismo que ocurre con las traducciones de las películas en sus títulos y diálogos. Al final recibimos una idea algo distorsionada de la realidad, parece mentira que en el año 2016, con una sociedad tan conectada en involucrada en la red, sigamos siendo víctimas de la censura y manipulación de los medios. Algún día seremos testigos de un mundo realmente globalizado en el que podamos acceder a cualquier medio o información global, no filtrada por los gobiernos y grandes compañías. Un mundo en el que podamos acceder a Internet de forma libre y gratuita, sin restricciones, seguimientos y manipulaciones. Ese día llegará, pero aún es pronto.