Protege tu Apple Watch

Tras más de un año de uso del Applek Watch he podido saber de primera mano los puntos débiles de este dispositivo y me siento bastante afortunado de haber conseguido que mi Apple Watch siga prácticamente intacto, aunque nunca se sabe, no estamos libres de que ocurra cualquier cosa. Así que he decidido comprarme una funda de silicona, de la marca Spigen, y en color transparente.

El mayor punto débil del reloj es la pantalla, sin lugar a dudas, pero para dañarla hace falta o bien tener mala suerte, o bien ser una persona muy descuidada. Por eso hay fundas también de Spigen que protegen toda la caja, incluida la pantalla. Esto tiene también su lado malo, ya que el cristal de la funda no es tan bueno como el del Apple Watch y se acaba rayando con cualquier roce que le demos. Yo ya le he dado más de un roce a mi pantalla sin protección y no tengo ni una raya, es muy resistente. Otra cosa es que al ponértelo se te caiga de la muñeca al suelo, entonces sí la caída es desafortunada lo más probable es que se rompa.

En cambio en el caso del Apple Watch Sport, que tiene una caja de aluminio, sí que puede salir perjudicado con cualquier roce o un golpe pequeño, y más el modelo en negro, ya que es de aluminio anodizado y con nada le puedes hacer un piquete o abollarlo, y se desluce mucho.

Como yo soy un usuario cuidadoso he decidido ponerle esta funda de silicona solo para proteger la caja de aluminio, y cuando me voy a trabajar, que es cuando más descuido y más expuesto está a golpes. Y le sienta como un guante, estoy muy contento porque no lo desluce para nada, al revés, lo hace mas interesante y cambia bastante su aspecto, con lo que parece que tengo un reloj nuevo. Si a esta funda transparente le añades una correa de silicona de color, puede quedar bastante bonito, pese a ser la caja en aluminio negro.

Su material es bastante bueno, llevo dos meses usándola y la pongo y quito cada día, y todavía, he de decir, que no he notado desgaste alguno en ella ni holgura, es increíble. Es fácil de poner, primero introduces la parte de la corona y el botón de encendido y luego la parte opuesta. Entra fácilmente y sale igualmente bien, eso sí, tendrás que quitar la correa antes y ponerla luego después.

Su precio no es para nada caro, en Amazon está normalmente rebajada. Yo la recibí en un par de días y no me he arrepentido de comprarla.

Algunos clientes de Amazon se han quejado de que se pone amarillenta con el tiempo, y tienen razón. Yo personalmente la uso cuando le voy a dar guerra, así que quizás no me importe tanto si esta un poco amarillenta. El resto del tiempo lo tengo sin la funda.

También he leído quejas de que el polvo se almacena entre la funda y el armazón, cierto. Pero ya os digo, yo la pongo y la quito cada día y limpio ambas partes.

En definitiva, una funda pensada para proteger la caja de aluminio de nuestro Apple Watch de rayas y piquetes a un precio razonable, con la calidad de Spijen y para usar y quitar, no dejarla mucho tiempo puesto ya que podría ensuciar mucho la caja y acabar dañandola. 

De ciencia ficción

Sin duda alguna, para mí, la keynote del 7 de septiembre ha sido de ciencia ficción. El nuevo iPhone negro brillante además de ser precioso es increíble por dentro. Al final, si… se llama iPhone 7, nada de iPhone 6SS, ni iPhone 6 SE, ni iPhone a secas. Los precios, efectivamente, han bajado 40 euros, y tenemos capacidades desde 32GB a 256GB pasando por los 128GB que es el modelo de partida para el color negro brillante, aquí Apple ha sabido vender bien el color.

Y siguiendo con el iPhone 7, la potencia es sobresaliente, con un nuevo procesador A10 Fusion, que le da mil vueltas a modelos anteriores, parece mentira. Podremos jugar a videojuegos cada vez mas equiparados a las consolas y con un rendimiento que supera al mismísimo iPad Pro de 12,9 pulgadas. La pantalla ahora es mucho mas brillante y tiene unos colores espectaculares. El sonido a mejorado, ahora es estéreo y desaparece el conector jack. La cámara ahora tiene estabilizador óptico y en el modelo Plus doble objetivo para tomar retratos con el fondo desembocado, tipo cámara réflex, y para hacer fotos con un zoom óptico 2x, impresionante. la cámara Facetime ahora tiene 7 megapixeles, batería mas duradera “gracias a que no han adelgazado esta vez el iPhone, bajo mi punto de vista”. Y como puntilla, para rematar ahora si se te cae al water o a la piscina no pasará nada, porque es resistente a un metro de profundidad, y también a las salpicaduras, algo así como lo que ya es el Apple Watch que poseo, el modelo 0. En definitiva, un iPhone 6S sin las bandas de las antenas, en color negro brillante y un nuevo negro mate con el interior renovado en todos sus aspectos, vaya… un maquinón que no voy a dejar escapar. El año que viene veremos un nuevo modelo con pantalla curva oled, mas delgadez y muchos cambios estéticos, pero como siempre los primeros modelos saldrán con defectos, así que mi consejo es comprar el modelo S, siempre, o como en este caso… el modelo SS que es este iPhone 7.

Mas cosas: Apple Watch Series 1 mejorado por dentro y 100€ mas barato “A partir de ahora veremos mas Apple Watch por la calle, esto seguro”, un modelo series 2 como el series 1 pero con GPS y resistente al agua 50 metros, vamos que por el anuncio de Apple podrás usarlo para nadar en la piscina a diario sin problema. Además este modelo Series 2 incluye una edición especial Nike Plus con correas y esferas especiales, vamos que me he enamorado del reloj, y al mismo precio que el modelo normal, para no pensárselo, pero no… no puede ser este año.

AirPods: volvemos a la ciencia ficción, mismo diseño pero sin cables con sensores que detectan cuando te los pones y te los quitas para activarse la música o pararse, se conectan en un solo paso en uno de tus dispositivos y gracias a iCloud lo hace en el resto automáticamente, de forma que si estas escuchando música en el iPhone y coges el iPad para ver un video se cambia solo, de uno a otro sin hacer nada, impresionante. Para mí el resto de auriculares bluetooth poco tienen que hacer al respecto, esto es insuperable. Y lo mejor es que aguantan 5 horas de reproducción e incluyen una cajita para guardarlos donde puedes recargarlos hasta 24 horas, ideal para llevarlos de viaje, tendrás horas mas que de sobra para usarlos, además con una recarga de 15 minutos puedes escuchar 3 horas mas, ya te digo, de ciencia ficción sin duda alguna. Además, si los tocas dos veces con el dedo se activará Siri, todavía no me lo puedo creer. 

La aparición del CEO de Nintendo presentando Super Mario Go para iOS, la edición especial de Nike para el Apple Watch, los nuevos auriculares Beats con tecnología de Apple y el cierre con el lanzamiento exclusivo del nuevo single de SIA fueron la guinda del pastel. Apple está subiendo tan alto, que no veo el momento en el que comience a bajar, tienen tanta pasta en efectivo y tal equipo funcionando, con personas de viaja escuela de Jobs, y las nuevas generaciones que van llegando que cuando digan de trasladarse al Space Ship y lance el Apple Car va a ser acojonante, permitidme la expresión. Tenemos Apple para rato, esto no ha hecho mas que empezar, un año más, Apple es insuperable lo seguirá siendo muchos años mas tal cual podemos ver.

Quiero unos SmartPods

Año 2018, Apple lanza el Apple Watch 4, la segunda generación del reloj de Apple con conexión LTE, el primero realmente autónomo, ya no necesitaremos un iPhone para usarlo al 100%, con el Apple Watch todo es posible. Todo el mundo se está acostumbrado a usarlo y cada vez más usuarios hacen llamadas con él, así que tenemos “one more thing”, si… Apple lanza por fin unos nuevos EarPods y no son Beats, ahora son inalámbricos y están especialmente pensados para ser usados con el nuevo Apple Watch dotado con el nuevo Bluetooth más veloz, energético y estable. 

Estos nuevos EarPods suponen un nuevo concepto de auriculares que entran en la categoría “wearable” ya que se llevan colgados en el cuello a modo de colgante o collar y son tan elegantes que podríamos combinarlo con cualquier prenda, bien deportiva o bien más elegante. Definitivamente Apple se está adentrando en el mundo de la moda y ahora lo hace con algo tan necesario hoy día como unos auriculares inalámbricos. Parece una locura pero ya somos muchos los que salimos sin nuestro iPhone de casa pero nos gusta escuchar música con el Watch o realizar alguna llamada que otra. Llevar encima unos auriculares inalámbricos supone un trasto más que al final dejas o te olvidas en casa.

El dispositivo en concreto consiste en unos elegantes auriculares en diferentes colores a juego con los ya existentes para el Watch que disponen de un cordón intercambiable de acero, nylon, plata e incluso oro. Dicho cordón se une por el extremo como ya es costumbre mediante un iman a modo de broche. No disponen de botón alguno, simplemente se apagan solos cuando se abrochan y se encienden en cuestión de un instante al desabrocharlos conectándose por Bluetooth sobre la marcha. 

El diseño no es sólo cuestión de elegancia, también aporta comodidad y sencillez a la hora de usarlo. Según nos cuenta Cook es tan cómodo que apenas recuerdas llevarlo puesto y se conectan tan rápido que responder una llamada desde el Watch es toda una experiencia. Además incorporan una cajita de transporte como la de los antiguos EarPods que sirven de cargador haciéndolo por inducción y en tan solo un par de horas. Desde luego este nuevo accesorio dar mucho que hablar y por tan solo 120€ convertirás tu Apple Watch en un auténtico dispositivo independiente y podrás usarlos también con tu iPhone, iPad u otro aparato con conexión bluetooth.

Esta es una idea que se me ha ocurrido usando mi Apple Watch mientras caminaba y realizaba una llamada con él hoy, no sería descabellado que en un par de años viéramos algo parecido ¿Os lo imagináis?

La correa de Nylon

¡Esto sí que es una pijada en toda regla! Una correa original de Apple para el reloj, valorada en nada menos que 59€ ¡Casi nada! Y muy contento que estoy con ella porque cambia bastante el reloj, ahora parece más elegante y no tan Sport. La cuestión era dejar la correa de silicona para hacer deporte y el trabajo en el que suelo sudar mucho y a veces hay mucho polvo. Cuando llego a casa me ducho y me pongo esta nueva de Nylon que pega con todo, ya que al ser negra y gris casa con todo. Al final Apple se está saliendo con la suya y ha convertido un dispositivo electrónico, en principio para frikis, en un objeto de moda y salud ¡El negocio está en las correas! Y es que la calidad de Apple es innegable. Haber, hay miles de correas de todas las formas y precios pero no duran nada, se rompen, se descascarillan, se les cae la pintura, etc. Esta correa de Nylon la puedes mojar, la puedes rozar, golpear que no le pasa nada. El otro día se me manchó de sangre con un pequeño corte que me hice afeitándome y con una toallita se quitó sin problemas. 

Es una correa mucho más ligera, da la sensación que estuviera hecha de papel y el reloj parece hasta más barato, como si fuera de plástico malo. En realidad la caja del reloj no pesa nada, todo el peso se lo lleva la correa de silicona, y no me quiero ni imaginar lo que pesará con una de acero. La hebilla es de acero pintada en negro y es mucho más fácil de colocar en la muñeca, incluso a oscuras sin ver nada no supone ningún trabajo encontrar el agujero y cerrarla. A la hora de meter la correa en el reloj he de decir que está muy duro al principio, pero a fuerza de hacerlo muchas veces se ablanda y acaba encajando a la perfección. Este enganche que tiene al reloj es de plástico y sale directamente de la correa a la que está enganchado tan fuerte que por mucha fuerza que hagamos no se resiente para nada, ni cede. 

Con la correa de silicona cuesta más acostumbrarse al cierre y a veces me he llevado más de un susto al creer que se me caía el reloj al suelo por no enganchar a la primera en el agujero correcto. No con esto quiero decir que la de silicona sea una mala correa, todo lo contrario, es súper cómoda y bonita, pero lo cierto que está más destinada al ejercicio, cosa para la que está hecha este modelo de Apple Watch Sport, y que debido a su precio más bajo a tenido más éxito que el modelo de acero. Es por ello entonces que Apple ha decidido sacar correas de Nylon para conseguir que sin dejar de ser un reloj deportivo nos lo podamos poner cuando salgamos algo más arreglados. Está claro que Apple ha dado en el clavo con estas correas y aunque muchos las critiquen por su alto precio y diseño, son de alta calidad y se ajustan perfectamente a cualquier modelito que llevemos puesto.

El gamepad definitivo

Por fin he podido hacerme con el Nimbus SteelSeries para el Apple TV 4 y estoy encantado con él. Ya sabía que iba a hacer una buena compra pero aún sabiéndolo me ha impresionado igualmente. Este gamepad está especialmente diseñado para el Apple TV 4 ya que utiliza el protocolo MFI para conectarse por bluetooth al mismo y es compatible con prácticamente todos los juegos que existen para este. El mando que trae el Apple TV 4, el Siri Remote, es una maravilla que incluye micro para invocar a Siri y acelerometro, permitiéndonos jugar con el mando como si del iPhone se tratase ya que al inclinarlo el mismo responderá como tal. No obstante las bondades del Siri Remote no son suficientes para engancharnos a los juegos del Apple TV, ya que se antoja muy complicado jugar por ejemplo a juegos como Modern Combat, se puede, pero al final cansa y no hace que quieras volver a jugar con él. 

El Nimbus SteelSeries es otro cantar, es un mando muy parecido al de grandes vidoconsolas con XBOX o PS4, su tamaño es justamente el mismo e incluye todos los botones imprescindibles para casi cualquier juego como son las palancas analógicas, la cruceta digital y los botones traseros con los que normalmente cambiamos de marcha del coche o apretamos el gatillo de una pistola. La velocidad de respuesta es inmediata, por lo que no notarás que es un mando inalámbrico y su batería dura tanto que apenas será una molestia tener que cargarlo. Es curioso, se carga con cable lightnin como el que usa el iPhone, iPad o iPod. La conexión es tan fácil como suele serlo en un dispositivo bluetooth, como una auriculares o un altavoz. Simplemente hay que buscar el mando en los ajustes Bluetooth del Apple TV 4 y conectarlo. Lo mejor de este mando es que se lleva igual de bien con el iPhone, el iPad, el iPod o el Mac. Y aunque a lo mejor no le veis sentido a jugar con un Nimbus conectado a un iPhone o un iPod por su pantalla tan pequeña, creedme que cobrará todo el sentido cuando conectéis vía AirPlay ese iPhone o iPod al Apple TV, permitiéndonos jugar a esos juegos que aún no se encuentran para el Apple TV, la experiencia es tan buena como si estuviéramos jugando directamente en el Apple TV.

Que quieres disfrutar más aún el mando, conéctalo a tu Mac y juega a los juegos que tengas conectando el Mac a un buen monitor o a la tele del salón por AirPlay, es una gozada, y no hace falta que tengas un súper Mac, con uno modesto podrás descargar cualquier emulador de la SNES o Megadrive y disfrutar como un enano de aquellos juegos de antaño
El Nimbus SteelSeries no es solo un mando de juegos de plástico con botones de colores, es toda una experiencia usarlo ya que tiene un tacto similar al que obtienes cuando agarras un volante forrado en piel de un coche recién estrenado. Se adapta tan bien a las manos que apenas lo pruebes notarás la diferencia entre este y los demás mandos. Sus botones son robustos y aunque les des caña, lo aguantan todo. Se puede decir que es un producto premium diseñado sola y exclusivamente para Apple, es por ello que si lo quieres comprar deberás acercarte a una Apple Store o comprarlo online. De momento no se encuentra ni siquiera en los Apple Premium Resseller, solo en forma de pack junto a unas figuras Disney para jugar a Disney Infitiny, pero tendrás que gastar el doble, siendo su precio original de 59€.
Si te gustan muchos los videojuegos cómprate una XBOX o una PS4, pero si te gusta echar un rato de vez en cuando y aprecias la calidad de un buen producto, no lo dudes ni un segundo, vale cada uno de los centimos que cuesta.

WD My Cloud

Acabo de comprar un disco duro wifi Western Digital My Cloud de 2TB, que está especialmente pensado para hacer copias de seguridad de todos nuestros dispositivos (iPhone, iPad, etc) incluso el Mac, a través de Time Machine. El objetivo, mío personal, de comprar este disco duro era otro, ya que quería usarlo como NAS, siendo consciente de que este no es realmente un NAS, aunque se acerca bastante.

El resultado de esta compra ha sido bastante positivo ya que no esperaba gran cosa de este dispositivo y me ha sorprendido gratamente. Para empezar la configuración es casi nula, es como la de un Mac, enchufar y listo. Solo hay que registrase en My Cloud para subir los archivos a una nube personal y controlar nuestro disco duro remotamente cuando estemos fuera de casa. El resto de configuración es cosa nuestra, si queremos cambiar algo a nuestro antojo. Otra cosa que me ha sorprendido mucho es la seguridad que tiene el sistema con una carpeta pública y la posibilidad de crear usuarios a voluntad con mas o menos privilegios. Y por último me ha sorprendido también que WD ha optado por hacer las copias de seguridad con Time Machine, que como bien sabemos es el mejor sistema de copia de seguridad que existe, o al menos el mas popular y fácil de configurar; un detalle a tener en cuenta es que podemos ajustar el porcentaje de disco duro que queremos usar para hacer las copias de seguridad, así no invadiremos el resto tampoco tendremos que realizar una partición para ello. También, se me olvidaba, tiene un puerto USB al que podremos conectar otro disco duro de cualquier tamaño y marca ampliando así el WD y con el que podremos también gestionar la seguridad y privilegios, algo sin duda bueno ya que así no nos veremos limitados solo a los 2TB.

Lo bueno de este disco duro es que es casi como un NAS, lleva dentro un pequeño ordenador personal que se encarga de gestionar el disco duro sin tener que conectarlo al Mac, solo deberemos conectarlo por ethernet o wifi y la verdad que es una gozada ya que funciona súper rápido y te olvidas de ir cargando con discos usb todo el rato. Lo malo es que no es un NAS, es decir, viene con un sistema cerrado al que no podremos instalarle aplicaciones, solo usarlo con cosaco duro y ya estás, si queremos usar aplicaciones, como por ejemplo Transmission para descargar torrent, deberemos usar el Mac. No obstante, por el hecho de no ir cargando por la casa con discos duros conectados, ya merece la pena su compra.

En cuanto a precios será cuestión de gustos, ya que por 150€ que cuesta este WD My Cloud de 2TB te puedes comprar un NAS Synology con disco de 2TB si lo pillas de oferta en Amazon, por ejemplo. También puedes comprar una Raspberry Pi con un disco duro externo de 2TB, pero en estos dos últimos casos deberás instalar un sistema Linux y configurarlo usando el terminal de OSX, así que si no entendéis del tema mejor no arriesgarse, aunque siempre podremos aprender con los miles de tutoriales que hay por internet o preguntándole a alguien. En mi caso he optado por este disco duro por 2 razones, la primera por no complicarme la vida configurando, y la segunda porque lo he pillado de oferta a 99€ en Auchan.

En cuanto a estética él dispositivo en si es bonito y no demasiado grande, yo lo he puesto junto al router conectado por ethernet y queda bien, la verdad. Las aplicaciones para Mac y iOS son decentes, pero podrían mejorar. Yo con el Mac uso Finder para gestionar los archivos y lo configuró a través de la web que va bastante bien.

Las copias de seguridad con Time Machine son lo mejor, ya que sin conectar nada a nuestro Mac tendremos una copia cada hora de todos nuestros archivos, configuraciones y sistema del Mac, y podremos acceder a él con la sencillez y facilidad de Time Machine. Hay una carpeta habilitada para ello dentro de disco duro que podremos configurar para que ocupe más o menos espacio y nombrarla como queramos. El resto lo hace OSX, simplemente seleccionando la carpeta compartida en red, montándola automáticamente y copiando los archivos en ella como si de un disco duro externo se tratase, o como si tuviéramos un Time Capsule. Realmente este WD My Cloud es casi como un Time Capsule de Apple, pero sin la parte del AirPort, no podemos confirmar en el una red inalámbrica.

Yo lo estoy usando a parte de para hacer copias de seguridad de mi Mac, para guardar mis pelis y acceder a ellas a través de Infuse Pro instalado en iPhone, iPad y Apple TV, y va francamente rápido, la configuración es tan sencilla que apenas tardo un minuto en hacerlo. La carpeta compartida en forma de disco wifi aparece sobre la marcha, la selecciono y listo, ya puedo ver todas las pelis y series. También he probado bajar torrent directamente en el desde el Mac y no hay corte alguno y la velocidad es impresionante, me ha sorprendido. Por contra no podremos sustituir un disco duro defectuoso o ampliarlo por otro de mayor capacidad, es un disco duro “de usar y tirar”.

En definitiva un buen producto calidad-precio que casi sin hacer nada nos permitirá acceder en la red de casa o en plena calle a cualquiera de nuestros archivos. Merece la pena por precio y configuración cero. Si no, puedes optar por Synology o Raspberry Pi que aportan mucho más pero en detrimento de sencillez y configuración.

Smart Connector III

¿Creíais que ya se me había olvidado el tema Smart Connector? Pues no, pese a rumores y desmentirás sigo creyendo que este año tendremos a la venta un iPhone Pro con Smart Connector, abriendo así un nuevo mundo de posibilidades para nuestros súper terminales. 

Esta vez se me ha ocurrido algo que Apple debería de lanzar sobre la marcha y no esperar meses o años para sacarlo. Se trata de nuevo de una funda pero esta vez con almacenamiento extra. Por ejemplo una funda de piel que engordara un poco nuestro terminal pero que duplicara la memoria de nuestro querido iPhone, si por ejemplo tenemos un iPhone de 256GB podríamos duplicar hasta obtener 512GB de almacenamiento, algo increíble hoy día para un Smart Phone. Además gracias a que está fabricado por Apple podría implementarse perfectamente en el sistema y prescindir de una aplicación para acceder a este almacenamiento, de una manera limpia y sin darnos cuenta ampliaríamos la memoria de nuestro iPhone, y claro está, esto se podría extrapolar al iPad. 

Como veis las posibilidades del Smart Connector son enormes. Apple ha abierto casi sin darnos cuenta un nuevo mundo para los usuarios de iOS y veremos muchas cosas tremendamente interesantes en el futuro. Imaginaos un accesorio que convirtiera nuestro iPad Pro en un portátil añadiendo bateria extra, más almacenamiento e incluso puertos USB, sería increíble ¿verdad? O como ya os conté antes, un monitor 4K en el que podamos insertar un iPhone y usarlo a modo de ordenador de sobremesa.  

Eso sí, los accesorios de Apple siempre son los mejores ya que su implementación es súper limpia y no dependen de aplicaciones de terceros, lo cual supone una gran ventaja. 

Si se me ocurre algo más ya lo pondré por aquí ¡Saludos!

Apple InEar

Recientemente he adquirido unos auriculares de tapón de Apple. Ya los tenía de antes pero se rompieron y he decidido volver a ellos por el aislamiento que ofrecen. Es una delicia aislarte del mundo en determinados momentos y concentrarte en la tarea que estás haciendo. Con los EarPods esto no es posible porque están diseñados para ser usados sobre cualquier terreno y permiten la entrada de sonido del exterior para evitar accidentes, vamos… bajo mi punto de vista.

Los auriculares InEar gracias a los tapones de silicona que incorporan hacen el vacío en el interior de nuestro oído y permiten incluso escuchar la música a un nivel mucho más bajo que con los EarPods ya que no necesitamos sustituir el ruido del exterior.

Cuando todo el mundo echaba pestes de los auriculares de Apple, antes de que Jonathan Ive inventara los EarPods, yo decidí comprar estos auriculares InEar y quede bastante satisfecho con ellos por el aislamiento tan grande que proporcionaban y su calidad cristalina. Cuando salieron los EarPods quede maravillado por la calidad de sus bajos y por el mando a distancia con control de volumen y eliminación de ruidos, la calidad era claramente superior pero carecían de ese aislamiento que solo en determinados momentos necesitaba. Así que acabé usando los dos auriculares, según las circunstancias del momento, aunque la calidad de los EarPods era claramente superior. Al final los auriculares InEar acabaron rompiéndose y muriendo como antes de los EarPods siempre lo hacían los auriculares de Apple: solo se escuchaba por uno de los auriculares y el mando dejaba de funcionar, a parte de que el plástico de estos se cristalizó con los cambios de temperatura y acabó quebrándose.

Tras más de un año sin ellos he sufrido lo mío en determinados momentos en los que necesitaba aislarme y es por ello por lo que me he decido a comprarlos de nuevo no sin llevarme una agradable sorpresa: ahora son mejores.

Los nuevos auriculares InEar son mejores porque para empezar incorporan el mando con micro de los EarPods con control de volumen y cancelación de ruido. Pero es que además el material con el que está fabricado es superior y el sonido muy superior. Con deciros que ahora el sonido de los EarPods me parece mucho más sucio, los bajos en los InEar son mucho más finos y el sonido mucho más cristalino. El único defecto que le veo es que al aislar tanto se oye demasiado el roce de los cables con cualquier superficie como el abrigo, la barba o incluso el aire. Su precio tampoco es una ventaja la verdad costando casi el doble que los EarPods, pero sinceramente son mis favoritos y para mí merece la pena su precio.

Apple Watch Phone

Ya me ha pasado muchas veces, salgo de casa tranquilamente y voy a echar mano al iPhone en mi bolsillo, y no está. Mi reacción inmediata es usar el Apple Watch, pero enseguida recapacito y caigo en la cuenta que poco puedo hacer con él. Aún sabiéndolo, sigo creyendo que el Apple Watch es un dispositivo más, no un accesorio del iPhone, es como sentir las piernas después de una amputación. El Apple Watch ha nacido para ser un teléfono, la nueva generación de teléfonos ya no serán inteligentes sino de pulsera.

Un iPhone se puede olvidar en casa con gran facilidad, y ahora más que tenemos el Watch, ya que en él miramos las notificaciones, la hora, alarmas, recordatorios y eventos. Al final lo quieras o no el iPhone se queda encima de la mesa y cuando sales a la calle lo olvidas fácilmente. Si el Apple Watch fuera también un teléfono, aunque tuviera que hacer las llamadas con unos auriculares inalámbricos, un manos libres o a través del mini altavoz que tiene no me importaría, porque al fin y al cabo sería un teléfono y seguiría conectado al mundo. Si a esto le añadimos conexión a internet y GPS, ya no haría falta un iPhone casi. Y aquí es donde está el problema, un problema mayor incluso que el de la batería, porque el problema de la batería tiene fácil solución…

El problema principal es que el iPhone es el producto estrella de Apple, es el que mayores beneficios reporta a la compañía, es que más expectación genera, y es el que mejor fama le da a Apple. Vamos que sin el iPhone, Apple no sería la misma, estaría perdida. Por lo tanto si Apple lanza un Apple Watch con llamadas, modem 4G y GPS, aunque cueste 800€, se come al iPhone con patatas. Entonces ocurriría una catástrofe, porque el iPhone dejaría de tener sentido en nuestros bolsillos, la gente optaría por un iPad Mini como dispositivo portátil o un iPod Touch y se partiría el mercados en dos: los que seguirían usando el iPhone y los que se pasarían al Watch. A Apple no le traería cuenta fabricar el iPhone y dejaría plantado a un mercado que sigue queriendo el iPhone.

El futuro ya está marcado, sólo falta que el mercado se abra a este nuevo concepto y para ello Apple ha decidido lanzar este primer modelo de Apple Watch capado, dependiente del iPhone y sin autonomía propia. Pero a los que ya poseemos uno ya nos está cambiando el concepto, por eso a Apple le interesa vender muchos relojes, no por ganar pasta gansa, sino por cambiar la mente de sus dueños y lanzar cuanto antes su Apple Watch Phone, la madre nodriza de nuestra vida, nuestra conexión al mundo exterior, la fuente que alimentará todos nuestros dispositivos algún día.

El tema de la batería es un asunto menor que tiene fácil solución, por ejemplo, Apple puede lanzar en cualquier momento una correa que duplique la batería del reloj, de hecho ya lo ha hecho con la Smart Case para el iPhone 6s. El Apple Watch tarda una hora en cargar su batería por lo que tampoco supone un trastorno cargar un par de veces el reloj Al día cuando ya lo hacemos con el iPhone. La batería es lo de menos, lo demás sería el precio y partir en dos el mercado del iPhone que tantos beneficios reporta a Apple.

Hace unos días salió el ultimo resultado de los beneficios de Apple y el mercado del iPhone también está cayendo ¿Por que? Muy sencillo, porque todo el mundo ya tiene un iPhone, y funcionan tan bien que cada vez menos personas quieren cambiarlo por otro, entre otras cosas por el desembolso que conlleva y por comodidad, el mercado de consumo medio no quiere innovaciones en su teléfono, quiere seguridad, estabilidad y conservar sus archivos más preciados.

Es el momento de cambiar, hoy he podido leer una noticia que hablaba sobre la poca vida que les queda a las tarjetas SIM, sobre todo porque los relojes quieren ser teléfonos y una tarjeta SIM es imposible de meter en estos pequeños dispositivos. El mercado lo está empezando a pedir, ya son muchos millones de usuarios los que han dejado su iPhone en casa sin querer y se han visto frustrados al no poder hacer una llamada a través del Apple Watch.

Es muy probable que no veamos un iPhone 8, creo que el iPhone 7s será el último de su estirpe y a continuación veremos iPads de todos los tamaños y formas. Un iPad de 4, 6, 10 y 12 pulgadas para llevar en el bolsillo, la bandolera o una carpeta o mochila. El reloj será nuestro compañero inseparable, el que se ocupará de todo, nuestro asistente personal, el que controlará todos nuestros pasos y nos guiará allá donde vallamos.

Las aplicaciones para el Apple Watch nunca despegarán ya que están muy limitadas, merman la batería del reloj y la mayoría de ellas intentan sustituir a las nativas de Apple que funcionan mucho mejor, no está aquí realmente el futuro del reloj de Apple, el futuro pasa por un teléfono, un modem, un GPS, Siri y las aplicaciones nativas de Apple. El Apple Watch no está muestro, no es un producto de nicho, es el futuro de Apple, de las telecomunicaciones y de los beneficios de Apple en un futuro a medio plazo.

Si el Apple Watch 2 incorporase un teléfono, modem y GPS con una batería cuya autonomía media fuera de un día y fuera capaz de conectarse a mi MacBook Air, mi iPad y cualquier otro dispositivo Apple a mi nombre, yo pagaría ahora mismo 800€ por él, así, al contado, sin pensármelo. Para empezar usaría mi iPad mini como sustituto del iPhone, pero si Apple lanzase un iPad WiFi de 4 ó 5 pulgadas por unos 400€ yo me lo compraría para seguir llevando en mi bolsillo mis aplicaciones y juegos favoritos.

¿Realmente le veis mas futuro al iPhone que al iPad? El iPod Touch sin duda está muerto, el iPad está pasando por un mal momento, pero en cuanto el Watch coja el mando de las operaciones, el iPad será sin duda la reina y el rey sin duda será el reloj, sino al tiempo…

Apple Battery Case

Apple lo ha vuelto ha hacer, así… Sin decir nada ha sacado una funda con batería, y no ha dicho nada por dos razones: la primera porque lanzar una batería para el iPhone dice mucho del rendimiento de la misma y en segundo lugar porque no han reinventado nada.

Lo curioso es que hasta la fecha Apple no había lanzado una funda con batería y aunque lo más cómodo y fácil es decir que Apple ya no es lo que era y que va en picado hacia la quiebra total de la compañía, yo dije y mantengo que vivimos la auténtica época dorada de la compañía, hasta el punto en que todo lo que lanzan es caviar y proporciona beneficios a la compañía en progresión geométrica de manera indefinida, es una máquina de hacer joyas y dinero, imparable. Y a lo que iba, y siendo mal pensado, está batería puede haber sido lanzada por Apple por algún motivo oculto de lo que se nos avecina, para preparar el campo, alguna novedad en iOS 10 a nivel software que merme la batería más de la cuenta, vete a saber…

Esta funda la mires por donde la mires y digan lo diga toooodo el mundo, a mí me la pela, es una auténtica belleza, una joya más para la colección de Apple. Me atrevo a decir hasta que es barata para lo que ofrece y la calidad que tiene.

Estamos ante una funda de silicona en dos colores que a mí personalmente me ponen cachondo: blanco roto y gris carbón. Esta funda tiene un grosor muy discreto y se abulta por la parte central donde se aloja la batería. Al estar en la parte central la batería si cojemos el iPhone con la mano para hablar o lo dejamos encima de la mesa, dará la sensación de ser más delgada de lo que es en realidad. El tacto de silicona es sexy y ayuda a su montaje y desmontaje gracias a la flexibilidad que tiene.

Lo mejor es que puedes dejarla siempre puesta ya que se carga con el mismo cable lightning del iPhone y es capaz de cargar las dos baterías a la vez o una después de la otra, no sé bien cómo lo hará. Y personalmente, pese a lo fácil que es ponerla y quitarla, la dejaría siempre puesta. Además tiene un indicador de carga en la pantalla de bloqueo y el centro de notificaciones para saber cuánto nos queda en todo momento.

En definitiva, una funda que triunfará en ventas, sobre todo en el mercado americano donde están más acostumbrados al caviar del bueno, en España cada vez son más los poseedores de un iPhone que adoran Android, pero que no terminan de dar el salto hacia la plataforma, están entre Pinto y valdemoro, si es que esta Apple ya no es la que era!!! Ahora es muuuucho mejor!!!