Larga vida al iPad

Tras la caída en ventas del iPad, y ahora el nuevo MacBook de 12 pulgadas con teclado físico y 10 horas de autonomía, comienzan los comentarios negativos acerca del futuro del mismo.

El iPad ha caído este año, en lo que a ventas se refiere, por primera vez desde su primera aparición. No obstante sigue vendiéndose muy bien y por su puesto muy por encima de sus competidores.

El iPad Air es un excelente dispositivo, muy potente capaz de hacer lo inimaginable hasta la fecha en un producto de su categoría, muchos lo comparan con un ordenador personal y Apple ha lanzado ya varias campañas publicitarias enfocando a este y a todo el enorme mercado de Apps disponibles como una gran opción para trabajar.

El iPad Mini no a estado excepto de críticas y algunos ya lo han enterrado tras la salida del iPhone 6 Plus. Este iPad es increíblemente portátil, tiene una pantalla Retina con una calidad y resolución increíbles y una capacidad de procesamiento muy por encima de lo que requiere el consumidor medio que lo utiliza.

El nuevo MacBook, el iPad Air, el iPad Mini, todos son perfectos para trabajar, para el ocio, para estudiar y ninguno dejará de existir a medio plazo, a excepción de modelos anteriores.
No hay reglas escritas sobre cuál es mejor para que cosa y aunque muchos se empeñan en encasillarlos, realmente la decisión final será solo tuya, tu serás el que valore que prefieres ¿Una pantalla táctil o teclado físico? ¿Un iPad Mini o un iPhone 6 Plus? ¿Un iPhone 5S o un iPhone 6? Tampoco nadie está obligado a comprarlo todo, a no ser que te sobre el dinero y/o ames la tecnología.

Apple para bien o mal está ampliando su oferta y lo esta haciendo bien, ahora tu eliges que dispositivo se adapta mas a tu estilo de vida digital y a tu trabajo.

El éxito del Macbook

No es que sea una novedad el éxito de Apple últimamente, pero las ventas de este MacBook van a ser aun mejor que ningunas otras con anterioridad.

Apple ha sido siempre una compañía dedicada a la fabricación de ordenadores Mac, pero no fue hasta la llegada del iPod y el iPhone cuando realmente consiguió éxito. Antes representaba una minoría, sobre todo de diseñadores, redactores y productores de cine. El éxito en el mercado de consumo nunca fue tan fuerte como en la actualidad, sobre todo en el Mac, gracias al MacBook Air, un producto que se vende muy bien por lo ligero y delgado, y gracias también a la bajada de precios que sufrió posteriormente. El MacBook Air nació para un público con un nivel adquisitivo más alto, gente de negocios que no requería mucho procesamiento y si gran portabilidad para viajar. En ningún caso este portátil estaba enfocado a un público general, al de consumo.

Apple ha lanzado este MacBook para sustituir al actual MacBook Air, aunque se siga vendiendo. Es un movimiento similar al que ocurre todavía con el MacBook Pro y el MacBook Pro con pantalla Retina. El actual MacBook Air no vera mejorado su diseño, solo sufrirá pequeñas mejoras internas hasta que apenas se venda y Apple lo retire del mercado.

Este movimiento se debe a que el mercado al que inicialmente iba enfocado el MacBook Air ha mutado hacia otro de consumo que reporta muchos más ingresos para Apple. Si ya de por si el MacBook Air, un producto no enfocado al mercado de consumo ya es un tremendo éxito, no quiero ni pensar que ocurrirá con el nuevo MacBook.

El nuevo MacBook es aún más ligero, no llega a pesar 1 Kg, mide 1,33 cm de grosor, tiene una batería que puede durar hasta 10 horas (como el iPad) viene en tes colores (negro, plata y oro) e incorpora pantalla Retina y nuevas tecnologías como teclado con mecanismo de mariposa y ForceTouch (un nuevo trackpad que vibra y detecta la presión que hacemos con el dedo).

Aun es pronto para ver los resultados, este MacBook sale con un precio inicial prohibitivo, teniendo en cuenta los gastos de fabricación y nuevas tecnologías. Pero el éxito estará asegurado desde su lanzamiento, ya que Apple siempre comienza su comercialización con falta de stock y habrá muchos usuarios que pagarán cualquier cosa por tenerlo. No será hasta el año que viene cuando realmente este MacBook se popularice, batiendo sin duda nuevos récords de ventas en los Mac.

Este MacBook también incorpora un solo puerto USB-C para todo, con el cargaremos el ordenador, enchufaremos nuestro disco duro, conectaremos el mismo a una pantalla, etc. Con este movimiento Apple da el siguiente paso en el mundo de la informática, como siempre ha venido haciendo (ejemplos clásicos: la desaparición de disqueteras y posteriormente el DVD). Vivimos en la era de las comunicaciones inalámbricas y aunque no lo veamos ahora mismo, acabaremos olvidando muy pronto los cables y demás accesorios que entorpecen nuestro trabajo y la vida diaria. Ya nos hemos olvidado de ellos con el iPad y gracias a Yosemite y futuras versiones de OSX, junto con el software y almacenamiento en la nube es cada vez más posible sobrevivir sin cables. Si a esto le añadimos el enlace directo de OSX con iOS 8 para los datos de nuestro iPhone, las conexiones 4G de alta velocidad, el abaratamiento de las tarifas, etc este MacBook aunque ahora muchos no lo veamos será el ordenador personal favorito y deseado por millones de personas.

El secreto estará en lo compacto de su diseño, el color dorado, su nuevo teclado ultrafino y un trackpad de dimensiones descomunales y sensible al tacto y por su puesto la pantalla Retina. Cuado veas uno y puedas tocarlo desearás comprarlo, cueste lo que cueste. Y para los más reacios las cifras en cuento a su consumo y velocidad nublarán el inconveniente del precio y la escasez de puertos.

Aunque será un producto muy bueno, este nuevo MacBook vendrá con algunos inconvenientes a priori que serán solucionados con el tiempo, en futuras versiones. Un ejemplo es su cámara FaceTime que tan sólo tendrá 480p de resolución, cosa que no le ocurre a la del actual MacBook Air que tiene 720p. Un pequeño detalle que pasará desapercibido para la mayoría de consumidores y que se debe a la delgadez extrema de su pantalla.

El precio de salida será de 1299€ con 256Gb y 8Gb de RAM y se venderá muy pronto.