Logitech Keys 2 Go

Esta Navidad he podido hacerme con el nuevo teclado bluetooth de Logitech, que así, a voz de pronto viene a ser una versión del teclado de la Surface de Microssoft para el iPad. Su tacto es increíble, es lo que más me llamó la atención cuando lo vi. En realidad no deja de ser un teclado más para tabletas pero su tacto y tamaño marcan la diferencia.

Yo tengo un iPad Mini, y compré un teclado bluetooth Ultra Thing de Logitech también, pero estaba muy mal fabricado, en dos piezas de plástico que resbalaban sobre cualquier superficie y que como principal característica tenía que podía servir de funda protectora para el iPad, imantada, aunque sí querías usar el teclado había que despegarla del mismo y situar el iPad Mini en la ranura que trae al efecto. El iPad Mini quedaba muy pegado al teclado, la inclinación no era la correcta y se hacía difícil trabajar con él. Al final acaba usando el teclado por separado, pero al no tener a penas peso, resbalaba tanto que al final usarlo se hacía muy desagradable.

El nuevo teclado de Logitech está mucho mejor, para empezar tiene el tamaño de un teclado real, aunque lo uses con el iPad Mini resulta mucho más cómodo escribir on este tamaño. El teclado va por separado, no se agarra por ningún lado al iPad, cosa que aunque a priori resulte más engorroso, finalmente lo hace mucho más cómodo ya que en realidad cuando escribimos en una tableta lo queremos hacer con las comodidades de una sobremesa, y no de un portátil.

El teclado es súper delgado y al ser la parte inferior de goma se agarra a cualquier superficie y no se mueve nada, pese a lo ligero que es. La superficie del mismo tiene un tacto como de terciopelo, muy agradable que confiere una gran calidad al mismo. Al mismo tiempo es robusto y consistente dando la sensación de un buen producto de calidad y duradero. Se conecta perfectamente mediante bluetooth a cualquiera tableta, teléfono, ordenador o media center y se puede llevar cómodamente en cualquier bolsa o bandolera. Se carga mediante un cable USB convencional y la batería dura 3 meses como la de cualquier otro teclado.

Sin duda es para mi gusto el teclado definitivo que usaré cada día para escribir con mi iPad Mini, además, viene con numerosas funciones de volumen, bloqueo, botón home, etc que harán más fácil su manejo y con los comandos parecerá que estás delante un Mac. También pienso usarlo con el Apple TV cuando salga la versión 9.3 de TvOS, convirtiendo la tele en casi otro ordenador personal.

Apple Watch Phone

Ya me ha pasado muchas veces, salgo de casa tranquilamente y voy a echar mano al iPhone en mi bolsillo, y no está. Mi reacción inmediata es usar el Apple Watch, pero enseguida recapacito y caigo en la cuenta que poco puedo hacer con él. Aún sabiéndolo, sigo creyendo que el Apple Watch es un dispositivo más, no un accesorio del iPhone, es como sentir las piernas después de una amputación. El Apple Watch ha nacido para ser un teléfono, la nueva generación de teléfonos ya no serán inteligentes sino de pulsera.

Un iPhone se puede olvidar en casa con gran facilidad, y ahora más que tenemos el Watch, ya que en él miramos las notificaciones, la hora, alarmas, recordatorios y eventos. Al final lo quieras o no el iPhone se queda encima de la mesa y cuando sales a la calle lo olvidas fácilmente. Si el Apple Watch fuera también un teléfono, aunque tuviera que hacer las llamadas con unos auriculares inalámbricos, un manos libres o a través del mini altavoz que tiene no me importaría, porque al fin y al cabo sería un teléfono y seguiría conectado al mundo. Si a esto le añadimos conexión a internet y GPS, ya no haría falta un iPhone casi. Y aquí es donde está el problema, un problema mayor incluso que el de la batería, porque el problema de la batería tiene fácil solución…

El problema principal es que el iPhone es el producto estrella de Apple, es el que mayores beneficios reporta a la compañía, es que más expectación genera, y es el que mejor fama le da a Apple. Vamos que sin el iPhone, Apple no sería la misma, estaría perdida. Por lo tanto si Apple lanza un Apple Watch con llamadas, modem 4G y GPS, aunque cueste 800€, se come al iPhone con patatas. Entonces ocurriría una catástrofe, porque el iPhone dejaría de tener sentido en nuestros bolsillos, la gente optaría por un iPad Mini como dispositivo portátil o un iPod Touch y se partiría el mercados en dos: los que seguirían usando el iPhone y los que se pasarían al Watch. A Apple no le traería cuenta fabricar el iPhone y dejaría plantado a un mercado que sigue queriendo el iPhone.

El futuro ya está marcado, sólo falta que el mercado se abra a este nuevo concepto y para ello Apple ha decidido lanzar este primer modelo de Apple Watch capado, dependiente del iPhone y sin autonomía propia. Pero a los que ya poseemos uno ya nos está cambiando el concepto, por eso a Apple le interesa vender muchos relojes, no por ganar pasta gansa, sino por cambiar la mente de sus dueños y lanzar cuanto antes su Apple Watch Phone, la madre nodriza de nuestra vida, nuestra conexión al mundo exterior, la fuente que alimentará todos nuestros dispositivos algún día.

El tema de la batería es un asunto menor que tiene fácil solución, por ejemplo, Apple puede lanzar en cualquier momento una correa que duplique la batería del reloj, de hecho ya lo ha hecho con la Smart Case para el iPhone 6s. El Apple Watch tarda una hora en cargar su batería por lo que tampoco supone un trastorno cargar un par de veces el reloj Al día cuando ya lo hacemos con el iPhone. La batería es lo de menos, lo demás sería el precio y partir en dos el mercado del iPhone que tantos beneficios reporta a Apple.

Hace unos días salió el ultimo resultado de los beneficios de Apple y el mercado del iPhone también está cayendo ¿Por que? Muy sencillo, porque todo el mundo ya tiene un iPhone, y funcionan tan bien que cada vez menos personas quieren cambiarlo por otro, entre otras cosas por el desembolso que conlleva y por comodidad, el mercado de consumo medio no quiere innovaciones en su teléfono, quiere seguridad, estabilidad y conservar sus archivos más preciados.

Es el momento de cambiar, hoy he podido leer una noticia que hablaba sobre la poca vida que les queda a las tarjetas SIM, sobre todo porque los relojes quieren ser teléfonos y una tarjeta SIM es imposible de meter en estos pequeños dispositivos. El mercado lo está empezando a pedir, ya son muchos millones de usuarios los que han dejado su iPhone en casa sin querer y se han visto frustrados al no poder hacer una llamada a través del Apple Watch.

Es muy probable que no veamos un iPhone 8, creo que el iPhone 7s será el último de su estirpe y a continuación veremos iPads de todos los tamaños y formas. Un iPad de 4, 6, 10 y 12 pulgadas para llevar en el bolsillo, la bandolera o una carpeta o mochila. El reloj será nuestro compañero inseparable, el que se ocupará de todo, nuestro asistente personal, el que controlará todos nuestros pasos y nos guiará allá donde vallamos.

Las aplicaciones para el Apple Watch nunca despegarán ya que están muy limitadas, merman la batería del reloj y la mayoría de ellas intentan sustituir a las nativas de Apple que funcionan mucho mejor, no está aquí realmente el futuro del reloj de Apple, el futuro pasa por un teléfono, un modem, un GPS, Siri y las aplicaciones nativas de Apple. El Apple Watch no está muestro, no es un producto de nicho, es el futuro de Apple, de las telecomunicaciones y de los beneficios de Apple en un futuro a medio plazo.

Si el Apple Watch 2 incorporase un teléfono, modem y GPS con una batería cuya autonomía media fuera de un día y fuera capaz de conectarse a mi MacBook Air, mi iPad y cualquier otro dispositivo Apple a mi nombre, yo pagaría ahora mismo 800€ por él, así, al contado, sin pensármelo. Para empezar usaría mi iPad mini como sustituto del iPhone, pero si Apple lanzase un iPad WiFi de 4 ó 5 pulgadas por unos 400€ yo me lo compraría para seguir llevando en mi bolsillo mis aplicaciones y juegos favoritos.

¿Realmente le veis mas futuro al iPhone que al iPad? El iPod Touch sin duda está muerto, el iPad está pasando por un mal momento, pero en cuanto el Watch coja el mando de las operaciones, el iPad será sin duda la reina y el rey sin duda será el reloj, sino al tiempo…

Mi Apple TV 4

Llevo a penas quince días con él y todavía me parece increíble la capacidad que tiene y las posibilidades para el futuro, que espero no sea muy lejano. El nuevo Apple TV es un ordenador personal súper básico, con un solo puerto HDMI y un mando de control Bluetooth. Es una cajita negra de apenas unos centímetros donde se alberga un chip A8, 2GB de RAM y en mi caso 32GB de almacenamiento. Esta máquina es capaz de hacer cualquier cosa a una velocidad alucinante, el secreto está en que es de Apple y su software está optimizado para el hardware que lleva en su interior. Como todo producto de Apple es una bestia en una pequeña jaula de la que no puede salir, es decir, el sistema es tan cerrado que apenas permite explotar sus grandes bondades. Aunque quizás debido a esto último sea esa bestia que en realidad no es, me refiero, esas limitaciones quizás son las culpables de que el sistema siempre vaya bien, como ya es costumbre en cualquier equipo de Apple.

El nuevo Apple TV tiene una tienda de aplicaciones desde la cual es posible descargar miles de ellas, completamente compatibles con las ya compradas en un iPhone o iPad, si es que el desarrollador lo ha habilitado, y por su puesto perfectamente adaptado al formato de una tele panorámica HD. Tenemos aplicaciones para ver canales de televisión, juegos, tiendas online, galerías de arte, agencias de viaje,… y todo esto no ha hecho más que empezar, quizás hasta ahora la gran limitación sea la misma Apple que no quiere convertir la tienda en un mercadillo de aplicaciones malas que desluzcan el lanzamiento de la misma.

La interface está claramente muy superada a la anterior versión de Apple TV, además de ser más bonita a simple vista, es muy limpia, moderna y rápida. Pero el secreto está en el nuevo mando de control que además de ser Bluetooth dispone de una superficie táctil, como un trackpad para el dedo gordo con el que puedes hacer clic en cualquier parte de la superficie para realizar diferentes funciones pre-asignadas por el desarrollador.

Pero su poder no sólo está en las aplicaciones, ya de por sí podemos acceder a Apple Music y ver y escuchar toda nuestra música, emisoras de radio, videoclips y listas de reproducción. También podremos acceder muy pronto a todo nuestra biblioteca de fotos y vídeos en iCloud, al instante y con una calidad sublime. Es posible comprar y alquilar películas y series con nuestra cuenta de iTunes, acceder a nuestros vídeos editados en iMovie, escuchar nuestros podcast favoritos, entrar en nuestra cuenta de Netflix o ver vídeos en YouTube. Todo esto con una calidad de interface y animaciones como nunca antes se había visto en cualquier smartTV y una calidad de imagen increíble que en mi caso a resucitado mi vieja tele LG de 32″ con una resolución de tan solo 720p. Además es posible ajustar el volumen de la tele desde el mismo control remoto y en las teles más modernas incluso encender y apagar la tele, olvidaos del aparatoso e insufrible mando de la tele. Todo esto que os estoy hablando desde tan solo 179€, quien dijo que Apple era caro.

Siri es la gran sorpresa de este nuevo Apple TV, controlado desde el mando habilitado con dos micros, uno de ellos para cancelación de ruido permite hacer búsqueda de películas, consultar el tiempo o preguntarle a Siri la hora o el resultado del último partido de fútbol. Ahora mismo solo sirve para esto y poco más, pero con el futuro Siri irá ganado protagonismo y servirá para hacer cualquier cosa, podremos controlarlo todo con la voz e incluso podremos redactar cualquier texto.

El Apple TV 4 pronto permitirá conectar un teclado Bluetooth y ya es posible conectar unos auriculares bluetooth permitiendo ver por ejemplo una película o jugar a un juego sin molestar a nadie. Esta conexión abre todo un abanico de posibilidades ya que igualmente podríamos conectar cámaras, luces, sensores o cualquier otra cosa al dispositivo, permitiendo hacer control domótico o mejorar las posibilidades para interactuar con las aplicaciones del Apple TV. Ya es posible también conectar un mando de juegos tipo PlayStation o Xbox con el que podremos disfrutar a tope de grandes juegos a la altura casi de las mejores vídeo consolas.

Se echa en falta un lector de huellas en el control remoto para comprar en la Store. También al igual que ocurre en iOS se echa en falta cuentas de usuario para filtrar servicios y accesos a los diferentes usuarios que accedan al mismo, así como un control parental con cuentas de iCloud diferentes que permitan controlar las horas de uso, contenidos, etc.

En definitiva, un gran producto con mucho futuro que acaba de despegar y que en sucesivas actualizaciones de software y hardware veremos mejorar hasta convertirse en otro líder de mercado, si no al tiempo. Ya solo falta una respuesta mayor del público, hasta ahora ha sido un dispositivo poco conocido y por tanto la respuesta de los desarrolladores tampoco es la mejor, pero el dispositivo promete mucho y cuánto pase un año veremos grandes novedades, estoy seguro.

Nuevo MacBook Air

Marzo de 2016, Keynote de Apple previa a la WWDC. Tim Cook, sin más dilación comienza anunciando los nuevos MacBook Air, esto promete… Aspecto idéntico a los actuales MacBook, 4 colores: gris, plata, oro y rosa. Este será el primer Mac de la historia sin OSX!!! Ovación en la sala, gritos y aplausos y pitos y decepción mezclados. El nuevo MacBook Air porta el nuevo A10X, un procesador ultra rápido y eficiente que proporcionará a este nuevo Mac un rendimiento muy superior al modelo anterior y un rendimiento similar al del iPad, 10 horas de uso non stop. Este nuevo MacBook Air utiliza el nuevo iOS X, una nueva versión que supone un gran cambio en su funcionamiento y se acerca a OSX sin perder la esencia de iOS ni la compatibilidad con los dispositivos táctiles.

iOS X es ahora compatible con un puntero de ratón o trackpad, dispone de un escritorio totalmente configurable y un Dock a modo de lanzadera donde podremos poner ahora muchas más aplicaciones que en anteriores versiones de iOS. Ahora tenemos Finder y podremos guardar archivos en local o trasladarlos a la nube y compartirlos con otros dispositivos. iOS X ahora dispone de cuentas de usuario ultra rápidas, nunca había sido tan fácil y rápido cambiar de cuenta con OSX!!! El público enfurece, la ovación es impresionante.

Este nuevo iOS X perfila como será el futuro de los productos de la compañía y aunque estamos ante una versión previa y muy descafeinada, el futuro del Mac promete mucho. OSX seguirá estando entre nosotros muchos años, en el resto de la gama Mac, iOS X se irá incorporando poco a poco a estos dispositivos conforme la velocidad y rendimiento mejoren.

Cuando otras compañías como Microsoft apuestan por incorporar sistemas antiguos y obsoletos a sus dispositivos portátiles, Apple apuesta por nuevos e innovadores sistemas como iOS, mejorando el rendimiento, funcionalidades y eficiencia de cara al futuro.

Apple Battery Case

Apple lo ha vuelto ha hacer, así… Sin decir nada ha sacado una funda con batería, y no ha dicho nada por dos razones: la primera porque lanzar una batería para el iPhone dice mucho del rendimiento de la misma y en segundo lugar porque no han reinventado nada.

Lo curioso es que hasta la fecha Apple no había lanzado una funda con batería y aunque lo más cómodo y fácil es decir que Apple ya no es lo que era y que va en picado hacia la quiebra total de la compañía, yo dije y mantengo que vivimos la auténtica época dorada de la compañía, hasta el punto en que todo lo que lanzan es caviar y proporciona beneficios a la compañía en progresión geométrica de manera indefinida, es una máquina de hacer joyas y dinero, imparable. Y a lo que iba, y siendo mal pensado, está batería puede haber sido lanzada por Apple por algún motivo oculto de lo que se nos avecina, para preparar el campo, alguna novedad en iOS 10 a nivel software que merme la batería más de la cuenta, vete a saber…

Esta funda la mires por donde la mires y digan lo diga toooodo el mundo, a mí me la pela, es una auténtica belleza, una joya más para la colección de Apple. Me atrevo a decir hasta que es barata para lo que ofrece y la calidad que tiene.

Estamos ante una funda de silicona en dos colores que a mí personalmente me ponen cachondo: blanco roto y gris carbón. Esta funda tiene un grosor muy discreto y se abulta por la parte central donde se aloja la batería. Al estar en la parte central la batería si cojemos el iPhone con la mano para hablar o lo dejamos encima de la mesa, dará la sensación de ser más delgada de lo que es en realidad. El tacto de silicona es sexy y ayuda a su montaje y desmontaje gracias a la flexibilidad que tiene.

Lo mejor es que puedes dejarla siempre puesta ya que se carga con el mismo cable lightning del iPhone y es capaz de cargar las dos baterías a la vez o una después de la otra, no sé bien cómo lo hará. Y personalmente, pese a lo fácil que es ponerla y quitarla, la dejaría siempre puesta. Además tiene un indicador de carga en la pantalla de bloqueo y el centro de notificaciones para saber cuánto nos queda en todo momento.

En definitiva, una funda que triunfará en ventas, sobre todo en el mercado americano donde están más acostumbrados al caviar del bueno, en España cada vez son más los poseedores de un iPhone que adoran Android, pero que no terminan de dar el salto hacia la plataforma, están entre Pinto y valdemoro, si es que esta Apple ya no es la que era!!! Ahora es muuuucho mejor!!!

¿iOS ó OSX?

De momento ambos sistemas porque cada uno de ellos ofrece grandes ventajas frente al otro. La pregunta que nos debemos hacer es ¿Todo en uno o varios dispositivos? El todo en uno es muy atractivo, a priori, desde el punto de vista económico, la mayoría prefiere tenerlo todo a su alcance, pero ¿esta opción es realmente la más barata? Depende, siempre a la hora de comprar un producto debemos meditar el uso que le vamos a hacer, nuestra necesidad real.

A veces nos engañamos a nosotros mismos pensando que vamos dedicarnos a editar video profesional, fotografía o a jugar a grandes juegos que requieran un procesador potente. Hay que ser objetivos y comenzar con productos básicos y conforme vayamos necesitando más, ir actualizando a productos mayores. Por eso Apple no crea sistemas híbridos, porque un sistema híbrido proporciona más de lo que realmente necesitamos y acabamos pagando más para nada. Mi consejo es comenzar con un iPad Mini, lo tienes todo para comenzar en el mundo de la informática, tiene un tamaño ideal para ser transportado con facilidad en una bandolera o bolso, su autonomía es de más de 10 horas y lo tienes a partir de 379€. iOS es un sistema estable, sencillo y controlado por Apple, así que no te calientes la cabeza, enciende tu iPad y disfruta o haz tu trabajo, y punto. Si necesitas más pantalla siempre puedes comprar un iPad Air por 100€ mas e incluso puedes optar por la opción con SIM para estar siempre conectado.

Si eres un profesional y necesitas máximo rendimiento a por el Mac, para comenzar yo te aconsejaría el MacBook Air de 11″ por poco mas de 800€ que vuela con su memoria ssd y te aguantará años, muchos años, en él podrás hacerlo todo, porque cuando hablamos de trabajo no existen barreras. Si no te mueves de la oficina será mejor que optes por un iMac que por poco mas de 1000€ tienes una pantalla de 21″ con una calidad increíble y sin la molestia de andar todo el rato cargando la batería. A partir de aquí ya son palabras mayores, si trabajas en grandes proyectos, no te la juegues y compra un MacBook Pro, un iMac de 27″ o el todo poderoso Mac Pro. La gama Pro no es para amas de casa ni para estudiantes universitarios, es para grandes profesionales que necesitan lo mejor a cualquier precio, si ganas lo suficiente no te lo pienses mas, si no perderás tu dinero absurdamente.

La nueva gama híbrida de Microsoft está llamando mucho la atención pero ni ofrece lo mejor de una tableta, ni lo mejor de un portátil, ni lo mejor de una buena estación de trabajo y tampoco son baratos, así que los desaconsejo totalmente.

¿El futuro hacia donde nos llevará? El futuro nos llevará a trabajar con gestos y la voz, trabajaremos con nuestras manos en el aire o sobre la mesa o en un papel y siempre dispondremos de un asistente al que hablaremos continuamente y nos ayudará en todo momento. Quizás el dispositivo que mas se acerque a este futuro sea el iPad. Así que aunque de momento tenemos Mac para rato, seguramente será el que antes despidamos.

La tele cambia

¡Ahora sí! Por fin la tele está cambiando, ya se encargó de ello un fiel cliente de Blockbuster en Estados Unidos que no contento con tener que devolver la película al día siguiente se le ocurrió crear una compañía llamada Netflix a partir de 8$ te permite ver un gran catálogo de cine y televisión en streaming sin salir de casa. Netflix lleva ya en Estados Unidos muchos años y junto con otros como Hulu, HBO y otros están ofreciendo por fin algo impensable hasta hace poco, disponer de todo un video club en casa de calidad.

Hasta ahora en España hemos tenido que aguantarnos con servicios de risa como Yombi de Canal+, Movistar Series, Ono, Etc. Pero Netflix llegó al fin y ha venido para quedarse, y tras más de un mes usándolo os aseguro que marcará un antes y un después en la historia del cine y la televisión.

¿Porque Netflix va a cambiarlo todo? Al fin y al cabo es lo mismo de siempre pero con un catálogo de películas y series muy reducido. Para algunos seguirá siendo mejor comprar cine o televisión en una tienda, grandes almacenes o a través de tiendas online. Para otros será, en cambio, mejor seguir descargando “ilegalmente” las películas y series aunque suponga una gran pérdida de tiempo, ancho de banda y disco duro.

Netflix va a cambiarlo todo porque está creando sus propias series de televisión y películas, y no son para nada malas, es más, me atrevería a decir que incluso son las mejores. Netflix está creando un nuevo formato de cine t televisión que a la larga acabará con el resto que al fina y al cabo está quemado, la industria del cine está acabada y aunque las series están en auge, van por el mismo camino y se van a quemar en poco tiempo dado la masificación que existe y que se basan siempre en lo mismo: violencia, sexo, efectos especiales y explosiones. Netflix apuesta por un modelo diferente que roza el cine independiente pero para cualquier tipo de público. Lo mejor, es que al disponer de contenido propio, todos los derechos son propios y las barreras de la localización desaparecen. Si normas lejos, yo que vivo en Francia puedo contratar Netflix en Francia y ver todas las series y pelis de Netflix no sólo en francés, también puedo verlas en Español, Inglés, Alemán, Italiano, etc. No importa dónde me encuentre ni en qué país resida, las barreras se terminaron.

Apple parece ser que está haciendo algo parecido y pronto veremos un servicio de streaming similar al de Netflix y con parte de contenido propio también. El futuro estará reñido por los servicios de streaming y no por las productoras y canales de televisión.

Si a todo esto le añadimos el nuevo Apple TV con una tienda de aplicaciones espectacular, videojuegos de calidad, diversión en familia con juegos tipo Wii, el asistente de voz Siri y acceso al emergente YouTube, Periscope, etc tenemos pues la televisión perfecta, una tele del siglo XXI ¡al fin!

Con todo esto, siempre queda un hueco para vez auténticas joyas del cine de los 80, 90 o de hace tan solo un par de años. Netflix funciona tan bien, es tan rápido y tiene tanta calidad que ahora adoro más que nunca los fines de semana. Hacer palomitas y poner una película en familia, con la manta, en el sofá, no tiene precio. Ya no hay que salir corriendo a ultima hora al videoclub y pasar frío para devolver la película. Esto es el futuro y por fin a llegado a casa.

Mi Apple Watch

Tras muchos meses con mi Apple Watch, n ome acuerdo cuantos, pero muchos, mi impresión ha mejorado un poco la verdad. Hubo unas primeras semanas de euforia predecible seguidas de un descenso ininterrumpido de la euforia hasta llegar realmente a plantearme vender el dispositivo por el poco uso, la escasez de aplicaciones y el rendimiento del mismo. Ahora me encuentro en una fase de incremento de satisfacción ya que los desarrolladores ya están mas desahogados con el iPhone 6S y su Touch 3D, con el nuevo iPad PRO y con el Apple TV 4, y por fin comienzan a verse apps nativas para el reloj que aportan esa dosis de usabilidad que los usuarios demandamos desde que prácticamente salió WatchOS 2, hacía falta desde luego apps para contabilizar nuestras tareas diarias, apps para reproducir podcast, apps para grabar notas con la voz, apps para responder mensajes, etc. Está claro que el Apple Watch 1 es un producto inacabado, un prototipo con una batería de escasa duración que impide sacar un rendimiento óptimo al procesador que opera en su interior, traduciéndose esto en lags continuos y tiempos de espera absurdos en un reloj de pulsera que traen como consecuencia la desesperación de tanto esperar sin resultado en el 50% de las veces y por ende salir a buscar el teléfono para completar la operación. Hay multitud de ventajas no obstante, esto y la esperanza de que alguna vez tanto Apple como los desarrolladores hagan su trabajo es lo que me hace no vender el reloj, sinceramente. Además, en cuanto salga un reloj que funcione en condiciones pienso vender el que tengo para, por un precio asequible, hacerme con el modelo nuevo. Es decir una vez que tienes ya un dispositivo es más fácil hacerte con una nueva versión vendiendo el modelo antiguo, cosa que no es lo mismo si partes de cero, el desembolso es mucho mayor.

Yo ahora estoy muy entretenido con Overcast para el Apple Watch que funciona mas bien mal, pero que cuando lo hace merece la pena ya que puedes controlar la velocidad de reproducción y que podcast quieres escuchar. También he comprado la app Fantastical que por fin me permite ver y editar mis recordatorios desde el reloj y que funciona algo mejor, aunque también falla de vez en cuando y fastidia mucho la verdad. Otra app que uso mucho es la Instapaper que hasta el momento no va mal. La App Things ha sacado hace muy poco su versión nativa para el Apple Watch y estoy francamente muy contento por lo bien que funciona y lo rápida que es, creo que es la mejor de todas las que han pasado por mi reloj. La verdad que después de WatchOS 2 la app música ha mejorado mucho y poco a poco van apareciendo complicaciones realmente útiles que sirven de vistazo rápido y acceso directo a la aplicación.

Ya os digo, no hay grandes mejoras por el momento, pero hay que ser fuerte y aguantar con él hasta futuras versiones que mejoraran a bien seguro, ya que el reloj es un dispositivo estupendo que realmente tiene una utilidad y aunque a priori parezca un capricho, se me hace cada día mas indispensable.

¡Pasada de Festival!

Un año más Apple ha puesto a disposición de cualquiera y de forma gratuita una serie de conciertos de artistas hiper conocidos y otros no tanto que han asistido como teloneros y nos han dejado como no podría ser de otra manera un muy buen sabor de boca. Desde Londres, la cuna de los mejores músicos y artistas del mundo, Apple Music Festival se retransmite cada año por estas fechas y no deja indiferente a nadie. De hecho cada año sigo preguntándome porque Apple no cobra por verlos, ya que la calidad tanto del evento como de la retransmisión es impecable.

Ver un concierto de en directo pese a los fallos o defectos que pueda presentar la actuación es todo un deleite para los sentidos, y más aún cuando asistes en cuerpo y alma. Pero si lo ves en casa ya es otro cantar, en Apple Music Festival si dispones de una buena tele en HD, una conexión decente a internet y unos buenos altavoces estéreo podrás sentirte casi como si estuvieras allí. La realización y el espectáculo en general es impresionante, el despliegue es digno de Apple y la calidad rezuma en cualquiera de sus espectáculos.

Ver un concierto en directo es la mejor forma de descubrir a un artista, verlo tocar un instrumento, cantar, bailar y hablar con el público lo dice todo de un artista y cada año con Apple Music Festival yo personalmente descubro una gran cantidad de ellos que luego escucho durante todo el año. Da igual el género que más te guste, puedes incluso descubrir géneros que desconocías, si te gusta la música, no dudes en ver estos conciertos, es gratis y altamente recomendable.

Los artistas ya ganan dinero con los conciertos, vender música para ellos ya es secundario por la piratería a consecuencia como no del salto tan grande que estamos viviendo. Hay que cambiar la forma de pensar, nuestros hábitos u la forma en la que gastar nuestro dinero. Parece que el negocio del streaming va viento en popa pero por poco tiempo, la competencia es feroz y pronto la música se distribuirá gratuitamente. Estos conciertos son ahora mismo un gran impulso y motivo para que muchos de nosotros decidamos pagar por la música y también decidamos asistir en directo a un concierto.

Si estáis leyendo esto daos prisa para ver los conciertos de Apple Music Festival ya que están disponibles por tiempo limitado en iTunes, la App Música en iOS, la web de Apple y el Apple TV.

Siri, tenemos un problema

Tenemos un problema y grave que debe ser solucionado pronto. Me refiero al comportamiento de Siri en prácticamente el 80% de las veces que lo uso, y es que el asistente de voz de Apple, el que le da vida al Apple Watch funciona bien en muy pocas ocasiones hasta el punto de que resulta ya un suplicio usarlo. El problema es que Siri necesita una conexión continúa a internet y buena, porque con apenas cobertura puedo enviar un SMS o un simplemente mensaje de iMessage pero si no hay una excelente cobertura 3G, una comunicación Bluetooth de primera y una conexión WiFi alta y a gran velocidad, de nada sirve el asistente de voz.

El Apple Watch no tiene teclado, la pantalla es muy pequeña y resulta imposible escribir sobre ella. La gran característica del Apple Watch es que es un reloj inteligente, que es mucho más de lo que hace una pulsera de actividad física, si hay algo que caracteriza a Apple es que todo lo que fabrica funciona. En este caso no es así, Siri no funciona, y no parece que vaya a hacerlo en mucho tiempo por lo que el Apple Watch queda reducido a un simple artículo de moda y lujo.

Esta mañana he intentado enviar un mensaje más de 10 veces sin éxito, lo he probado todo, pero al final Siri se ha rendido y ni siquiera era capaz de recoger el texto que le iba dictando. Ya no es que sea problema solo de comunicación, es ya problema de software, así que si quieren realmente vender relojes que se apliquen el cuento porque si no les puede costar un verdadero fracaso.

En mi opinión en problema quedaría resuelto si Apple guardada las respuestas en el mismo dispositivo y las actualizará cuando se actualiza el sistema, de esta manera las respuestas serían mucho más rápidas cuando se prescinde de una buena conexión a internet y no se requiere su uso. Pero Apple se empeña en que hay que tener una buena comunicación siempre, y ese problema me temo que lo tendremos siempre, a no ser que Apple monte su propia operadora con n redes propias de comunicación y solucione el problema de usan vez por todas, hasta entonces poco habrá que hacer.